La Opinión Popular
                  15:12  |  Miércoles 18 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Estamos convencidos de que la elección no sucedió”. Mauricio Macri
Recomendar Imprimir
Internacionales - 29-05-2019 / 19:05
EFEMÉRIDES POPULARES

El sudeste de Nigeria se declara independiente como República de Biafra

El sudeste de Nigeria se declara independiente como República de Biafra
El 30 de mayo de 1967, el territorio sudeste de Nigeria se declara independiente como República de Biafra. Subsistió, en medio de una guerra, como Estado independiente hasta el 15 de enero de 1970, tras la capitulación oficial de las fuerzas biafreñas. En la imagen: Cuando la República de Biafra proclamó su independencia de Nigeria, una pequeña Marina se creó en el puerto de Calabar con el patrullero BNS Vigilance.
El 30 de mayo de 1967, el territorio sudeste de Nigeria se declara independiente como República de Biafra. Subsistió, en medio de una guerra, como Estado independiente hasta el 15 de enero de 1970, tras la capitulación oficial de las fuerzas biafreñas el día 12 de enero.
 
En esa lucha de tres años morirán más de un millón de personas debido al hambre provocada por el enfrentamiento contra Nigeria. La guerra saltó a los medios de todo el mundo por la tremenda hambruna en diversas zonas sitiadas, y la consecuente acusación de genocidio procedente en gran medida de la etnia igbo de estas regiones.
 
La Opinión Popular


Historia
 
En enero de 1966 hubo un intento de golpe de Estado en Nigeria, comandado por oficiales de etnia ibo, que resultó cruento y breve. En mayo y septiembre del mismo año, grupos de emigrantes ibos fueron objeto de matanzas en masa en el norte del país.
 
La mayor parte de los 8 millones de ibos nigerianos vivían en lo que por aquel entonces era conocido como la Región Oriental de Nigeria, que tenía como gobernador militar al teniente coronel Chukwuemeka Odumegwu Ojukwu, de etnia ibo.
 
Fue él quien declaró la independencia del territorio, localizando su capital en la ciudad de Enugu. Mientras, sus tropas comenzaron a confiscar recursos federales del Estado nigeriano, tales como los vehículos postales de circulación interna del país.
 
En el momento de su constitución, el Estado biafreño ocupaba unos 76.400 km² y estaba habitado por unos 13 millones de personas, la mitad de ellos de etnia igbo (también conocidos como igbos e iboleses). Recibió su nombre de la bahía de Biafra, que Nigeria renombraría tras el conflicto con los separatistas con el nombre de bahía de Bonny.
 
Biafra fue reconocido únicamente por cinco países: Gabón, Haití, Costa de Marfil, Tanzania y Zambia. Otras naciones la apoyaron de otras maneras, sin reconocerla oficialmente, como Francia, Portugal, Rodesia o Sudáfrica, que ayudaron con asistencia militar y financiera.
 
Por su parte, Israel le suministró las armas capturadas en la Guerra de los Seis Días. Sin embargo, el apoyo clandestino sudafricano (con la política del apartheid) y portugués disuadió a más Estados africanos, que de otro modo podrían haber respaldado su causa.
 
Inicialmente, Nigeria respondió con un bloqueo económico, pero el 6 de julio de 1967 comenzó a llevar tropas a la zona. Tras algunos éxitos iniciales por parte de la nueva República, tales como la ocupación de la región del medio oeste nigeriano en julio y agosto, las tropas nigerianas invadieron suelo biafreño e iniciaron una guerra de exterminio en la que llevaron la iniciativa y reconquistaron progresivamente el territorio, mientras las fuerzas locales se limitaban a contraatacar.
 
El avance nigeriano obligó a que la capital biafreña fuera transferida de Enugu a Aba, hacia finales de año a Umuahia y finalmente a Owerri, en 1969, donde se rendirían.
 
Antes de 1970, Biafra había quedado arrasada por la guerra y necesitaba alimentos urgentemente. En medio del hundimiento económico y militar, Ojukwu huyó del país y el resto del territorio de la República fue reincorporado a Nigeria.
 
Se cree que el conflicto cobró la vida de entre 800 000 y un millón de personas, aunque algunas fuentes hablan de millón y medio. La mayoría de estas víctimas cayeron por la hambruna y las enfermedades.
 
El hecho de que pudiera sostenerse la guerra durante tres años, dado el nivel de subdesarrollo de ambos contendientes, solo fue posible gracias a la internacionalización del conflicto y a la posterior intervención de las grandes potencias mundiales en apoyo de una u otra facción.
 
La propia secesión fue alentada en gran medida por intereses extranjeros en territorio biafreño, centrados en su riqueza mineral, principalmente de petróleo.
 
Fuente: Wikipedia

Agreganos como amigo a Facebook
17-09-2019 / 18:09
17-09-2019 / 18:09
16-09-2019 / 21:09
14-09-2019 / 17:09
El 15 de septiembre de 1842, en San José de Costa Rica, es fusilado José Francisco Morazán Quezada.​ Fue un militar y político hondureño que gobernó a la República Federal de Centro América durante el turbulento periodo de 1827 a 1838. Saltó a la fama luego de su victoria en la legendaria Batalla de La Trinidad, el 11 de noviembre de 1827.​ Desde entonces, y hasta que fue derrocado en 1840, Morazán dominó la escena política y militar de Centroamérica.
 
Morazán intentó transformar a Centroamérica en una nación grande y progresista. Su gestión como mandatario de la República Federal promulgó las reformas liberales, las cuales estaban dirigidas a quitar el poder a los miembros del partido conservador que residían en la Nueva Guatemala de la Asunción y las órdenes regulares de la Iglesia Católica. Las reformas incluyeron: la educación, libertad de prensa y de religión entre otras.​ Además limitó el poder del clero secular de la Iglesia Católica con la abolición del diezmo de parte del gobierno y la separación del Estado y la Iglesia.
 
Con estas reformas Morazán se ganó enemigos poderosos, y su período de gobierno estuvo marcado por amargas luchas internas entre liberales y conservadores.​ Sin embargo, a través de su capacidad militar, Morazán se mantuvo firme en el poder hasta 1837, cuando la República Federal se fracturó irrevocablemente.
 
Esto fue explotado por las órdenes regulares de la Iglesia y los líderes conservadores guatemaltecos, que se unieron bajo el liderazgo del general guatemalteco Rafael Carrera, y, con el fin de no permitir que los criollos liberales les arrebataran sus privilegios,​ terminaron por balcanizar Centroamérica, dividiéndola en cinco estados.
 
La Opinión Popular



14-09-2019 / 17:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar