La Opinión Popular
                  10:30  |  Sábado 19 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“En octubre, a Macri hay que echarlo a la mierda”. Hugo Moyano
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 06-07-2019 / 18:07
EFEMÉRIDES POPULARES

Alfredo Di Stéfano, el mejor jugador de todos los tiempos

Alfredo Di Stéfano, el mejor jugador de todos los tiempos
El 07 de julio de 2014, en Madrid, moría Alfredo Di Stéfano, futbolista y entrenador argentino nacionalizado español. Es considerado por muchos expertos, periodistas, aficionados y exfutbolistas como el mejor jugador de todos los tiempos, para otros es considerado como uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, a la altura de otras leyendas como Pelé, Johan Cruyff, Diego Armando Maradona y Lionel Messi.
El 07 de julio de 2014, en Madrid, moría Alfredo Di Stéfano, futbolista y entrenador argentino nacionalizado español. Nacido el 4 de julio de 1926 en el barrio de Barracas, en la ciudad de Buenos Aires, entre 1940 y 1943 jugó junto a su hermano Tulio en el Club Social y Deportivo Unión Progresista, hasta que recibió un telegrama citándole para una prueba con el Club Atlético River Plate.
 
Fue así como en 1944 recaló en las categorías inferiores del club. También pasó por Huracán, Millonarios, y Real Madrid, siendo desde el año 2000 hasta su fallecimiento presidente de honor de este último y al que debe sus mayores éxitos y reconocimientos mundiales, además de haber integrado la selección de fútbol de Argentina, con la que ganó el Campeonato Sudamericano 1947.
 
Es considerado por muchos expertos, periodistas, aficionados y exfutbolistas como el mejor jugador de todos los tiempos, para otros es considerado como uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, a la altura de otras leyendas como Pelé, Johan Cruyff, Diego Armando Maradona Lionel Messi. Durante años fue el máximo goleador de la historia del Real Madrid C. F., donde militó once temporadas, siendo el jugador nacido en la Argentina con más títulos en la historia hasta el año 2010, cuando fueron superados sus veintidós trofeos oficiales.
 
La Opinión Popular



Uno de los mejores futbolistas de la historia y el mejor que ha pasado por el club Real Madrid, Alfredo Di Stéfano
 
Nacido el 4 de julio de 1926 en Barracas, un barrio de Buenos Aires, los anales del fútbol reconocen a Di Stéfano como el principal inspirador de la mayor hazaña colectiva realizada a nivel de clubes. La llamada "saeta rubia" logró con el Real Madrid cinco Copa de Clubes Campeones Europeos entre 1956 y 1960, la conocida Copa de Europa que ahora es la Liga de Campeones.
 
Además de esas cinco finales, en las que siempre marcó goles -tres de ellos en la de 1960-, Di Stéfano jugó otras dos y recibió dos veces como jugador en actividad el Balón de Oro que otorgaba la revista France Football: 1957, 1959; y otro más, honorífico, al cumplirse 30 años de vigencia de la Copa de Europa.
 
Su carrera es una verdadera reliquia para el fútbol internacional y en particular para el Real Madrid, del que fue presidente de honor desde el año 2000. La FIFA lo nombró oficialmente entre los cinco mejores futbolistas del siglo XX, junto con Pelé, Maradona, Cruyff y Beckenbauer.
 
Tenía 27 años cuando llegó a Madrid, tras pasar por River Plate (1944/45 y 1947-49) y Huracán (1946) en Argentina; y Millonarios (1949/52) en Colombia. En el Madrid estuvo entre 1953 y 1964; jugó allí 396 partidos y convirtió 307 goles.
 
Se retiró como futbolista del Espanyol en 1966, poco antes de cumplir 40 años. En total, contando todas las citas de clubes y equipos nacionales durante su prolongada carrera, jugó 897 partidos, convirtiendo 694 goles (0,78 por partido).
 
El gran mérito de Di Stéfano, más allá de sus triunfos deportivos, consistió en dar placer a millones de personas y de inspirarles una nueva fe, una pasión por un juego que antes de su esplendor personal todavía no era universal.
 
Tras su retiro como jugador fue director técnico, entre 1967 y 1991, de diversos equipos españoles y argentinos, entre ellos Boca Juniors, Valencia, River Plate y Real Madrid.
 
 
Sus aportes
 
Su principal contribución como futbolista fue en el ámbito de clubes, ya que por diversos motivos no pudo jugar en campeonatos mundiales: Argentina no participó por razones políticas en los de 1950 y 1954; luego España no se clasificó para el de 1958 y Di Stéfano estuvo lesionado en 1962.
 
Se ha señalado su aporte en todos los sectores del campo de juego. Tenía la elegancia de un artista y la capacidad de trabajo de un jornalero. Hombre orquesta, podía defender, organizar, pasar, trasladar, tocar, regatear y golear.
 
El legendario Bobby Charlton quedó impresionado tras un Madrid-Manchester United, en 1957: "¿Quién es ese? Recibe la pelota del portero; les dice qué hacer a los zagueros; vaya donde vaya está en posición de recibir la pelota; se ve su influencia en todo... Nunca he visto a un futbolista tan completo. Es tan fuerte como sutil y hábil. Su combinación de cualidades es hipnótica".
 
Johan Cruyff ha reconocido que Di Stéfano hacía un "fútbol total" avant la lettre, cuando la noción todavía no existía en la imaginación de Rinus Mitchel.
 
Dice Alfredo Relaño, director del diario deportivo español As y coautor de "Gracias Vieja", el libro de memorias de Di Stéfano: "Cuando llegó, el Madrid no tenía más que dos Ligas, ambas durante la República. Desde entonces ha ganado tantas como todos los demás equipos juntos (...). La leyenda universal del Madrid nace de esos años".
 
Pero no sólo fue el principal forjador de la grandeza del club que la FIFA considera "el mejor del siglo XX": también, a juicio del respetado comentarista inglés Tim Vickery, columnista de la BBC, dio su impronta, directa o indirectamente, a las dos principales competiciones internacionales de clubes, la Copa de Europa y la Copa Libertadores sudamericana.
 
Vickery, corresponsal en Brasil, considera a Di Stéfano "más grande" que Pelé y Maradona. Dice que además de animar al Madrid, "también fue el principal responsable del rápido éxito de la Copa de Campeones Europeos; todos querían ver a ese equipo, con un nivel jamás visto en el continente."
 
Fuente: BBC

Agreganos como amigo a Facebook
18-10-2019 / 20:10
18-10-2019 / 20:10
Este 19 de octubre se cumple un nuevo aniversario de la muerte de Julio Argentino Roca, una figura molesta para algunos que lo ven como un genocida porque derrotó militarmente a los indios que ocupaban parte del territorio nacional. Fue antes de su presidencia, cuando Roca era ministro, encabezó la llamada Conquista del Desierto, en base a una ley aprobada por el Congreso.
 
La pelea contra los indios venía ya desde la época de la Independencia; el objetivo de la ley del Congreso fue ocupar esas tierras para atraer a los millones de inmigrantes que el país necesitaba. Que no iban a venir si persistían los malones indígenas.
 
Roca derrotó a los mapuches e incorporó al Estado nacional el sur y sudoeste de Buenos Aires, el sur de Córdoba, San Luis y Mendoza, y las actuales provincias de La Pampa, Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Sin esos territorios, no habría, además, Antártida argentina ni Malvinas argentinas.
 
Es básico tener en cuenta que los mapuches no eran pueblos originarios en la zona sino que habían derrotado militarmente a otras tribus. Ellos  habían venido de Chile y tenían contacto permanente con sus hermanos que vivían del otro lado de los Andes.
 
Es decir que, con Roca, la Argentina consolidó su dominio territorial y construyó el Estado nacional. Un solo Estado en una sola Nación porque los millones de inmigrantes pobres se convirtieron en argentinos gracias al ley 1.420, sancionada por Roca, que introdujo la enseñanza primaria obligatoria, universal, gratuita y laica. Para ello, debió derrotar políticamente a la Iglesia Católica, que controlaba la educación.
 
La infraestructura, especialmente los ferrocarriles, recibió un impulso decisivo. En lo social, el inicio del sistema de seguridad social y de jubilación estatales. Leyes laicas como la de registro y matrimonio civil lo enfrentaron nuevamente con la Iglesia. Por la vastedad del proyecto de Roca, hubo una ruptura diplomática con la Santa Sede, que se solucionó recién en su segundo mandato.
 
A nivel internacional, los límites con Chile, la presencia en la Antártida y la Doctrina Drago, que impide el cobro de deudas mediante fuerza militar. Roca no estuvo solo sino que formó parte de una clase dirigente notable. Y fue esa Generación del 80 la que transformó un país pobre, vulnerable y despoblado en una de las economías más pujantes de su época. 
 
La Opinión Popular



18-10-2019 / 20:10
17-10-2019 / 19:10
El 18 de octubre de 1801, en Talar de Arroyo Largo, cerca de Concepción del Uruguay, en el entonces Virreinato del Río de la Plata, nace Justo José de Urquiza. Genio militar y hábil comerciante, fue varias veces gobernador de la provincia de Entre Ríos, Jefe traidor del Partido Federal y el primer presidente constitucional de la República Argentina, en 1854.
 
Siendo uno de los principales jefes del partido federal, encabezó el movimiento que derrocó en 1852 al gobernador nacional y popular de Buenos Aires, Juan Manuel de Rosas, con ayuda de tropas brasileñas. Y vuelve a traicionar el proyecto del interior federal cuando ordena la retirada en la batalla de Pavón (1861) cuando las tropas entrerrianas iban ganando y le entrega la victoria al unitario porteño Bartolomé Mitre.
 
Su "neutralidad" frente al bombardeo brasilero del pueblo hermano uruguayo que estaba al mando del coronel Leandro Gómez, en la heroica Paysandú; su participación en la guerra genocida para destruir el Paraguay, ejemplo de un desarrollo autónomo en América Latina; las maniobras para evitar la elección de López Jordán y la entrega de la recaudación de impuestos provinciales en manos de un particular, lo llevaron a la muerte.
 
José Hernández, autor del Martín Fierro, afirmó: "Urquiza, era el Gobernador Tirano de Entre Ríos, pero era más que todo, el Jefe Traidor del Partido Federal, y su muerte, mil veces merecida, ... era el justo castigo al Jefe Traidor". 
 
La Opinión Popular



17-10-2019 / 19:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar