La Opinión Popular
                  11:15  |  Viernes 03 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Hacer es la mejor manera de decir”. José Martí
Recomendar Imprimir
Nacionales - 24-11-2019 / 17:11
PANORAMA POLÍTICO NACIONAL

Macri con crisis en el Gabinete y, peor aún, en Boca Juniors

Macri con crisis en el Gabinete y, peor aún, en Boca Juniors
El club Boca Juniors ya fue usado por Macri como base de operaciones, tanto para campañas electorales como para el lawfare o guerra jurídica. El macrismo necesita al club como retaguardia estratégica, como refugio que al mismo tiempo le da presencia simbólica e inserción popular sin serlo. No se trata de algo más, sino del punto de origen al que se regresa para recomponer estrategias. Más allá del resultado, unas elecciones que iban a ser un paseo se convirtieron en dolor de cabeza.
La derrota llama a la derrota. Tras la debacle electoral, a Mauricio Macri se le suman problemas. En el gabinete, donde enfrenta el desafío radical. Y en Boca Juniors, su lugar de refugio, donde la incorporación de Juan Ramón Riquelme a la lista opositora complicó el panorama electoral de sus fieles. Alberto Fernández, en espejo, sigue acumulando sobre su victoria.
 
La política es como el agua: cuando el plano se inclina discurre toda hacia el mismo lado. Los hados hablaron con la voz de las urnas y el resultado ladeó la cancha hacia Alberto Fernández que se dio el lujo esta semana de recibir en sus oficinas a la legendaria Patti Smith, mientras Macri comenzó el camino amargo de la derrota entre una crisis de gabinete que lo enfrenta con sus principales aliados y una posible derrota en las elecciones de Boca Juniors.
 
Retaguardia estratégica y despliegue en el territorio están en juego en estas fisuras del macrismo que aparecieron durante la semana con el tema del aborto y la incorporación de Juan Román Riquelme a la lista opositora en el club.
 
Todo festeja a la victoria y nada a la derrota, a la que el perdedor tiene que domar con paciencia y tenacidad como hicieron Néstor y Cristina Kirchner cuando les tocó atravesar esa prueba. O la dificilísima filigrana que debió realizar Perón en los 18 años de exilio y a miles de kilómetros de distancia.
 
Tras la victoria de Alberto Fernández y Cristina el escenario de simpatías tiende a parecerse más al resultado de las PASO que al de las elecciones. Es un proceso universal. El voto más volátil del macrismo tiende a abrir una expectativa hacia el nuevo presidente y alejarse de su decisión original.
 
En el mejor de los casos, el perdedor logra contener al núcleo duro de sus simpatizantes si es que no son absorbidos por el remolino centrífugo que produce la derrota. La crisis de gabinete pocos días antes del traspaso de gobierno se convirtió en un síntoma, nube negra que anuncia tormenta.
 
El secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, no es un francotirador de globos amarillos sino que es un cuadro del radicalismo. Es difícil que haya tomado sin consultar con sus correligionarios la decisión de publicar el protocolo para el aborto legal, igual que su renuncia, pocos días antes del traspaso del gobierno. No es la mejor imagen si el macrismo quería mostrar una retirada en orden. Por el contrario, una crisis de gabinete en este contexto pone de manifiesto debilidad y mar de fondo.
 
El radicalismo abrió el juego. Eligió un tema como el aborto, que se corre del conservadurismo evangélico con el que Macri intenta contener a su núcleo duro. No se trata del ala que se referencia en Ricardo Alfonsín, que siempre fue crítica de la alianza con Macri. El mismo Ernesto Sanz, que de alguna manera fue el radical más macrista, salió en respaldo de Rubinstein.

No existe consenso en los radicales para aceptar la intención de Macri de ponerse a la cabeza de la oposición. Tampoco es, en principio, una fisura rupturista. Es una advertencia de que van a disputar espacio. 

El presidente de salida está en situación vulnerable, porque si rompe la alianza con el radicalismo pierde presencia territorial, representada por varios gobernadores y decenas de intendentes. Pero pasar a segundo plano, en su caso, sería peor que retirarse.
 
El exabrupto institucional que se produjo con el protocolo para el aborto no punible mostró un fuerte contraste entre Macri y el radicalismo y también entre las distintas facetas que Macri quiso proponer de sí mismo a la sociedad. Fue ambiguo con relación al aborto. Abrió el debate para instalar una imagen de tolerancia democrática y ahora lo cerró con prepotencia integrista.
 
El protocolo no excedía el marco de la ley de aborto no punible. Pero Macri se preocupó y apuró en decir públicamente que emitió el decreto para anularlo. Fue un mensaje de desprecio por una problemática muy sensible.
 
La fisura entre el PRO y los radicales no se resuelve con el regreso a la situación previa porque ya no existe el contexto que la sostenía.
 
Los medios que respaldaron la gestión macrista se preocupan por exagerar las dificultades en el campamento de Alberto Fernández. Pero, en realidad, los obstáculos que va sorteando para conformar su gabinete no encuentran oposición firme.
 
Al revés que con Macri, el resultado electoral tiene su propia lógica y facilita esas decisiones, por lo menos durante los primeros meses. Las preocupaciones de Alberto Fernández apuntan hacia el futuro y están relacionadas con la economía ruinosa que deja el macrismo.
 
Esta crisis de gabinete fue simultánea con la incorporación de Riquelme a la lista opositora al macrismo en Boca. Parece una noticia alejada de la política pero para el macrismo es quizás más grave e inmanejable que la polémica con los radicales o el tema del aborto.
 
Boca fue el trampolín de Macri hacia el gobierno de la ciudad primero y después a la Presidencia. No fueron hechos contingentes sino que formaron parte de una estrategia cuya base se asentó en el control de Boca Juniors que funcionaba como inmensa vidriera y plataforma de penetración mediática.
 
El control del club sirvió para múltiples fines. Mientras el macrismo mantuvo el control de Boca, por la institución pasó el comisario Jorge Fino Palacios relacionado con varios escándalos, desde la causa por encubrimiento del atentado a la AMIA hasta otras por espionaje ilegal. Y también varios de los funcionarios judiciales involucrados en el lawfare contra los opositores al gobierno de Cambiemos.
 
El fiscal Carlos Stornelli fue Director de Seguridad del club, al frente de una comisión que también integraban el juez Ariel Lijo, los fiscales Raúl Plée y Gerardo Pollicita y el ex juez federal y ex ministro de Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Guillermo Montenegro.
 
Todos ellos personajes que se han destacado en la oposición del macrismo a los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner y que luego tuvieron protagonismo muy polémico en el plano judicial durante la gestión macrista. El macrismo se especializó en denigrar a la política para hacer política desnaturalizando instituciones deportivas y judiciales.
 
Desalojado de la provincia de Buenos Aires y de la Nación, al macrismo no le alcanza la CABA, donde Horacio Rodríguez Larreta tiene sus propios intereses. Y espera usar Boca Juniors como refugio estratégico. En cierto sentido, el club tiene una potencia simbólica y mediática que no tiene la CABA.
 
El anuncio de Riquelme de participar en la lista que encabeza Jorge Ameal, enfrentada a la lista del oficialismo que propone a Christian Gribaudo, desequilibró la balanza cuando el macrismo ya daba por ganada la elección. Es que las encuestas planteaban todas que ganaría la lista que llevara al ex mediocampista.
 
Riquelme se convirtió en pieza de disputa.  Y la decisión final del jugador, que seguramente es menos política que deportiva, tiene un impacto decisivo en la política.
 
Otro síntoma de debilitamiento. Entre tanto, Patti Smith, con sus 72 años y pañuelo verde en la muñeca, con su historia legendaria y luminosa de música y poesía, prefirió hablar con Alberto Fernández y no con Macri, sobre feminismo y cambio climático. Son los últimos recreos del presidente electo.
 
Por Luis Bruschtein
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
02-07-2020 / 10:07
Aunque mantiene un espeso silencio ante las novedades judiciales, Mauricio Macri está cada vez más preocupado por la causa por espionaje ilegal. O al menos eso denota las voces que lo rodean. "Vienen por él", "es un ataque a Macri", son algunas de las frases que se escuchan en su entorno con respecto a las detenciones y al allanamiento a su ex secretario Darío Nieto, al que le negaron la eximición de prisión.
 
Es que, como "organización criminal" calificó el juez de Lomas de Zamora al grupo de 22 personas que detuvo el martes, entre ellas la ex secretaria de Documentación de la Presidencia de la Nación en tiempos de Macri. El inusual operativo puso de manifiesto la enorme estructura de espionaje ilegal que prosperó durante la gestión macrista, sus frondosas ramificaciones y sus estrechos vínculos con lo más alto del poder político.
 
Entre los apresados figuran el exjefe de Contrainteligencia de la AFI, el ex director de Operaciones Especiales de ese organismo (detenido días antes), ex altos oficiales de la Policía Metropolitana, integrantes actuales y retirados de la Policía Federal, integrantes actuales y retirados de la AFI, integrantes actuales y retirados del Servicio Penitenciario Federal, funcionarios del gobierno porteño, un chef contratado por el ex titular de la AFI, y la citada ex secretaria de la Presidencia.
 
No hay precedentes de una organización criminal de semejante magnitud enquistada en el seno del Estado y amparada por las máximas instancias políticas bajo un gobierno constitucional, lo cual revela que su armado y funcionamiento obedeció a una política deliberada y no al accionar anárquico de "kioscos" de espías. 
 

02-07-2020 / 10:07
Es cada vez más evidente que el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, es un francotirador contra la administración provincial que integra y el gobierno nacional. Sus ambiciones de ser candidato presidencial en 2023, por los sectores sociales de la derecha, desilusionados con Mauricio Macri, lo lleva a buscar un alto protagonismo en los medios.
 
El primer día de cuarentena reforzada en el Área Metropolitana de Buenos Aires amaneció con un nuevo cortocircuito entre el gobierno nacional y el de la Provincia de Buenos Aires en materia de Seguridad. El miércoles a la mañana, en Puente La Noria, Berni, irrumpió enojado en unos de los retenes de control vehicular que realizaba la Policía Federal para exigir que se alivianara el paso.
 
"Los controles son para facilitarle la vida a la gente, no para generarle más quilombo en esta situación especial", exclamó, irritado, en despliegue frente a los canales de televisión. Evidentemente está en campaña. Desde Seguridad de Nación manifestaron su enojo directa e indirectamente.
 
"Se extralimitó en sus responsabilidades y de una manera muy irresponsable. No sé lo que está esgrimiendo porque el ministro tiene mi teléfono, entonces, si tuviera buenas intenciones me hubiera llamado y no estaría apareciendo frente a las cámaras de televisión", declaró el secretario de Seguridad de la Nación, Eduardo Villalba, criticando públicamente la actitud de Berni durante el operativo vehicular en Puente La Noria.
 
Según trascendió, el ministro de Seguridad irrumpió en el retén y se puso a discutir con uniformados de la Policía Federal --que no son sus subordinados-- y el jefe del operativo, que responde al Ministerio de Seguridad de la Nación, es decir, a Sabina Frederic
 

01-07-2020 / 11:07
El presidente de la UCR y actual diputado nacional mendocino, Alberto Cornejo, propuso "independizar" su provincia del resto del país. Afirmó que Mendoza tiene las características para ser "un país independiente", ante lo cual el peronismo tildó esa manifestación de "ridícula", una "cortina de humo" y parte de un "juego divisivo" del referente radical y de la oposición más gurka en momentos en que se necesita "unidad" para afrontar la pandemia de coronavirus.

Adjudican la ridícula actitud, que bordea el patetismo, del ex gobernador, por la decisión del Coirco sobre la represa Portezuelo del Viento, a cuestiones relacionadas con las intenciones electorales del radical, que quiere ser candidato a presidente por la alianza antiperonista en 2023. 
¿De Argentina o de la "República de Mendoza"?


Más cerca del berrinche de un niño caprichoso que de la actitud que cabría aguardar de un dirigente político experimentado, la amenaza separatista proferida en público ante medios de comunicación porteños es una muestra de cómo plantea la dirigencia radical mendocina su relación con el resto del país.

Lo que provocó semejante reacción fue la actuación institucional del Consejo de Gobierno del comité de cuenca del río Colorado, que es su máximo órgano de conducción. A ese cuerpo lo integran los gobernadores de las cinco provincias condóminas más el ministro del Interior en representación del presidente de la Nación. Mayor representatividad política, imposible. De ahí lo inexplicable de la pataleta radical mendocina.

La decisión de suspender la obra y realizar una evaluación exhaustiva del impacto ambiental en toda la superficie de la cuenca, fue adoptada por una mayoría abrumadora de cuatro votos contra uno: La Pampa, Buenos Aires, Río Negro y Neuquén contra la solitaria postura de Mendoza. 

01-07-2020 / 10:07
Crece el escándalo. Tras ordenar este martes el arresto de una ex funcionaria cercana al ex presidente Mauricio Macri y varios ex miembros de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, comienza a indagar a los espías macristas detenidos.
 
Según el cronograma, a partir de las 9.30 fueron convocados María Andrea Fermani, Mariano Ignacio Flores, Andrés Patricio Rodríguez, Juan Carlos Rodríguez, Daiana Romina Baldassarre, Denise Aya Tenorio, María Belén Sáez, Jorge Guillermo Ochoa y Gustavo Ciccarelli.
 
Para el jueves, también desde las 9.30, están citados Susana Martinengo (ex jefa de Documentación Presidencial), Diego Dalmau Pereyra (ex jefe de Contrainteligencia de la AFI), Jorge Horacio "Turco" Sáez, Leandro César Araque, Facundo Melo, Emiliano Matta y Mercedes Funes Silva, informaron fuentes judiciales.
 
En tanto, para el lunes, a la misma hora, se dispuso la indagatoria para Alan Ruiz, quien ya está detenido en la causa por supuesto espionaje ilegal contra el Instituto Patria y la vicepresidenta Cristina Fernández. Ese expediente lo lleva adelante el juez de Lomas de Zamora, Juan Pablo Augé.
 
Este martes el juez Villena ordenó detener a un total de 22 personas en el marco de la investigación por supuesto espionaje ilegal a funcionarios, políticos y empresarios durante el gobierno de Cambiemos. Estas detenciones no son prisiones preventivas, porque no se puede dictar la preventiva sin haber indagado antes al acusado.
 

30-06-2020 / 11:06
La figura del ex presidente Mauricio Macri se convirtió en una verdadera piedra en el zapato para la unidad de la coalición opositora de Juntos por el Cambio. El comunicado que publicó el espacio político el domingo por la tarde, tuvo entretelones antes de ser publicado, además, que tuvo la ausencia de adhesiones como de la ex gobernadora María Eugenia Vidal.
 
Por el lado opositor dialogan entre ellos en búsqueda de respuestas tras lo que fue el 2019. En ese año, se hablaba de que muchos querían mantener a Macri dentro del espacio para que vuelva a ser candidato. Actualmente, ya nadie habla de esa opción. Las elecciones del 2023, parecen lejanas, pero que los dirigentes de Juntos por el Cambio están pensando en ello, no quepa duda.
 
Desde Horacio Rodríguez Larreta hasta Alfredo Cornejo, pasando por María Eugenia Vidal, Rogelio Frigerio, Emilio Monzó, piensan en un macrismo sin Macri o, más precisamente, en un rol de líder político retirado, un posicionamiento que suelen tener los ex presidentes yanquis después de los dos mandatos constitucionales.
 
Sucede, en este caso, que Macri no reeligió. Pensaba retirarse y dejar paso a los más jóvenes de la coalición en el 2023. ¿Querrá una nueva oportunidad? La verdad es que nadie sabe, y seguramente tampoco él mismo.
 
"No hay ninguna razón para tirarlo a Macri por la ventana, no me parece justo con él ni con la posibilidad que le dio a la Argentina de encarar un camino distinto, aunque haya quedado trunco", dijo Ángel Pichetto, que encabezo la oposición a Macri en el Senado durante 4 años y después se dio vuelta.
 
Algo similar piensa la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, que gasta horas de Zoom con heridos que dejó el partido en todo el país. Es cada vez más claro que a Macri solamente lo quieren la Embajada yanqui, Pichetto, la Bulrich y Clarín.
 
La Opinión Popular
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar