La Opinión Popular
                  15:11  |  Miércoles 18 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Estamos convencidos de que la elección no sucedió”. Mauricio Macri
Recomendar Imprimir
Nacionales - 12-06-2019 / 09:06
POR DESCARTE, PICHETTO TERMINÓ EN EL MACRISMO

Macri eligió, como candidato a vice, a un peronista sin votos

Macri eligió, como candidato a vice, a un peronista sin votos
Pichetto no conmoverá a votantes peronistas ni mejorará las chances de Macri. Su discurso xenófobo, racista y promotor de la violencia institucional, es dudoso que gane adeptos por derecha a Macri, sencillamente porque éste ya tiene esos votos. Fue una victoria sobre las propuestas de Marcos Peña y Jaime Durán Barba, que desaconsejaban un viejo dirigente político como Pichetto y proponían que la compañera de fórmula fuera mujer.
Miguel Ángel Pichetto será el compañero de fórmula de Mauricio Macri. El Presidente, que asumió con el propósito de borrar al peronismo de la faz de la tierra, contra la pared, tiró el marketing duranbarbista por la borda y se abrazó a un símbolo del peronismo más ortodoxo. Lo describió como "un hombre de Estado" y evitó mencionar que, por 12 años, fue el jefe de bloque K en el Senado.
 
En un giro oportunista, hijo de la necesidad, la iniciativa tiene como objetivo terminar con el reclamo radical de mostrar "amplitud en la fórmula".  "Cornejo, Morales y Valdés pidieron ampliar Cambiemos. Pichetto es una respuesta a ese planteo", señalaban en la Casa Rosada. Tanto los correligionarios como el sector de Elisa Carrió se mostraron a favor.
 
La "pata peronista" había sido siempre parte de las hipótesis de compañero de fórmula de Macri. En primer lugar pensaron en el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, quien raudo se alejó de esa posibilidad. Con Sergio Massa yendo a un acuerdo con Alberto Fernández, la opción que restaba era Pichetto, por descarte.
 
Menemista, kirchnerista, macrista, Pichetto siempre fue un hombre de consulta del Presidente y llevó adelante muchos de los acuerdos de leyes que necesitó Macri desde 2016. Quizás por su parecido con Frank Underwood -el cínico protagonista de la serie House of Cards por el que ayer fue nuevamente motivo de bromas en las redes-, Pichetto hizo mucho hincapié en que respetará lo que llamó "los límites del vicepresidente". "El vicepresidente tiene que acompañar al presidente y no interferir en el poder, que está en la figura del presidente", insistió.
 
Sobre sus ex compañeros de Alternativa Federal, aseguró: "He conversado con el gobernador de Córdoba y he hablado con numerosos gobernadores del peronismo de todas las provincias. Vamos a convocar a muchos dirigentes del peronismo que están excluidos", se envalentonó.
 
El senador ya había dicho que en un ballottage votaría por Macri. "El ciclo de Macri termina en 2023", había asegurado. Como ocurrió con otros candidatos, ayer circularon viejos tuits de él. En uno, decía: "El gobierno de Mauricio Macri aumentó todo y generó más incertidumbre, endeudamiento, un proceso de empobrecimiento de la clase media y de los trabajadores". Ahora lo apoya.
 
Pichetto no conmoverá a votantes peronistas ni mejorará las chances de Macri. Su discurso xenófobo, racista y promotor de la violencia institucional, es dudoso que gane adeptos por derecha a Macri, sencillamente porque éste ya tiene esos votos. Fue una victoria sobre las propuestas de Marcos Peña Jaime Durán Barba, que desaconsejaban un viejo dirigente político como Pichetto y proponían que la compañera de fórmula fuera mujer.
 
Los radicales quedaron "de garpe" pero solo les queda la queja en voz baja. La flamante fórmula aspira a succionar votos peronistas y pintar a Cambiemos con una pátina de pluralismo. La apuesta del Gobierno, en el borde del abismo, a mostrarse plurales no parece destinada a arrastrar dirigentes peronistas de peso.
 
La Opinión Popular

 
EL SENADOR QUE ASPIRA AL LUGAR DE COBOS
 
Pichetto: Un peronista sin votos
 
Tiene su gracia que el senador Miguel Pichetto aspire a un lugar similar al del ex vicepresidente Julio César Cleto Cobos a quien, en una noche memorable y remota, parangonó con Judas. Los objetivos de la jugada son evidentes, se ignoran sus resultados. El éxito santifica las tácticas electorales, el fracaso las crucifica. Bilardismo al rojo vivo, definen los politólogos.
 
El presidente Mauricio Macri sorprendió con la maniobra que dejó de garpe a los aliados radicales que "iban por más" y se quedaron con menos. Solo podrán rezongar en voz baja y resignarse.
 
Es muy infrecuente que se abandone una coalición de gobierno cuando ésta conserva chances de supervivencia y cuando la alternativa es el desierto: la Unión Cívica Radical (UCR) persiste en el oficialismo aunque sufrió un desaire. No le queda otra, pedirá "pagos de contado" en las listas y diferidos en el hipotético segundo mandato de Macri. En estos canjes, los pagos diferidos tienen un valor peligrosamente parecido a cero.
 
Pichetto, un legislador ducho, jamás se rebuscó para conseguir votos populares. Fue derrotado en dos elecciones a gobernador en Río Negro, su provincia de adopción. En ambas ocasiones culpó a Néstor y Cristina Kirchner.
 
En 2007 porque en aras de la Concertación Plural la Casa Rosada no lo apoyó en la competencia contra el radical Miguel Saiz. La segunda, en 2015 porque la política económica de Cristina y de Axel Kicillof (adujo) indujeron a que Alberto Weretilneck le ganara por goleada. De cualquier modo un político taimado no se mueve solo por rencor: la decisión de Macri zafa a Pichetto de volver a la sociedad civil saliendo del Congreso, su domicilio existencial durante lustros.
                                                                                                       **
 
"Los mercados" respondieron favorablemente lo que no prueba mucho. No votan dendeveras. No renunciaron a la fuga de capitales ni a las tasas exorbitantes ni a una corrida cuando les parezca que el cielo se nubla.
 
El problema de las mesas de arena y las especulaciones en Washington, en la City o en quinchos VIP es que los votantes reales son millones. Gente común que vive al día, pisa la calle que está dura, no llega a fin de mes y no decidirá en base a los ditirambos de la cadena oficial de medios.
                                                                                                       **
 
¿Atraerá Pichetto a dirigentes peronistas con arrastre electoral? Este cronista interpreta que no. Los gobernadores se van alineando en torno del Partido Justicialista (PJ). Plegarse al oficialismo nacional es suicida si se quiere prevalecer en el cuarto oscuro: he ahí una enseñanza adquirida en la secuencia de elecciones provinciales... Lo sabe el más distraído (u obsecuente hasta ayer) candidato radical.
 
En parte por apostar a ganador, en parte por sintonizar con la bronca que campea en los sectores populares, "los gobernas" no irán detrás de Pichetto. También pesa la autovaloración: quien gobierna territorios se percibe más importante que quien ocupa bancas parlamentarias, aunque sea cuasi vitalicio y muy hábil en su metier. No se deja "conducir" por él.
 
**
 
Cualquier análisis retrospectivo peca de contrafactual e incorroborable. Allá vamos. Desde 1983, opina uno, solo dos candidatos a vice quizás añadieron votos a su coalición: Carlos Chacho Álvarez para Fernando de la Rúa en 1999 y Daniel Scioli para Kirchner en 2003.
 
Cobos en la boleta de Cristina redondeaba un acuerdo potente entre peronistas y radicales... lo que sumaba era la Concertación, no ese candidato por sus dotes.
                                                                                                          **
 
A título de pálpito: Pichetto no conmoverá a votantes peronistas ni mejorará las chances de Macri, menguantes pero lejos de ser nulas. Habilitará un relato auto elogioso, clásico en la campaña.
 
Paradojas de la mitomanía cambiemita: Pichetto ("vendido" como un adalid de la República y la tolerancia) podría desplegar sin ambages un discurso xenófobo, racista y promotor de la violencia institucional. De nuevo: ese traje le calza de medida (el hombre es un poco dandy) pero es dudoso que gane adeptos por derecha a Macri, sencillamente porque éste ya los tiene.
 
El Gobierno celebra la tapa de los diarios de hoy, poca cosa comparada con los días por venir. A sus rivales les cabe moverse, ver si Alberto Fernández y Sergio Massa apuran su café y cierran trato, si Roberto Lavagna se tira a una pileta que da la impresión de no estar llena.
 
En un día a día fragoroso y creativo, es mejor no anticipar lecturas de escenarios. Todo cambia, todo fluye en esta tierra de milagros. Tal vez, solo tal vez, nada menos que tal vez, las adhesiones populares estén más encaminadas que los gambitos de los operadores de campaña que cada jornada inventan algo.
 
 Por Mario Wainfeld
 
Fuente: pagina12.com.ar
 

Agreganos como amigo a Facebook
Macri eligió, como candidato a vice, a un peronista sin votos
Pichetto fue el hombre de confianza en el Senado de Menem, Duhalde, los Kirchner y Macri.
18-09-2019 / 09:09
El viernes 9 de agosto, dos días antes de las PASO, se produjo una manipulación del mercado con motivo electoral, la cual fue generada por el propio Mauricio Macri. La misma consistió en alzar artificialmente el precio de papeles y acciones que cotizan en bolsa, lo que la Comisión Nacional de Valores (CNV) debería haber investigado.
 
Días después de las PASO, esos valores se derrumbaron y Martín Redrado, ex titular del Banco Central, manifestó: "El Presidente dijo que el dólar se vaya a dónde se tenga que ir y que los argentinos aprendan a votar" y que, según él, habría ordenado a la autoridad monetaria no intervenir para contener el valor de la divisa.
 
Ahora, el juez federal Rodolfo Canicoba Corral ordenó que, el Banco Central y el Ministerio de Hacienda, entreguen las agendas y registro de viajes de sus funcionarios para determinar si el Gobierno dejó que el dólar subiera un 30% después de la aplastante derrota de Macri en las PASO, por casi 17 puntos, ante Alberto Fernández.
 
Producto de la mega devaluación provocada por Macri tras las PASO, la inflación mayorista de agosto se disparó por encima del 11%, lo cual generará un impacto directo en el segmento minorista en las próximas semanas. En términos interanuales, el aumento superó el 60%.
 
Esta devaluación provocó un aumento de la inflación. De acuerdo al último informe del INDEC, el índice de precios internos al por mayor (IPIM) registró una suba de 11,2% respecto del mes anterior. Este aumento se explicó como consecuencia de la suba de 9,9% en los "Productos nacionales" y de 28,2% en los "Productos importados". En la retrospectiva con agosto de 2018, la suba de precios alcanzó el 62,9%. 

Según el documento oficial, el nivel general del índice de precios básicos del productor (IPP) registró un incremento de 11,3% en el mismo período, como consecuencia del aumento de 7,1% en los "Productos primarios" y de 13,2% en los "Productos manufacturados y energía eléctrica".
 
La semana pasada, la inflación minorista fue del 4% en agosto, y se espera que septiembre muestre aumentos mayores. Justamente, el pronunciado ascenso en el rubro mayorista deberá traspolarse a las góndolas en el mediano plazo.
 
La estampida preanuncia que la inflación minorista en septiembre marcará un nuevo record de la desastrosa gestión de la alianza Cambiemos. La consecuencia será que más argentinos quedaran sumergidos en la pobreza y que a todos se deterioraran los ingresos.
 
La Opinión Popular

17-09-2019 / 09:09
El Gobierno de Mauricio Macri prevé que en el 2020 la totalidad del sector público nacional logre ahorrar $405.252 millones, de la mano de una fuerte caída en el gasto de obra pública, en las transferencias a las provincias y en los subsidios a la energía.
 
Como contrapartida, el 82,6% de ese ahorro será destinado al pago de deuda externa. Los datos surgen del proyecto de Ley de Presupuesto 2020 presentado ayer por el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza. El documento realizó algunas proyecciones macro extraordinarias.
 
Algunos de los datos más llamativos surgieron del cálculo publicado en el cuadro Ingresos y gastos de la administración nacional. Ahí se observó en primer lugar que el resultado primario estimado por Hacienda para el 2019 es un déficit de apenas 0,5% del PBI, tal como el que permitía el acuerdo con el FMI y sus ajustadores.
 
Desde los privados hay discrepancias: la consultora Elypsis prevé un rojo primario de 1% este año. El grueso de los analistas, de hecho, proyecta que habrá incumplimiento de un acuerdo con el Fondo que, de todas formas, está en renegociación.
 
En segundo lugar se vio que para el 2020 Hacienda proyecta un superávit de $250.939 millones. Es decir un ahorro de $374.414 millones, si se lo compara con el rojo de $123.475 millones previsto por el Gobierno para el 2019, muy discutido por las consultoras privadas.
 
Lo extraordinario en este caso es que de esos $374.414 millones que se ahorran, el 82,6% será destinado al pago de intereses generados por la deuda externa contraída.
 
Y eso porque en 2020, a la par de ese recorte esperado de los gastos primarios, el pago de intereses crecerá 42,5%. Es decir: el año que viene se gastará un extra de $309.320 millones en partidas generadas por la política de endeudamiento externo.
 

17-09-2019 / 09:09
Si hubiera una metáfora deportiva para comparar el eventual resultado electoral de la elección de octubre, según la nueva encuesta que se conoció por estas horas -al igual que otras publicadas la semana pasada-, sería goleada...
 
No hay muchas incertidumbres de cara a octubre: Alberto Fernández se consolida como el candidato más votado y hasta superaría el 50% de los votos. Mauricio Macri, por su parte, perdería algunos puntos desde las PASO (un 5,9% cambiaría su voto a su favor, pero un 8,2% dice que lo votó y no lo va a volver a votar).
 
En efecto, la consultora Gustavo Córdoba & Asociados realizó un relevamiento nacional en el que Fernández obtiene el 54,5 por ciento de la intención de voto, mientras que Macri queda lejos, muy lejos con el 31,8 por ciento.
 
El trabajo sostiene que se manifiesta una consolidación de la diferencia entre el candidato del Frente de Todos y el Presidente de la Nación, entrando "en una inercia en la que ya casi no quedan incertidumbres sobre el posible resultado de las elecciones de octubre".
 
Casi 23 puntos de ventaja que muestran una fuerte polarización entre las dos principales fórmulas y, es casi ocioso recordar, deja a la dupla de Juntos por el Cambio lejos, muy lejos de un eventual balotaje.
 
El sondeo realizado sobre 1.200 casos pone al resto de los candidatos presidenciales con porcentajes casi marginales: Roberto Lavagna con el 6,1 por ciento; Nicolás Del Caño con el 2,2; José Luis Espert con el 1,4, y Juan José Gómez Centurión con el 0,7 por ciento.
 
Además, la mitad de los encuestados sostuvo que las medidas económicas tomadas por el gobierno después de las PASO fueron "tardías e inoportunas". Casi el 30%, por otro lado, considera que "ayudan a pasar el mal momento". Solo un 9% cree que pueden solucionar la crisis económica.
 
La Opinión Popular

16-09-2019 / 10:09
El sermón en la misa de cuerpo presente es la que se dice estando el cadáver del difunto expuesto y preparado para llevarlo después al entierro. Es lo que escuchó el Presidente en la fiesta del Señor y la Virgen del Milagro en Salta.
 
Fue al finalizar la ceremonia, que se hizo en el atrio de la céntrica Catedral Basílica de Salta, de cara a una multitud ubicada en la plaza 9 de Julio, cuando el arzobispo de Salta, Mario Cargnello, tomó el micrófono y se dirigió a Macri.
 
"Usted dijo que se había sentido golpeado y en el clima de ese golpe quiso venir aquí. Ha venido a un buen lugar, ha venido a encontrarse con el señor", dijo monseñor mirando al presidente. Y citó su promesa de terminar con la pobreza: "Usted dijo que iba a luchar por la pobreza cero. ¿Qué puede decir Salta de la pobreza?, le da rostro a la pobreza".
 
Al respecto, utilizó el ejemplo de los peregrinos de La Puna que trabajan en las minas y que caminan durante una semana más de 200 kilómetros para llegar a la Catedral. "Son gente humilde que trabaja en condiciones de inclemencias climáticas para darle riqueza a la República", los definió Cargnello.
 
"Los pobres no son una molestia, son una oportunidad, son maestros", agregó el sacerdote, que luego retomó el ejemplo de los mineros: bajan desde La Puna en peregrinación "el dueño de la mina, el gerente y el último minero, todos juntos, y provocan una nueva sociedad en Salta", dijo.
 
"¿No es posible venir juntos caminando por la historia? ¿Por qué debe hacerse la historia desde la pelea?", preguntó Cargnello y rescató que eso es lo que enseñan los pobres, en este caso los mineros. "Por eso Mauricio, hablaste de la pobreza, llévate el rostro de los pobres, son dignos, son argentinos, son respetuosos y merecen nos pongamos de rodillas ante ellos", concluyó el religioso.
 
Pero hubo más críticas desde la Iglesia. Luego de que el sacerdote Raúl Méndez, uno de los hombres fuertes de la Iglesia salteña, calificara de inoportuna la visita de Macri, se refirió al tema monseñor Dante Bernacki, otro de los referentes de la institución.
 
"Me da la impresión que no le dio resultado la Pachamama y viene a ver si el Señor del Milagro le tira un voto más", manifestó en declaraciones a FM Aries. Igualmente aclaró que por protocolo siempre se invita al presidente, aunque esta es la primera vez en muchos años que un mandatario nacional aceptó venir.
 
La Opinión Popular

15-09-2019 / 10:09
La narrativa macrista niega la existencia de la lucha de clases; sin embargo su praxis la radicalizó. El macrismo desechó el gradualismo en sus primeros cien días. Cimentó en ellos la redistribución regresiva de los ingresos, el poder y las oportunidades.
 
Sentó las bases para que prosperaran la Banca, los especuladores, el capital financiero, los exportadores agropecuarios, los fondos buitres, las concesionarias de servicios públicos. Favoreció a los medios concentrados. Definió a los ganadores (por goleada) y a los perdedores del modelo. Implantó la persecución judicial a opositores, mediante la doctrina Gerardo Morales- Irurzun.
 
El gobierno de clase se propuso bajar los salarios y presionar a los trabajadores con el cruel dilema: aceptar sueldos de hambre o quedar en la calle. Dicho objetivo se concretó en buena medida, limitado en parte por la movilización social, por la cultura resistente de los argentinos y por la red de protección social creada o consolidada por el peronismo.
 
Otra ambición animaba al macrismo: instalar una hegemonía político-cultural que le garantizara poner fin al populismo y perpetuarse en el poder. Fracasó ese designio, tan ajeno a la historia nacional.
 
Si, como todo lo indica, se ratifica su derrota en el todavía lejano 27 de octubre dejará un país asolado, endeudado hasta el tuétano.
 
La herencia del macrismo moviliza a los cuerpos de sus candidatos y líderes territoriales. Todos se alejan de Mauricio Macri, reniegan de su existencia y de su legado que incluye legislación regresiva, doctrina Chocobar y otras lindezas.
 
Todas maquilladas bajo el seudónimo "republicano", adoptado por la derecha nativa que ni siquiera tiene la franqueza de reconocer su propia identidad.
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar