La Opinión Popular
                  20:12  |  Lunes 19 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Los diarios inventan la mitad de lo que dicen. Y si a eso le sumamos que no dicen la mitad de lo que pasa resulta que los diarios no existen". Mafalda
Recomendar Imprimir
Nacionales - 05-05-2019 / 11:05
LAS MOVIDAS DEL GOBIERNO

Macri se defiende como gato panza arriba

Macri se defiende como gato panza arriba
En una coyuntura adversa por donde se la mire el Gobierno de Mauricio Macri se defiende como un gato panza arriba. La voluntad de pelea y la consiguiente inventiva comprueban que capta las dificultades, que trata de cambiar, adecuarse, disimular, manipular.
En una coyuntura adversa por donde se la mire el Gobierno de Mauricio Macri se defiende como un gato panza arriba. La voluntad de pelea y la consiguiente inventiva comprueban que capta las dificultades, que trata de cambiar, adecuarse, disimular, manipular.
 
Sus adversarios deben advertir que no se rinde ante las dificultades (ni aún ante las casi inmodificables), que se esfuerza en cambiar el contexto. Que activa para que el escenario en agosto y octubre sea distinto al de hoy.
 
Las movidas se acumulan, tienen distinto porte y gravedad. El Plan Alivio posiblemente constituye un derrape a la heterodoxia. Ahora dicen que habrá sanciones para las empresas que incumplan lo pactado en el plan Precios esenciales.
 
El tránsito del "pacto de caballeros" a mecanismos lábiles de control subraya la tendencia a acomodarse. El impacto de los Precios esenciales será leve pero, de cualquier manera, enfilaría en un buen sentido: amortiguar la inflación en artículos de primera necesidad.
 
Las consecuencias del "Plan Fuga" lanzado en la semana que pasó serán, en cambio, rotundas y aciagas. El Fondo Monetario Internacional (FMI), enclavado en "modo campaña", autorizó al Banco Central a arrojar centenares de millones de dólares diarios "al mercado" para evitar corridas. Se premia la especulación, se entregarán fortunas a compradores de divisas baratas.
 
La corrida no se evitará, prevé uno fundado en numerosas experiencias previas: sucederá cuando lo decidan los especuladores. El día menos pensado... por los demás, incluyendo en la lista al necio y servil presidente del Banco Central, Guido Sandleris. Bastará hacer lo mismo que hicieron el JP Morgan y fondos en los que revistaba el vicepresidente del BCRA Gustavo Cañonero hace un año.
 
"Atacar" de sopetón con una parva de dólares, subir la cotización, crear pánico. Las condiciones se han creado, los dueños del poder económico digitarán el momento. En abril de 2018, vale recordar, se descontaba que Macri sería reelecto; la corrida no fue gatillada por "la amenaza populista". El plazo es incierto: los hechos ocurrirán pero no se sabe la fecha.
 
En el ínterin, desde el lunes pasado, la bicicleta financiera y la fuga de capitales son subsidiadas por el oficialismo que llegó prometiendo el fin de los subsidios. Macri anula o minimiza los subsidios para las clases populares, sectores medios, provincias y empresas estatales. Los endosa a las concesionarias de servicios públicos y el sector financiero. 
 

 
La puja distributiva sigue viva, solo cambió la correlación de fuerzas. Las transferencias de ingresos ponen en torno a la innoble desigualdad. El macrismo, además de las imágenes de los billetes, se dedica a cambiar la letra del Himno nacional.
 
El cuidado por las reservas del BCRA te lo debo. Al drenaje inexorable se suma el ocultamiento de información, el apagón de data decidido arbitrariamente por Sandleris. Los grandes jugadores no tendrán problemas porque cuentan con topos duchos para filtrar información calificada dentro de la señorial sede del BCRA.
 
La deuda externa se incrementa, se volatizarán reservas... el sector financiero de parabienes, la mayoría de los argentinos pagará esa fiesta de pocos.
 
Para colmo, el Gobierno que despilfarra dinero para frenar la inflación autoriza la suba de los combustibles líquidos que se traslada "naturalmente" a los precios en el mercado interno.
 
El índice de precios al consumidor de abril será exorbitante, los profetas oficiales comenzarán a "confesar" que la desaceleración arrancará a partir de junio. Mentir sobre mayo los dejaría en off side demasiado pronto...
 
 
La Moncloa berreta
 
El Plan Alivio podría enfilar en buen sentido si no fuera tan enclenque y si el gobierno tuviera capacidad de gestión. El Plan Fuga es nefasto y depredador.
 
En otras ligas y con volumen menor asoma otra jugada oficial: la Moncloa berreta, un compromiso de diez puntos rudimentarios, que resumen la Vulgata de la derecha nativa. El contrato de adhesión contiene los objetivos o herramientas del macrismo y del FMI, sin ninguna alusión a derechos ciudadanos ni a organizaciones sociales o sindicales.
 
Macri vira hacia un acuerdismo de baja intensidad proponiendo a peronistas "derecha friendly" suscribirlo.
 
El Pacto de La Moncloa, jamás estudiado ni colocado en contexto, funciona como mito o fetiche del mainstream nacional más simplista. Se lo adereza con la expresión "políticas de Estado" que se enuncia poniendo visaje serio y alargando la primera sílaba de "políticas". Queda muy monono mencionarlo.
 
En la Casa Rosada advirtieron que el senador Miguel Pichetto y el gobernador pato rengo de Salta Juan Manuel Urtubey estaban ansiosos por firmar el decálogo que incluye una reforma laboral onda ley Banelco y una previsional, regresiva a lo Cambiemos.
 
Más allá de valoraciones éticas, los aspirantes a grupies del macrismo son un patagónico piantavotos en su terruño y a nivel nacional y un norteño que no mueve el amperímetro fuera de sus pagos. In extremis, Urtubey se despegó un poco de la movida que lo dejaba demasiado expuesto.
 
El ex ministro Roberto Lavagna desautorizó la convocatoria de modo tajante cuidando los pergaminos de haber participado en la renegociación de la deuda externa durante la presidencia de Néstor Kirchner. Conserva ambición presidencial y, por lo visto, tiene suficiente olfato para husmear que pegotearse al macrismo sería letal para sus intereses.
 
El ex diputado Sergio Massa tomó distancia. Viene pagando bastantes costos por haberse despegado tardíamente del macrismo. Cuenta con votos propios: muchos en 2013 y 2015, pocos en 2017. Pero algo es algo: dicho capital lo diferencia de los Pichetto, los Urtubey, los Diego Bossio.
 
La iniciativa, seguramente, se diluirá en el camino.
 
 
Seduciendo al federal
 
El gobernador mendocino Alfredo Cornejo amplía la oferta a los peronistas federales echando a rodar la idea de una nueva coalición electoral. Presidente de la Unión Cívica Radical, sin reelección en su distrito, necesita salir en los diarios aun a costa de promover iniciativas recusadas hasta por sus propios correligionarios.
 
El primer objetivo de la maniobra de Macri es empaquetar al peronismo federal y polarizar con el kirchnerismo, aislándolo. La Cruzada política-judicial-mediática contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner no consiguió derrumbarla, ni encarcelarla, ni hacerla descender al Nacional "B". 
 
Nadie dentro de la dirigencia nacional compite con su legitimidad entre los humildes y los jóvenes. Algo habrá hecho. Si prescindimos de encuestas amañadas y reparamos en el mediano plazo, el famoso techo estático de CFK se elevó mientras bajaron piso y techo de Macri. Imposible formular una profecía certera para las elecciones de octubre cuando quedan muchas incógnitas, en particular del lado de la oposición.
 
Cambiemos, desde su origen, se conforma y direcciona para repetir la performance de 2015: llegar al ballotage, incluso como segundo, y ganar en segunda vuelta. En un tramo del fascinante libro "La grieta desnuda", los periodistas Martín Rodríguez y Pablo Touzon describen como actúa un partido que pretende ser siempre minoría, salvo en el momento de la segunda vuelta. Minoría en particular cuando gobierna para pocos y se desempeña como oposición de la oposición, parafraseamos.
 
Para arribar al horizonte deseado Cambiemos "necesita" fomentar la polarización y al unísono que haya una tercera fuerza que divida el campo opositor. El Frente Renovador de Sergio Massa desempeñó acabadamente la función en 2015.
 
La Alternativa Federal pejotista es la gran esperanza blanca de Cambiemos. Su integración y sus candidatos están en veremos. Lavagna se ofrece para liderarla, a condición de que no haya Primarias Abiertas (PASO). Massa quiere internas. Son dos dirigentes "sin tierra", no gobiernan una provincia ni siquiera un municipio pero como apuntamos antes cuentan con potencial para sumar votos.
 
Este cronista es ateo en la religión de los sondeos y su bola de cristal necesita un service de mantenimiento. El análisis indica que los gobernadores peronistas podrían jugar un rol importante, tal vez no decisivo... pero solo se pronunciarán cuando sean reelectos.
 
El cordobés Juan Schiaretti cuenta con amplio favoritismo para las elecciones del 12 de mayo, quizá después defina qué hará en la escena nacional.
 
Con el esquema actual hay varios desenlaces posibles: en los extremos, que un Frente opositor con base kirchnerista gane en primera vuelta hasta que Cambiemos lo haga en el ballotage. Dependerá del volumen de los federales, si salen a la cancha. Si engordan mucho hasta podrían arrojar a Macri al tercer lugar del podio. Hablamos de virtualidades en un jardín con demasiados senderos que se bifurcan.
 
Dos ventajas potentes conserva Cambiemos. La primera, gobernar la Nación, Buenos Aires y la Ciudad Autónoma (CABA), distritos en los que puede volcar recursos para seducir votantes.
 
La segunda, contar con candidatos definidos en todos ellos, sin necesidad de fumatas, roscas ni siquiera internas, salvo que algún radical se encocore.
 
 
Washington, como nunca
 
En un aconsejable artículo publicado en la revista "Crisis" el académico Juan Gabriel Tokatlian sistematiza un hecho inédito, afirmando que "desde el advenimiento de la democracia en 1983 y la reforma constitucional de 1994, ningún presidente había contado con tanto apoyo político en Estados Unidos".
 
Según Tokatlian "asistimos a un caso infrecuente en la historia contemporánea de las relaciones bilaterales: ya no es el 'Braden o Perón' agitado desde Buenos Aires sino una suerte de 'Macri o el abismo' articulado tácita y preelectoralmente desde Washington D.C". Donde, abundamos, se domicilian el presidente Donald Trump y el FMI.
 
Esa gente no vota en la Argentina ni es aportante de campaña, que se sepa. Pero genera las condiciones para sostener el Plan Fuga, un manotazo de ahogado del gobierno. El hambre y la sed de los argentinos será pagado por ellos después.
 
La vida cotidiana de la gente común se ensombrece y carga de angustias. El macrismo, la prensa adicta y los intelectuales-académicos orgánicos hablan de otro país, de una Argentina que no existe. Los alquimistas de campaña analizan cómo hacer que un 25 por ciento cabal de votos garantice un segundo puesto entre dos peronismos fragmentados y parejos para ganar después en ballotage. Propósito enmarañado y dificultoso pero todavía no imposible.
 
La oposición sigue sin definir sus armados. Así están las cosas cuando despunta mayo.
 
Por Mario Wainfeld
 
Fuente: pagina12.com.ar
 

Agreganos como amigo a Facebook
19-08-2019 / 09:08
Aunque el Gobierno de la alianza Cambiemos insiste y tiene fe en que en las venideras elecciones de octubre se puede 'dar vuelta todo', una encuesta reveló que la brecha entre el candidato presidencial Alberto Fernández (Frente de Todos) y Mauricio Macri (Juntos por el Cambio) es cada vez más amplia e irremontable.
 
Y es que según un estudio que realizó el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), los 15.57 puntos que sacó Alberto a Macri en las elecciones PASO, se convertirían hoy en, como mínimo, 19 puntos. "Pero si se realiza un reparto de los que aún están indecisos, la diferencia a favor del binomio del Frente de Todos treparía a 20,4 puntos, con FF llegando a más del 53% de los votos", reza el estudio.
 
Los números de la encuesta de CEOP son sobre un total de 1.800 personas entrevistadas por el sistema llamado CATI, Computer-Assisted Telephones Interviewing, que consiste en que una computadora realiza los llamados, pero la encuesta la hace un operador dialogando con el entrevistado. Permite un mejor abordaje y mayor precisión en los datos.
 
La encuesta también reflejó que sólo un 35,2% opina bien o muy bien del presidente Macri, lo que significa una especie de techo a su crecimiento. Es muy difícil que alguien consiga votos de quienes opinan mal o muy mal, que en este caso el número alcanza el 62,8%. Además, sólo el 27,9% de los entrevistados cree que las cosas pueden mejorar de aquí a fin de año, frente a un 64,4% que piensa que va a empeorar.
 
"La imagen positiva de Macri disminuyó algo más de tres puntos; también se fue para abajo la aprobación de su equipo de gobierno; la confianza en lo actuado por el Ejecutivo también bajó un par de puntos. No son indicadores alentadores: le fijan un tope que predice, al menos hasta el momento, problemas de crecimiento (y hasta cierta tendencia a la baja) en el potencial caudal de votos", detalla el informe de la CEOP.
 
La encuesta de CEOP indica también que la esperanza del macrismo referente a los votantes que no se presentaron, y de esta forma, cambiar el resultado para lograr un ballotage, tampoco es factible para el oficialismo, ya que según el estudio, con los 11 millones de sufragios del domingo más los 2 millones que no se presentaron pero se presentarían en octubre, igual la fórmula FF llegaría al 45%.
 
"Macri se impone a los Fernández en una sola categoría, la de los mayores de 60", detalla el estudio. Y es que entre las personas mayores de 60, el peronismo no suma tantos votos como esperaba: el estudio detalla que consigue el 38% sobre 50% de la totalidad de la población de esa edad, que han sido de los que más sufrieron al macrismo.
 
Por su parte, a Fernández lo prefiere la juventud: El Frente de Todos consiguió el 47% de los votos, pero en los jóvenes de 16 a 25 años llega al 61%. Del mismo modo, la CEOP reveló que el mayor respaldo a la fórmula FF proviene de los pobres. "La fórmula del Frente de Todos consigue el 55% de la intención de voto entre los humildes", detallan.
 
La Opinión Popular

18-08-2019 / 10:08
En la entrevista con el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, que le realizó el multimedio ultra macrista Clarín, en su departamento en Puerto Madero, este afirmó: "Lo que nosotros necesitamos es que la grieta se termine. No se puede vivir en una sociedad de los unos contra los otros, es imposible", dice el ex jefe de Gabinete de los Kirchner.
 
-¿Usted se ve a sí mismo como un dirigente kirchnerista?
-Si, yo soy un dirigente kirchnerista. Yo fundé el kirchnerismo con Néstor. Pero también fui crítico de otra etapa del kirchnerismo. Nosotros somos algo nuevo, somos mucho más que kirchnerismo. Es el reencuentro de un movimiento que alguna vez estuvo junto y otra vez se separó. Nosotros somos un tiempo de reencuentro, donde el kirchnerismo es una parte muy importante.
 
-O sea que no sería el candidato del kirchnerismo.
-Quiero ser el candidato de los argentinos, eso es lo que quiero. Terminemos de ponernos rótulos.
 
-Usted suele decir que el 80 por ciento de votos que tuvo originalmente son de Cristina Kirchner.
-Son de Cristina, y eso es verdad. Fue la gran base de sostén. Sigue siéndolo. Cristina es muy valorada por un número importante de argentinos. Y el resto es el peronismo, es Sergio Massa, es Vicky Donda, es Claudio Lozano y De Genaro. El resto es Pino Solanas e independientes como Lammens. Y el resto es Alberto Fernández. Parece estar siendo suficiente, porque la verdad es que nos da un número importante para pensar en la victoria.
 
-¿Es más que el peronismo?
-El espacio es más que el peronismo. Yo diría que somos el frente del encuentro, del reencuentro, de los que alguna vez estuvimos juntos y alguna vez nos distanciamos y supimos superar la grieta. Si ustedes quieren buscar un modelo de resolución de la grieta, piensen en Cristina y en Alberto Fernández. Lo que nosotros necesitamos es que la grieta se termine. No se puede vivir en una sociedad de los unos contra los otros, es imposible.

17-08-2019 / 11:08
Si tal como indica la lógica electoral, Mauricio Macri pierde las elecciones de octubre contra Alberto Fernández y deja la presidencia, se descuenta que verá complicado su frente judicial. Desde que llegó a la Casa Rosada, el actual primer mandatario sumó decenas de denuncias en su contra en las que también están involucrados muchos de sus millonarios funcionarios.
 
La gran mayoría de las acusaciones prosperaron y derivaron en causas judiciales. Y, se sabe, muchos de los expedientes comienzan a moverse en los tribunales de Comodoro Py cuando el acusado pierde el poder. Algunas de las causas emblemáticas contra Macri que podrían empezar a moverse tras la dura derrota en las PASO son las siguientes:
 
Deuda del Correo Argentino. El juez federal Ariel Lijo investiga si funcionarios del Gobierno cometieron algún delito en la negociación de la deuda del Correo -propiedad de la familia Macri- con el Ejecutivo. Hay muchos elementos que comprometen al actual Presidente, como la serie de reuniones que mantuvo con abogados de Correo.
 
Aportantes truchos. La causa en que se investiga las campañas electorales de Cambiemos alcanza, en última instancia, a Macri (y salpica a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal).
 
Parques Eólicos. Macri y distintos funcionarios nacionales fueron acusados en 2018 de favorecer de "manera ilegal" al grupo empresario de la famiglia presidencial en negocios vinculados a concesiones de parques eólicos. Según la acusación, el grupo obtuvo ganancias por casi u$s50 millones en pocos meses gracias a una maniobra fraudulenta.
 
Termoeléctricas. Se investiga al Poder Ejecutivo y a las empresas Iecsa (ahora Sacde) e Isolux por un supuesto pago del Gobierno, en carácter de resarcimiento, para que abandonasen la construcción y explotación de las centrales termoeléctricas Ensenada Barragán y Brigadier López.
 
Peajes. Denunciaron penalmente a Macri por los delitos e irregularidades que surgen del proceso de renegociación integral del contrato de concesión concluido en 2018.
 
Blanqueo de capitales. El hermano del Presidente, Gianfranco Macri, blanqueó 35,5 millones de dólares o, en pesos al momento de los hechos, 622 millones. Hubo varios familiares de funcionarios que ingresaron a la moratoria.
 
Otros casos que se suman: Un expediente poco conocido es el de las Energéticas, otro es el D'Alessiogate por espionaje ilegal. Allí se investiga el rol de la AFI, que están al mando del íntimo amigo del Presidente, Gustavo Arribas. La causa por el Soterramiento del Tren Sarmiento podría complicar al primo del Presidente, Angelo Calcaterra, que había sido excluido del procesamiento de forma escandalosa. Ya Presidente, Macri avaló que se pagase  una cifra millonaria para impulsar esa obra, que era objeto de análisis judicial por fuertes sospechas de corrupción en la adjudicación de la misma. Y siguen las causas...

17-08-2019 / 10:08
Carlos Heller fue clarito. El Banco Central estaba vendiendo 800 millones de dólares por día para frenar el dólar hasta el viernes anterior a las PASO y a partir del lunes vendió la mitad de esa cifra y salió tarde al mercado.
 
El ex titular del BC, Martin Redrado, afirmó en declaraciones radiales que "el Presidente dijo el día lunes 'que el dólar se vaya a donde se tenga que ir de manera tal que los argentinos aprendan a quién votaron'".
 
La decisión delincuencial de soltar un dólar que durante los cuatro años de macrismo nunca dejó de subir hasta el infinito y más allá, le robó más del 20 por ciento al salario de los trabajadores. Macri ha sido un gobernante desastroso y peor perdedor.
 
El mago sin trucos ya no tiene nada para mostrar. Empobreció al país, saqueó el bolsillo de los trabajadores, de la clase media, de pequeños y medianos empresarios y a varios de los grandes, como Techint que perdió millones por la caída de sus acciones en Wall Street, o Arcor que se declaró en concurso de acreedores igual que cientos de otras empresas.
 
Pero Arcor y Techint impulsaron desde AEA la demolición del gobierno K para instalar el actual.
 
La historia, con su falta de piedad, ahora se está devorando a Macri y a los empresarios que lo impulsaron por su propia avaricia. Por no dar algo, quisieron todo y casi perdieron hasta los calzones.
 
Salvo las privatizadas, las petroleras y mineras, más los bancos, los grandes exportadores de soja y los amigos de Macri, los demás miraron con la ñata contra el vidrio cómo ese grupo se enriquecía.
 
Varios lo siguen apoyando inmolándose en las mentiras que ayudaron a engendrar. Los más vuelven la mirada hacia el peronismo y tratan reacomodarse antes de retomar una nueva disputa por el poder.
 
Alberto Fernández se ha reunido con el señor Mercado libre, Marcos Galperín, y recibió el respaldo del constructor Alberto Costantini y hasta hubo versiones  sobre una reunión con el mismísimo señor Clarín Magneto.
 
El urnazo del domingo produjo una semana de versiones tormentosas. Se dijo que rodaba la cabeza del responsable de la campaña macrista, el jefe de Gabinete, Marcos Peña y que lo mismo pasaría con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el "che pibe" del FMI.
 
El chimento tenía sentido. Las derrotas tienen un costo. El jefe de campaña derrapó mal y la causa de la derrota fue una crisis en la economía frente a la que el gobierno se mostró incompetente. Sonó fuerte el jueves, pero al otro día ya había sido desmentida.

16-08-2019 / 12:08
La situación política en la Argentina es muy delicada. Como hace mucho tiempo no pasaba. Tras el peligroso ataque de furia del Presidente Mauricio Macri contra los votantes, el mandatario habló con Alberto Fernández para calmar las aguas.
 
El candidato del Frente de Todos siguió con su tono moderado explicando que "los resortes del Estado estaban en manos de Cambiemos" y buscó tranquilizar a la opinión pública. Todo lo contrario a lo que hicieron en las últimas horas: Elisa Carrió, Casero y Etchecopar, la avanzada del macrismo más fanático y psicótico.
 
"¡Cobardes los que se borran, los que se van de viaje! ¡Esta batalla se gana con el alma, con Dios! ¡Vamos a ganar por paliza! ¡Nos van a sacar muertos de Olivos!", escupió más sacada que nunca la diputada nacional Elisa Carrió durante un mitin político de Cambiemos en el Centro Cultural Kirchner que el todopoderoso Hernán Lombardi ofrendó como si se tratara del salón de alguno de sus hoteles.
 
La avanzada psicótica del sector más extremo de Cambiemos / Juntos por el Cambio tiene esta semana un clímax inédito incluso en tiempos del más furioso antiperonismo. Carrió disparó sin filtro y a sus declaraciones incendiarias (mientras el gobierno nacional intenta frenar el desastre que le estalló en las manos tras casi cuatro años de ajuste) se suma la verborragia imparable de otros dos alfiles del macrismo talibán: Baby Etchecopar y Alfredo Casero.
 
El conductor radial y televisivo, visiblemente descolocado, compartió entre sus contactos vía Whatsapp un video en el que dice estar "encerrado" en el muy amplio living de su casa. A lo largo de dos minutos irrisorios, el actor reconoce los "errores" de Mauricio Macri y arremete con una diatriba de presunto pedido de auxilio dirigido "a los que están en Miami, en España o Portugal".
 
"Nos han copado los que se robaron un PBI completo", dice entre otros lugares comunes absurdos de la cantinela del antikirchnerismo. "Vamos en vías de ser la peor Venezuela", expele en su discurso. "Nunca pensé que nos iban a echar de nuestra patria. Les pido por favor", delira también casi al borde del llanto.
 
Por su parte, el inimputable Alfredo Casero hizo lo propio con otro video en el que mostró sus tropiezos dialécticos y sus problemas de discurso cuando se pone nervioso. Desde España, le habló al presidente Macri: "Lo que tiene que hacer como un funcionario al que le pusimos la fuerza para ver lo que podía hacer... por lo menos maneje las cosas coherentemente hasta el final", dijo a través de sus redes sociales. "Tenemos que ser los que recordemos la gente que nos va a gobernar (sic)", apuntó, y agregó: "Todo cagueta que se de por vencido está del otro lado (sic)".
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar