La Opinión Popular
                  08:11  |  Viernes 24 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“El carácter inevitable de la derrota solo desalienta a los cobardes”. Alejandro Dolina
Recomendar Imprimir
Internacionales - 17-04-2019 / 21:04
EFEMÉRIDES POPULARES

La derrota del imperialismo yanqui en Playa Girón

La derrota del imperialismo yanqui en Playa Girón
Fracasa la Invasión de Bahía de Cochinos de partidarios del ex dictador Batista, apoyados por la CIA yanqui. En la imagen: los héroes que lucharon en playa Girón para salvar la Patria del dominio extranjero de los Estados Unidos, y de los mercenarios y traidores que sirven a los yanquis contra su país.
Tras el triunfo de la Revolución cubana, las tensiones entre el nuevo Gobierno y Washington iban en aumento. Medidas como la nacionalización del capital yanqui en Cuba y las expropiaciones llevaron al cese de los contratos azucareros -fuente de ingresos fundamental para la isla- y de la provisión de petróleo. Fidel Castro buscó ayuda en la Unión Soviética.
 
En plena Guerra Fría, la presencia de un aliado de Moscú a poco más de 150 kilómetros de la costa era un peligro que había que erradicar. El presidente norteamericano Dwight Eisenhower, además de decretar el embargo económico de Cuba, encargó a la CIA la búsqueda de una solución.
 
Se realiza así, del 15 al 19 de abril de 1961, la invasión de bahía de Cochinos, también conocida como invasión de Playa Girón, que fue una operación militar en la que tropas de cubanos exiliados, apoyados y conducidos por Estados Unidos invadieron Cuba, para intentar crear una cabeza de playa, formar un gobierno provisional y buscar el apoyo de la Organización de los Estados Americanos y el reconocimiento de la comunidad internacional.
 
El martes 18 de abril, se inicia la contraofensiva cubana. Las tropas de mercenarios de la Brigada 2506 que controlan las dos carreteras de acceso a Playa Girón son obligadas a retroceder hasta la zona de San Blas, mientras siguen siendo atacadas desde el aire por los T-33 y Sea Fury del gobierno cubano.
 
La población civil situada en la zona se suma masivamente a la lucha en contra de los invasores pro yanquis, lo cual desmoraliza a los jefes de la Brigada 2506. El día siguiente, las fuerzas invasoras tienen que retroceder hacia Playa Girón, donde quedan prácticamente sitiadas por las tropas gubernamentales; los que quedan rezagados pronto son cercados y se rinden en el transcurso de la mañana.
 
La acción acabó en fracaso en menos de 65 horas. Fue completamente aplastada por las Milicias y las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba. Más de un centenar de soldados invasores murieron, y los cubanos capturaron a otros 1200, junto con importante material bélico.
 
La derrota de la invasión a Bahía de los Cochinos merece ser recordada como una de las grandes gestas revolucionarias de las masas populares de nuestro continente.
 
La Opinión Popular



La derrota del imperialismo yanqui en Playa Girón 
El 20 de abril de 1961, en Playa Girón, ante el fracaso de la Invasión de Bahía de Cochinos se rindieron los últimos mercenarios de la CIA.
 

En septiembre de 1960, la CIA había puesto en marcha la Operación Pluto, reclutando a cubanos anticastristas refugiados en Estados Unidos para una invasión, según consta en documentos desclasificados en 1998.
 
En los entrenamientos de los reclutados exiliados, que tuvieron lugar en Guatemala y Nicaragua, murió Carlos Rafael Santana Estévez, el combatiente número 2506. Su número pasó a dar nombre a la Brigada.
 
El 16 de abril de 1961 Fidel Castro declarará, frente a una multitud armada en La Habana, el carácter socialista de la revolución cubana. Fue en respuesta a los bombardeos que el día anterior sufrieron varios aeropuertos militares de la isla. Al día siguiente, se iniciaba la invasión de una fuerza mercenaria entrenada por la CIA en Playa Girón.
 
En la madrugada del 17 de abril de 1961, los 1600 exiliados cubanos desembarcaron de cuatro buques en bahía de Cochinos, una zona cenagosa que Castro conocía bastante mejor que ellos de los tiempos de la lucha guerrillera.
 
Las condiciones del terreno eran más complicadas de lo que esperaban. Castro, además, estaba al corriente de la invasión, pues el periodista argentino Rodolfo Walsh -que se hallaba en Cuba como cofundador de la agencia oficial Prensa Latina- había interceptado y descodificado una comunicación cifrada proveniente de Guatemala.
 
Castro movilizó a 20 000 hombres, muchos de ellos ciudadanos de a pie, que asumieron un compromiso personal en el combate.
 
El nuevo presidente de Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy, que asumió el cargo cuando la operación ya estaba en curso, decidió que no habría más apoyo a los exiliados para un ataque que implicara una mayor exposición de su país.
 
En Miami la prensa había cubierto los pasos del dirigente de los exiliados en Estados Unidos, José Miró Cardona, que habría de tomar el poder tras la invasión. Aunque el gobierno de Kennedy intentó que las operaciones se mantuvieran en la mayor discreción, las radios y los diarios no dejaron de tratar el caso.
 
Dos días antes del desembarco los ocho bombarderos que debían destruir la flota de aviones de Castro la dejaron casi intacta. Su ataque constituyó un aviso de la inminencia de los acontecimientos y malogró el factor sorpresa.
 
Los combates duraron 66 horas. Los rebeldes nunca recibieron la ayuda logística que esperaban, y fueron abandonados a su suerte.
 
Además de cuatro pilotos estadounidenses, 114 brigadistas perdieron la vida, y entre los locales, murieron 156 cubanos en defensa del Gobierno revolucionario. El resto de la Brigada 2506 fue detenida.
 
Las negociaciones por su puesta en libertad duraron 20 meses. Gracias a la mediación de Robert Kennedy, los brigadistas fueron liberados a cambio de 53 millones de dólares en forma de alimentos, medicinas y tractores.
 
La Opinión Popular

Agreganos como amigo a Facebook
La derrota del imperialismo yanqui en Playa Girón
El Comandante Fidel Castro proclama el carácter socialista de la revolución cubana 16 de Abril de 1961.
23-05-2019 / 19:05
El Reichstag (parlamento alemán) se sucedió en Alemania entre 1849 y el final de la Segunda Guerra Mundial. Fue un parlamento elegido por el pueblo, aunque con distintos grados de poder. El Imperio era una autocracia en la que el Reichstag era elegido por sufragio universal (en Prusia y en otros Estados federados siguió vigente el sufragio censitario). En la República de Weimar 1919, el pueblo eligió la composición del Reichstag y éste a su vez a quien sería Canciller de Alemania (Jefe de Gobierno).
 
Sin embargo, a partir de 1930, el Reichstag fue prácticamente eludido gracias al uso que el Presidente Paul von Hindenburg hizo de los extensos poderes que la constitución le otorgaba.
 
En las séptimas elecciones parlamentarias, celebradas el 31 de julio de 1932, el Partido Nazi alcanzó por primera vez la mayoría, pero esta mayoría no era absoluta. En las octavas elecciones parlamentarias, ejecutadas en noviembre de ese mismo año, los nazis continuaron a la cabeza del Parlamento, a pesar de haber perdido asientos.
 
Estas elecciones son consideradas las últimas elecciones democráticas de la República de Weimar, ya que las elecciones parlamentarias de 1933 se realizaron bajo una política de represión e intimidación nazi.
 
Después de que Adolf Hitler fuera nombrado Reichskanzler (Canciller) el 30 de enero de 1933, el proceso de "cambio a la igualdad"  (Gleichschaltung) empezó tras el llamado Decreto del Incendio del Reichstag y la "Ley habilitante de 1933", en la que el Reichstag fue oficialmente desposeído de sus poderes legislativos.
 
El 24 de mayo de 1933, el Reichstag concede amplios poderes a Hitler por cuatro años, que el aprovechó para gobernar a Alemania a su antojo e instauró un régimen totalitario durante el periodo conocido como Tercer Reich o Alemania nazi. A partir de entonces el Reichstag sólo ejerció como un cuerpo de aclamación de las acciones de la dictadura. Incluso con esa finalidad, tuvo su última sesión en 1942.
 
Por Carlos Morales

22-05-2019 / 20:05
22-05-2019 / 20:05
20-05-2019 / 18:05
20-05-2019 / 08:05
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar