La Opinión Popular
                  23:52  |  Viernes 07 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Vine a terminar con los odiadores seriales y a abrir los brazos para que todos nos unamos". Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 27-12-2019 / 08:12

¿Impuestazo o Solidaridad?

¿Impuestazo o Solidaridad?
El Gobierno -tanto nacional como bonaerense- asegura que las medidas económicas que se están tomando tienen como objetivo la solidaridad con los sectores más afectados por la crisis. De hecho, la norma sancionada por el Congreso se llama "Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva". Clarín y La Nación quieren instalar que Alberto y Axel Kicillof busca aplicar un "impuestazo" cuando no es tal.
¿Debuta la nueva heterodoxia de Martín Guzmán, Matías Kulfas y Mercedes Marcó del Pont con un impuestazo? ¿Transitó Kicillof miles de kilómetros en el Clio para empezar con un ajuste? El Gobierno peronista -tanto nacional como bonaerense- asegura que las medidas económicas que se están tomando tienen como objetivo la solidaridad con los sectores más pobres, los más afectados por la crisis.
 
La suspensión de la fórmula de movilidad para los haberes previsionales no es lo más sustancial de la ley en términos presupuestarios. Redondeando, la suba de 1,5% del PBI por el lado de los ingresos se compone de un 0,5% del PBI por el mayor cobro de retenciones, un 0,2% del PBI por el impuesto a la Riqueza (Bienes Personales), otro 0,3% del PBI por lo que se prevé que recaude el nuevo impuesto PAIS (30% sobre transacciones en dólares) y un 0,5% del PBI por suspender las rebajas de Seguridad Social y Ganancias que había anunciado Macri para las Pymes.
 
¿Cómo quedan los jubilados en ese contexto? De los 8,5 millones de jubilaciones, pensiones y pensiones no contributivas que afronta el Estado Nacional, los 5 millones que perciben una retribución inferior o equivalente al haber previsional mínimo ($14.068) mejorarán su poder adquisitivo en un 2,8% durante 2020.
 
El dato surge de estimar una inflación del 43% para todo el año y de incluir en la cuenta el bono de $10.000 pagadero entre diciembre y enero, dos incrementos fijos de $1.600 en marzo y en junio y dos incrementos, ya con nueva fórmula de movilidad, de 10,1% en septiembre y de 8,8% en diciembre.
 
Los 3,5 millones de beneficiarios restantes sí sentirán el peso del ajuste. Uno que hoy perciba el equivalente a dos haberes mínimos ($28.136), por ejemplo, tendrá a fines de 2020 un ingreso 6,7% inferior al de hoy en términos reales. La cuenta surge de aplicarle el mismo incremento de suma fija ($1.600 en marzo y otro tanto en junio) y las mismas recomposiciones por la nueva fórmula de movilidad durante el segundo semestre, pero sin el bono de $10.000.
 
Tanto uno como otro habrían tenido una mejora del 6,8% en su poder adquisitivo en caso de mantenerse la fórmula actual. Por eso, si la comparación se hace con ese índice, los jubilados con la mínima también recuperan menos que lo previsto en 2020. Pero la diferencia es sutil frente al 20% que les recortó durante 2018 Macri con la reforma previsional de 2017 y el 5% adicional que perdieron durante 2019 por el récord de inflación en 30 años.
 
Para considerar al paquete de Alberto Fernández como un ajuste clásico o no, hay que ver la redistribución que implica en la base de la pirámide. Las políticas compensatorias para los beneficiarios de más bajos ingresos comprenden a más de 9 millones de personas: 5 millones de jubilados y pensionados y 4,1 millones de beneficiarios de la Asignación Universal para Protección Social. Computando los bonos de $5000 y $2000 respectivamente, ese grupo se asegura un flujo de ingresos superior a los que hubieran percibido con la fórmula anterior hasta junio 2020.
 
La Opinión Popular

 
Panorama empresario semanal
 
La discusión parlamentaria de la pomposamente titulada Ley de Solidaridad Social y Desarrollo Productivo en el Marco de la Emergencia Pública se hundió a tal punto en la grieta partidaria que resultó casi imposible seguir los argumentos del debate exprés que se sucedió en Diputados y luego en el Senado.
 
Algo parecido ocurrió ayer, en plena resaca navideña, con la ley impositiva que envió a la Legislatura bonaerense el gobernador Axel Kicillof.
 
El establishment apenas siguió las sesiones de reojo porque ya había conseguido introducir cambios en el articulado inicial del proyecto que giró Alberto Fernández al Congreso, como las rebajas del tope de retenciones para las exportaciones petroleras y mineras.
 
Después del brindis de Año Nuevo volverá a la carga para meter baza en las reglamentaciones, donde aspira a atenuar el impacto de la suba del impuesto a la Riqueza, tal como se informó el viernes pasado en esta misma columna.
 
Pero la pregunta quedó flotando, sin respuesta, entre la tímida reivindicación de la reforma jubilatoria por parte de los nuevos oficialistas y la súbita y poco creíble preocupación de los nuevos opositores por los haberes previsionales.
 
Un informe del Grupo de Estudios sobre la Realidad Económica y Social (GERES) echa algo de luz sobre las respuestas. Integrado por investigadores en finanzas públicas, el trabajo especifica que el ajuste que implica la Ley de Solidaridad ronda el 2% del PBI, con una particularidad: 1,5% del PBI responde a la suba de impuestos y 0,5% a la baja del gasto.
 
 
Meritócratas
 
Las últimas novedades que transmitió en Punta del Este un banquero con buena llegada al equipo albertista también son tranquilizadoras para los blanqueadores de la era Macri: la sobrealícuota especial de Bienes Personales (1,25% adicional al 1,25% que se aplica a los mayores patrimonios) se condonaría si el contribuyente radica en el país un 10% de esos fondos declarados en el extranjero.
 
Es lo que le resta definir en las próximas horas a Guzmán con Mercedes Marcó del Pont y sobre lo que la jefa de la AFIP habría querido avanzar más. Asuntos que se negocian largamente en un gobierno con una base tan heterogénea. Una letra chica que también anoche entraba en discusión en la Legislatura bonaerense, donde Kicillof debió entregar a la oposición bastante más de lo que entregó Fernández en el Congreso.
 
Al margen de la renegociación de la deuda y de los trazos gruesos incluidos en la primera ley ómnibus del albertismo, Guzmán apunta a hacer una sintonía fina que recorte gastos superfluos y despilfarros de gestión que empezaron a detectar en todos los ministerios.
 
Uno de los más llamativos que se encontró fue el de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), un órgano bajo la tutela de Guillermo Dietrich que presidía Carlos Pérez.
 
De esa repartición, Dietrich ordenó gastar más de $50 millones en escoltar las turbinas y aerogeneradores que empresas como Román y COAMTRA trasladaron por cuenta y orden de contratistas como Vestas, General Electric y Envision Energy. Es dinero que no se utilizó para campañas de seguridad vial, que podrían haber ahorrado no solo dinero sino también vidas humanas.
 
Son gastos menores, pero que en el agregado suman. Como los que detectó Miguel Pesce en el Banco Central, que de todos modos tiene su propio presupuesto aparte del Tesoro así que no engrosa el déficit fiscal. La ausencia prolongada de la vicepresidenta Verónica Rapoport con goce de sueldo sobre el final de su mandato y los viáticos y liquidaciones finales de los últimos directores que renunciaron son algunas de esas perlas.
 
 
Que dios y la patria
  
La Iglesia Católica, en plenas navidades, también es objeto de la misma disputa político-ideológica que nubla la correcta evaluación de las leyes impositivas.
 
En el grupo de whatsapp empresarial "Nuestra Voz", por ejemplo, se comentó mucho una nota de opinión del cura Gustavo Irrazábal en La Nación con una peculiar lectura de la pobreza, que polemiza con la del Papa Francisco.
 
El debate dista de ser estrictamente teológico, especialmente en vísperas del encuentro de Asís, que convocó el Papa para fines de marzo próximo en la ciudad donde nació San Francisco, de quien él mismo tomó el nombre para su papado.
 
¿Quién lo inspiró al Papa para organizar ese encuentro en Asís? Joe Stiglitz, el premio Nobel de Economía que conoció en mayo de este año. Ni más ni menos que el maestro y referente académico de Guzmán, el nuevo ministro de Economía. El jurista Roberto Carlés, amigo personal del Papa, tuiteó hace pocos días que Bergoglio le habló de Guzmán por aquellos meses.
 
Irrazábal no coincide con ninguno de ellos. "Los bienes creados por Dios no son suficientes para cubrir todas las necesidades humanas y nunca lo serán. Por eso, la pobreza no es exclusivamente producto de la injusticia, sino que es ante todo la condición natural del hombre. La primera pregunta no debería ser entonces por qué hay pobreza, sino cómo puede ser que por primera vez en la historia una parte sustancial de la humanidad se haya liberado de ella", escribió el sacerdote, que lidera el Instituto Acton.
 
En julio de 2018, cuando se celebraba una reunión de la Pastoral Social, el mismo cura escribió que "el piqueterismo es un fenómeno jurídica y moralmente inaceptable, una clara violación del derecho a trabajar y circular libremente, pero la pastoral social no parece hoy interesada en exhortar al respeto de la ley ni en dar a conocer la enseñanza de la Iglesia en este punto".
 
La semana pasada, con la venia del Papa y de Alberto Fernández, ese "piqueterismo" lanzó su propio sindicato. Lío en puerta.
 
Feliz Año Nuevo.
 
Por Alejandro Bercovich
 
Fuente: BAE Negocios
 

Agreganos como amigo a Facebook
07-08-2020 / 10:08
Aunque hace tiempo que nadie en el poder se lo toma demasiado en serio ni le pide opinión, Guillermo Moreno pudo haber sido la excepción que confirmara la regla. El acuerdo que enhebró Martín Guzmán con los acreedores privados para aplazar y aliviar los pagos de la deuda jamás haría desdecirse al pintoresco exsecretario de Comercio, quien semanas atrás vaticinó que fracasaría porque le faltaba "haber pateado más la calle".
 
En el mundo empresario, entre los apostadores bursátiles y entre los consultores más cotizados de la City, en cambio, no hubo ningún reparo para la pirueta: hasta quienes le pedían el mes pasado a Alberto Fernández que lo eche -en público y en privado- se vistieron de guzmanistas de la primera hora. Todos salieron a gritar el gol que añoraban tanto la hinchada como el técnico, aun cuando está lejos de haber definido el partido.
 
Puertas adentro de la coalición, el primero en cantarlo fue Sergio Massa, quien no solo había convocado varias veces durante abril y mayo a su propio gabinete económico para interconsultas sino quien además entabló diálogos paralelos con Wall Street que obligaron al Presidente a avisar en tres ocasiones que el único interlocutor oficial era Guzmán.
 
Pasado pisado: tanto se apuró el jefe de Diputados en sacar pecho por el entendimiento que incluso primereó a Fernández. Pidió disculpas.
 
El recorrido de Guzmán antes del cierre de las negociaciones reflejó fielmente el equilibrio de fuerzas en el Frente de Todos
 

07-08-2020 / 10:08
En plena recesión y en medio del proceso de flexibilización de las restricciones por la pandemia, el debate sobre cómo sería la recuperación de la economía toma vigencia. ¿Cómo será? ¿Un dibujo en V? ¿Será acaso más apaisada? ¿O la Argentina estará condenada a convivir con una L, en el mejor de los casos, castigada por la crisis permanente?
 
Ese debate se mezcla con la política. María Eugenia Vidal, por caso, levantó el perfil público el jueves por la mañana en un "zoom" en el que planteó -en base a su economista de cabecera, Hernán Lacunza, que la economía caerá este año un 12%, pero que en 2021 no podrá recuperar lo perdido.
 
Más optimista, el economista Emmanuel Álvarez Agis -cercano ideológicamente a la Casa Rosada- cree que la actividad se recuperará pero para asegurarlo reclama una mayor y decisiva participación del Estado, a través del gasto público.
 
"Ahora que arreglamos con los acreedores llegó el momento de gastar. En la pandemia, hay que gastar más. El Estado argentino gasta la mitad que su par de Chile o Perú. Y mucho menos que Brasil", argumenta Agis.
 
Desde Economía se aboga por un ordenamiento fiscal, de cara a las inminentes negociaciones con el Fondo Monetario Internacional. Pero no sólo por eso. Martín Guzmán demostró desde un primer momento que valora la cautela a la hora de programar el gasto público, lo que quedó a la vista cuando se suspendió la actualización automática de las jubilaciones.
 
En el Gobierno creen que esta semana fue la mejor desde que Alberto Fernández se puso la banda presidencial.
En el equipo económico sospechan que la buena onda perdurará. Y no lo avalan por una cuestión de fe religiosa. Los funcionarios comparten algunos de los datos positivos de la actividad, que los sorprendió gratamente a ellos mismos.
 
Juzgan, sin temor a hacerlo con premura, que se trata de los primeros indicios de una recuperación veloz. Incluso destacan la "V corta" de la palabra "veloz".
 

06-08-2020 / 11:08
La valiente fiscal Gabriela Boquin, quien llevó adelante la acusación contra la familia Macri en la causa Correo Argentino, denunció este miércoles ante una comisión bicameral que una empleada de su fiscalía "le entregaba documentación en pleno trámite de la investigación de la causa al diputado (del Pro) Pablo Tonelli" y que al denunciar esa situación ante su superior, el Procurador interino, Eduardo Casal, "no tomó ninguna medida al respecto".
 
Boquin expuso este miércoles ante la comisión bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público. La semana pasada, Casal, quien asumió como jefe de los fiscales durante la gestión de Cambiemos, le inició un sumario administrativo por supuesto maltrato y mobbing laboral a ex empleados de la fiscalía.
 
La comisión bicameral tiene previsto volver a reunirse en diez días para tratar una serie de denuncias y pedidos de juicio político contra Casal por supuestas arbitrariedades en traslados y medidas disciplinarias contra fiscales que investigaban al macrismo.
 
En su presentación, la fiscal Boquin, que interviene en una de las causas más complicadas para el ex presidente y su familia, dijo: "Es falaz decir que se retiraron de mis dependencias por maltratos o pidieron traslados. Esto no existió. Es más, a una de las testigos el traslado lo pedí yo".
 
Y amplió Boquin que realizó ese pedido "por falta de confianza" de la empleada de su fiscalía tras "descubrir que le entregaba documentación en pleno trámite de la investigación de la causa Correo Argentino al diputado Pablo Tonelli".
 
"Esa documentación que le pasaba y que le iba comunicando los pasos del expediente a Tonelli estaban relacionados con su propia vinculación en la causa porque cuando yo denuncié el vaciamiento, estaban las facturas de Tonelli por millones de pesos retirando dinero de Correo Argentino", agregó la fiscal. 
 

06-08-2020 / 10:08
"La cúpula de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) impartió órdenes a un grupo de agentes orgánicos e inorgánicos quienes se dedicaron a realizar tareas de inteligencia y espionaje ilegal consistentes en llevar a cabo vigilancias, observaciones, obtener información, producir inteligencia, almacenar datos y generar informes sobre distintas personas por el solo hecho de su pertenencia político-partidaria, social, sindical y/o cultural".
 
Con estas frases contundentes, el juez federal de Lomas de Zamora, Juan Pablo Augé, procesó a los directores de la AFI macrista, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, por espionaje ilegal, abuso de autoridad y falsificación de documentos. La suma de los delitos establece penas de hasta 12 años de prisión. Al mismo tiempo, el juez les prohibió la salida del país, retuvo sus pasaportes y los embargó por dos millones de pesos. Y Mauricio Macri, ¿para cuándo?
 
Eso sí, no ocurrió como en los cuatro años anteriores: no los fueron a buscar a sus casas a la medianoche o a la madrugada, no les pusieron chaleco antibalas ni casco ni convocaron a las cámaras de televisión, pese a que los delitos prevén penas como las señaladas, superiores a las previstas en las causas contra los ex funcionarios y empresarios detenidos en tiempos de Macri.
 
Como ocurre en casi todas las causas que tienen imputados macristas, la defensa principal consiste en tratar de llevar el expediente a los tribunales de Comodoro Py, donde juegan de locales. Es a lo que apuestan las ex autoridades de la AFI. Se sabe que en el edificio de Retiro encuentran cobijo judicial-mediático-político aunque sea para empantanar las cosas por unos años.
 

05-08-2020 / 13:08
Cada vez que alguna selección argentina, del deporte que sea, llega a la final de algún torneo importante, la televisión se llena de especialistas en. Los argentinos fueron especialistas en rally dakar, rugby, handball, judo. También en ciencia forense con el caso Nisman y en infectología con la covid-19.
 
En el día del cierre del acuerdo de deuda  entre el gobierno y los tenedores de bonos en dólares bajo legislación extranjera, muchos argentinos, los funcionarios que participaron de un gobierno que endeudó al país por 96.602 millones de dólares, pasando de representar un 52 al 81 por ciento del PBI, también se animaron a opinar.
 
Sin ninguna vergüenza, miembros del equipo económico de Mauricio Macri, que lideraron el mayor ciclo de endeudamiento de la economía argentina hasta desembocar en un default virtual, salieron a opinar de la negociación exitosa del ministro Martín Guzmán.
 
"Se podría haber logrado un acuerdo mejor. Como Ecuador: más rápido, mayor alivio de intereses, mayores plazos y quita de capital. Pero ya está: con acuerdo no alcanza; sin acuerdo no arranca. Ahora a ponerle todo el diálogo y toda la energía para salir de esta dolorosa recesión", twitteó el ex Ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat-Gay.
 
Puede que Prat-Gay quiera tomar de referencia la rapidez con la que cerró la negociación con los fondos buitre que, luego de haber litigado quince años contra la Argentina, se beneficiaron con una ganancia de 1600 por ciento gracias al acuerdo que alcanzó con el gobierno que a su vez implicó un endeudamiento para el país del orden de los 16.500 millones de dólares. "Chau default, arranca una nueva etapa", celebraba el flamante ministro en aquel entonces. Era verdad, empezaba en aquel entonces la etapa del presidente que más se endeudó de los últimos 50 años. 
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar