La Opinión Popular
                  05:38  |  Viernes 19 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El resultado electoral nos genera una gran responsabilidad". Gustavo Bordet
Recomendar Imprimir
Internacionales - 09-04-2019 / 19:04
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 10 DE ABRIL DE 1919 MUERE VÍCTIMA DE UNA TRAICIÓN

A 100 años del asesinato de Emiliano Zapata, paladín de la Revolución mexicana

A 100 años del asesinato de Emiliano Zapata, paladín de la Revolución mexicana
Emiliano Zapata, de acuerdo con la tradición, fue traicionado por el coronel Jesús Guajardo y asesinado a la entrada de la Hacienda de Chinameca, en las cercanías de Cuautla, Morelos, al mediodía del 10 de abril de 1919, víctima de una traición cuidadosamente maquinada por la brutal tiranía de Victoriano Huerta.
Emiliano Zapata Salazar, conocido como el "Caudillo del Sur", fue uno de los líderes militares más trascendentes de la Revolución Mexicana y un símbolo de la resistencia campesina en México. Comandó un importante ejército durante la revolución, el Ejército Libertador del Sur.
 
De origen humilde, sus ideales de "Tierra y libertad" lo llevaron a proclamar, en 1911, el Plan de Ayala, documento que exigía a los dueños de las haciendas la devolución de las tierras a la clase trabajadora: la campesina.
 
De acuerdo con la tradición, fue traicionado por el coronel Jesús Guajardo y asesinado a la entrada de la Hacienda de Chinameca, en las cercanías de Cuautla, Morelos, al mediodía del 10 de abril de 1919, víctima de una traición cuidadosamente maquinada por la brutal tiranía de Victoriano Huerta.
 
Emiliano Zapata encarnó una revolución y reveló el rostro oculto de México. Es el autor de la famosa frase: "Es mejor morir de pie que vivir toda una vida arrodillado".
 
La Opinión Popular

Ultiman a Emiliano Zapata, paladín de la Revolución mexicana
El 6 de diciembre de 1914, recoge el momento en que los generales campesinos Pancho Villa y Emiliano Zapata, y otros revolucionarios, posan para la cámara en el salón presidencial de la República, tras llegar victoriosos a la capital de México.
 
ASESINAN A ZAPATA

Al mediodía del 10 de abril de 1919 Emiliano Zapata mordería el cebo. Zapata murió víctima de una traición cuidadosamente maquinada por la brutal tiranía de Victoriano Huerta.

Un testigo presencial narraría así la escena: -Zapata ordenó: 'Vamos a ver al coronel y que vengan nada más diez hombres conmigo'. Y montando su caballo, se dirigió a la puerta de la casa de la hacienda.

Lo seguimos diez, tal como él ordenara, quedando el resto de la gente muy confiada, sombreándose debajo de los árboles y con las carabinas enfundadas. 

El clarín tocó tres veces llamada de honor, y al apagarse la última nota, al llegar el general en jefe al dintel de la puerta, de la manera más alevosa, más cobarde, más villana, a quemarropa, sin dar tiempo para empuñar las pistolas, los soldados que presentaban armas [más de un centenar] descargaron dos veces sus fusiles y nuestro inolvidable general Zapata cayó para no levantarse más".

El penúltimo de diez hermanos, el 8 de agosto de 1879 nació Emiliano Zapata, en el Estado de Morelos al sur de Méjico.

Charro entre los charros, desde el principio se iba a enrolar en la Revolución que estallaría al grito de "¡Abajo las haciendas, que vivan los pueblos!", hasta liderar -con el Plan de Ayala que él dictó para la distribución de tierras y la emancipación campesina del régimen de servidumbre, seis años antes que en la Rusia bolchevique-, a la revolución del sur -como la del llanero Pancho Villa sería la del norte-, aquella que definía el corrido popular:

Viva el general Zapata,
vivan su fe y su opinión,
porque se ha propuesto
morir por la patria,
como yo, por la nación.

Algo anarquista y medio utópico, místico y taciturno, con una aversión física a la política y una profunda devoción religiosa, Zapata se volvió un mito viviente, y su ejército popular una verdadera "liga armada de comunidades".

A diferencia de otras revoluciones del siglo XX, la de Méjico no fue tanto la expresión de una ideología como la explosión de una realidad histórica y psíquica oprimida.

No fue la obra de un grupo de ideólogos decididos a implantar unos principios y conceptos derivados de una teoría política: fue un sacudimiento popular que mostró a la luz lo que estaba escondido.

En este sentido, Pancho Villa y Emiliano Zapata encarnaron, tanto más que una revolución, una revelación.

La revelación del rostro oculto de la nación mejicana.

Recordemos que el 10 de abril de 1919 es asesinado en la hacienda de Chinameca, México, Emiliano Zapata, atraído a una trampa fraguada por Pablo González y el coronel Jesús Guajardo.

Con Zapata, a los 39 años de edad, muere el más firme defensor de los derechos de los indios mexicanos y de la reforma agraria.

Siguiendo la máxima de "La tierra es para el que la trabaja", Zapata y sus hombres deshacen el intrincado laberinto de la propiedad de la tierra en Morelos para devolver a las comunidades indígenas sus tierras y dotar a los que no la tienen de una parcela.

Una clara idea de su arraigo popular el que, a pesar de las indiscutibles evidencias, durante muchos años los campesinos de Morelos sostuvieran que Zapata aún se encontraba vivo.

Su figura se proyecta hasta la actualidad, en que está vigente un movimiento de reivindicación de los derechos indígenas encabezado por el denominado Ejército Zapatista de Liberación Nacional, en el sureño estado de Chiapas.

Muchos años después de su muerte todavía circulaba la leyenda que el verdadero Zapata había zarpado desde Acapulco y huido a Arabia, leyenda alentada por un corrido popular que decía:

Han publicado, los cantadores,
una mentira fenomenal,
y todos dicen que ya Zapata
descansa en paz en la eternidad.
Pero si ustedes me dan permiso
y depositan confianza en mí,
voy a cantarles lo más preciso,
para informarles tal como vi.
Como Zapata es tan veterano,
sagaz y listo para pensar,
ya había pensado de antemano
mandar otro hombre en su lugar.

Mito y realidad se confunden en esta melancólica, ardiente y esperanzada figura, que murió como había vivido: abrazado a la tierra. Y que, también como la madre tierra, estaba hecho de paciencia y fecundidad, de silencio y esperanza, de muerte y resurrección.

Publicado por Agenda de Reflexión el Abril 10, 2003

Agreganos como amigo a Facebook
A 100 años del asesinato de Emiliano Zapata, paladín de la Revolución mexicana
El 06 de diciembre de 1914, ambos ejércitos entraron triunfalmente en la ciudad de México. La foto que se conserva de ese día enarbola el momento en que los surianos con vestimenta de charro y los villistas con su uniforme caqui y de sombrero de fieltro escoltaban a sus comandantes en jefe.
A 100 años del asesinato de Emiliano Zapata, paladín de la Revolución mexicana
Fotografías de la Revolución mexicana.
18-04-2019 / 19:04
18-04-2019 / 19:04
18-04-2019 / 19:04
El 19 de abril de 1882 nace, en la ciudad de São Borja (Río Grande), Getúlio Dornelles Vargas, un político brasileño que fue cuatro veces Presidente de la República (1930-1934 en el Gobierno Provisorio; 1934-1937, en el gobierno constitucional; 1937-1945, en el Estado Novo; 1951-1954, presidente electo por voto directo). Era apodado GêGê y "padre de los pobres".

A él se debe la creación de las grandes empresas que posibilitaron el desarrollo industrial de Brasil, entre las cuales se destacan la Compañía Siderúrgica Nacional, Petrobrás y la Compañía Vale do Rió Doce. 

Brasil, antes de Getúlio Vargas, era un país predominantemente agro-exportador. Su alineamiento con los EEUU reflejó una situación de complementariedad económica, en que Brasil dependía cerca del 70% de las exportaciones de café y éstas, en igual proporción, del mercado americano.

Pero, desde que Vargas conquistó el poder, impulsó el proceso de industrialización y diversificación del comercio exterior, como un proyecto de Estado, con el objetivo de superar la situación de dependencia.

Los esfuerzos para la industrialización de Brasil colisionaron con los intereses de capitales extranjeros, con los intereses de Inglaterra y de los Estados Unidos, que querían mantener el mercado brasileño cautivo para exportación de sus manufacturas.

El conflicto se agravó cuando Getúlio Vargas, frente las dificultades de la balanza de pagos y de la crisis del capitalismo (1929), intervino en la economía, para regular las relaciones de trabajo y para romper el bloqueo impuesto por los monopolios internacionales a los sectores básicos de la producción.

Vargas vinculó el proletariado urbano a la fracción del empresariado nacional volcado hacia el mercado interno, mediante la institución de leyes sociales, y atribuyendo al Estado un decisivo papel en el desarrollo del país, jugando con las contradicciones entre las grandes potencias industriales para concretizar importantes emprendimientos, como la implantación de la primera usina siderúrgica nacional, Volta Redonda, la mayor de América Latina.

Getúlio Vargas fue el más importante político brasileño del siglo XX, y su influencia se extiende hasta hoy día. Su herencia política es reivindicada por dos partidos actuales: el Partido Democrático Trabalhista (PDT) y el Partido Trabalhista Brasileiro (PTB).

Getúlio intentó llevar adelante el Pacto ABC con Juan Perón, base de lo que hoy es el Mercosur.

La Opinión Popular

 

18-04-2019 / 19:04
Durante la Segunda Guerra Mundial, los nazis invadieron Polonia y establecieron a la población judía en un gueto, conocido como el gueto de Varsovia (Getto warszawskie, en polaco; Warschauer Ghetto, en alemán) que fue el gueto judío más grande de Europa establecido por la Alemania Nazi durante el Holocausto.

El gobernador alemán de Polonia había ordenado el confinamiento de todos los judíos, el 16 de octubre de 1940, en un sector del centro de la ciudad. Un muro de tres metros de altura y 18 kilómetros de largo los separaba totalmente de la llamada "zona aria", el resto de la ciudad donde vivían los polacos católicos.

Llegaron allí unos 380.000 judíos, el 30% de la población de la ciudad, en un territorio que ocupaba apenas el 2,4% de su superficie. Las familias se tenían que hacinar en departamentos de a siete personas por habitación. Miles murieron de hambre, enfermedades y hacinamiento antes de empezar a ser enviados a campos de la muerte, donde destaca el de Treblinka.

Cuando se conoció la noticia del destino final de los judíos polacos, se inició el levantamiento del gueto de Varsovia, que duró casi un mes. El 19 de abril de 1943 comenzó la resistencia de los judíos polacos contra el plan de exterminio de los nazis.

Los partisanos de las dos principales organizaciones judías clandestinas del ZOB y la ZZW, habían recibido algunas pistolas y fusiles de la Armia Krajowa, el Ejército Territorial Polaco, que resistía la ocupación en la "zona aria". De los que estaban en la resistencia, muchos eran chicos muy jóvenes, que tenía 13 o 14 años. Les faltaba ya la familia o se los estaban llevando. No tenían nada que perder.

Pero la fuerza alemana era devastadora: 2.054 soldados y 36 oficiales del ejército, 821 comandos de las SS y 363 colaboracionistas polacos. Las tropas alemanes al mando de Jürgen Stroop pusieron fin a la resistencia judía, y luego de destruir la Gran Sinagoga, símbolo de la Varsovia judía, reanudaron las deportaciones a Treblinka.

Unos 7.000 judíos murieron combatiendo. Otros 6.000, asfixiados bajo los escombros. Y unos 40.000 fueron enviados a Treblinka. Pero 75 años más tarde, el levantamiento del Gueto de Varsovia, sigue siendo uno de los mayores símbolos de la resistencia a la opresión.

Por Carlos Morales

17-04-2019 / 21:04
Tras el triunfo de la Revolución cubana, las tensiones entre el nuevo Gobierno y Washington iban en aumento. Medidas como la nacionalización del capital yanqui en Cuba y las expropiaciones llevaron al cese de los contratos azucareros -fuente de ingresos fundamental para la isla- y de la provisión de petróleo. Fidel Castro buscó ayuda en la Unión Soviética.
 
En plena Guerra Fría, la presencia de un aliado de Moscú a poco más de 150 kilómetros de la costa era un peligro que había que erradicar. El presidente norteamericano Dwight Eisenhower, además de decretar el embargo económico de Cuba, encargó a la CIA la búsqueda de una solución.
 
Se realiza así, del 15 al 19 de abril de 1961, la invasión de bahía de Cochinos, también conocida como invasión de Playa Girón, que fue una operación militar en la que tropas de cubanos exiliados, apoyados y conducidos por Estados Unidos invadieron Cuba, para intentar crear una cabeza de playa, formar un gobierno provisional y buscar el apoyo de la Organización de los Estados Americanos y el reconocimiento de la comunidad internacional.
 
El martes 18 de abril, se inicia la contraofensiva cubana. Las tropas de mercenarios de la Brigada 2506 que controlan las dos carreteras de acceso a Playa Girón son obligadas a retroceder hasta la zona de San Blas, mientras siguen siendo atacadas desde el aire por los T-33 y Sea Fury del gobierno cubano.
 
La población civil situada en la zona se suma masivamente a la lucha en contra de los invasores pro yanquis, lo cual desmoraliza a los jefes de la Brigada 2506. El día siguiente, las fuerzas invasoras tienen que retroceder hacia Playa Girón, donde quedan prácticamente sitiadas por las tropas gubernamentales; los que quedan rezagados pronto son cercados y se rinden en el transcurso de la mañana.
 
La acción acabó en fracaso en menos de 65 horas. Fue completamente aplastada por las Milicias y las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba. Más de un centenar de soldados invasores murieron, y los cubanos capturaron a otros 1200, junto con importante material bélico.
 
La derrota de la invasión a Bahía de los Cochinos merece ser recordada como una de las grandes gestas revolucionarias de las masas populares de nuestro continente.
 
La Opinión Popular



NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar