La Opinión Popular
                  14:37  |  Domingo 05 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Opinar libremente por redes sociales sin rigor científico es muy fácil, gobernar con sensatez y responsabilidad es otra cosa, no es para cualquiera". Jorge Busti
Recomendar Imprimir
Nacionales - 18-06-2020 / 09:06
VÍCTIMAS, VICTIMARIOS Y FUEGO CRUZADO

Espionaje ilegal: María Eugenia Vidal, la obsesión de Macri

Espionaje ilegal: María Eugenia Vidal, la obsesión de Macri
Si Larreta salió públicamente a decir que cree que Macri no tuvo nada que ver, Vidal por el momento no ha dicho nada. Hay colaboradores de ella que tienen dudas sobre la participación o no del ex mandatario, pero particularmente la ex gobernadora mantiene la cautela ante un tema del que no tomó conocimiento directo y sobre el que prefiere esperar a ver el expediente y observar cuáles son las pruebas antes de pronunciarse.
Hace mucho tiempo que la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal sospechaba que la espiaban desde la Casa Rosada durante la presidencia de Mauricio Macri. Ahora, todo eso ya es parte de un expediente judicial y con abundante material probatorio. Queda muy complicada la figura de Macri porque ya tiene antecedentes en la cuestión de escuchar al prójimo.
 
Vidal se presentará como querellante en la causa en la que se investigan acciones de espionaje ilegal en la AFI durante la presidencia de Macri. La ex gobernadora hasta ahora mantiene un bajo perfil sobre el tema y espera a ver qué hay en el expediente, pero ya tiene decidido impulsar la acción penal, como lo decidieron también el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el vicejefe, Diego Santilli.
 
El hecho de que Vidal aparezca en la lista de espiadas en la causa que investiga el espionaje ilegal es uno de los más complejos en términos de las internas de Junto por el Cambio. Es cierto que también aparecen otros dirigentes del "ala dialoguista" como Emilio Monzó, Nicolás Massot y Cristian Ritondo. Pero el caso de Vidal cobra particular importancia porque la ex gobernadora ya se enteró dos veces en el pasado de que la espiaba su propio gobierno y hasta le llevó el tema a Macri cuando era presidente.
 
En ese momento, el mandatario negó todo y lo mismo hicieron las principales autoridades de la AFI, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani. Esta última, además, era muy cercana a Santilli, quien ahora aparece entre los espiados, lo que puede traer nuevas complicaciones internas en el espacio político.
 

 
En términos cronológicos, el primer momento en que Vidal supo que la podían estar espiando fue luego de que la AFI decidiera instalar bases en la provincia de Buenos Aires, supuestamente para combatir al narcotráfico. Esto ocurrió en 2017.
 
Pero la cosa pasó a otro nivel cuando Ritondo tomó conocimiento de una escucha legal en la que contaban cómo la AFI estaba operando a través de esas bases para desestabilizarlo a él y también la espiaban a Vidal. Cuando le contó esto a la gobernadora, ella llevó el tema al presidente y exigió que se desactivaran las bases de la AFI.
 
Y fue en la causa D'Alessio, en 2019, cuando Vidal tuvo el segundo indicio de que la espiaban. Si bien la gobernadora nunca pudo ver el expediente porque no fue citada por el juez Alejo Ramos Padilla, sí se enteró de que aparecía entre las espiadas. En ese momento, hubo una segunda charla con Macri y una segunda seguidilla de funcionarios diciendo que ellos no habían sido.
 
Todo quedó en el aire hasta que, por tercera vez ahora, una causa ratifica que a Vidal la espiaban desde la AFI durante la presidencia de Macri.
 
Por ahora, dentro del espacio intentan que el tema no genere más diferencias internas, mientras Macri busca convencer a todos de que es "una causa armada", que le "plantaron" familiares suyos entre los espiados y que él no tuvo nada que ver. Intenta revertir el escándalo diciendo que ellos también eran espiados y que había una conspiración en la que involucran al papa Francisco.
 
La Opinión Popular
 
 
Pocos meses habían transcurrido del año 2016 cuando Cristian Ritondo, por entonces ministro de Seguridad bonaerense, recibió en su despacho un pormenorizado informe sobre la compra de equipamiento en Nación para realizar escuchas y seguimientos.
 
La erogación se habría hecho, según el informante que tenía frente a frente el ahora diputado nacional, por una cifra muy importante y a pedido de las más altas autoridades del gobierno nacional.
 
En ningún momento se habló que esos "fierros" fueran adquiridos por y para la AFI. Es más, el ministro provincial no se habría convencido demasiado de la veracidad de aquellos datos. El tema quedó allí.
 
Hoy, con el avance de las causas judiciales por el supuesto espionaje clandestino durante el gobierno de Cambiemos aquello cobra un valor distinto. Desde el primer instante, los movimientos de María Eugenia Vidal y su gente eran 'cuestión de Estado' para los despachos cercanos a Mauricio Macri.
 
La causa que se tramite en el Juzgado Federal N°1 de Lomas de Zamora, a cargo del doctor Federico Villena, van en esa y otras direcciones. El "fuego amigo" ya fue anticipado, y con detalles, en este medio en nota del 18/07/2018. El avance de esta historia, con miles de capítulos muy interesantes, podría provocar varias acciones políticas al mismo tiempo.
 
El almuerzo del viernes 12/06, casi multiplicador del Covid-19 entre dirigentes opositores, es revelador de una maniobra que se viene tejiendo desde hace un tiempo. La idea de conformar un espacio político que prescinda electoralmente de la figura de Mauricio Macri.
 
Aunque ello no pueda ser atribuido al anfitrión del encuentro Horacio Rodriguez Larreta, sí es pensamiento de otros actores presentes allí como el caso de María Eugenia Vidal y Emilio Monzó, quienes parecen haber dejado de lado viejas diferencias.
 
También estuvo en el lugar el senador nacional Martín Lousteau, como representante del radicalismo, partido político que guarda varias facturas en su cuenta para llevarle, llegado el caso, a la quinta Los Abrojos. Más allá de la buena mirada que Macri tiene sobres posiciones que expresa hoy el diputado nacional Alfredo Cornejo, ex gobernador de Mendoza.
 
Para Vidal y su gente no es nuevo lo que ahora cobra relevancia judicial. Ya lo sabían y fueron a decírselo a Macri en su oportunidad.
 
Por supuesto que ahora se conocen más detalles que podrían quitarla a Vidal sólo del rol de víctima para pasar a ser, también, victimaria. Cuando la semana pasada el obispo Jorge Lugones visitó al juez Villena escuchó varios audios donde confirmaban el interés de los espías por saber si detrás de los movimientos de la Iglesia Católica había alguna intencionalidad del papa Francisco en ser artífice de la construcción de un espacio político.
 
Nada nuevo: recordar la frialdad en la relación entre el Vaticano y el macrismo. Bajo siete llaves aún se guarda el secreto del motivo por la cual Jorge Bergoglio no quiso hablar con Marcos Peña cuando Macri intentó pasarle el teléfono. Al parecer, la necesidad de estar informado que tenía el ex Jefe de Gabinete de Ministros traspasaba las fronteras de la provincia de Buenos Aires.
 
Entre los datos que se trajo el jesuita Lugones, hay uno revelador y es la presunta vinculación entre el agente de la AFI, Iván Ruiz -cercano a Patricia Bullrich-  y el ahora diputado provincial Alex Campbell, mano derecha de Vidal, al punto que la ex gobernadora se habría contagiado de coronavirus tras haberse reunido con él.
 
¿Para quién recolectaba información Campbell? Más detalles sobre esta cuestión podrían hacer girar la rueda y ubicarla a la ex gobernadora como parte del mismo entramado del que acusan a Macri.
 
Esto es lo que afirman quienes exhiben un dato adicional. Se trata del procesamiento del ex titular de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad, Guillermo Berra, quien habría participado de tareas de "inteligencia" sin orden judicial sobre diversos objetivos entre los que se encontraban intendentes municipales bonaerenses (Mario Ishii y Juan Patricio Mussi, quien era diputado nacional Fernando Espinoza, el ex juez César Melazo y el ex jefe de gabinete de Ritondo, el Dr. Marcelo Rochetti).
 
Acerca de éste se refirió varias veces Elisa Carrió en los tiempos cuando ella ponía el grito en el cielo sobre supuestos seguimientos de los que ella habría sido víctima de parte de la AFI. En su última conversación con Macri quizá le haya recordado que nunca le cumplió la promesa de correr a Silvia Madjalani de la jefatura adjunta de la AFI, a finales del año 2016.
 
Tal como se ve, el objetivo de poner en escena este entramado ha provocado la necesidad de subir al ring a Macri como referente más claro de la oposición. Pero, al mismo tiempo, dinamitar el espacio opositor, sembrando desconfianza y deslealtades.
 
Cierto es también que la lealtad en la política no existe. Pero en su idea de ampliar la base de sustentación con peronistas, en Juntos por el Cambio encuentran ahora una dificultad: son muchos los que no quieren avanzar en un armado que tenga como laderos de Vidal a Alex Campbell y a Federico Salvai.
 
Para ellos, Emilio Monzó sí sería una garantía. Mucho más ahora que, como varios peronistas que se ilusionaron con la posibilidad de la creación del "Albertismo" ven cada vez más lejana esa concreción. La omnipresencia de Cristina Fernández de Kirchner es demasiado clara.
 
Al margen de todas las teorías que suelen esbozarse en la relación Alberto Fernández y CFK, hay otras señales para interpretar en este sendero. La prevalencia de Sergio Berni lo ha colocado como uno de los dirigentes con mejor imagen de la Argentina.
 
No deja de ser un dato a tener en cuenta, sobre todo si se conocen sus aspiraciones políticas futuras. Sin mover un paso de su conducción política, Berni es vocero de un sector de la sociedad que ve en su accionar ciertas demandas muy pocas veces atendidas por la dirigencia política.
 
Mientras el fuego cruzado en el oficialismo y la oposición aumentan su volumen, subyace una pregunta que suele ser clave. Mucho más en momentos de extrema angustia por los efectos de la pandemia: ¿Quién le habla hoy a la clase media?
 
En otras palabras, ¿quién ocupa la ancha avenida del medio que Sergio Massa pavimentó durante mucho tiempo? Por ahora, no hay respuestas. Sólo indicios, pero muy débiles.
 
Por Sebastián Dumont, periodista especializado en política de la Provincia de Buenos Aires. 
 
Fuente: Urgente24
 

Agreganos como amigo a Facebook
05-07-2020 / 10:07
Se complica la situación de Daniel "Tano" Angelici, por las escuchas ilegales. El ex presidente de Boca fue un hombre muy cercano a Mauricio Macri y a Juan Sebastián De Stéfano, exdirector de asuntos jurídicos de la AFI. Su nombre late fuerte en torno a la causa del espionaje ilegal macrista.
 
Las declaraciones en el Congreso de dos altos funcionarios de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno de Macri indicaron que el área de Jurídicos, cuya tarea eran las relaciones con el Poder Judicial, se transformó en la más importante del organismo.
 
Estaba a cargo del "Enano" De Stéfano, un hombre de Angelici, uno de los operadores judiciales más afilados del macrismo. Esa área concentró desde visitas a jueces con causas que interesaban a las Casas Rosada y hasta las transcripciones de escuchas que terminaban en manos de medios y periodistas serviciales como Luis Majul.
 
Una de las dos personas que declararon en el Congreso fue detenida en el marco de la causa por espionaje ilegal masivo a dirigentes políticos. La otra fue citada como testigo. No son perejiles, sino todo lo contrario.
 
Se trata de Diego Dalmau Pereyra y Martín Coste, respectivamente, quienes ocuparon sucesivamente la Dirección de Contrainteligencia de la AFI. Uno de carrera militar, el otro con  casi dos décadas entre los espías, fueron parte del aparato de inteligencia macrista a la vez que, según relataron, tuvieron diferencias con Gustavo Arribas y Silvia Majdalani por el uso partidario de la agencia.
 
"Todo pasaba por Jurídicos", aseguró y repitió Dalmau Pereyra. "Fue la estructura más fuerte de la gestión Arribas-Majdalani", dijo Coste. Todo lo escucharon los diputados Leopoldo Moreau, Rodolfo Tailhade, Cristian Ritondo y el senador Martín Doñate, miembros de la Bicameral de Inteligencia. Eduardo Valdés también participó en el testimonio de Dalmau Pereyra.
 
A Angelici se le atribuye influencia sobre Juan Mahiques, ex viceministro de justicia y representante del Gobierno de Macri en el Consejo de la Magistratura, desde donde aseguran que presionaba a jueces por fallar en contra. Ahora es fiscal general de la Ciudad de Buenos Aires.
 
La Opinión Popular
 

05-07-2020 / 08:07
04-07-2020 / 10:07
04-07-2020 / 09:07
Cuando la Cámara Federal rechazó la preventiva ilegal a dos empresarios perseguidos por Mauricio Macri, el macrismo la despedazó y tres de sus cuatro jueces, Eduardo Farah, Eduardo Freiler y Jorge Ballestero salieron expulsados por la ventana; los jueces Luis Arias y Martina Fons que detuvieron el aumento desmedido de tarifas fueron aniquilados por el macrismo; y los jueces laborales Mirta González Burbridge, Diana Cañal y Luis Raffaghelli, que reinstalaron trabajadores despedidos por el macrismo más los jueces Enrique Arias Gibert y Graciela Marino que se opusieron a los despidos en Telam, fueron todos denunciados por Cambiemos ante el Consejo de la Magistratura que ellos controlaban.
 
Hay mucho más. Esta sólo es la información que determinó la amonestación al gobierno macrista por parte del relator de la ONU para la independencia de los jueces, un récord internacional anti republicano de Cambiemos.
 
Con esa influencia determinante sobre tantos jueces y fiscales, durante cuatro años el macrismo se dedicó a perseguir a funcionarios y dirigentes de la gestión anterior, así como a empresarios acusados de haberla apoyado y a opositores, sindicalistas y dirigentes sociales.
 
Crearon causas tan absurdas como la de unos cuadernos que no existían. Se aceptaron fotocopias que fueron entregadas misteriosamente a un periodista del PRO del diario La Nación. Y aún así para conseguir la prueba tuvieron que aplicar la ley del arrepentido en forma extorsiva contra ex funcionarios y empresarios.
 
No hay un solo elemento sano en todo ese cuerpo probatorio, como tampoco lo hay en la mayoría de las causas fraguadas con el lawfare, con falsos peritos, excavaciones desopilantes en la Patagonia, show mediático del maltrato a detenidos y el festival de preventivas irregulares para contribuir al circo mediático. Si hubo o no corrupción durante los gobiernos K quedará en la incógnita porque, en la mayoría de las causas que abrieron, se ve la mano en la trampa. 
 

03-07-2020 / 12:07
En los últimos meses se han reportado 60 abominables hechos delictivos contra silobolsas con granos en campos de productores de diferentes provincias. Las pérdidas significan un perjuicio económico para el productor y los Estados nacional, provincial y municipal que dejan de recaudar a través de impuestos y tasas al no poderse vender. 
 
Ayer la cadena agroindustrial respaldó el proyecto de Ley de Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, para enfrentar al delito rural y pidió un rápido tratamiento en el Congreso. Mientras, sectores de la oposición política, mediática y económica mas gurka encontraron una nueva excusa para atacar al gobierno; esta vez pretenden responsabilizarlo por la perpetración de delitos penales en establecimientos agropecuarios como la rotura de silobolsas.
 
La desmesura de estos renovados ataques al gobierno fueron estimulados por los grandes medios de comunicación porteños. Algunos periodistas no dudaron en atribuir la comisión de esos delitos al kirchnerismo, aunque no se sintieron en la obligación de presentar una sola prueba pese a la gravedad de las imputaciones.
 
Es más, ya van varios días de esta campaña -a la que se sumaron algunas entidades agropecuarias, instituciones económicas, dirigentes políticos y rurales y medios de comunicación afines- sin que nadie pueda aportar evidencias para respaldar las acusaciones. A pesar de ello, nadie bajó el tono de los violentos discursos.
 
En el colmo del extravío, una de las entidades rurales llegó a acusar al presidente de la Nación por su "silencio cómplice", dando a entender que la máxima autoridad política del país está vinculado a los hechos. Una verdadera falta de prudencia y discernimiento.



NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar