La Opinión Popular
                  23:14  |  Sábado 07 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Vamos a levantarnos una vez más". Alberto Fernández y Eduardo Duhalde
Recomendar Imprimir
Internacionales - 17-04-2019 / 21:04
EFEMÉRIDES POPULARES

La derrota del imperialismo yanqui en Playa Girón

La derrota del imperialismo yanqui en Playa Girón
Fracasa la Invasión de Bahía de Cochinos de partidarios del ex dictador Batista, apoyados por la CIA yanqui. En la imagen: los héroes que lucharon en playa Girón para salvar la Patria del dominio extranjero de los Estados Unidos, y de los mercenarios y traidores que sirven a los yanquis contra su país.
Tras el triunfo de la Revolución cubana, las tensiones entre el nuevo Gobierno y Washington iban en aumento. Medidas como la nacionalización del capital yanqui en Cuba y las expropiaciones llevaron al cese de los contratos azucareros -fuente de ingresos fundamental para la isla- y de la provisión de petróleo. Fidel Castro buscó ayuda en la Unión Soviética.
 
En plena Guerra Fría, la presencia de un aliado de Moscú a poco más de 150 kilómetros de la costa era un peligro que había que erradicar. El presidente norteamericano Dwight Eisenhower, además de decretar el embargo económico de Cuba, encargó a la CIA la búsqueda de una solución.
 
Se realiza así, del 15 al 19 de abril de 1961, la invasión de bahía de Cochinos, también conocida como invasión de Playa Girón, que fue una operación militar en la que tropas de cubanos exiliados, apoyados y conducidos por Estados Unidos invadieron Cuba, para intentar crear una cabeza de playa, formar un gobierno provisional y buscar el apoyo de la Organización de los Estados Americanos y el reconocimiento de la comunidad internacional.
 
El martes 18 de abril, se inicia la contraofensiva cubana. Las tropas de mercenarios de la Brigada 2506 que controlan las dos carreteras de acceso a Playa Girón son obligadas a retroceder hasta la zona de San Blas, mientras siguen siendo atacadas desde el aire por los T-33 y Sea Fury del gobierno cubano.
 
La población civil situada en la zona se suma masivamente a la lucha en contra de los invasores pro yanquis, lo cual desmoraliza a los jefes de la Brigada 2506. El día siguiente, las fuerzas invasoras tienen que retroceder hacia Playa Girón, donde quedan prácticamente sitiadas por las tropas gubernamentales; los que quedan rezagados pronto son cercados y se rinden en el transcurso de la mañana.
 
La acción acabó en fracaso en menos de 65 horas. Fue completamente aplastada por las Milicias y las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba. Más de un centenar de soldados invasores murieron, y los cubanos capturaron a otros 1200, junto con importante material bélico.
 
La derrota de la invasión a Bahía de los Cochinos merece ser recordada como una de las grandes gestas revolucionarias de las masas populares de nuestro continente.
 
La Opinión Popular



La derrota del imperialismo yanqui en Playa Girón 
El 20 de abril de 1961, en Playa Girón, ante el fracaso de la Invasión de Bahía de Cochinos se rindieron los últimos mercenarios de la CIA.
 

En septiembre de 1960, la CIA había puesto en marcha la Operación Pluto, reclutando a cubanos anticastristas refugiados en Estados Unidos para una invasión, según consta en documentos desclasificados en 1998.
 
En los entrenamientos de los reclutados exiliados, que tuvieron lugar en Guatemala y Nicaragua, murió Carlos Rafael Santana Estévez, el combatiente número 2506. Su número pasó a dar nombre a la Brigada.
 
El 16 de abril de 1961 Fidel Castro declarará, frente a una multitud armada en La Habana, el carácter socialista de la revolución cubana. Fue en respuesta a los bombardeos que el día anterior sufrieron varios aeropuertos militares de la isla. Al día siguiente, se iniciaba la invasión de una fuerza mercenaria entrenada por la CIA en Playa Girón.
 
En la madrugada del 17 de abril de 1961, los 1600 exiliados cubanos desembarcaron de cuatro buques en bahía de Cochinos, una zona cenagosa que Castro conocía bastante mejor que ellos de los tiempos de la lucha guerrillera.
 
Las condiciones del terreno eran más complicadas de lo que esperaban. Castro, además, estaba al corriente de la invasión, pues el periodista argentino Rodolfo Walsh -que se hallaba en Cuba como cofundador de la agencia oficial Prensa Latina- había interceptado y descodificado una comunicación cifrada proveniente de Guatemala.
 
Castro movilizó a 20 000 hombres, muchos de ellos ciudadanos de a pie, que asumieron un compromiso personal en el combate.
 
El nuevo presidente de Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy, que asumió el cargo cuando la operación ya estaba en curso, decidió que no habría más apoyo a los exiliados para un ataque que implicara una mayor exposición de su país.
 
En Miami la prensa había cubierto los pasos del dirigente de los exiliados en Estados Unidos, José Miró Cardona, que habría de tomar el poder tras la invasión. Aunque el gobierno de Kennedy intentó que las operaciones se mantuvieran en la mayor discreción, las radios y los diarios no dejaron de tratar el caso.
 
Dos días antes del desembarco los ocho bombarderos que debían destruir la flota de aviones de Castro la dejaron casi intacta. Su ataque constituyó un aviso de la inminencia de los acontecimientos y malogró el factor sorpresa.
 
Los combates duraron 66 horas. Los rebeldes nunca recibieron la ayuda logística que esperaban, y fueron abandonados a su suerte.
 
Además de cuatro pilotos estadounidenses, 114 brigadistas perdieron la vida, y entre los locales, murieron 156 cubanos en defensa del Gobierno revolucionario. El resto de la Brigada 2506 fue detenida.
 
Las negociaciones por su puesta en libertad duraron 20 meses. Gracias a la mediación de Robert Kennedy, los brigadistas fueron liberados a cambio de 53 millones de dólares en forma de alimentos, medicinas y tractores.
 
La Opinión Popular

Agreganos como amigo a Facebook
La derrota del imperialismo yanqui en Playa Girón
El Comandante Fidel Castro proclama el carácter socialista de la revolución cubana 16 de Abril de 1961.
07-12-2019 / 18:12
07-12-2019 / 18:12
El parcelamiento de la aldea Las Dos Erres, en Guatemala, fue fundado en 1978, en el contexto de la distribución gratuita de tierras fiscales por parte del Gobierno. La agencia gubernamental autorizó en distintos sitios de lotes de tierra. En este sitio de La Libertad dio permiso a repartir 100 caballerías de tierras fiscales a Federico Aquino Ruano y Marcos Reyes, para repartirlas en lotes de una, dos y cinco caballerías a quienes lo solicitaran.
 
A principios de 1982, varios miembros de la insurgente FAR (Fuerzas Armadas Rebeldes) realizaron actos de presencia en la zona. A mediados de ese año, en septiembre se produjo una emboscada a las unidades militares, asesinando a 17 soldados, confiscándole el armamento y equipo militar, lo hizo que se intensificara la presencia militar.
 
Ante esta situación, el ejército organizó la Patrulla de Autodefensa Civil en Las Dos Erres, pero con el objetivo de que patrullaran aldeas fuera de su comunidad, como la aldea Las Cruces - hoy municipio de Las Cruces - cercana a la comunidad de Las Dos Erres.
 
Ante la negativa de los habitantes de Las Dos Erres, que solo accedió a defender su propia comunidad, el ejército comenzó a difundir que los habitantes de esta aldea eran guerrilleros. Una de las pruebas aportadas eran las bolsas de frijoles con la marca FAR (Federico Aquino Ruano). Igualmente se corrió el rumor de que el ejército bombardearía la aldea, por lo que esta fue abandonada temporalmente por varias familias.
 
La Masacre de Las Dos Erres fue realizada por militares Kaibiles ('fuerzas de élite') de las Fuerzas Armadas de Guatemala -durante el gobierno del dictador Efraín Ríos Montt- el 06, 07 y 08 de diciembre de 1982, en que torturarán y asesinarán a toda la población de la aldea, más de 400 personas.
 
La Opinión Popular



06-12-2019 / 17:12
El ataque a Pearl Harbor fue una ofensiva militar sorpresiva efectuada por la Armada Imperial Japonesa contra la base naval de los Estados Unidos en Pearl Harbor (Hawái) en la mañana del domingo 07 de diciembre de 1941.
 
El ataque pretendía ser una acción preventiva destinada a evitar la intervención de la Flota del Pacífico de los Estados Unidos en las acciones militares que el Imperio del Japón estaba planeando realizar en el Sureste Asiático contra las posesiones ultramarinas del Reino Unido, Francia, Países Bajos y Estados Unidos.
 
Los ataques militares sin previa declaración de guerra por parte de Japón, la inexistencia de una declaración formal por parte nipona mientras se llevaban a cabo negociaciones que parecían prosperar, llevó al presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt a calificar al 07 de diciembre de 1941 como "una fecha que vivirá en la infamia".
 
Comenzó asi la participación abierta de los EE.UU. en la Segunda Guerra Mundial, desatada por las potencias imperialistas, y que arrastró a la Unión Soviética y a otros pueblos de Europa y de Asia, criminalmente invadidos, a una sangrienta lucha de liberación, que culminó en la derrota del fascismo, la formación del campo mundial del socialismo y la lucha por su soberanía de los pueblos coloniales y dependientes.
 
Debido a que esta ofensiva se llevó a cabo sin una declaración de guerra previa y sin ningún aviso explícito, el ataque a Pearl Harbor fue juzgado en los Juicios de Tokio como un crimen de guerra.
 
La Opinión Popular



05-12-2019 / 18:12
05-12-2019 / 17:12
El presidente Theodore Roosevelt agrega a la doctrina Monroe ("América para los americanos") el corolario Roosevelt ("América para los estadounidenses"). El corolario de Roosevelt es una sustancial alteración a la Doctrina Monroe. En su estado alterado, la Doctrina de Monroe considera a América Latina y el Caribe como territorio para expandir los intereses de los Estados Unidos en la región, adicional a su propósito original, de mantener la hegemonía europea fuera del hemisferio.
 
El corolario fue formulado ante el Congreso en el Discurso del Estado de la Unión del 06 de diciembre de 1904, una vez que las potencias europeas (Alemania, Inglaterra e Italia) habían amenazado con el Bloqueo Naval a Venezuela de 1902-1903. El motivo de la acción bélica fue cobrar por la fuerza el pago de una deuda contraída por el gobierno de Venezuela en las últimas décadas del siglo XIX, sin embargo el bloqueo fue levantado después de someterse las partes a un arbitraje bajo presión del mismo Roosevelt.
 
En esta enmienda se afirma, que si un país latinoamericano y del Caribe situado bajo la influencia de los EE.UU. amenazaba o ponía en peligro los derechos o propiedades de ciudadanos o empresas yanquis, el gobierno de EE.UU. estaba obligado a intervenir en los asuntos internos del país "desquiciado" para reordenarlo, restableciendo los derechos y el patrimonio de su ciudadanía y sus empresas.
 
Este corolario supone, en realidad, una carta blanca para la intervención de Estados Unidos en América Latina y establece de facto derechos "neocoloniales" de EEUU sobre países de la región, derechos similares a los que tanto Inglaterra como Francia se otorgaban a sí mismos sobre los países de sus áreas de influencia de acuerdo a los tratados de la Entente Cordiale firmados el 8 de abril de 1904.
 
Así, la actitud del imperialismo yanqui fue prepararse para librar una guerra colonial con los pueblos de América Latina; crear su aparato de fuerza, los pretextos políticos y los instrumentos seudo legales suscritos con los representantes de las oligarquías locales reaccionarias para reprimir a sangre y fuego la lucha de los pueblos latinoamericanos. Desde ese momento, la intervención yanqui en la política interna de los países de América Latina fue cada vez más abierta y desenfrenada.
 
La Opinión Popular



NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar