La Opinión Popular
                  13:31  |  Domingo 05 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Opinar libremente por redes sociales sin rigor científico es muy fácil, gobernar con sensatez y responsabilidad es otra cosa, no es para cualquiera". Jorge Busti
Recomendar Imprimir
Nacionales - 21-06-2020 / 13:06
MARCHA A FAVOR DE LOS DUEÑOS QUE QUEBRARON LA EMPRESA

Banderazo macrista en contra del rescate de Vicentin

Banderazo macrista en contra del rescate de Vicentin
Defienden a la empresa de granos y aceites Vicentin, que está quebrada, que no le paga a miles de productores rurales a quienes dejó colgados con enormes deudas, que recibió millones del Estado, durante el gobierno de Macri, cuando ya lo estaba y cuyos dueños pasean en yates millonarios para no hacer la cuarentena.
 Productores agropecuarios, sectores de la oposición macrista y algunos vecinos llevaron adelante una protesta en distintos puntos del país contra la posible expropiación de la cerealera Vicentin, a la que se sumaron luego una pluralidad de consignas, contra el "comunismo" o la "falsa" pandemia, ya que todas son buenas para atacar al gobierno, en el marco de lo que se definió como un "banderazo nacional".

Defienden a la empresa de granos y aceites Vicentin, que está quebrada, que no le paga a miles de productores rurales a quienes dejó colgados con enormes deudas, que recibió millones del Estado, durante el gobierno de Macri, cuando ya lo estaba en cesación de pagos y cuyos dueños pasean en yates millonarios para no hacer la cuarentena.

Con consignas delirantes como "sí a la propiedad privada"; "Korruptos a la cárcel"; "basta de cuarentena"; "sí a la libertad" y "no queremos ser Venezuela", la movilización que tuvo se epicentro en la ciudad santafesina de Avellaneda se replicó en la Capital Federal, con cecerolazos en distintos barrios y una concentración de personas y caravana de vehículos frente al Obelisco, desde donde se trasladaron luego a la Plaza de Mayo.

Además de los manifestantes estuvieron presentes en la movilización los principales referentes de las cámaras agropecuarias que integran la Mesa de Enlace (Confederaciones Rurales Argentinas, Sociedad Rural Argentina, Federación Agraria Argentina y CONINAGRO).

A ellos se les sumaron diputados nacionales de Juntos por el Cambio y la agrupación Campo + Ciudad, que también estuvo entre los que convocaron al "banderazo" que recordó al conflicto por la resolución 125 que tuvo lugar en 2008.

El grupo de choque mediático de la escudería macrista, integrado por conocidos periodistas, políticos y hombres de negocios, se lanzó a morderle los tobillos al Presidente de la Nación, para impedir el salvataje de Vicentin por parte del Estado, ya que sería un "inaceptable avance del Estado sobre la actividad privada".
 
La Opinión Popular
 

 

 
Cuando al antiperonismo se le suma el odio clasista, aparece el gorila
 
El gobierno de Alberto F. sólo propone que las "grandes fortunas" cedan una pequeña parte de su patrimonio para paliar el hambre que dejó de herencia un gobierno que gobernó para favorecerlas.
 
Además quiere (hasta el momento) expropiar la empresa de granos y aceites Vicentin, que está quebrada, que recibió millones cuando ya lo estaba y cuyos dueños pasean en yates millonarios para no hacer la cuarentena.
 
Es posible que lo logre, pero tiene muchas fuerzas en contra. Un periodismo altisonante, burlesco, guerrero, con odio a las clases populares, con desprecio soberbio y brutal. Ese periodismo responde a los intereses de las clases dominantes, que lo poseen y le señalan la línea de la famosa "grieta".
 
Alberto F. necesitará crear poder para poder enfrentar enemigos tan decididos y poderosos. No alcanza solamente con el poder de las masas, es necesaria la decisión de luchar. Perón no la tuvo. Rosas sí, pero perdió la batalla de Caseros.
 
Acaso Perón quedara intimidado por el luctuoso episodio del que en este mes de junio se cumplen 65 años, el bombardeo a la Plaza de Mayo por aviones de la Marina y la Fuerza Aérea. Fue una catástrofe humanitaria.
 
Durante estos días se lo ha recordado eficazmente, pero nada será suficiente para seguir llevándolo a primer plano. El odio que desplegó la metralla del 16 de junio sigue vigente hoy.
 
Los que cacerolean tienen cacerolas y no aviones Gloster Meteor, pero tienen el mismo odio. Se puede ser antiperonista. Pero cuando al antiperonismo se le suma el odio clasista aparece el gorila.
 
Hemos visto a un señor manifestarse contra el gobierno de Alberto con una foto de Videla. Debajo de la foto decía, reclamaba: "Se lo necesita". ¿Eso qué es? ¿Eso no es odio?
 
Si tuvieran aviones y no cacerolas volverían a bombardear la Plaza de Mayo y la Casa de Gobierno. Hubo, el 16 de junio, más de 300 muertos. Hombres, mujeres y niños. Peronistas y no peronistas.
 
En el fuselaje de los aviones se veía una V y una cruz encima. Quería decir: "Cristo Vence". Era en nombre del mismísimo "hijo de Dios" que asesinaban a ciudadanos sin armas. ¿Así vence Cristo? Así vencía Torquemada.
 
Así vencían los conquistadores españoles, que mataron millones de seres de las civilizaciones de nuestra América. Con la Cruz y con la Espada.
 
Durante estos días presenciamos las manifestaciones populares en EEUU. Esos manifestantes (que son negros y son blancos) destruyeron y tiraron al agua estatuas de Cristóbal Colón. Fue en Boston y fue en Richmond. No quieren a los genocidas, a los de ayer y a los de hoy. Estamos con ellos.
 
Por José Pablo Feinmann
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
05-07-2020 / 10:07
Se complica la situación de Daniel "Tano" Angelici, por las escuchas ilegales. El ex presidente de Boca fue un hombre muy cercano a Mauricio Macri y a Juan Sebastián De Stéfano, exdirector de asuntos jurídicos de la AFI. Su nombre late fuerte en torno a la causa del espionaje ilegal macrista.
 
Las declaraciones en el Congreso de dos altos funcionarios de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Macri indicaron que el área de Jurídicos, cuya tarea eran las relaciones con el Poder Judicial, se transformó en la más importante del organismo.
 
Estaba a cargo del "Enano" De Stéfano, un hombre de Angelici, uno de los operadores judiciales más afilados del macrismo. Esa área concentró desde visitas a jueces con causas que interesaban a las Casas Rosada y hasta las transcripciones de escuchas que terminaban en manos de medios y periodistas serviciales como Luis Majul.
 
Una de las dos personas que declararon en el Congreso fue detenida en el marco de la causa por espionaje ilegal masivo a dirigentes políticos. La otra fue citada como testigo. No son perejiles, sino todo lo contrario.
 
Se trata de Diego Dalmau Pereyra y Martín Coste, respectivamente, quienes ocuparon sucesivamente la Dirección de Contrainteligencia de la AFI. Uno de carrera militar, el otro con  casi dos décadas entre los espías, fueron parte del aparato de inteligencia macrista a la vez que, según relataron, tuvieron diferencias con Gustavo Arribas y Silvia Majdalani por el uso partidario de la agencia.
 
"Todo pasaba por Jurídicos", aseguró y repitió Dalmau Pereyra. "Fue la estructura más fuerte de la gestión Arribas-Majdalani", dijo Coste. Todo lo escucharon los diputados Leopoldo Moreau, Rodolfo Tailhade, Cristian Ritondo y el senador Martín Doñate, miembros de la Bicameral de Inteligencia. Eduardo Valdés también participó en el testimonio de Dalmau Pereyra.
 
A Angelici se le atribuye influencia sobre Juan Mahiques, ex viceministro de justicia y representante del Gobierno de Macri en el Consejo de la Magistratura, desde donde aseguran que presionaba a jueces por fallar en contra. Ahora es fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires.
 
La Opinión Popular
 

05-07-2020 / 08:07
04-07-2020 / 10:07
04-07-2020 / 09:07
Cuando la Cámara Federal rechazó la preventiva ilegal a dos empresarios perseguidos por Mauricio Macri, el macrismo la despedazó y tres de sus cuatro jueces, Eduardo Farah, Eduardo Freiler y Jorge Ballestero salieron expulsados por la ventana; los jueces Luis Arias y Martina Fons que detuvieron el aumento desmedido de tarifas fueron aniquilados por el macrismo; y los jueces laborales Mirta González Burbridge, Diana Cañal y Luis Raffaghelli, que reinstalaron trabajadores despedidos por el macrismo más los jueces Enrique Arias Gibert y Graciela Marino que se opusieron a los despidos en Telam, fueron todos denunciados por Cambiemos ante el Consejo de la Magistratura que ellos controlaban.
 
Hay mucho más. Esta sólo es la información que determinó la amonestación al gobierno macrista por parte del relator de la ONU para la independencia de los jueces, un récord internacional anti republicano de Cambiemos.
 
Con esa influencia determinante sobre tantos jueces y fiscales, durante cuatro años el macrismo se dedicó a perseguir a funcionarios y dirigentes de la gestión anterior, así como a empresarios acusados de haberla apoyado y a opositores, sindicalistas y dirigentes sociales.
 
Crearon causas tan absurdas como la de unos cuadernos que no existían. Se aceptaron fotocopias que fueron entregadas misteriosamente a un periodista del PRO del diario La Nación. Y aún así para conseguir la prueba tuvieron que aplicar la ley del arrepentido en forma extorsiva contra ex funcionarios y empresarios.
 
No hay un solo elemento sano en todo ese cuerpo probatorio, como tampoco lo hay en la mayoría de las causas fraguadas con el lawfare, con falsos peritos, excavaciones desopilantes en la Patagonia, show mediático del maltrato a detenidos y el festival de preventivas irregulares para contribuir al circo mediático. Si hubo o no corrupción durante los gobiernos K quedará en la incógnita porque, en la mayoría de las causas que abrieron, se ve la mano en la trampa. 
 

03-07-2020 / 12:07
En los últimos meses se han reportado 60 abominables hechos delictivos contra silobolsas con granos en campos de productores de diferentes provincias. Las pérdidas significan un perjuicio económico para el productor y los Estados nacional, provincial y municipal que dejan de recaudar a través de impuestos y tasas al no poderse vender. 
 
Ayer la cadena agroindustrial respaldó el proyecto de Ley de Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, para enfrentar al delito rural y pidió un rápido tratamiento en el Congreso. Mientras, sectores de la oposición política, mediática y económica mas gurka encontraron una nueva excusa para atacar al gobierno; esta vez pretenden responsabilizarlo por la perpetración de delitos penales en establecimientos agropecuarios como la rotura de silobolsas.
 
La desmesura de estos renovados ataques al gobierno fueron estimulados por los grandes medios de comunicación porteños. Algunos periodistas no dudaron en atribuir la comisión de esos delitos al kirchnerismo, aunque no se sintieron en la obligación de presentar una sola prueba pese a la gravedad de las imputaciones.
 
Es más, ya van varios días de esta campaña -a la que se sumaron algunas entidades agropecuarias, instituciones económicas, dirigentes políticos y rurales y medios de comunicación afines- sin que nadie pueda aportar evidencias para respaldar las acusaciones. A pesar de ello, nadie bajó el tono de los violentos discursos.
 
En el colmo del extravío, una de las entidades rurales llegó a acusar al presidente de la Nación por su "silencio cómplice", dando a entender que la máxima autoridad política del país está vinculado a los hechos. Una verdadera falta de prudencia y discernimiento.



NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar