La Opinión Popular
                  07:11  |  Viernes 29 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“La pandemia nos demostró que vivimos en un país injusto y que la calidad de vida incide fuertemente en el riesgo de contagio”. Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 15-05-2020 / 09:05
CON UNA INVERSIÓN DE 29 MIL MILLONES DE PESOS

Alberto Fernández lanzó Argentina Construye: un plan de viviendas populares que generará 750.000 empleos

Alberto Fernández lanzó Argentina Construye: un plan de viviendas populares que generará 750.000 empleos
MANOS A LA OBRA. En medio del parate impuesto por la cuarentena, el Gobierno apuesta a la recuperación del empleo a través de la construcción de viviendas y la refacción de otras en los barrios populares. Prevé una inversión de 29 mil millones de pesos, la creación de 750.000 puestos de trabajo y la participación de las organizaciones sociales.
Para encarar el relanzamiento económico en medio del parate de la cuarentena, el presidente Alberto Fernández anunció el plan Argentina Construye que se propone inyectar 29 mil millones de pesos en los próximos meses con el objetivo de crear 750 mil puestos de trabajo con la construcción de 5 mil viviendas, que se agregarán a las que ya están en marcha, y otras tareas de refacción en los barrios populares.
 
El Argentina Construye agrupa varias iniciativas elaboradas desde el ministerio de Habitat y Vivienda que encabeza María Eugenia Bielsa. El programa permitirá recuperar "la construcción de vivienda con mayúscula" en el país, en articulación con gobiernos locales, pymes, cooperativas, gremios, mutuales y trabajadores independientes. Los planes fueron pensados para tener una rápida llegada al territorio y que puedan ser organizados por municipios y concretados por organizaciones sociales.
 
Las 11 líneas de trabajo que mencionó Bielsa serán: mejoras en organizaciones comunitarias, equipamientos comunitarios, construcción, refacción y ampliación de viviendas, lotes con servicios, mejoramientos con microcréditos, conexiones domiciliarias, mejoramiento conexión de gas, núcleos sanitarios y completamientos barriales. Cada línea cuenta con su propia proyección de número de obras, su localización, sus destinatarios, sus constructores y los actores políticos a cargo, por lo general provincias y municipios. 
 

 
"La construcción de vivienda es una muy buena forma de poner en marcha una economía que estaba muy quedada, porque tiene un efecto multiplicador, y porque gran parte de lo que se necesita para construirla no tenemos que importarlo de ningún lado, sino que lo hacemos nosotros", sostuvo el Presidente en la presentación junto a empresarios, sindicalistas y dirigentes sociales de un proyecto que evaluó como "muy ambicioso" para estos momentos.
 
"La palabra solidaridad adquiere en este momento un valor inmenso. Cuando pensamos que alguien tenga un baño digno o que construya una habitación más para vivir un poco más cómodo, estamos volviendo a ser solidarios", destacó el Presidente al convocar al "enorme desafío de pensar qué sociedad queremos cuando la pandemia termine".
 
Consideró que la pandemia "desnudó un país frente a nosotros" y que lo importante ahora es cambiarlo. En ese país que quedó al desnudo, mencionó los ocho millones de personas que se inscribieron para recibir asistencia en medio de la cuarentena y que en su gran mayoría se encontraban fuera del sistema, desvinculados del Estado. "Debemos construir una sociedad que integre a todos, no una que excluya y menos que hace de cuenta que el otro no existe", expresó.
 
La línea que prevé la mayor inversión tiene que ver con la construcción de miles de viviendas. Para cumplir ese ambicioso objetivo se otorgarán créditos para construcciones de hasta 60 metros cuadrados -incluye el costo de materiales y mano de obra- en lotes propiedad del adjudicatarios o provistos por el fideicomiso Procrear o los municipios.
 
La Opinión Popular
 
 
El Gobierno lanzó mega plan de $29.000 millones para construir 5.500 viviendas: los detalles
 
Alberto Fernández anunció el lanzamiento del programa Argentina Construye con la intención de reactivar el empleo en un momento economía "complicada"
 
El presidente Alberto Fernández lanzó esta tarde el programa federal Argentina Construye, para el que se destinarán 29.000 millones de pesos para la construcción de 5.500 viviendas nuevas en barrios vulnerables.
 
"En esta economía, que está complicada, y en este contexto epidemiológico tenemos la vocación de crear trabajo. Tenemos por delante un enorme desafío", enfatizó Fernández al realizar el anuncio desde la Residencia de Olivos.
 
Fernández aseguró que poner en marcha un plan de viviendas "no necesita más que la decisión política de hacerlo" y destacó que además es un gran generador de empleo, sobre todo en el marco de la pandemia y la falta de actividad y también con los cuidados necesarios.
 
Acerca del impacto que tendrá la iniciativa en el mercado de trabajo, el Gobierno detalló que se generarán 755.000 puestos. Unos 344.000 serán de manera directa, mientras que se estima 411.00 de manera indirecta.
 
Además, subrayó que es "imprescindible" recuperar el valor de la "solidaridad" y dijo que esta pandemia "demostró lo poco solidaria" que fue la Argentina dejando al menos a 9 millones de personas que estaban "sin vínculo con el Estado" y dejó claro que con el plan de viviendas está la Nación "recuperando ese concepto", ya que permite que alguien tenga "un baño digno, una habitación más o construir su propia casa".
 
El programa anunciado este jueves en Olivos incluirá 5.500 viviendas nuevas, y se otorgarán "200.000 microcréditos para la compra de materiales y la refacción de ​42.900 unidades, con especial atención en los núcleos sanitarios del NOA".
 
 
Argentina Construye: los principales puntos
  
Estos son los lineamientos más importantes del nuevo plan de vivienda y refacciones del Gobierno:
 
● Contempla la creación de 750.000 puestos de trabajo genuino directo e indirecto para los argentinos y las argentinas entre 2020 y 2021.
 
● Busca dinamizar la obra pública, privada y de todas las industrias relacionadas a la construcción.
 
● Implica una inversión de 28.992 millones de pesos en los próximos meses. Con este aporte, se proyecta la construcción de 5.500 nuevas viviendas que se suman a las más de 30.000 en las que el Estado ya está trabajando.
 
● Generará en los próximos meses nuevos lotes urbanos con servicios disponibles para la construcción de viviendas. También se desarrollará equipamiento comunitario atendiendo la emergencia en coordinación con organizaciones sociales de todo el país.
 
● Abordará además el déficit cualitativo habitacional, a través de 200 mil microcréditos para la compra de materiales y la refacción de ​42.900 unidades, con especial atención en los núcleos sanitarios del NOA.
 
● Permitirá que 4.000 organizaciones de todo el país, ​que realizan tareas esenciales en los barrios populares, reciban subsidios para la compra de materiales con los que podrán acondicionar espacios comunitarios.
 
● El programa se llevará adelante en articulación con gobiernos provinciales, municipios, organizaciones de la comunidad, pymes, cooperativas, mutuales, gremios y empresas de servicios públicos.
 
 
Cómo se gestó el "mega plan" de vivienda
  
Si bien en las filas del Gobierno prevalece la certeza de que todavía resta un buen tiempo para sortear la peor parte de la pandemia, lo cierto es que en varias esferas oficiales ya se venían  delineando distintas iniciativas con el fin de garantizar la reactivación de los resortes de la economía una vez que ceda de forma rotunda la cuarentena.
 
En esa dirección, representantes del área de Hábitat y Desarrollo Territorial de la Nación dieron el primer paso y propiciaron reuniones con especialistas del diseño y el desarrollo inmobiliario con el fin de motorizar un plan integral para el desarrollo de viviendas a partir de la segunda mitad del año.
 
Según detallaron a iProfesional fuentes que tomaron parte del primero de los encuentros, la ministra María Eugenia Bielsa y sus asesores dialogaron de forma virtual con referentes de FADEA, la SCA y el CPAU. Esto es, las entidades que integran al grueso de los arquitectos y demás profesionales del urbanismo, con el fin de coordinar eventuales acciones a futuro en lo que hace generar soluciones habitacionales tanto en Capital Federal como en el resto del país.
 
En concreto, el equipo que secunda a la ministra anticipó la decisión de avanzar con un "Banco de Tierras" de alcance nacional desde la perspectiva de levantar complejos de viviendas en terrenos que son propiedad del Estado y hoy no están teniendo uso alguno.
 
Desde la cartera, comentaron a este medio algunos de los actores presentes en la conversación, se expuso que también habrá un nuevo monitoreo de superficies disponibles en la Ciudad de Buenos Aires, y también se relevarán fábricas y galpones en situación de abandono para una potencial inclusión en los proyectos que se impulsen desde el Gobierno.
 
"En la Ciudad todavía quedan terrenos vacantes que son propiedad, justamente, de la Nación. Si bien es el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta quien otorga la zonificación definitiva para el desarrollo de los proyectos, existen superficies que el Ministerio podría destinar a estas nuevas viviendas que se pondrían en marcha en cuanto pase el coronavirus", dijo a este medio un experto con llegada a la cartera oficial.
 
"La intención del Gobierno es articular la política de desarrollo de soluciones habitacionales con la renovación del plan Procrear. Existe una vinculación entre la propuesta del Estado y la acción de los privados. Por poner un ejemplo, hay tierras que podrían tener un uso para los nuevos proyectos que hoy están bajo el control de la Corporación Sur. Se podría combinar el Procrear con proyectos habitacionales de hasta 50 departamentos promovidos desde el ministerio", añadió.
 
 
Tierra y reciclado
 
Darío López, máxima autoridad de la Sociedad Central de Arquitectos (SCA), quien también participó de la reunión, comentó a iProfesional que la intención detrás del pretendido "banco de tierras" también tendrá como objetivo promover desarrollos comerciales.
 
"La intención sería aprovechar la tierra del Estado no sólo para viviendas sino, también, para promover radicaciones de industrias y locaciones para venta de productos o servicios. Además, se habló de establecer viviendas en zonas de la Ciudad donde ya hay infraestructura. Y también desarrollos que quizás hoy no tienen ningún tipo de uso", expresó.
 
En ese sentido, López sostuvo que hay voluntad para "reciclar fábricas antiguas, abandonadas" para complejos habitacionales, siempre dentro de la geografía porteña.
 
"Es comenzar a hacer acá lo mismo que hoy puede verse en Europa o los Estados Unidos. O sea que la decisión sería no sólo impulsar viviendas en la periferia de la Ciudad sino, también, avanzar con un completamiento urbano para densificar los barrios. Sería una continuidad de lo que ya vemos en lo que hace al traslado de oficinas a los barrios históricos, más antiguos. Trabajar en el reciclado para, a partir de ahí, consolidar nuevas viviendas", dijo.
 
Según López, tanto Bielsa como sus colaboradores se mostraron interesados en un trabajo conjunto del Estado con las entidades que nuclean a los arquitectos.
 
"También se discutió la necesidad de establecer otros mecanismos de crédito para el desarrollo de emprendimientos de viviendas. En definitiva, el objetivo de la charla giró en torno a reactivar la actividad en cuanto resulte posible mediante el lanzamiento de una propuesta mejorada que se integre con el Procrear", expuso.
 
Para luego destacar: "En nuestro caso, acercamos la inquietud respecto de la situación de los arquitectos y las Pymes de la actividad de la construcción. La necesidad de que todos seamos tomados en cuenta para de esa forma preservar el empleo".
 
En otro momento del intercambio, según pudo saber iProfesional, Bielsa se refirió a la voluntad del Gobierno de promover una "desdolarización" de los desarrollos inmobiliarios en general, con foco en toda la cadena vinculada a la actividad de la construcción.
 
"La decisión oficial es que haya una vuelta a los precios de los insumos en pesos. En los últimos años la dolarización comenzó a imponerse en todos los rubros vinculados al desarrollo inmobiliario y eso terminó complicando toda la estructura de costos. Bielsa no concibe que haya casos de mano de obra que se calculen en dólares", expresó ante este medio otro profesional cercano a Hábitat.
 
Desde la SCA, López aportó más detalles respecto de esta posición. "Es cierto que la mano de obra comenzó a calcularse en dólares. Es un proceso que comenzó a intensificarse en la construcción a partir de febrero del año pasado. Los presupuestos empezaron a llegar en esa moneda. Herreros, vidrieros, los gremios independientes: todos a partir de la incertidumbre económica optaron por el dólar para hacer los cálculos. Nos pasó de gasistas que nos acercaron presupuestos de mano de obra y materiales fijados en dólares. Bueno, la intención oficial es revertir todo eso", concluyó.
 
Fuente: iProfesional
 

Agreganos como amigo a Facebook
Alberto Fernández lanzó Argentina Construye: un plan de viviendas populares que generará 750.000 empleos
La ministra María Eugenia Bielsa quiere aprovechar los terrenos fiscales para reactivar la construcción.
28-05-2020 / 11:05
Hay dos cosas seguras si Mauricio Macri está en el gobierno: la aplicación sin piedad del nefasto modelo neoliberal y las operaciones de espionaje a gran escala. Ahí están sus gestiones como jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y como presidente de la Nación para corroborarlo.
 
Si algún día fuera ungido nuevamente como gobernante -posibilidad que hoy aparece como muy remota pero que no debería descartarse definitivamente si se tiene en cuenta el caudal de votos que obtuvo el año pasado tras cuatro años de gestión calamitosa- podemos estar seguros de que esas dos facetas volverán a brillar en todo su esplendor.
 
Es imposible concebir a Macri, el que mandó a espiar a su hermana y su cuñado, sin tales atributos. La concentración de la riqueza -y su consecuencia directa: la multiplicación de la pobreza- y el espionaje como instrumento de coerción forman parte del ADN macrista por encima de cualquier otro rasgo.
 
"Te escuchaban los teléfonos, te leían los mails, te apretaban con la AFIP. Tenían un aparato del Estado, que pagábamos nosotros, para perseguir a los que pensaban distinto o a los propios que pudieran descarriarse. #SiSePuede", disparó el conductor televisivo Marcelo Tinelli, desde su cuenta en Twitter. No se salvaba nadie.
 
Ayer, la Comisión Bicameral de Inteligencia abrió un sumario para investigar delitos en la Agencia, una trama de espías, arrepentidos y amenazas en la AFI macrista. El plenario de la Comisión acordó investigar el caso revelado por un narco arrepentido, quien contó que actuó como sicario contratado por la Agencia Federal de Inteligencia en 2018. 
 

27-05-2020 / 12:05
27-05-2020 / 11:05
Como se sabe, los ricos no piden permiso. La conductora ultra macrista se encontraba realizando la cuarentena en la Ciudad de Buenos Aires, y según trascendió, el sábado, Susana Giménez violó el aislamiento social preventivo y obligatorio al viajar en un avión privado hacia la ciudad uruguaya de Montevideo. La propia Susana lo confirmó y hasta se quejó por los trámites. "Llené más papeles que si hubiera viajado a Rusia durante el comunismo", lamentó.
 
La decisión de Susana generó fuerte malestar en la gente, algo similar a lo ocurrido con el empresario millonario Nicky Caputo, que se fue con toda su familia a Estados Unidos en medio de la pandemia. Partió en un vuelo privado hacia Fort Lauderdale, en Florida. Para hacerlo, alegó la necesidad de repatriarse en Estados Unidos. Mauricio Macri se quedó sin su "hermano del alma".
 
Después de rajarse a Uruguay, la millonaria conductora se mostró muy preocupada porque sus perros no la reconocieron."Yo me sé cuidar sola, no preciso que me encierren en mi casa con llave, yo me cuido sola y sé muy bien lo que tengo que hacer", exclamó Giménez en declaraciones televisivas, y añadió: "Los presos están en la calle ¿nosotros vamos a estar presos? Es el año más espantoso que estamos viviendo, y el gobierno no sabe bien qué hacer", subestimando el poder legal constituido para intentar justificarse.
 
Luego, Susana 
tiró mierda pa' todos lados con una serie de definiciones insólitas en la que no solo comparó a Argentina con Venezuela, sino que también atacó "al populismo". Además, lanzó todo tipo de fake news, como que "había doctoras que decían que si te inyectás  vitamnias endovenosas te podés curár". Por otro lado, dijo: "Hoy escuché que si mezclas dos antibióticos van muy bien". Todas estas mentiras ante la pasividad de los periodistas que no le repreguntaron nada.



26-05-2020 / 11:05
26-05-2020 / 11:05
La militancia anticuarentena, que lidera el Grupo Clarín con sus diarios, radios y canales de televisión, seguido por La Nación, el Grupo América e Infobae, es tan irresponsable socialmente como mezquina en términos políticos e ignorante de la cuestión económica. Desprecian el destino sanitario de las personas mayores y de los grupos socioeconómicos vulnerables.
 
La controversia con la militancia social y periodística anticuarentena se parece a las discusiones delirantes con grupos terraplanistas y antivacunas. Con fake news y apelando a la angustia personal por la cuarentena, lo que hacen es una provocación abierta a una parte de la sociedad, atrapada por el cansancio, el miedo económico y la confusión.
 
Trabajan para que la mayoría de la sociedad acepte que los adultos mayores y pobres se mueran por coronavirus. Esto es lo que ha sucedido en Suecia, Italia, España, que han dejado morir a las personas mayores contagiadas porque sus respectivos sistemas sanitarios han colapsado; o en Estados Unidos y en Brasil, donde el coronavirus se concentra en pobres e inmigrantes.
 
El resultado sanitario de la opción anticuarentena es un desastre humanitario, fosas comunes, cementerios desbordados y, además, derrumbe económico. La sociedad argentina posee una larga historia de movilizaciones y resistencias social y política que no soportaría cantidades de contagiados y muertes como se anotan diariamente en Brasil, Chile, Perú, Italia, España, Gran Bretaña o Estados Unidos.
 
El objetivo político de los militantes anticuarentena es erosionar la elevada aceptación social y política que hoy tiene el gobierno de Alberto Fernández. La campaña la lideran grupos conservadores porque les irrita que Cristina y el kirchnerismo tengan un papel destacado en la alianza de gobierno.
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar