La Opinión Popular
                  12:08  |  Miércoles 22 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Tenemos nuevas prioridades: combatir el hambre y la pobreza, encender la economía, reactivar el consumo y generar empleo”. Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 17-09-2019 / 18:09
EFEMÉRIDES POPULARES. SE CUMPLEN HOY TRECE AÑOS DE LA AUSENCIA DE JORGE JULIO LÓPEZ, UN DESAPARECIDO POLÍTICO EN LA DEMOCRACIA

¿Y Jorge Julio López?

¿Y Jorge Julio López?
El 18 de septiembre de 2006, dejó su casa y su familia López, un desaparecido político en democracia. Hoy volvemos a exigir que impulse una investigación en serio sobre el destino de Jorge Julio López, testigo clave en los juicios por los crímenes de la dictadura militar.
Sin memoria ni justicia, hoy se cumplen 13 años de la segunda desaparición de Julio López, el testigo clave que aportó datos indispensables para que avance el juicio contra Miguel Etchecolatz -que fue el responsable de su primera desaparición-, militares y policías involucrados con la última dictadura cívico-militar.
 
El albañil, que ya había estado desaparecido tres años (1976-1979) durante la dictadura militar genocida, cuando era cruelmente común y cotidiano que los milicos se llevaran a cualquier persona que militara o estuviera ligada a un militante, se había transformado en una figura mediática que le comenzó a hacer ruido a muchos, por aquellos días de 2006.
 
Testigo fundamental del juicio contra el siniestro Etchecolatz, el albañil López no pudo presenciar la condena contra el represor, porque ese mismo día lo desaparecieron, 30 años después de su primer secuestro, como en el peor momento de la dictadura, pero en democracia.
 
En aquel momento, y luego de su desaparición, todos salieron a apuntar a los sectores ligados con el represor Etchecolatz, pero desde la Policía nunca explicaron nada.
 
Una parte de la sociedad está atenta a la falta de López, pero otros parecen no querer verla. Hay un mandato del poder hacia determinados sectores de derechos humanos de no hablar de Julio López. Diez años de dolor, de desazón, desconcierto y muchos interrogantes.
 
Un 18 de septiembre, dejó su casa y su familia López, un desaparecido político en democracia. Hoy volvemos a exigir que impulse una investigación en serio sobre el destino de Jorge Julio López, testigo clave en los juicios por los crímenes de la dictadura militar.
 
De la redacción de La Opinión Popular



¿Y Jorge Julio López?
Jorge Julio López nació en General Villegas el 25 de noviembre de 1929. Por su simpatía con el peronismo, debió dejar en 1955 su pueblo natal debido a la persecución contra el peronismo llevada adelante por la dictadura autodenominada Revolución Libertadora. López se instaló en Los Hornos, un barrio perteneciente al sur del Gran Buenos Aires, cercano a La Plata. Allí se dedicó a la albañilería.
 
En 1973 comenzó a colaborar con la unidad básica Juan Pablo Maestre, simpatizando con la Tendencia Revolucionaria del peronismo, liderada por el grupo guerrillero Montoneros. El 24 de marzo de 1976 fue derrocado el gobierno constitucional, tomando el poder una dictadura autodenominada Proceso de Reorganización Nacional.
 
La noche del 27 de octubre de 1976 fuerzas de seguridad ingresaron a Los Hornos con el fin de secuestrar a los militantes del barrio. Entre los detenidos-desaparecidos se encontraba Jorge Julio López. Las fuerzas estaban bajo el mando de Miguel Etchecolatz, por entonces director de Investigaciones de la Policía Bonaerense y mano derecha del entonces Ramón Camps, jefe de Policía de la provincia.
 
Así estuvo detenido-desaparecido en cuatro centros clandestinos: Cuatrerismo, Pozo de Arana, la Comisaría Quinta y la Comisaría Octava. Allí sufrió torturas y presenció varios asesinatos, entre ellos los de dos compañeros de militancia en el barrio, Ambrosio Francisco de Marco y Patricia Dell Ortto.
 
El 4 de abril de 1977, cinco meses y cinco días después de haber sido secuestrado, fue "blanqueado" cuando el dictador Jorge Rafael Videla dispuso formalmente su detención sin juicio en la Unidad Penal Nº 9 de La Plata. El 25 de junio de 1979 fue liberado.
 
Luego de ser liberado López se mantuvo en silencio, incluso con su propia familia durante varios años y volvió a trabajar con el mismo empleador para el que trabajaba antes de su desaparición.
 
El 7 de julio de 1999 declaró como testigo en el Juicio por la Verdad de La Plata, sin que se enterara ningún miembro de su familia, que se enteró debido a que un diario local publicó la noticia en un pequeño recuadro.
 
Allí relató en detalle, ante los jueces de la Cámara de Federal de Apelaciones, su secuestro, las torturas sufridas, los asesinatos, violaciones y demás delitos de lesa humanidad que presenció, y los diferentes centros clandestinos en los que estuvo.
 
Declaró como testigo en la causa contra Echecolatz el 28 de junio de 2006. Sus hijos, que nunca lo habían oído contar lo que le había sucedido, estuvieron presentes y lloraron. Dos meses y medio después, el 18 de septiembre de 2006 era el día de los alegatos. López había arreglado con su sobrino Hugo Savegnago, para que lo pasara a buscar por su casa, con el fin de asistir al tribunal. Ese día desapareció por segunda vez.
 
Al día siguiente Etchecolatz fue condenado a cadena perpetua por los delitos de lesa humanidad cometidos. Durante los primeros dieciocho meses la causa fue caratulada como desaparición simple y la investigación del hecho quedó a cargo de la Policía Bonaerense, la misma fuerza de la que Etchecolatz había sido un alto funcionario. En mayo de 2008, la causa fue caratulada "López, Jorge Julio, s/ desaparición forzada de personas" y la Policía Bonaerense fue apartada de la investigación.
 
A más de tres meses de la desaparición de López, desapareció otra persona: se trataba de Luis Gerez, un militante peronista que denunció que el excomisario Luis Patti lo sometió a torturas durante la década de 1970. Gracias a este testimonio, Patti no pudo asumir como diputado nacional en mayo de ese año.
 
La presión de la Casa Rosada no se hizo esperar. El entonces presidente Néstor Kirchner se reunión con el gobernador bonaerense Felipe Solá y aplazó su viaje a El Calafate, donde acostumbra pasar las Fiestas de fin de año. Y el 29 a la noche salió en una dura cadena nacional a acusar a la "mano de obra desocupada" por las desapariciones de López y Gerez.
 
El presidente sostuvo que "todo hace pensar" que actuaron grupos "paramilitares y parapoliciales" en las desapariciones de los dos testigos. Afirmó que buscan "extorsionar a través del miedo" para obtener impunidad. El mensaje fue tan duro que a las horas apareció Jerez. Y hasta la fecha esa situación no quedó para nada clara.
 
Hasta 2017 la investigación judicial no ha podido determinar qué le sucedió a Jorge Julio López, ni encontrar sus restos en caso de haber sido asesinado -hipótesis sobre la que existe un amplio consenso-, responsables, partícipes ni encubridores.
 
La Opinión Popular

Agreganos como amigo a Facebook
21-01-2020 / 20:01
21-01-2020 / 20:01
21-01-2020 / 20:01
El 22 de enero de 2008, en el teatro Tres de Febrero de la ciudad de Paraná, se inaugura la Convención Constituyente que será presidida por Jorge Busti y que reformará la Constitución de Entre Ríos, la norma fundamental de la provincia.
 
El gobernador Lucio Norberto Mansilla hizo sancionar, el 16 de junio de 1822, la primera constitución provincial para Entre Ríos, el Estatuto Constitucional, el cual él mismo había elaborado junto con Domingo de Oro y el doctor Pedro José Agrelo. Esta constitución fue la primera sancionada por una provincia argentina.
 
Una Convención Constituyente reunida en Paraná en 1860, dicto una nueva constitución provincial. Hasta entonces, el Estado de Buenos Aires no formaba parte de la Confederación Argentina y Paraná era la capital provisional. Al ingresar Buenos Aires a la Confederación, Entre Ríos dejó de ser la capital y Justo José de Urquiza, quien fuera presidente de la misma, fue elegido por la Constituyente como gobernador.
 
La constitución fue reformada en 1903, durante la gobernación de Enrique Carbó. En 1933 se había reformado la constitución, para luego sufrir variaciones en el período '46 - 55.
 
En 1955 el gobierno nacional de Juan Perón fue depuesto por un golpe de estado militar, el cual restableció la Constitución de 1933, la cual permaneció en vigencia hasta que el 11 de octubre de 2008 quedó sancionada la nueva reforma constitucional. La misma se desarrolló en Concepción del Uruguay.

La Opinión Popular



21-01-2020 / 07:01
El 21 de enero de 1897, en Buenos Aires, nace Rodolfo José Ghioldi. Se graduó de maestro y estudió -sin completar- el profesorado en Historia. Fue un político que llegó a ser uno de los dirigentes más importante del comunismo argentino.
 
Militante del Partido Socialista, Ghioldi fue uno de los integrantes originales del Partido Socialista Internacional, que se desprendió del primero tras la Revolución de Octubre en Rusia. Ghioldi fue electo vicepresidente de la Federación de Juventudes Socialistas (ahora Federación Juvenil Comunista) en agosto de 1917.
 
Fue representante del Secretariado Sudamericano de la Internacional Comunista (Komintern). Participó de la insurrección comunista de 1935, una sublevación para derrocar al gobierno populista de Getúlio Vargas en Brasil (país donde estaba exiliado por la amenaza contra su vida en la Argentina de esa época).
 
En la Argentina, el dirigente comunista Ghioldi compartió su devoción a Moscú con un profundo antiperonismo, que no hizo más que reflejar el compromiso pestilente que la izquierda antinacional y cipaya mantuvo con la oligarquía. Nunca se apartó de mostrar la continuidad histórica de los comunistas argentinos junto a la de los "próceres liberales" del siglo XIX.
 
Fue uno de los responsables -junto a Victorio Codovilla- del sectarismo de una conducción partidaria que asfixió bajo el dogma soviético a otras expresiones creativas que intentaron, sin éxito, modernizar la cultura comunista. Esta actitud llevó a que, a partir de los años 60, el comunismo perdiera su carácter de hegemónico en el conjunto de la izquierda argentina.
 
No supo comprender los movimientos populares argentinos (radicalismo y peronismo) lo que lo encontró como aliado menor de la oligarquía y las fuerzas de la reacción conservadora. El 17 de Octubre de 1945, mientras la presencia obrera en aquella histórica plaza abría camino a un importante proceso de liberación nacional, Ghioldi estaba en las antípodas, formando parte de la Unión Democrática.
 
El periódico Orientación, bajo su influencia, hablará del proletariado nacional en el 17 de octubre, como "hordas de desclasados, pequeños clanes con aspecto de murga que recorrieron la ciudad, no representando a ninguna clase de la sociedad argentina. Era el malevaje reclutado por la policía y los funcionarios de la Secretaría de Trabajo y Previsión para amedrentar a la población".
 
Esta terrible equivocación histórica de legitimar "por izquierda" el frente antinacional liderado por los grandes poderes del país oligárquico, será la causa del repudio también histórico que recibirán de parte de la clase trabajadora argentina. El gran pensador del marxismo nacional Juan José Hernández Arregui afirmó: "son criaturas dilectas de la semicolonia engendrados por la colonización pedagógica".
 
La Opinión Popular



20-01-2020 / 21:01
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar