La Opinión Popular
                  16:26  |  Domingo 18 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Los diarios inventan la mitad de lo que dicen. Y si a eso le sumamos que no dicen la mitad de lo que pasa resulta que los diarios no existen". Mafalda
Recomendar Imprimir
Nacionales - 17-04-2019 / 10:04
BAJO EL MANDO DEL FMI, SOLO MEDIDAS DESESPERADAS

La inflación de marzo es la demostración de la incapacidad de Macri para gobernar

La inflación de marzo es la demostración de la incapacidad de Macri para gobernar
La inflación de marzo dejó chicas las peores pesadillas del Gobierno. Impulsada por el precio de los alimentos saltó al 4,7 por ciento y acumula 54,7 en doce meses. Acorralado por el fracaso de sus pronósticos, Macri anuncia un improvisado paquete de medidas en las que no creen ni los propios funcionarios.
Ayer fue otro día negro para el Gobierno de Mauricio Macri, la inflación trepó al 4,7% en marzo y acumuló en el primer trimestre 11,8%, según informó el Indec. Desesperados por la elevada inflación y el posible resultado adverso en las próximas elecciones, el Gobierno le pidió FMI congelar las bandas de no intervención del Banco Central hasta fin de año entre un piso de $ 39,75 y un techo de $ 51,45.
 
Es claro que el FMI maneja el rumbo del país. Luego del anuncio del presidente del Central, Guido Sandleris, el Fondo destacó la medida y sostuvo que la inflación es un "desafío difícil para las autoridades argentinas", pero que se reduciría en los próximos meses. Con el combo de tarifazos y posibles saltos del dólar difícilmente caiga la inflación.
 
En los últimos doce meses la inflación alcanzó los 54,7 %, los rubros que más se encarecieron en marzo fueron los alimentos y bebidas, la educación y las prendas de vestir y calzado. La suba de precios impacta con más fuerza en los sectores más pobres ya que destinan la mayor parte de sus ingresos a la compra de los alimentos (lo que más aumentó).
 
Por los altos precios y el menor poder adquisitivo, el consumo se desplomó. Según un relevamiento, las ventas de los productos que componen la canasta básica (alimentos, bebidas, artículos de limpieza) registraron el mes pasado una baja del 8,7 % en volumen. Una baja que sólo se compara con lo registrado en la gran crisis del 2002.
 
Este miércoles el Presidente, y luego en conferencia de prensa los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne; de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley, y de Producción y Trabajo, Dante Sica, anunciarán medidas cosméticas electoralistas para "tolerar" la inflación, que incluirían una ampliación del programa Precios Cuidados, descuentos en supermercados y créditos de Anses para jubilados y beneficiarios de AUH. Hubo empresas como Molinos y La Paulina que se adelantaron y ya remarcaron sus precios.
 
El Gobierno apuesta a impedir una posible corrida cambiaria que hunda las aspiraciones de Macri de ser reelecto aunque cuenta con herramientas limitadas para evitar un nuevo salto del dólar. El FMI es partidario de la libre flotación del dólar, es decir que haya más devaluación si el "mercado" así lo exige, pero más devaluación dispararía aún más la inflación, la situación sería caótica y el macrismo se tendría que despedir de cualquier chance electoral.
 
El FMI respalda a Macri, pero como ya adelantó la directora gerente Christine Lagarde "sería una tontería que cualquier candidato diera la espalda al trabajo que se está haciendo", es decir gane quien gane oficialistas u opositores el mensaje es claro: habrá que seguir bajo la bota del FMI con más ajustes, reforma laboral y previsional. En tanto, la estrategia de Cambiemos es aguantar hasta las elecciones sin que se produzca una debacle, pero después el futuro es tétrico.
 
La Opinión Popular
 

 
LA INFLACIÓN PEGÓ OTRO SALTO EN MARZO Y LLEGÓ AL 4,7 POR CIENTO
 
Subas de precios donde y cuando más duelen
 
El índice de inflación de marzo alcanzó el 4,7 por ciento mensual, lo cual ubica en el 11,8 por ciento el avance de los precios en el primer trimestre, informó ayer el Indec. El rubro de alimentos y bebidas, sensible para determinar las condiciones de vida de la población, lleva en tres meses un aumento del 15,8 por ciento y alcanza el 64 por ciento en el último año.
 
Con los aumentos tarifarios ya anunciados y los que todavía falta aplicar más el riesgo cambiario que crecerá con la cercanía de las elecciones, la expectativa inflacionaria para el año se ubica cerca del 40 por ciento, lo cual empeora el panorama para el poder adquisitivo del salario y otros ingresos, y profundiza la recesión económica.
 
El Gobierno anunciará un paquete de medidas para congelar un puñado de precios y reforzar controles, herramientas de las cuales desde el presidente Macri hasta el último miembro del gabinete económico siempre renegaron.
 
 "La inflación se está desacelerando", repetía en octubre del año pasado el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Apenas dos meses le duró el pronóstico. Del 5,4 por ciento de octubre, los precios subieron 3,2 en noviembre y 2,6 por ciento en diciembre.
 
Luego se reeditó la máquina del pifie económico del Gobierno, inaugurada con la promesa de Macri de que en su Gobierno la inflación no sería un problema y seguida por las declaraciones del por entonces ministro Alfonso Prat-Gay de que la devaluación de diciembre de 2015 no impactaría en los precios y el error de casi 35 puntos en la inflación de 2018 (meta del Banco Central del 15 por ciento frente a una suba del 47,6 por ciento). Al revés de lo que decía Dujovne, en enero los precios se aceleraron al 2,9, luego un poco más al 3,8 en febrero y llegaron al 4,7 por ciento en marzo.
 
La inflación en alimentos volvió a ser determinante para el resultado de marzo, con un aumento mensual del 6 por ciento. Entre los que más subieron está el tomate redondo (31,3 por ciento), pollo entero (25,4), queso pategrás y queso sardo (9,5), queso cremoso (9,4), leche entera en sachet (9,4), manteca (9,2), pan de mesa (8,6) y dulce de leche (8,1). También subió fuerte la carne vacuna, como por ejemplo la carne picada (6 por ciento) y paleta (6,7), los huevos de gallina (7,2) y la yerba mate (6,9).
 
En doce meses, el rubro de alimentos y bebidas muestra un aumento del 64 por ciento, que es el principal factor que explica la suba de la pobreza y la indigencia y el empeoramiento de las condiciones de vida. En los alimentos impacta la cotización del dólar, que terminó febrero en 40,14 pesos y un mes después estaba en 44,40 pesos, una suba del 10,6 por ciento.
 
El rubro transporte subió un 4,2 por ciento en marzo, 9,1 por ciento en tres meses y 67,5 por ciento en el último año. Ese movimiento se explica por la política de tarifazos y quita de subsidios de parte del Gobierno nacional, que implicó para el AMBA la suba del boleto mínimo de colectivo de 16,50 a 18 pesos en marzo.
 
Además, la desregulación del mercado de naftas derivó en un nuevo aumento de los combustibles. También por el lado de los servicios públicos, en marzo se produjo el aumento del 14 por ciento en la tarifa de electricidad, que sumó al 26 por ciento de febrero.
 
Con el inicio de la nueva temporada, la suba promedio de los precios de la ropa fue del 6,6 por ciento en marzo, mientras que las subas de medicamentos tuvo un impacto del 3,2 por ciento en el rubro salud.
 
El capítulo de educación registró un incremento del 17,9 por ciento por la suba de las cuotas de los colegios y de los útiles escolares, mientras que el aumento del 18 por ciento de Movistar definió el alza del 4,4 por ciento del rubro comunicación. De la mano del dólar y de los altos costos financieros, equipamiento y mantenimiento del hogar subió un 3,8.
 
En doce meses, los bienes del Indice de Precios del Indec registran un incremento del 59,2 por ciento y los servicios, un 47,2 por ciento. El "IPC Núcleo" que excluye a los precios regulados y estacionales, tiene un aumento del 55,5 por ciento frente a marzo del año pasado.
 
 Con la mitad del actual mes ya jugado, el Gobierno se remite a hacer tibias previsiones quincenales, diciendo que "la inflación de abril va a ser menor que la de marzo", según el ministro de Producción, Dante Sica.
 
La consultora Ecolatina calculó un 3,7 por ciento de inflación para abril, que está por debajo de marzo pero sigue siendo altísima, por el impacto de las subas en el transporte público, servicio de gas, alimentos y bebidas e indumentaria. Con ese resultado, se alcanzaría una suba de precios del 15 por ciento para el primer cuatrimestre. Estima que la inflación en 2019 cerraría en el 39 por ciento, siempre que el dólar se mantenga en sus cauces.
 
Por Javier Lewkowicz
Por Mónica Arancibia
 
Fuentes: Página 12 y La Izquierda Diario
 

Agreganos como amigo a Facebook
La inflación de marzo es la demostración de la incapacidad de Macri para gobernar
El índice de Precios al Consumidor aumentó 4,7% durante marzo debido al aumento en los alimentos, las tarifas y los servicios, informó hoy el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). Con este incremento, el primer trimestre del año acumuló una suba del 11,8%, y en los últimos doce meses del 54,7%, informó el organismo.
18-08-2019 / 10:08
En la entrevista con el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, que le realizó el multimedio ultra macrista Clarín, en su departamento en Puerto Madero, este afirmó: "Lo que nosotros necesitamos es que la grieta se termine. No se puede vivir en una sociedad de los unos contra los otros, es imposible", dice el ex jefe de Gabinete de los Kirchner.
 
-¿Usted se ve a sí mismo como un dirigente kirchnerista?
-Si, yo soy un dirigente kirchnerista. Yo fundé el kirchnerismo con Néstor. Pero también fui crítico de otra etapa del kirchnerismo. Nosotros somos algo nuevo, somos mucho más que kirchnerismo. Es el reencuentro de un movimiento que alguna vez estuvo junto y otra vez se separó. Nosotros somos un tiempo de reencuentro, donde el kirchnerismo es una parte muy importante.
 
-O sea que no sería el candidato del kirchnerismo.
-Quiero ser el candidato de los argentinos, eso es lo que quiero. Terminemos de ponernos rótulos.
 
-Usted suele decir que el 80 por ciento de votos que tuvo originalmente son de Cristina Kirchner.
-Son de Cristina, y eso es verdad. Fue la gran base de sostén. Sigue siéndolo. Cristina es muy valorada por un número importante de argentinos. Y el resto es el peronismo, es Sergio Massa, es Vicky Donda, es Claudio Lozano y De Genaro. El resto es Pino Solanas e independientes como Lammens. Y el resto es Alberto Fernández. Parece estar siendo suficiente, porque la verdad es que nos da un número importante para pensar en la victoria.
 
-¿Es más que el peronismo?
-El espacio es más que el peronismo. Yo diría que somos el frente del encuentro, del reencuentro, de los que alguna vez estuvimos juntos y alguna vez nos distanciamos y supimos superar la grieta. Si ustedes quieren buscar un modelo de resolución de la grieta, piensen en Cristina y en Alberto Fernández. Lo que nosotros necesitamos es que la grieta se termine. No se puede vivir en una sociedad de los unos contra los otros, es imposible.

17-08-2019 / 11:08
Si tal como indica la lógica electoral, Mauricio Macri pierde las elecciones de octubre contra Alberto Fernández y deja la presidencia, se descuenta que verá complicado su frente judicial. Desde que llegó a la Casa Rosada, el actual primer mandatario sumó decenas de denuncias en su contra en las que también están involucrados muchos de sus millonarios funcionarios.
 
La gran mayoría de las acusaciones prosperaron y derivaron en causas judiciales. Y, se sabe, muchos de los expedientes comienzan a moverse en los tribunales de Comodoro Py cuando el acusado pierde el poder. Algunas de las causas emblemáticas contra Macri que podrían empezar a moverse tras la dura derrota en las PASO son las siguientes:
 
Deuda del Correo Argentino. El juez federal Ariel Lijo investiga si funcionarios del Gobierno cometieron algún delito en la negociación de la deuda del Correo -propiedad de la familia Macri- con el Ejecutivo. Hay muchos elementos que comprometen al actual Presidente, como la serie de reuniones que mantuvo con abogados de Correo.
 
Aportantes truchos. La causa en que se investiga las campañas electorales de Cambiemos alcanza, en última instancia, a Macri (y salpica a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal).
 
Parques Eólicos. Macri y distintos funcionarios nacionales fueron acusados en 2018 de favorecer de "manera ilegal" al grupo empresario de la famiglia presidencial en negocios vinculados a concesiones de parques eólicos. Según la acusación, el grupo obtuvo ganancias por casi u$s50 millones en pocos meses gracias a una maniobra fraudulenta.
 
Termoeléctricas. Se investiga al Poder Ejecutivo y a las empresas Iecsa (ahora Sacde) e Isolux por un supuesto pago del Gobierno, en carácter de resarcimiento, para que abandonasen la construcción y explotación de las centrales termoeléctricas Ensenada Barragán y Brigadier López.
 
Peajes. Denunciaron penalmente a Macri por los delitos e irregularidades que surgen del proceso de renegociación integral del contrato de concesión concluido en 2018.
 
Blanqueo de capitales. El hermano del Presidente, Gianfranco Macri, blanqueó 35,5 millones de dólares o, en pesos al momento de los hechos, 622 millones. Hubo varios familiares de funcionarios que ingresaron a la moratoria.
 
Otros casos que se suman: Un expediente poco conocido es el de las Energéticas, otro es el D'Alessiogate por espionaje ilegal. Allí se investiga el rol de la AFI, que están al mando del íntimo amigo del Presidente, Gustavo Arribas. La causa por el Soterramiento del Tren Sarmiento podría complicar al primo del Presidente, Angelo Calcaterra, que había sido excluido del procesamiento de forma escandalosa. Ya Presidente, Macri avaló que se pagase  una cifra millonaria para impulsar esa obra, que era objeto de análisis judicial por fuertes sospechas de corrupción en la adjudicación de la misma. Y siguen las causas...

17-08-2019 / 10:08
Carlos Heller fue clarito. El Banco Central estaba vendiendo 800 millones de dólares por día para frenar el dólar hasta el viernes anterior a las PASO y a partir del lunes vendió la mitad de esa cifra y salió tarde al mercado.
 
El ex titular del BC, Martin Redrado, afirmó en declaraciones radiales que "el Presidente dijo el día lunes 'que el dólar se vaya a donde se tenga que ir de manera tal que los argentinos aprendan a quién votaron'".
 
La decisión delincuencial de soltar un dólar que durante los cuatro años de macrismo nunca dejó de subir hasta el infinito y más allá, le robó más del 20 por ciento al salario de los trabajadores. Macri ha sido un gobernante desastroso y peor perdedor.
 
El mago sin trucos ya no tiene nada para mostrar. Empobreció al país, saqueó el bolsillo de los trabajadores, de la clase media, de pequeños y medianos empresarios y a varios de los grandes, como Techint que perdió millones por la caída de sus acciones en Wall Street, o Arcor que se declaró en concurso de acreedores igual que cientos de otras empresas.
 
Pero Arcor y Techint impulsaron desde AEA la demolición del gobierno K para instalar el actual.
 
La historia, con su falta de piedad, ahora se está devorando a Macri y a los empresarios que lo impulsaron por su propia avaricia. Por no dar algo, quisieron todo y casi perdieron hasta los calzones.
 
Salvo las privatizadas, las petroleras y mineras, más los bancos, los grandes exportadores de soja y los amigos de Macri, los demás miraron con la ñata contra el vidrio cómo ese grupo se enriquecía.
 
Varios lo siguen apoyando inmolándose en las mentiras que ayudaron a engendrar. Los más vuelven la mirada hacia el peronismo y tratan reacomodarse antes de retomar una nueva disputa por el poder.
 
Alberto Fernández se ha reunido con el señor Mercado libre, Marcos Galperín, y recibió el respaldo del constructor Alberto Costantini y hasta hubo versiones  sobre una reunión con el mismísimo señor Clarín Magneto.
 
El urnazo del domingo produjo una semana de versiones tormentosas. Se dijo que rodaba la cabeza del responsable de la campaña macrista, el jefe de Gabinete, Marcos Peña y que lo mismo pasaría con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el "che pibe" del FMI.
 
El chimento tenía sentido. Las derrotas tienen un costo. El jefe de campaña derrapó mal y la causa de la derrota fue una crisis en la economía frente a la que el gobierno se mostró incompetente. Sonó fuerte el jueves, pero al otro día ya había sido desmentida.

16-08-2019 / 12:08
La situación política en la Argentina es muy delicada. Como hace mucho tiempo no pasaba. Tras el peligroso ataque de furia del Presidente Mauricio Macri contra los votantes, el mandatario habló con Alberto Fernández para calmar las aguas.
 
El candidato del Frente de Todos siguió con su tono moderado explicando que "los resortes del Estado estaban en manos de Cambiemos" y buscó tranquilizar a la opinión pública. Todo lo contrario a lo que hicieron en las últimas horas: Elisa Carrió, Casero y Etchecopar, la avanzada del macrismo más fanático y psicótico.
 
"¡Cobardes los que se borran, los que se van de viaje! ¡Esta batalla se gana con el alma, con Dios! ¡Vamos a ganar por paliza! ¡Nos van a sacar muertos de Olivos!", escupió más sacada que nunca la diputada nacional Elisa Carrió durante un mitin político de Cambiemos en el Centro Cultural Kirchner que el todopoderoso Hernán Lombardi ofrendó como si se tratara del salón de alguno de sus hoteles.
 
La avanzada psicótica del sector más extremo de Cambiemos / Juntos por el Cambio tiene esta semana un clímax inédito incluso en tiempos del más furioso antiperonismo. Carrió disparó sin filtro y a sus declaraciones incendiarias (mientras el gobierno nacional intenta frenar el desastre que le estalló en las manos tras casi cuatro años de ajuste) se suma la verborragia imparable de otros dos alfiles del macrismo talibán: Baby Etchecopar y Alfredo Casero.
 
El conductor radial y televisivo, visiblemente descolocado, compartió entre sus contactos vía Whatsapp un video en el que dice estar "encerrado" en el muy amplio living de su casa. A lo largo de dos minutos irrisorios, el actor reconoce los "errores" de Mauricio Macri y arremete con una diatriba de presunto pedido de auxilio dirigido "a los que están en Miami, en España o Portugal".
 
"Nos han copado los que se robaron un PBI completo", dice entre otros lugares comunes absurdos de la cantinela del antikirchnerismo. "Vamos en vías de ser la peor Venezuela", expele en su discurso. "Nunca pensé que nos iban a echar de nuestra patria. Les pido por favor", delira también casi al borde del llanto.
 
Por su parte, el inimputable Alfredo Casero hizo lo propio con otro video en el que mostró sus tropiezos dialécticos y sus problemas de discurso cuando se pone nervioso. Desde España, le habló al presidente Macri: "Lo que tiene que hacer como un funcionario al que le pusimos la fuerza para ver lo que podía hacer... por lo menos maneje las cosas coherentemente hasta el final", dijo a través de sus redes sociales. "Tenemos que ser los que recordemos la gente que nos va a gobernar (sic)", apuntó, y agregó: "Todo cagueta que se de por vencido está del otro lado (sic)".
 
La Opinión Popular

16-08-2019 / 11:08
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar