La Opinión Popular
                  13:34  |  Martes 23 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Los diarios inventan la mitad de lo que dicen. Y si a eso le sumamos que no dicen la mitad de lo que pasa resulta que los diarios no existen". Mafalda
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 11-07-2019 / 13:07

Juan José Bahillo aseguró que el peronismo entrerriano está totalmente unido para los próximos comicios nacionales

Juan José Bahillo aseguró que el peronismo entrerriano está totalmente unido para los próximos comicios nacionales
El diputado nacional Juan José “Juanjo” Bahillo aseguró que “el peronismo entrerriano está unido” para los próximos comicios nacionales. También se refirió al acuerdo Mercosur-Unión Europea, a la relación de los legisladores de la provincia con el gobierno nacional y al proceso electoral en marcha.
 
El diputado nacional Juan José "Juanjo" Bahillo aseguró que "el peronismo entrerriano está unido" para los próximos comicios nacionales.
 
"Hoy no hay mucha agenda electoral porque hace apenas un mes que terminamos un proceso de varios meses de la elección provincial y municipal, los funcionarios tenemos que hacernos cargo de la gestión que a veces queda algo retrasada por los tiempos electorales y también los entrerrianos vienen de tres meses de elecciones por eso quizás no tiene esta campaña para las PASO la visibilidad que tendrá las últimas dos semanas, pero de todos modos veo un peronismo unido", afirmó.
 
También se refirió al acuerdo Mercosur-Unión Europea, a la relación de los legisladores de la provincia con el gobierno nacional y al proceso electoral en marcha.
 

 
En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza), el legislador sostuvo que "hay que mirar la letra chica" del acuerdo "que todavía está faltando" y aclaró que "es un tratado que -en caso de avanzar- va a llevar bastante tiempo, un año y medio o dos porque lo tienen que traducir a 27 idiomas y luego lo tiene que aprobar el Parlamento Europeo y el Parlamento de todos los países integrantes del Mercosur sino no tiene validez".
 
De todos modos, "a título personal" consideró que "hay que ser un férreo defensor de las economías regionales, de la producción nacional, de la mano de obra nacional y del salario de los trabajadores que va detrás de la industria, y en ese marco analizar estas cuestiones. No está mal abrir y desarrollar mercados para producciones regionales que nos permitan ampliar el horizonte de nuestra producción y generar trabajo y desarrollo, pero el problema proviene de que en general en estos acuerdos es mucho más lo que perdemos que lo que ganamos; vamos con más voluntarismo que otra cosa y terminamos perjudicando a quienes pretendemos mejorarle las condiciones de trabajo y de desarrollo".
 
Ante ello, planteó que "habrá que evaluar muy concienzudamente esta cuestión, con muchísima responsabilidad pero poniendo como prioridad preservar el trabajo de los argentinos y la producción y la industria nacional; esa debe ser una premisa".
 
Por otra parte, señaló que "no está mal discutir cuestiones de mediano y largo plazo para darle previsibilidad al país y a la economía, pero la coyuntura es realmente angustiante y preocupante. Hoy la economía, la producción y el poder adquisitivo del salario de los trabajadores está totalmente deteriorado y las pymes argentinas y entrerrianas están en serios problemas de sustentabilidad, con una tasa que hace inviable a la economía, con un dólar que si bien se estabilizó en las últimas semanas al igual que el riesgo país, pero eso no es significa ningún tipo de mejora concreta a las condiciones económicas de los ciudadanos".
 
"Por eso me parece que primero tenemos que discutir esa cuestión y ver como mejoramos las condiciones para el trabajo y el desarrollo y simultáneamente, en segundo plano poner la otra cuestión porque nada nos apura ni nos urge y ser muy cuidadosos porque podemos terminar perjudicando notablemente el trabajo argentino", analizó.
 
En este contexto, señaló las diferencias de escenario en comparación con el inicio de la gestión nacional donde los legisladores entrerrianos acompañaron algunos proyectos polémicos del gobierno de Mauricio Macri. Al respecto, sostuvo que "la sociedad va cambiando, los escenarios también cambian, y hoy el humor y la volatilidad política que hay en este país tienen una dinámica importante".
 
"Hay que entender en aquel momento la diferencia de las responsabilidades; no hago ninguna crítica ni juicio de valor de quienes no compartieron algunas decisiones que tomamos en conjunto con el gobernador (Gustavo) Bordet, pero indudablemente el gobernador en un conjunto de medidas que tomó -algunas opinables para un sector- fueron correctas porque de a poco fue transformando las cuentas públicas de la provincia, dándole la previsibilidad necesaria, según un informe ha tenido el más bajo endeudamiento de los últimos 15 años, ha tenido superávit económico-financiero en el último año, con lo cual más allá de la crítica, el gobernador tenía razón y lo acompañamos también con la responsabilidad de tener que llevar adelante una gestión y darle respuesta a los entrerrianos", describió. 
 
Y agregó que "el escenario ha cambiado; en aquel momento la situación era bastante más compleja y adversa para la provincia y hoy afortunadamente el horizonte está un poco más despejado para las cuentas públicas, no así para la actividad económica lamentablemente". 
 
En cuanto a la relación con los funcionarios del gobierno nacional, como el ministro del Interior Rogelio Frigerio, Bahillo aseguró que "hoy se sigue con la misma relación institucional de respeto, porque es una consigna que ha tenido Bordet y que comparto: hasta el 10 de diciembre de este año los argentinos votaron a Macri y él elige a su equipo para gobernar, y los entrerrianos a Bordet".
 
Afirmó al respecto que "en el marco de solucionar los inconvenientes y de proyectar una provincia los interlocutores que debemos respetar son las autoridades nacionales que están, así que el diálogo sigue siendo el mismo porque tenemos que gestionar en conjunto, desde donde corresponda, para darle respuesta a los desafíos que presenta la gestión pública provincial".
 
No obstante, admitió que "los tiempos electorales marcan algunas características, en años electorales se toma cierta distancia por el clima electoral, por el compromiso que tiene cada uno de proponer un proyecto de país y acompañar a determinado espacio hace que se tomen lógicas distancias, pero en los años que no son electorales hay que poner delante la responsabilidad de gestionar y de trabajar con los funcionarios que nos toquen, que son los que la gente elige, y en eso si nos decimos democráticos hay que ser respetuosos del voto, así que -si bien hay un distanciamiento que tiene que ver con el clima electoral- la relación sigue siendo de comunicación fluida y de respeto institucional".
 
Fuente: Análisis Digital
 

Agreganos como amigo a Facebook
23-07-2019 / 07:07
Gustavo Bordet debe trepidar de sólo pensar en otro mandato de Mauricio Macri coincidiendo con su segunda gestión como gobernador. Al reelecto gobierno federal entrerriano le altera la posible reelección del Presidente, con el ajuste del FMI incluido.
 
Aunque alude a la escasa sensibilidad popular del mandatario nacional para justificar su inquietud, el Gobernador alimenta sus temores por el lado de las diferencias ideológicas y por la tensa relación institucional durante la campaña electoral que se mantienen a la hora de pensar en futuros acuerdos, por ejemplo, en materia de obras públicas.
 
En ese marco son las acciones que desarrolla el Gobernador en el plano nacional del peronismo y su prédica en favor del binomio de los Fernández para las presidenciales. El mandatario no se guarda nada a la hora de apostar por Alberto y Cristina. Usa toda su capacidad de intermediario entre gobernadores y dirigentes para provocar acercamientos entre los que antes deambulaban en veredas distintas.
 
Él mismo llegó a decir que Cristina ya fue cuando pensaba en una tercera alternativa peronista -disidente, federal, republicana, perdonable o moderada- para enfrentar al Gobierno de los CEOs. Esa mirada política, también, ya fue. Aquella opción no se pudo consolidar y, ahora, a la mayoría de los compañeros los une el espanto a Macri: prefirieron taparse las narices y perdonarse antiguos distanciamientos políticos para darle batalla y derrotar al inepto Presidente.
 
Por una cuestión de supervivencia institucional y ecuanimidad de gestión, Bordet necesita que cambie de camiseta el Poder Central, para aspirar a que la identidad peronista común le permita obtener más beneficios para la provincia que los conseguidos en la era macrista.
 
Como consecuencia de la desastrosa política económica nacional, el Gobierno local comenzó a tener problemas y agudiza la imaginación para afrontar los gastos que se le vienen. De ahí que no vean bien un triunfo de Macri. En ese marco, que sea reelecto, será la peor noticia para el Ejecutivo provincial, porque intuyen lo que pueden esperar: escasos beneficios futuros para la provincia.


Si gana Macri, los gobernadores del PJ saben que verán cómo, en las pocas obras que permita el FMI, no aparecerán en el cuadro ni siquiera como invitados. Además, el posible intento de llevar adelante las reformas laboral, previsional y tributaria garantiza las diferencias, la distancia, las peleas y los desencuentros. 
Cuatro años más de Macri serían devastadores.


Pero, durante esta semana hubo un dato que provocó sonrisas peronistas: en la Casa Gris se comentó que, según encuestas, los Fernández estaba a unas cuantas décimas de ganar en primera vuelta. Sea o no cierto, el rumor alienta esperanza de afinidad política y comunidad de intereses. Pero antes hay que ganar las PASO.

La Opinión Popular

22-07-2019 / 10:07
22-07-2019 / 10:07
21-07-2019 / 16:07
21-07-2019 / 10:07
 El gobernador Gustavo Bordet y la ministra de Desarrollo Social, Laura Stratta, analizaron las políticas públicas que se llevan adelante en materia de Economía Social. En esta gestión, se invirtieron 260 millones en diferentes programas y estrategias para fortalecer a los emprendedores. Además, se dio acompañamiento a alrededor de 23.000 emprendimientos.
 
Al respecto, la titular de la cartera social expresó: "Es una definición de nuestro gobernador Bordet construir un Estado presente, con el oído atento a las necesidades y que pueda dar impulso a quienes deciden emprender en nuestra provincia. Para eso puso al desarrollo social como una prioridad, lo que hizo posible desplegar una multiplicidad de políticas públicas a través de acciones concretas en todo el territorio".
 
En ese sentido, explicó: "Estamos cerca de los entrerrianos y entrerrianas cuando nace una idea, cuando comienza a tomar forma, pero también para aportar a que esos proyectos crezcan. Para eso promovemos espacios de acompañamiento y capacitación, financiamiento e incorporación de tecnología", dijo y añadió: "También hay un Estado presente que fomenta la conformación de redes, fortalece los espacios de comercialización y expande fronteras, a través de herramientas como las misiones comerciales".
 
Asimismo, señaló: "Todo el camino hecho alimenta un círculo virtuoso en la provincia. Creemos en la economía social como motor de desarrollo, de organización solidaria, de comercio justo y consumo responsable. Desde esa convicción es que llevamos adelante un trabajo sostenido desde el Ministerio de Desarrollo Social y es nuestro compromiso diseñar y sostener políticas públicas que posibiliten el crecimiento de este sector y la inclusión de diversos actores de la Economía Social".
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar