La Opinión Popular
                  06:32  |  Jueves 09 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“El contagio va a ocurrir, pero si nos quedamos en casa va a ser más lento”. Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 05-09-2019 / 12:09
“LA ELECCIÓN QUE CUENTA ES LA DEL 27 DE OCTUBRE Y NO HAY QUE BAJAR LA GUARDIA”

Jorge Busti acompañó las recomendaciones de Alberto: “Todavía no se ganó nada”

Jorge Busti acompañó las recomendaciones de Alberto: “Todavía no se ganó nada”
La sede de la UOCRA fue el lugar donde se desarrolló la reunión, en la que estuvieron presentes la ex diputada nacional Cristina Cremer; el secretario adjunto del sindicato de la construcción, Hugo Salazar; el apoderado legal del FEF, Nicolás Parera Deniz; el presidente del FEF, Claudio Ava Aispuru; la secretaria partidaria, Florencia Busti y el referente juvenil del espacio, Juan Francisco Coniglio.
 
En el marco de un agasajo a un grupo de fiscales partidarios del Frente Entrerriano Federal de la ciudad de Paraná, el exgobernador Jorge Busti remarcó que "si bien el 11 de agosto hemos dado un paso importante, todavía no se ganó nada; la elección que cuenta es la del 27 de octubre y por eso no hay que bajar la guardia y resulta imprescindible seguir convenciendo a más entrerrianos para que acompañen al Frente de Todos".
 
"Tenemos que militar con muchísima humildad y amplitud mental, sin caer en sectarismos ni sobre ideologización de ningún tipo. El peronismo es un movimiento nacional representativo de las grandes mayorías y debemos seguir ensanchando nuestra base de sustentación histórica para conformar una nueva mayoría popular, como explicó la ex presidenta el sábado en La Plata". 
 
Párrafo aparte, Busti mencionó que su relación con Alberto Fernández se remonta a más de veinte años. "Estoy orgulloso del candidato a presidente que tenemos, un hombre de Estado, profesor de la universidad pública, que tiene bien claras cuáles son las prioridades para nuestro pueblo". 
 

 
"Siempre recuerdo cuando me tocó acompañar a Néstor Kirchner a Washington en uno de sus primeros viajes oficiales como presidente, en el que debimos aterrizar el Tango 01 en una base militar para que no sea embargado: tal era la situación de crisis. Eran épocas igual de bravas que ahora y allí estaba Alberto Fernández sabiendo claramente lo que es enfrentar un país en crisis y cómo sacarnos adelante, ratificando siempre la política de fortalecimiento de la democracia, los derechos humanos y la estrategia de desarrollo de la Argentina", rememoró el exmandatario provincial.
 
Por otro lado, valoró "el enorme esfuerzo que está realizando Gustavo Bordet para hacer frente a las obligaciones corrientes en medio de una situación macroeconómica complicadísima. A mí me tocó atravesar muchas crisis siendo gobernador y les puedo asegurar que es necesario poner lo mejor de cada uno para salir adelante".
 
También hizo hincapié en la importancia de poner en funcionamiento el Consejo Económico y Social en la provincia. "Quizás sea el momento adecuado para que este instituto, que fue el primero que votamos en la Convención Constituyente de 2008, deje de ser letra muerta. El artículo 53 de nuestra Constitución establece que es un órgano de consulta de los poderes públicos cuya función será producir informes y dictámenes no vinculantes para la elaboración de políticas de Estado e integrado por representantes de la producción, el trabajo, el ambientalismo, la educación, las profesiones, la ciencia y la tecnología".
 
La sede de la UOCRA fue el lugar donde se desarrolló la reunión, en la que estuvieron presentes la ex diputada nacional Cristina Cremer; el secretario adjunto del sindicato de la construcción, Hugo Salazar; el apoderado legal del FEF, Nicolás Parera Deniz; el presidente del FEF, Claudio Ava Aispuru; la secretaria partidaria, Florencia Busti y el referente juvenil del espacio, Juan Francisco Coniglio.
 

Agreganos como amigo a Facebook
08-04-2020 / 12:04
08-04-2020 / 11:04
07-04-2020 / 11:04
06-04-2020 / 23:04
La cuarentena rigurosa, dispuesta -y acatada- para evitar una aceleración descontrolada de los casos de coronavirus, parece estar logrando su cometido a nivel sanitario. Pero sus consecuencias económicas y sociales empiezan a sentirse en Entre Ríos, tanto en el sector privado como en el Estado.
 
La decisión acertada de Alberto Fernández fue priorizar la salud. El gobierno de Gustavo Bordet la respaldó, asumiendo el costo de numerosas acciones; ahora es el momento de compartir también los recursos para contener la crisis. En el Estado, básicamente se vive una situación similar a la que enfrenta el sector privado: total caída de ingresos, dificultades crecientes para sostener los gastos mínimos, reclamos de asistencia en alza y la certeza de que será casi imposible cubrir los sueldos de abril.
 
Tanto Bordet como la mayoría de los intendentes de la provincia esperan que la solución provenga de la Nación, más precisamente de la Casa de la Moneda: consideran que la emisión monetaria -con el consecuente riesgo de mayor inflación- es el mal menor frente a la magnitud del problema que ya se vislumbra y que se profundizará en las próximas semanas. También la oposición racional lo comparte. Del mismo modo, no es sólo un planteo local, casi todas las provincias están en esta situación financiera asfixiante.
 
En marzo, la clase política entrerriana pensaba en la reducción de los sueldos más altos como un "gesto" a una sociedad sumida en la incertidumbre económica y el miedo. Así fue como el Estado Provincial y numerosos municipios aplicaron recortes en los haberes de funcionarios y concejales.
 
Ahora, de no llegar la significativa asistencia financiera que las provincias reclaman, hay quienes especularían en la Casa Gris, que tendrán que terminar anunciando que habrá topes salariales, y que no serán sólo para funcionarios: la magnitud y las escalas de esa reducción estarían en análisis y dependerían, básicamente, de los recursos que se logre reunir hasta mediados de mes.
 
Lo real es que ya nadie piensa los recortes como "gestos" sino como ajuste, consecuencia de la falta de recursos mínimos para cubrir las nóminas salariales. Lo concreto es que el desplome de la recaudación y la abrupta baja de la coparticipación de impuestos son tan dramáticos que el pago de sueldos de abril no está garantizado.
 
Si el rojo en las cuentas se profundiza y no encuentra alivio, la Provincia no analizaría sólo el ajuste sobre los salarios más altos, sino un esquema que puede involucrar a otros empleados de la administración mediante un tope salarial transitorio. Si eso ocurre, el rojo de la Caja de Jubilaciones será más pronunciado y también las jubilaciones altas entrarían en el análisis. La reacción gremial es el gran interrogante. Algunos sindicalistas asumen, en privado, que sin actividad y sin recursos, los límites de la protesta están acotados.
 
La Opinión Popular

06-04-2020 / 17:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar