La Opinión Popular
                  10:50  |  Viernes 22 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Macri sigue en la política y no va a poder irse. Tiene 93 causas judiciales en su contra". Jorge Asís
Recomendar Imprimir
Nacionales - 28-10-2019 / 09:10
MACRI RECONOCIÓ EL RESULTADO DE LAS ELECCIONES

Fue derrotado el peor Gobierno desde la vuelta de la democracia

Fue derrotado el peor Gobierno desde la vuelta de la democracia
El presidente electo Alberto Fernández sacó el 48%, aventajó por casi 8 puntos a Mauricio Macri y ganó en primera vuelta. Alberto le pidió anoche a los referentes de Juntos por el Cambio que sean "conscientes de lo que nos han dejado y nos ayuden a reconstruir el país de las cenizas que han dejado". "Ojalá que ese compromiso de diálogo que nunca tuvieron ahora lo ejerzan, y que sean capaces de entender que la Argentina que viene necesita del esfuerzo y compromiso de todos", expresó Fernández al hablar desde el búnker del Frente de Todos.
El peronismo unido en el Frente de Todos vuelve a la Casa Rosada tras apenas cuatro años, a pesar de su derrotas en 2015 y 2017, aguantando el apoyo inédito de los medios hegemónicos: Clarín, La Nación e Infobae, el establishment, el Fondo Monetario Internacional Y los Estados Unidos de Donald Trump al presidente Mauricio Macri.
 
El voto ciudadano reformuló al sistema electoral. Las PASO funcionaron como una primera vuelta. La primera vuelta como el ballotage. Alberto Fernández es el nuevo presidente electo de los argentinos. Ganó en elecciones libres y se impuso legítimamente en primera vuelta. La política económica neoliberal y la incapacidad personal de Macri para conducir el proceso político y económico llevó a esta situación.
 
Su desprecio por la política y su dificultad para comprender la realidad y obrar en consecuencia logró lo impensado hasta hace apenas unos meses: unir al peronismo. Fuerzas disímiles y contrapuestas, actores políticos distanciados por irreconciliables diferencias lograron aglutinarse animados por un declarado objetivo: sacar a Macri del Gobierno. Lo lograron, fueron exitosos y hay una nueva realidad.
 
Desde el gobierno, Macri nucleó tan solo el antiperonismo, y también una enorme estructura de negocios. Sus caprichos de hijo de rico malcriado lo instalan como ejemplo de lo que no se debe hacer. Cuando habla de sus "logros" termina ofendiendo la inteligencia de los argentinos. Vinieron con la excusa de la corrupción pero en rigor de verdad, solo para que los ricos se queden con todo. Dejan un país saqueado, con más pobres, inflación y deuda que el que recibieron.
 
El de Macri fue sin dudas el peor gobierno desde la vuelta de la democracia, y si no fuera por la existencia del antiperonismo y el miedo que a muchos infunde Cristina, no llegaba ni al 10% de los votos. Deja un país mucho peor que el que recibió, y saca un 40% por miedo al pasado. Igual pierde generando un temor superior, el terror a Macri.
 
Alberto fue elegido Presidente en primera vuelta con una diferencia menor a la esperada. Hubo una tendencia anunciada que se cumplió: el futuro Presidente iba a ser Alberto. Lo sorpresivo, a medida que avanzaba el escrutinio, fue que la diferencia entre el ganador y el perdedor era menor a lo proyectado. Al igual de lo que paso en las primarias, pero al revés.
 
La mayoría de los electores repitieron su voto, pero hubo una nueva porción que decidió apostar a la reelección de Macri. Distritos como Córdoba, Santa Fe, Mendoza y CABA, registraron una performance del macrismo que influyó en el promedio total país y que evitó lo que se presumía, que el macrismo iba a una catástrofe electoral. 
 
Resulta difícil desentrañar la razones que permiten a Macri sumar casi 8 puntos sobre el resultado de las primarias reteniendo un milagroso 40% del electorado cuando se encamina al final de su presidencia dejando al país atrapado en la debacle con los peores indicadores sociales y económicos en décadas.
 
La Opinión Popular

 
La Provincia de Buenos Aires, el principal distrito, cumplió la predicción de goleada a favor del Frente con 13 puntos de diferencia. Buenos Aires, los Conurbanos, la Patagonia, el NOA y el NEA configuran las bases del peronismo. Se registran clivajes notables de preferencias entre las dos coaliciones. Territoriales, generacionales (los jóvenes son pilar del FT), de clase social.
 
Los candidatos del peronismo recuperaron las intendencias de Quilmes y Morón, en el Conurbano, y en el interior de la Provincia las de Coronel Suárez, Baradero, Carlos Tejedor, Las Flores, Mar Chiquita y Berisso.
 
De esas localidades, los triunfos en Quilmes y Morón son especialmente festejados en el FdT. En Quilmes, la camporista Mayra Mendoza se impuso sobre Martiniano Molina. En Morón, Lucas Ghi le ganó a Ramiro Tagliaferro por tres puntos de diferencia y volverá a asumir el gobierno del distrito, del que en 2015 había sido desbancado por el ex marido de la gobernadora María Eugenia Vidal.
 
El presidente electo cimentó su triunfo en una amplia diferencia obtenida en provincia de Buenos Aires y en las provincias del norte, incluso en Jujuy donde gobierna el radical Gerardo Morales. Las provincias del Sur también eligieron mayoritariamente al candidato del Frente de Todos.
 
Entre los perdedores de la jornada hay que contar a los cuatro candidatos a presidente que se quedaron muy lejos de los dos primeros. La polarización alimentada por el "voto útil", les hizo perder votos que en su mayoría fueron a manos de Macri, que logró mejorar su performance de las PASO pero quedó a mitad de camino.
 
 
Cambio de estrategia del macrismo
 
Es evidente que el cambio de estrategia del macrismo a partir de las primarias, recurriendo a métodos propagandísticos políticos, además de las redes, produjo acontecimientos de comunicación (las 30 ciudades) que, si bien, no modificaron el amperímetro en algunas provincias; pero en otros sí.
 
Fueron millones de argentinos que, contradiciendo toda lógica electoral, volvieron a votar a un Presidente desastroso que condujo al país a una de las peores crisis económicas que se tenga memoria.
 
La gestión de Macri tuvo su punto de inflexión a partir de la ley previsional en diciembre del 2017, acelerando su derrumbe ante la opinión pública. Es llamativa la falta de pericia de un gobierno que no pudo sortear ningún obstáculo que se le presentó.
 
Todos los indicadores macroeconómicos muestran resultados negativos, y la economía familiar navega con un nivel de endeudamiento que desespera al ciudadano de a pie. Luego del triunfo, Fernández le pidió a Cambiemos que "ayuden a reconstruir el país de las cenizas que dejaron".
 
En definitiva la pérdida del gobierno por parte de Juntos por el Cambio es porque faltó un cabeza político-estratégico que construyera acuerdos y avance evitando promesas voluntaristas que resultan hoy burlescas: inversiones, pobreza 0; o terminar con la cultura populista, etc. Cambiemos no tuvo política, tuvo políticos que gobernaron pero no política. 
 
Fue tal el derrumbe de la administración Macri, que terminó tomando medidas "kichneristas" para consolidar gobernabilidad frente a las  elecciones. Cabe preguntarse qué, si eventualmente hubiera habido una continuidad de Macri; cuál hubiera sido su política económica.
 
Entonces, ¿cómo se lee, ese 40% de votos? Se lee sobre la base de un voto estratégico contra el peronismo/kichnerismo; y expresa la necesidad de un amplio sector de la población que es necesario contar con una oposición fuerte al gobierno justicialista de Fernández y Fernández.
 
Entre lo destacado de esta elección también hay que mencionar a Cristina Fernández que logró resucitar de sus cenizas como el Ave Fénix, superando los obstáculos que tenía con gobernadores, sindicalistas, y dirigentes políticos del peronismo no K.
 
 
"¿Qué hará Cristina?"
 
Esto se preguntan quienes la detestan y quisieron desterrar de la competencia democrática metiéndola presa. Su respuesta tácita es que se dedicará a serrucharle el piso a Alberto. Le atribuyen una atávica vocación de dañar aunque sea insensata: la narrativa de la derecha gorila empieza y termina en la fábula del escorpión y la rana.
 
La conducta de la vicepresidenta electa habilita a pensar de otro modo. Renunció a ser candidata, decisión inteligente que nadie imaginó. Optó por el perfil bajo en campaña, dejando "explayarse" a Alberto Fernández. Ahora tiene una oportunidad única, que Alberto (compañero de militancia y gobierno) y Axel (un ahijado político que creció a su lado) dispongan de una chance de gobernar bien.
 
El cometido es peliagudo porque ambos asumen en un contexto angustiante condicionado por la astronómica deuda externa. Pero si se pudiera, la trayectoria de Cristina sería única desde 1983. Tal vez piense en el futuro, tal vez le interese su pueblo, ponerle un broche a su trayectoria. En una de esas es una estadista o una política de primer nivel y no un escorpión.
 
Su situación judicial será un tema de agenda para más adelante, pero es indudable que la cuestión no es algo que preocupe a los propios seguidores. Su imagen que venía siendo negativa desde que la última etapa de su gobierno a la fecha, ha empezado a desplazarse hacia la calificación positiva.
 
 
La pelea entre Macri, Larreta y los radicales ya empezó
 
La caída de Macri implicará reordenar las piezas de una Alianza que yace en pedazos. Aunque la remontada que consiguió el Presidente entre las primarias y las generales le permitirá resistir, al menos por un tiempo, a los sectores internos que buscan su jubilación. El mandatario no tiene, de momento, intenciones de abandonar el tablero político, como esperan algunos de los que lo rodearon en el bunker de Juntos por el Cambio.
 
El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, es la figura que podría intentar ocupar su lugar en caso que Macri parta hacia el retiro o hacia Europa. Si Macri se queda, las tensiones se harán cada vez más evidentes. También con los radicales como Alfredo Cornejo, quien hace rato habla de posmacrismo. A Marcos Peña muchos le auguran el destino de los dinosaurios: la extinción.
 
El núcleo duro de Macri son algunos de sus aliados recientes, como Miguel Ángel Pichetto, otras aliadas que lo cuestionaron, como Elisa Carrió, y algunos radicales línea anti K dura, como Mario Negri y Luis Naidenoff.
 
Ellos sostienen, junto con Peña -el jefe de Gabinete depende cien por ciento de la permanencia de Macri en política-, la posibilidad de que Macri se convierta a partir de diciembre en el principal líder de la oposición. El acortamiento de la diferencia con el Frente de Todos les da un nuevo argumento para señalar que es el líder indicado para seguir conduciendo el espacio. Para eso, debe quedarse en el país.
 
Otros consideran que Macri se queda, sí... por todas las causas penales que tiene, y debería dar un paso al costado: "Es un tipo que estrelló la provincia y el país. Te tenés que ir a tu casa. Horacio 2023 y todos encolumnados", ya planteaban algunos funcionarios porteños.

 
Es que, ahora los recursos económicos, administrativos y el rol institucional quedaron en manos de Rodríguez Larreta, que conjuga el lustre de un triunfo histórico con la habilidad de ubicarse en el lugar del hombre elegido por el peronismo, para encabezar una oposición "racional".
 
La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
Fue derrotado el peor Gobierno desde la vuelta de la democracia
Alberto Fernández celebró el triunfo y aseguró que "el gobierno volvió a manos de la gente".
21-11-2019 / 09:11
En medio de lo que es una grieta en la cadena jerárquica, el gobierno de Mauricio Macri dio marcha atrás con el nuevo protocolo nacional para la interrupción legal del embarazo (ILE), publicado ayer en el Boletín Oficial. La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, será la encargada de revocar la resolución que firmó el secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, al que -varios en el macrismo- acusan de no haber consultado la letra del texto.
 
La resolución 3158/2019 causó casi el mismo revuelo que su posterior anulación. Según fuentes del Poder Ejecutivo, Stanley no fue consultada sobre el protocolo que buscaba reemplazar al que rige desde 2015; "mucho menos el Presidente", que rápidamente respaldó a la ministra para que corrija el escrito a través de otra resolución, que se difundirá hoy, y que le pida la renuncia a Rubinstein.
 
Aunque desde la cartera de Desarrollo Social aseguraron que Stanley "no le pidió la renuncia" al secretario de Salud, en la administración central dan por descontada su salida del ministerio. "Si bien su postura pública siempre fue a favor del aborto, esta vez Rubinstein se cortó sólo", dijeron desde la Casa Rosada.
 
Y agregaron: "Es inentendible que haya tomado semejante decisión cuando faltan veinte días para terminar el gobierno". Lo que hasta ayer nadie logró explicar es cómo el nuevo protocolo llegó a publicarse en el Boletín Oficial sin la anuencia, como mínimo, de la ministra de Desarrollo Social.
 
La postura del secretario de Salud sobre la interrupción voluntaria del embarazo no es un tema menor dentro del Gobierno, sobre todo si se tiene en cuenta que quien está por arriba de él en el escalafón jerárquico tiene una posición contraria a la legalización del aborto. Stanley, al igual que otros funcionarios -incluido el propio jefe de Estado-, dejó entrever en más de una oportunidad cuál era su pensamiento sobre esa cuestión.
 
Uno de los primeros legisladores oficialistas en pronunciarse abiertamente en contra del protocolo para el aborto no punible fue el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, uno de los más activos detractores del proyecto de aborto en esa Cámara, a través de su cuenta de Twitter: "Me parece lamentable y claramente inconstitucional la resolución del secretario de salud ampliando de manera irresponsable las causales de aborto no punible y limitando la objeción de conciencia médica".
 
Como sucedió días atrás con el golpe de Estado en Bolivia, desde el radicalismo se diferenciaron de PRO respecto al protocolo, lo que podría abrir una nueva fuente de conflicto entre ambos espacios políticos. Tanto el dirigente radical Ernesto Sanz como el ex diputado de la UCR Ricardo Gil Lavedra brindaron su apoyo públicamente a RubinsteinLa instrucción que habría impartido Macri para anular el nuevo protocolo todavía no fue publicada en el Boletín Oficial.
 
La Opinión Popular

20-11-2019 / 11:11
El presidente electo, Alberto Fernández, y la directora del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, dialogaron telefónicamente sobre la deuda que Argentina tiene con el FMI.
 
Desde el organismo financiero habían pedido en público que Argentina hiciera más ajuste, pero el ganador de las últimas elecciones rechazó la propuesta y pidió un esquema de pago sostenible que permita propiciar el crecimiento económico.
 
"Vamos a proponer un plan económico sostenible y un acuerdo de pago que podamos cumplir, pero sin más ajuste", sostuvo el comunicado oficial. El futuro jefe de Estado reafirmó: "Queremos asumir un compromiso que podamos cumplir".
 
"Me han conmovido sus prioridades: la reducción de la pobreza y la lucha contra el hambre en un entorno económico que permita crecer y generar empleo, para mejorar la vida del pueblo argentino", subarayó Georgieva. Ante la respuesta, Fernández aclaró que está "en condiciones de proponer" un acuerdo de pago pero "sin más ajustes".
 
"Hemos elaborado un plan sustentable que nos va a permitir crecer y cumplir con las obligaciones que la Argentina tiene con ustedes y con el resto de los acreedores. Estamos  asumiendo un compromiso que podamos cumplir", destacó Fernández durante la conversación telefónica.
 
En la misma línea, el Presidente electo subrayó: "Entiendo la relevancia de la viabilidad fiscal, no me tiene que convencer de eso. Pero es mi deber anticiparle que en la situación en la que se encuentra la economía argentina es difícil propiciar un mayor ajuste. No podemos hacer más ajustes fiscales porque la situación es de una complejidad enorme, el nivel de ajustes en la era de Macri ha sido tremendo".
 
En declaraciones a la agencia Bloomberg, la sucesora de Christine Lagarde había solicitado profundizar una política fiscal restrictiva, que es la misma fórmula que tiene el FMI para todos los países y que ha dado desastrosos resultados. 
 
El presidente electo le reiteró que la Argentina está "en un momento particularmente difícil" e insistió en que "estamos en condiciones de proponer un plan para resolver el problema de la Argentina y poder pagar la deuda con el FMI y el resto de los acreedores".
 
Por su parte, Giorgieva recalcó: "Queremos trabajar con usted atacando el problema de la inflación y promoviendo el crecimiento". Además, se mostró "muy ansiosa de conocer más detalles de su plan (de gobierno), porque cuando un país es dueño de su plan, esos planes son efectivos".
 
La Opinión Popular

19-11-2019 / 09:11
Las modificaciones tributarias realizadas por el gobierno de Mauricio Macri generaron una transferencia de $690.000 millones desde el Estado hacia los más ricos: exportadores del agro, las empresas y las personas físicas con mayores ingresos. Esta dinámica regresiva de la política fiscal impactó en las posibilidades de alcanzar el déficit cero en 2019. En 2020 el rojo primario heredado sería de 1,9% del PBI. Reformas impositivas achicarían la brecha.
 
Un informe publicado por Proyecto Económico calculó el impacto que tuvieron las reformas en bienes personales, derechos de exportación y contribuciones patronales sobre los recursos fiscales. Las decisiones que toman los gobiernos acerca de cómo recaudar y cómo gastar, es decir la política fiscal, son clave en la distribución de los recursos.
 
Con la participación del salario sobre el PBI cayendo al 42,5%, cada vez más lejos del fifty-fifty y de los niveles de los países desarrollados (en Estados Unidos y Canadá supera al 60%), las decisiones impositivas no apuntaron a contrarrestar las desigualdades del mercado. Por el lado del gasto, el ajuste enfocado en los subsidios y en la obra pública también fue regresivo. Con la pobreza trepando cerca del 40% para fines del 2019, el Indec mostró que tampoco hubo mejoras en la cobertura de cloacas, agua potable y acceso a gas de red.
 
Por las reformas en los tres tributos, en 2019 el estado perdió 1,2% del PBI en ingresos, según el cálculo de Proyecto Económico. Esa cantidad habría alcanzado para cerrar el déficit primario, que según privados cerrará el año en 1% del PBI.
 
El informe destacó: "Por el mero efecto de las modificaciones en los impuestos seleccionados, el Estado Nacional dejó de recaudar $483.632 millones, que equivalen a $690.825 millones a precios de 2019. Dependiendo del año, la merma recaudatoria por estos tributos rondó entre 0,5% y 1,2% del PBI. En particular, para el año 2019, nuestra estimación indica que la diferencia recaudatoria para el año 2019 (primeros 3 trimestres), supera el 1% del PBI, diferencia que quizá sea suficiente para el añorado (por el FMI) equilibrio primario".
 
Otro trabajo reciente, de la consultora LCG, indagó en la cuestión de los mermados recursos del estado. Al 1% de rojo primario sobre el PBI proyectado para 2019, habrá que agregarle otro 0,9% en 2020, porque este año hubo privatizaciones para engordar los ingresos y porque la ley de movilidad tendrá impacto en los gastos. Con los acreedores observando todo lo que ocurra en las cuentas públicas, la necesidad de dar señales de achicamiento del rojo fiscal obliga a tomar decisiones. "El Gobierno entrante apelará a la suba de retenciones, a nuevos impuestos al patrimonio, y posiblemente al turismo, y un mayor señoreaje (impuesto inflacionario)" sostuvo.
  
La Opinión Popular

18-11-2019 / 09:11
Alberto Fernández recibió el viernes por la mañana una de las peores noticias que le depararán para su inminente mandato presidencial: en lo que va del tercer trimestre de este año se incrementó del 7,9% del 2018 al 9,3% de 2019 la cantidad de la población urbana que vive en hogares donde padecen hambre o inseguridad alimentaria severa. No sólo esto. La inseguridad alimentaria en total pasó del 20,2% del 2018 al 22,2% al 2019 en todo el país.
 
Los datos que se desprenden de la encuesta del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica (UCA) fueron presentados por el director de ese instituto Agustín Salvia al presidente electo en medio de la reunión por el Consejo de lucha contra el Hambre donde Fernández y el futuro ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, reunieron Marcelo Tinelli junto con sectores empresarios, sociales y sindicales para avanzar en un plan de lucha contra la falta de alimentación en la Argentina.
 
Salvia presentó en informe ante la mirada preocupante de Fernández y todo su equipo. A algunos líderes de movimientos sociales o dirigentes de comedores escolares los datos no les llamaron la atención en función del deterioro de la economía, el golpe de la inflación y la ausencia de políticas sociales activas para atender este flagelo, según dijeron.
 
"No vamos a poder llegar a la pobreza cero como se prometió pero en la medida que objetivemos bien el trabajo vamos a poder enfocarnos en sacar a la gente de la pobreza y el hambre", señaló Salvia en un tramo de la primer reunión del Consejo contra el Hambre que participó con el presidente electo y un amplio abanico de referentes sociales, empresariales y sindicales.
 
La encuesta de la UCA también revela una curva ascendente desde el 2017 hasta ahora en lo que respecta a inseguridad alimentaria severa en los hogares argentinos: mientras que en el 2017 era del 5%, en 2018 fue del 6% y en 2019 del 7,4%.
 
En términos técnicos inseguridad alimentaria severa indica "la percepción de experiencias de hambre por parte de alguno de los adultos o niños por problemas económicos durante los últimos 12 meses". Y define a los hogares que experimentaron situaciones de hambre porque no hubo suficiente dinero para comprar alimentos en el último año.

17-11-2019 / 10:11
Lo de Bolivia es una dictadura convalidada, racismo apenas encubierto respecto del indígena, Evo Morales, que vino a ser el presidente más estable y con mejores logros cuantificables de su país. En este Sur nos vamos acostumbrando a los golpes de Estado (más o menos camuflados) y a la decadencia de las democracias recuperadas. Su suscitan remembranzas, comparaciones con un pasado que se imaginaba perimido.
 
El golpe y la renuncia de Evo suscitan reminiscencias de la Revolución Libertadora de 1955 y la renuncia del presidente Juan Perón quien argumentó después que había optado en la disyuntiva entre el tiempo y la sangre. El discurso de Evo al dimitir contiene ecos de esa frase. El fisgoneo acusador en su casa, sus pertenencias reversionan los perpetrados contra Eva Perón.
 
La fluida coyuntura admite que se imaginen, en términos esquemáticos y extremos, dos salidas. Una con elecciones libres, sin proscripciones, inminentes y cese de la represión feroz. La demanda de los bien intencionados o quienes simulan serlo. Otro desemboque posible: con comicios amañados, sin presencia del MAS. O prolongación de la dictadura con cualquier pretexto. Lonardi o Aramburu, estirando un cachito el ansia comparativa. Según la tendencia histórica, los halcones suelen comerse a las palomas.
 
Ya que de revival ominosos hablamos, evoquemos el "cerco" internacional que encerró al gobierno peronista en 1973. Héctor Cámpora asumió en mayo, en junio hubo autogolpe en Uruguay, en septiembre fue asesinado Salvador Allende y asumió Augusto Pinochet. Las dictaduras de Bolivia y Brasil preexistían. Represión, terrorismo de Estado que propició y apoyó Estados Unidos con más desparpajo que hoy en día aunque con similar direccionalidad. La dictadura chilena acentuó el cerco e inspiró a los militares argentinos.
 
Alberto Fernández asumirá rodeado por regímenes de derecha dentro de 23 días. Democracias degradadas en Brasil y Chile, dictadura en Bolivia... Es factible que se sume otro gobierno de derecha en Uruguay, con mejores credenciales que los demás; elecciones libres y nada atroz que criticar, por ahora.
 
Estados Unidos se ha retirado, algo, de Medio Oriente y retornó a nuestros pagos. Los consabidos daños de su intervencionismo pueden volver con esas oscuras golondrinas: exilios masivos y dolorosos. El creciente protagonismo político de las Fuerzas Armadas y las de Seguridad en América Latina mete miedo sin haber tocado techo.
 
La presidenta auto designada Jeanine Núñez carece de legitimidad de origen; propala un discurso violento y excluyente. Camacho, fundamentalista religioso y político, ni participó en las elecciones. La agenda de hoy son las violaciones a derechos humanos, los asesinatos de manifestantes en la calle, la persecución y ataques físicos a políticos ahora opositores. Una dictadura por su origen, su prédica y su praxis.

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar