La Opinión Popular
                  17:17  |  Jueves 03 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Hay que recuperar los 20 puntos que perdieron los jubilados durante el gobierno de Macri". Fernanda Raverta
Recomendar Imprimir
Nacionales - 02-05-2020 / 09:05
PANORAMA POLÍTICO NACIONAL

Coronavirus en villas de emergencia y barriadas humildes

Coronavirus en villas de emergencia y barriadas humildes
Para el virus no hay castillos de riqueza inexpugnables. Mientras haya un foco de infección, toda la sociedad está en riesgo, con lo cual, lo que pase en las villas ya tendría que haberse convertido en el centro de la preocupación del gobierno de CABA.
La enfermedad es propagada inicialmente por un sector acomodado de la sociedad, que es el que viaja al exterior y actúa con la idea de que puede pagar para sanarse. Pero cuando el virus se suelta, cualquier lugar concurrido o de hacinamiento se convierte en un nuevo foco que dispersará la infección en forma constante.
 
No basta con pagar para sanar, porque una vez que el "rico" trajo el virus, todos los "ricos" están en peligro si no se cura y se protege a los pobres y a los ricos al mismo tiempo y de la misma manera. En ese sentido, podría decirse que la peste sería "populista".
 
En las villas de emergencia o barriadas humildes de la CABA viven alrededor de 400 mil personas. En cada casa viven entre cuatro y diez personas, en condiciones de hacinamiento. Y si bien hasta ahora los barrios más ricos de la CABA son los que tienen mayor cantidad de infectados, el virus comenzó a propagarse en las barriadas más humildes.
 
En los barrios populares, las condiciones de pobreza y hacinamiento facilitan la propagación de la enfermedad. Se han denunciado la falta de agua potable, lo que dificulta la higiene y provoca aglomeramientos ya que las personas tienen que trasladarse hasta los puntos donde distribuyen el agua y hacer largas colas de espera.
 
Si para la economía en general, el costo de la cuarentena es alto, en los barrios populares lo es aún mayor. La mayoría son trabajadores desocupados, informales y temporales que ganan su jornal día por día. Al primer día de la cuarentena, esos hogares se quedaron sin sustento por lo que han proliferado los comedores populares, además de los que ya existían.
 
Hacinamiento, desempleo, falta de agua y hambre son factores favorables para la propagación del virus.
 

 
Nadie sabe cómo saldrá la humanidad de la pandemia, pero ya se puede saber cómo funciona. Desde el punto de vista comunitario, actúa como un catalizador que pone en crisis los puntos vulnerables del sistema.
 
No es un organismo inteligente pero por la rapidez y la facilidad de contagio desborda los sistemas de salud, convierte a las cárceles en potenciales bombas biológicas y a la desigualdad en caldo de cultivo. Ese mecanismo cambia el abordaje tradicional de estos problemas.
 
Se equivocan los que no están presos si piensan que pueden permanecer tranquilos mientras la epidemia se ensaña en las cárceles. Porque cuando las cárceles --donde lo normal es que estén superpobladas al doble o al triple, de su capacidad-- se conviertan en foco infeccioso, eso pondrá en riesgo de contagio a ricos o pobres, libres o presos.
 
Hay un tema de salud, con relación a la epidemia, que se necesita encarar en las cárceles por fuera del debate entre "garantismo" y "punitivismo".
 
Los medios opositores pusieron esta discusión en un contexto que la epidemia sobrepasa. Lo hicieron al unísono, como si se tratara más de una campaña planificada contra el Gobierno que de asombrosa coincidencia en el error. Si bien hubo fallas en la comunicación del Gobierno y también exceso en algunos jueces que comenzaron a aplicar esta acordada de Casación.
 
Cuando lo atacaron por la posibilidad de aceptar el ofrecimiento de cooperación de médicos cubanos, el Gobierno fue claro al ubicar esa cuestión fuera del plano ideológico. Muchos médicos argentinos rechazaron la convocatoria porque no les satisficieron las condiciones de trabajo. Y a partir de allí quedó abierta la participación de médicos cubanos o de cualquier otra nacionalidad.
 
Los medios opositores machacaron esta semana con la amenaza de "liberaciones masivas" de presos. Y no son lo uno ni lo otro. Pero con esas dos palabras dejaron implícito ex profeso que la epidemia era nada más que una excusa para liberar a violadores y asesinos. Es una imagen infantil, porque nadie se siente cómodo con esa gente suelta y no se la iba a liberar, pero es de fuerte impacto público al activar las zonas de miedo. Instrumentan políticamente el miedo.
 
La descongestión en las cárceles ha sido un reclamo de la OEA y Naciones Unidas, pero esta vez se le sumó la Organización Mundial de la Salud para resguardar la salud de los detenidos, pero también para evitar que los penales pongan en situación de riesgo al resto de la sociedad. Y no fue solamente a la Argentina, sino a todos los países, en muchos de los cuales, como Estados Unidos y Francia, ya se empezó a cumplir.
 
Según la acordada de la Cámara de Casación Penal, las medidas pueden ser de adelanto de la libertad a los que están a punto de cumplir sus condenas, libertad condicional a los que ya tienen permisos de salidas, y domiciliaria mientras dure la epidemia a los que no hayan cometido delitos graves con utilización de armas, delitos de violencia sexual o de género y aquellos que constituyen población de riesgo. Y en el caso de las mujeres abarca también a las embarazadas o con hijos en situación de crianza, que tampoco hayan cometido delitos violentos.
 
La aplicación de esta medida tiene sentido como parte de una estrategia sanitaria para evitar lugares de aglomeración como shoppings, escuelas, teatros, estadios, cines y teatros. Todos han sido cerrados y en los supermercados se aplicaron reglas de distanciamiento. Lo que se plantea en las cárceles con una población en condiciones insalubres y de hacinamiento es descongestionarlas con un criterio razonable.
 
Sin embargo, en la aplicación de esos criterios se pueden cometer errores porque hubo casos donde el rubro "población de riesgo" liquidó a las otras condiciones y se concedió domiciliaria a un violador y a un genocida. Esa discusión es más válida y muy diferente a la protesta que fue motorizada con fines políticos sobre la base de mentiras mediáticas que buscaron incentivar el miedo.
 
Poner las cárceles en el contexto de una epidemia como la del coronavirus pone en evidencia un desastre que ningún gobierno hasta ahora abordó con resultados concretos.
 
El otro punto que entró en crisis apenas comenzó la pandemia ha sido la salud pública. Las clínicas privadas no están preparadas para recibir en forma masiva a pacientes infectados, porque tienen enfermos de otras dolencias que serían puestos en peligro. La salud pública desplegó una cantidad de hospitales de campaña con miles de camas de urgencia.
 
Hay una contradicción entre los que aplauden a la salud pública y cacerolean para que se mantenga a las cárceles como posibles focos de infección. Hay una contradicción entre aplaudir a los médicos y no reclamar que los provean de equipos sanitarios especiales de protección para combatir a la pandemia.
 
Hubo protestas en diferentes hospitales porteños, el Ramos Mejía entre ellos, porque los trabajadores de la salud debían realizar sus tareas con equipo que no reunía las mínimas condiciones de protección sanitaria.
 
ATE debió presentar un amparo en la Justicia para que el gobierno de CABA acepte ese reclamo elemental. La cuarentena, la descongestión de las cárceles o proveer a los hospitales el equipamiento necesario, son medidas que resultan más caras y lesivas cuanto más demoran en aplicarse.
 
Pero el problema más grave es la forma en que opera la epidemia sobre la desigualdad profunda de estas sociedades. La epidemia convierte a la desigualdad en un problema de salud que involucra a ricos y pobres por igual porque el virus no elige a sus huéspedes según la condición socioeconómica. Y mientras haya un foco de propagación estarán en peligro tanto ricos como pobres.
 
El gobierno de CABA impulsó un programa de urbanización de estos barrios humildes en los que es posible ver ahora nuevos monoblocks. Y suspendió el sistema de provisión de agua porque en teoría iba a construir la infraestructura definitiva, lo que nunca ocurrió. Entonces estos barrios ahora no tienen la provisión de agua precaria pero segura que tenían antes, pero tampoco instalaron las cañerías nuevas.
 
También en este caso, los movimientos sociales interpusieron un amparo colectivo, pero el gobierno de CABA dijo que la provisión de agua le corresponde a la empresa AYSA y convirtió en un problema jurisdiccional una situación de vida o muerte para miles de personas.
 
El gobierno de la CABA asegura que reforzó en un 30 por ciento la provisión a los comedores. Pero referentes de los barrios, aseguran que en los últimos cuatro años, el gobierno de la Ciudad disminuyó la cantidad y la calidad de la mercadería.
 
Pero para el virus no hay castillos de riqueza inexpugnables. Mientras haya un foco de infección, toda la sociedad está en riesgo, con lo cual, lo que pase en las villas ya tendría que haberse convertido en el centro de la preocupación del gobierno de CABA.
 
Por Luis Bruschtein
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
Coronavirus en villas de emergencia y barriadas humildes
Las condiciones de hacinamiento que se viven en las cárceles complican aún más el potencial esparcimiento del Covid-19 en las instituciones. La respuesta de la justicia, el arresto domiciliario, provocó fuerte descontento. Foto: Presos en la Unidad 28
03-12-2020 / 10:12
El presidente Alberto Fernández convocó el miércoles a "construir otra normalidad, con más justicia y equidad" y, en ese sentido, destacó que aparecen "las primeras señales" de recuperación de la economía, con un incremento en el consumo, que contribuye a que esa nueva etapa "incluya a todos" y a que "YPF siga creciendo" para dar a los argentinos la energía necesaria para empujar ese crecimiento.
 
"Seamos capaces de construir otra normalidad, con más justicia, equidad, y que a todos incluya, en la que YPF siga creciendo para darnos la energía que necesitamos", afirmó el Presidente al participar ayer de la inauguración de La Plata Cogeneración II (LPC II), una central térmica de generación de energía de YPF que requirió una inversión de 166 millones de dólares.
 
En lo que hace a YPF, el jefe de Estado cuestionó con dureza "el daño" que le hizo en el gobierno un Mauricio Macri con políticas que calificó como "frustrantes" para el desarrollo de la petrolera de bandera. "YPF fue la nave insignia de las empresas argentinas. Funcionó durante muchos años como motor del crecimiento argentino", recordó el mandatario en la inauguración de la planta, acompañado por el gobernador bonaerense Axel Kicillof.
 
Fernández trazó una comparación entre el daño que se le provocó a la empresa de bandera hidrocarburífera en dos momentos de la historia: la dictadura militar y el gobierno de Macri. "Pensé que era muy difícil hacerle el daño que se le hizo durante el gobierno militar", pero "en los cuatro años pasados, el daño que le hicieron y lo frustrante para el desarrollo, fue llamativo", señaló. En cambio, subrayó la capacidad transformadora y la visión actual que impera en la empresa.
 

03-12-2020 / 09:12
La historia del saqueo del macrismo en beneficio de Capital Federal es una suerte de remake de la eterna lucha entre unitarios y federales, entre el interior y el puerto, la pelea por la coparticipación entre el Gobierno nacional y la administración de la Ciudad de Buenos Aires, con chicanas y presión a la Corte Suprema, que sigue su curso.

El Gobierno de Alberto Fernández reúne a la mayoría de los gobernadores en su respaldo. Los diputados cordobeses de Juan Schiaretti recordaron que Mauricio Macri le pasó por decreto a la CABA 67.000 millones por 19.900 policías, mientras en Córdoba hay 22.000, con sueldos similares, que cuestan 35.000 millones con más población y territorio. Conclusión: "Transfirieron de más".

Pero, aprovechando el tema, Mauricio Macri salió nuevamente a intentar disputarle el liderazgo de la oposición a Horacio Rodríguez Larreta. El ex mandatario aseguró que "dominada por el oficialismo ayer la Cámara de Diputados atropelló nuevamente las instituciones, los derechos de los argentinos y el federalismo. La ley que aprobaron saquea el presupuesto de la Ciudad y pone en riesgo la seguridad, la salud y el bienestar de millones de personas".

Si se lee bien, la declaración no fue un apoyo a Larreta (al que ni mencionó), sino un intento de ponerse en el centro de la escena. Para Macri, lo que hizo la Cámara de Diputados, con el voto de los representantes del pueblo, es 'atropellar las instituciones' mientras que él, que regaló indebidamente y por decreto, las habría respetado. El argumento es insólito y antidemocrático.

En tanto, la sobreactuación de Larreta sólo se explica por la falta de argumentos. Parece más una estrategia comunicacional para justificar el impuestazo que le esta propinando a los porteños con los aumentos de peajes, subtes, ABL, patentes y la nueva tasa a los consumos con tarjeta de crédito.
 


02-12-2020 / 11:12
02-12-2020 / 10:12
La Ciudad Autónoma de Buenos Aires, "el puerto" capital de la oligarquía, es el distrito más rico del país y durante el gobierno de Mauricio Macri se la benefició sin motivo ni explicación de todas las maneras posibles. Fue escandaloso el modo en que se la favoreció a costa del resto de las provincias argentinas.
 
Si bien el proyecto de ley que fija el monto del traspaso de la Policía Federal a la Ciudad no se convirtió en ley y volverá a ser tratado por el Senado, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se apresuró a montar una conferencia de prensa en el que se volvió a exhibir como candidato presidencial. El alcalde porteño, que estuvo acompañado por sus principales aliados, anunció que presentará una nueva demanda ante la Corte y le reclamó que resuelva pronto.
 
Pese a que la iniciativa todavía no fue convertida en ley por el Congreso, Larreta defendió el "regalo", el traspaso de fondos por decreto realizado por Macri y atacó al gobierno nacional. El que salió a responderle fue el ministro Wado de Pedro: "Corregir no es quitar. Estamos corrigiendo lo que estuvo de más. En 2016, aprovechando la transferencia de la policía a la CABA, Macri aumentó de manera desproporcionada y con una clara finalidad partidaria los recursos que le correspondían, de un 1,40% a un 3,75%".

Y continúo: "El Congreso es el ámbito para esta discusión. Si pierden la votación, dicen que es un ataque. Si la mayoría de los gobernadores -que representan el federalismo- opinan en contra, es un ámbito sesgado. Pareciera que quieren una democracia sin Congreso y un federalismo sin provincias. Es hora de que entiendan que el país no tiene dueños y la República es de iguales". El porcentaje de la coparticipación que Macri les sacó a las provincias para regalárselo a Larreta, con una clara finalidad partidaria, hay que devolvérselo a las provincias.

La Opinión Popular


01-12-2020 / 11:12
Para dos jueces de la Sala I de la Cámara de Casación Penal Federal las declaraciones de los arrepentidos de la causa de las fotocopias de los cuadernos son válidas y no hay ningún motivo para disponer la inconstitucionalidad de la ley aprobada en 2016 en la que se basaron para tomarlas el fallecido juez Claudio Bonadío y el fiscal macrista Carlos Stornelli.
 
Pese a que no hay más que registros escritos de esas "delaciones" pero ningún audio o filmación que hubiera dejado constancia de lo que ocurrió en esas audiencias, los jueces ultra macristas Diego Barroetaveña y Daniel Petrone sostuvieron que los empresarios y funcionarios de segundas líneas detenidos se arrepentían por propia voluntad.
 
Fue muy evidente en los inicios del expediente en agosto de 2018 que sólo se les concedía la libertad a aquellos que se "arrepentían" y pero quienes no aceptaban hablar para complicar a funcionarios K quedaban presos.
 
La jueza Ana María Figueroa votó en disidencia por declarar la inconstitucionalidad de dos artículos de la ley en cuestión (27.304) por considerar que atentan contra las garantías de prohibición de autoincriminación (declarar contra sí mismo), presunción de inocencia, derecho de defensa en juicio y del debido proceso.
 
Además postuló la nulidad de las declaraciones tomadas de los imputados colaboradores porque no estuvieron registradas debidamente por "medios técnicos idóneos", como establece la misma norma para poder ser controladas por las partes y saber qué sucedió realmente en las audiencias. La discusión desembocará en la Corte Suprema y todo indica que podría demorar un juicio oral.
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar