La Opinión Popular
                  07:16  |  Viernes 29 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“La pandemia nos demostró que vivimos en un país injusto y que la calidad de vida incide fuertemente en el riesgo de contagio”. Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 14-05-2020 / 09:05
EN MEDIO DE LA PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Por primera vez en la historia, ambas Cámaras del Congreso sesionaron de forma remota

Por primera vez en la historia, ambas Cámaras del Congreso sesionaron de forma remota
VOLVIÓ EL CONGRESO. En medio de la pandemia de coronavirus, por primera vez en la historia, Diputados y Senado realizaron sesiones virtuales. Luego de que el puntapié inicial lo diera el Senado, la Cámara baja se sumó a esta nueva modalidad en el marco de la emergencia sanitaria.
El Senado cumplió el miércoles con su primera sesión virtual en la historia parlamentaria argentina, con un debate marcado por la situación económica en el que aprobó una veintena de decretos de necesidad y urgencia (DNU) dictados por el Gobierno de Alberto Fernández para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus.
 
El debate se extendió durante cinco horas y media y estuvo centrado en las discrepancias entre legisladores del Frente de Todos y Cambiemos sobre el estado de la economía, el rol del Congreso y algunas de las medidas oficiales, como la prohibición del ingreso de argentinos desde el exterior o las normas antidespidos.
 
Por su parte, la Cámara de Diputados concretó ayer su primera sesión remota, con más de 40 legisladores en el recinto y casi 200 conectados por videoconferencia, en una jornada en la que se aprobó en forma unánime un proyecto para la exención del pago de Impuesto a las Ganancias para el personal de salud y de seguridad, y debatía otro para la provisión de elementos de trabajo para los empleados de esos sectores.
 

 
La vicepresidenta Cristina Fernández abrió la primera sesión virtual del Senado a las 14.20. En el recinto estuvieron junto a Cristina la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma y los senadores que ocupan las tres vicepresidencias, Martín Lousteau, Maurice Closs y Laura Rodríguez Machado. El resto de los senadores se conectó de manera remota desde Legislaturas, concejos deliberantes o domicilios particulares de sus provincias.
 
El primer paso fue votar el protocolo que establece la nueva modalidad de sesiones en forma remota por un plazo de 60 días, prorrogables si se extiende el aislamiento social y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional para paliar los efectos del coronavirus.
 
En los discursos finales, el jefe de los senadores del Frente de Todos, José Mayans, cuestionó a "los oportunistas políticos" que "apuntan a separar" al equipo de gobierno que conforman el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta.
 
Mayans también criticó a la oposición por las denuncias sobre la parálisis del Congreso en medio de la pandemia de coronavirus y los acusó de "rasgarse ahora las vestiduras pero no decir nada durante 2015, cuando la gestión del macrismo impedía su funcionamiento".
 
En Diputados, con 193 legisladores conectados de manera remota y otros 47 en el recinto, el presidente del cuerpo, Sergio Massa, condujo el debate donde se aprobó en forma casi unánime y con mayoría especial el protocolo que establece el mecanismo de sesiones virtuales, en la que constituyó la primera votación 'mixta' del cuerpo.
 
La Opinión Popular
 
 
Por primera vez en la historia, Diputados y Senado realizaron sesiones virtuales
 
El Senado aprobó este miércoles por las noche un paquete de veinte decretos de necesidad y urgencia (DNU) durante la primera de las sesiones virtuales realizadas por el Congreso, en el marco de la pandemia de coronavirus, y con varios contrapuntos entre oficialismo y oposición sobre el impacto económico de la cuarentena y algunas de las medidas adoptadas por el Gobierno.
 
Por su parte, Diputados concretó su primer debate remoto de la historia, con más de 40 legisladores en el recinto y casi 200 conectados por videoconferencia, en una jornada en la que se aprobó en forma unánime un proyecto para la exención del pago de Impuesto a las Ganancias para el personal de salud y de seguridad, y debatía otro para la provisión de elementos de trabajo para los empleados de esos sectores.
 
En el debut de las sesiones virtuales como precaución por el coronavirus, la presidenta del Senado, Cristina Kirchner, optó por realizar una sola votación respecto al paquete de decretos y que después el prosecretario parlamentario, Juan Tunessi, leyera uno por uno los votos para dejar constancia del rechazo o abstención de Juntos por el Cambio a dos de los DNU.
 
De este modo, Juntos por el Cambio votó contra el DNU 313, que prohibió inicialmente el regreso de argentinos desde el extranjero, y se dividió entre votos afirmativos y abstenciones ante el 329, que suspendió los despidos, aunque la mayoría oficialista permitió la aprobación de ambos.
 
La sesión en el Senado tuvo una breve interrupción a las tres horas de iniciada a causa de un desperfecto técnico que duró unos 15 minutos y luego se retomó para dar lugar al tramo final de las exposiciones y la votación, donde la mayoría de los DNU fue aprobada por unanimidad de 71 votos, con dos excepciones.
 
El Senado ratificó que se cumplieron las garantías constitucionales gracias al voto unánime de los legisladores tras una sesión que duró alrededor de cinco horas y que mantuvo los cuidados por el coronavirus.
 
Aunque hubo algunos problemas de conexión promediando la transmisión de la primera de las sesiones virtuales en el Senado, los 71 legisladores lograron emitir su voto sin problemas y alrededor de 26 pudieron hacer uso de la palabra.
 
El gobierno de Alberto Fernández dictó decretos para establecer el aislamiento social; el congelamiento de las cuotas de alquileres y créditos; refuerzos de ayuda social para los sectores vulnerables; beneficios para las pymes, que les permiten afrontar el pago de los sueldos ante la caída de la actividad económica, entre otras cuestiones.
 
Los DNU atendieron también la ampliación de la Emergencia Pública en materia sanitaria por un año, la obligación de hacer cuarentena por 14 días a las personas que ingresan al país, la prohibición de cortar servicios públicos y de cerrar cuentas bancarias hasta el 30 de abril.
 
Además, ampliaron plazos para que las pymes puedan suscribirse a la moratoria para el pago de sus deudas y congelaron hasta septiembre las ejecuciones hipotecarias, así como las cuotas por alquileres y créditos hipotecarios.
 
El Gobierno también dispuso a través de un DNU el 31 de marzo y por espacio de 60 días la prohibición de despidos "sin justa causa y por las causales de disminución de trabajo y fuerza mayor, como también aquellas suspensiones por las causales de fuerza mayor y falta o disminución de trabajo".
 
En esa línea, creó el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción para empleadores y empleadoras, y trabajadores y trabajadoras afectado por la Emergencia y el Comité de Evaluación y Monitoreo del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, que estará integrado por los titulares de los Ministerios de Desarrollo Productivo, de Economía y de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.
 
Por su parte, con 193 legisladores conectados de manera remota y otros 47 en el recinto -manteniendo las distancias recomendadas-, a las 18.12 el presidente del cuerpo, Sergio Massa, dio inicio a la sesión con el izamiento de la bandera por parte del oficialista Carlos Selva y la entonación del Himno Nacional Argentino.
 
Sergio Massa condujo el debate desde el estrado de la sala de sesiones de Diputados, con el secretario administrativo de la Cámara, Rodrigo Rodríguez, y el secretario parlamentario, Eduardo Cergnul, apostados a cada uno de sus lados.
 
Las imágenes de los rostros de los diputados que se encontraban trabajando desde sus casas, sus despachos o las legislaturas provinciales, se vieron en las pantallas leds ubicadas en el fondo del recinto.
 
Entre los diputados presentes en el recinto estaban el presidente de la bancada oficialista, Máximo Kirchner, y sus compañeras de bloque Cristina Alvarez Rodríguez y Cecilia Moreau; los jefes de Juntos por el Cambio, Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (PRO) y Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica), además de José Ramón (Unidad para el Desarrollo) y Eduardo Bucca (Federal).
 
En tanto, habilitaron sus instalaciones las legislaturas de Córdoba, Tucumán, Entre Ríos, San Juan, Misiones y Santiago del Estero, entre otras, para que participaran los representantes de esas provincias, consignaron fuentes de la Presidencia de la Cámara.
 
Al comenzar la sesión se aprobó en forma casi unánime y con mayoría especial el protocolo que establece el mecanismo de sesiones virtuales mientras dure el aislamiento social y obligatorio, en la que constituyó la primera votación 'mixta' del cuerpo.
 
Para corroborar el sentido de esos votos algunos diputados debieron formalizarlo a viva voz por problemas de conexión. En ese punto Massa leyó los nombres y cada legislador debía expresar claramente su posición.
 
Luego, el cuerpo aceptó las renuncias de los diputados del Frente de Todos Daniel Scioli y Andrés Larroque, y de la líder de la Coalición Cívica, Elisa "Lilita" Carrio.
 
En su reemplazo se tomó juramento a los peronistas Claudia Bernazza y Lisandro Bisormi y al macrista José Luis Patiño, posibilitando el ingreso de la primera para que el Frente de Todos alcance la paridad de género en su bancada, lo que fue destacado en su discurso por la kirchnerista Gabriela Cerruti.
 
Por su parte, diputados de los bloques opositores destacaron el "enorme esfuerzo" del personal técnico que desarrolló la plataforma de trabajo virtual, al tiempo que pidieron la derogación del DNU 457/20 por el cual se dispuso la suspensión por este año de la limitación que tiene el Jefe de Gabinete para reformular las partidas presupuestarias.
 
Fuente: minutouno.com
 

Agreganos como amigo a Facebook
28-05-2020 / 11:05
Hay dos cosas seguras si Mauricio Macri está en el gobierno: la aplicación sin piedad del nefasto modelo neoliberal y las operaciones de espionaje a gran escala. Ahí están sus gestiones como jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y como presidente de la Nación para corroborarlo.
 
Si algún día fuera ungido nuevamente como gobernante -posibilidad que hoy aparece como muy remota pero que no debería descartarse definitivamente si se tiene en cuenta el caudal de votos que obtuvo el año pasado tras cuatro años de gestión calamitosa- podemos estar seguros de que esas dos facetas volverán a brillar en todo su esplendor.
 
Es imposible concebir a Macri, el que mandó a espiar a su hermana y su cuñado, sin tales atributos. La concentración de la riqueza -y su consecuencia directa: la multiplicación de la pobreza- y el espionaje como instrumento de coerción forman parte del ADN macrista por encima de cualquier otro rasgo.
 
"Te escuchaban los teléfonos, te leían los mails, te apretaban con la AFIP. Tenían un aparato del Estado, que pagábamos nosotros, para perseguir a los que pensaban distinto o a los propios que pudieran descarriarse. #SiSePuede", disparó el conductor televisivo Marcelo Tinelli, desde su cuenta en Twitter. No se salvaba nadie.
 
Ayer, la Comisión Bicameral de Inteligencia abrió un sumario para investigar delitos en la Agencia, una trama de espías, arrepentidos y amenazas en la AFI macrista. El plenario de la Comisión acordó investigar el caso revelado por un narco arrepentido, quien contó que actuó como sicario contratado por la Agencia Federal de Inteligencia en 2018. 
 

27-05-2020 / 12:05
27-05-2020 / 11:05
Como se sabe, los ricos no piden permiso. La conductora ultra macrista se encontraba realizando la cuarentena en la Ciudad de Buenos Aires, y según trascendió, el sábado, Susana Giménez violó el aislamiento social preventivo y obligatorio al viajar en un avión privado hacia la ciudad uruguaya de Montevideo. La propia Susana lo confirmó y hasta se quejó por los trámites. "Llené más papeles que si hubiera viajado a Rusia durante el comunismo", lamentó.
 
La decisión de Susana generó fuerte malestar en la gente, algo similar a lo ocurrido con el empresario millonario Nicky Caputo, que se fue con toda su familia a Estados Unidos en medio de la pandemia. Partió en un vuelo privado hacia Fort Lauderdale, en Florida. Para hacerlo, alegó la necesidad de repatriarse en Estados Unidos. Mauricio Macri se quedó sin su "hermano del alma".
 
Después de rajarse a Uruguay, la millonaria conductora se mostró muy preocupada porque sus perros no la reconocieron."Yo me sé cuidar sola, no preciso que me encierren en mi casa con llave, yo me cuido sola y sé muy bien lo que tengo que hacer", exclamó Giménez en declaraciones televisivas, y añadió: "Los presos están en la calle ¿nosotros vamos a estar presos? Es el año más espantoso que estamos viviendo, y el gobierno no sabe bien qué hacer", subestimando el poder legal constituido para intentar justificarse.
 
Luego, Susana 
tiró mierda pa' todos lados con una serie de definiciones insólitas en la que no solo comparó a Argentina con Venezuela, sino que también atacó "al populismo". Además, lanzó todo tipo de fake news, como que "había doctoras que decían que si te inyectás  vitamnias endovenosas te podés curár". Por otro lado, dijo: "Hoy escuché que si mezclas dos antibióticos van muy bien". Todas estas mentiras ante la pasividad de los periodistas que no le repreguntaron nada.



26-05-2020 / 11:05
26-05-2020 / 11:05
La militancia anticuarentena, que lidera el Grupo Clarín con sus diarios, radios y canales de televisión, seguido por La Nación, el Grupo América e Infobae, es tan irresponsable socialmente como mezquina en términos políticos e ignorante de la cuestión económica. Desprecian el destino sanitario de las personas mayores y de los grupos socioeconómicos vulnerables.
 
La controversia con la militancia social y periodística anticuarentena se parece a las discusiones delirantes con grupos terraplanistas y antivacunas. Con fake news y apelando a la angustia personal por la cuarentena, lo que hacen es una provocación abierta a una parte de la sociedad, atrapada por el cansancio, el miedo económico y la confusión.
 
Trabajan para que la mayoría de la sociedad acepte que los adultos mayores y pobres se mueran por coronavirus. Esto es lo que ha sucedido en Suecia, Italia, España, que han dejado morir a las personas mayores contagiadas porque sus respectivos sistemas sanitarios han colapsado; o en Estados Unidos y en Brasil, donde el coronavirus se concentra en pobres e inmigrantes.
 
El resultado sanitario de la opción anticuarentena es un desastre humanitario, fosas comunes, cementerios desbordados y, además, derrumbe económico. La sociedad argentina posee una larga historia de movilizaciones y resistencias social y política que no soportaría cantidades de contagiados y muertes como se anotan diariamente en Brasil, Chile, Perú, Italia, España, Gran Bretaña o Estados Unidos.
 
El objetivo político de los militantes anticuarentena es erosionar la elevada aceptación social y política que hoy tiene el gobierno de Alberto Fernández. La campaña la lideran grupos conservadores porque les irrita que Cristina y el kirchnerismo tengan un papel destacado en la alianza de gobierno.
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar