La Opinión Popular
                  01:53  |  Domingo 16 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“El carácter inevitable de la derrota solo desalienta a los cobardes”. Alejandro Dolina
Recomendar Imprimir
Nacionales - 31-03-2019 / 09:03

Gobierno para ricos que tienen tristeza

Gobierno para ricos que tienen tristeza
En la nueva Argentina conviven (pongalé) muchos empobrecidos con un puñado de privilegiados que la pasan bomba, cada día mejor. Todos los modelos económicos disciernen ganadores y perdedores: el macrista lo consuma con nitidez. El Gobierno acentúa las transferencias de ingresos a favor de la banca y las concesionarias de servicios públicos.
La ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley anunció el aumento de la pobreza y la indigencia. Expresó que ese jueves otoñal era un "día triste". La flanqueaba el ministro de Producción y Ramos generales Dante Sica, cariacontecido también. El presidente Mauricio Macri se evitó el mal trago, por así decir.
 
Los "coletazos de la crisis" serían la causa de la desdicha. Uno imagina a la crisis como un animal silvestre, un escorpión que envenena con la cola o un cocodrilo que se vale de ella para golpear. Las metáforas naturales cumplen en la narrativa PRO la función de evitar explicaciones vinculadas con la política económica.
 
Cabría consolar a la ministra: el jueves no fue peor día que el miércoles, los dados estaban echados. Y, si uno mira hacia el futuro, dentro de un trimestre se añorarán las cifras actuales. La pesada herencia de este Gobierno engorda cotidianamente y el porvenir es peor que el aciago presente.
 
Por otra parte, hay funcionarios que pudieron festejar al mismo tiempo. El presidente del Banco Central (BCRA) Guido Sandleris consiguió que la cotización del dólar bajara unas chirolas después de una escalada notable. Solo trepó el 10,8 por ciento en marzo. ¡Aleluya! 
 
Para garantizar el éxito, Sandleris dispuso aumentar la guarnición de Leliqs que atesoran los bancos, minimizando los encajes. El festival de Bonos constituye un nuevo filón para el sector financiero: miles de millones de dólares de renta extra, calcula un columnista estrella de Clarín. 
 
En el otro extremo del sube y baja los intereses de créditos para particulares o empresarios se irán a la estratósfera: buenas nuevas para Sandleris quien confía en la recesión como instrumento esencial para domar a los aumentos de precios.
 
Los daños colaterales (que algunos populistas apodan "economía real") no son lo suyo ni tampoco le quitan el sueño al ministro de Hacienda Nicolás Dujovne.
 
Los tarifazos de esta semana también mejoran la buena vida de las concesionarias de servicios públicos, en detrimento de los ciudadanos- consumidores, convocados por Macri a bancársela.
 
Este cronista ignora si Sandleris es apenas un tecnócrata neocon obtuso (por no usar el léxico agresivo de la diputada Elisa Carrió) o lo que parece más certero: un aliado-esbirro del Fondo Monetario Internacional y del sector financiero, un promotor de la bicicleta financiera y de la fuga de capitales, de magnitud inusitada aún para la Argentina.

 
A los jubilados ni justicia
 
Macri la emprende contra la Corte Suprema por un fallo que dispensó a una jubilada del pago de impuesto a las Ganancias. No bastó la sumisión del presidente del cuerpo, Carlos Rosenkrantz, quien como siempre votó lo que le conviene al Ejecutivo. A no enfadarse: en la cantidad, eventualmente, el hombre puede emitir un pronunciamiento razonable, si favorece a la Casa Rosada.
 
La decisión de la mayoría enardeció al presidente. No es para tanto, la sentencia pudo ser más protectoria de los jubilados y más extensiva a otras situaciones. Sin distinguir los matices, Macri se percibe acorralado, circunstancia que excita la paranoia. Debería atender más al espejo para buscar al principal responsable de las desdichas de la gente común.
 
El capital financiero domina el planeta. La Argentina exagera la tendencia hasta coquetear con el suicidio. El oficialismo confía en que los agroexportadores liquiden divisas pero levantó todas las regulaciones que les imponían plazos para hacerlo. Inédito en los "países serios" y aún en los cómicos o sonrientes.
 
Los quinchos de la City propalan versiones y rumores en lo que antes se llamaba cantidades industriales. Relevos en el Gabinete, eyecciones, dolarizaciones, cambios hasta en las candidaturas de Cambiemos. Este cronista supone que las principales (la de Macri incluida) se mantendrán pero solo se anima a apostar un par de almuerzos y desaconseja arriesgar cifras mayores en el contexto sísmico.
 
 
La CGT minimalista
 
Stanley, antaño amigable con las organizaciones sociales, las desairó levantando una reunión justo en el día triste. Intuía, acaso, que agravarían su penuria. Los movimientos sociales se plegarán a la jornada de protesta convocada por la Confederación General del Trabajo (CGT).
 
Devaluada en competencia con el peso, la principal central obrera arroja un déficit ya ilevantable durante el mandato de Macri. Los asalariados en relación de dependencia padecieron el ajuste más que las organizaciones que los aglutinan. 
 
Claro que hay sectores más damnificados dentro de la clase trabajadora; la CGT conserva un piso de representatividad y las paritarias revitalizadas durante el kirchnerismo proveen una plataforma para aminorar la caída.
 
Méritos del gobierno popular y de las instituciones laborales, mucho más que de las cúpulas gremiales. Un elenco que, con honrosas excepciones se dejó pasar por arriba o transó en exceso con el Gobierno.
 
La movilización del jueves refleja la atonía de la conducción cegetista. Sin paro, sin acto, sin discursos, marchando desde un no lugar a otro (Once a la avenida 9 de julio) absteniéndose de ocupar las plazas con mayor significado simbólico y político (del Congreso o la de Mayo).
 
De cualquier modo, la marcha se presume masiva; la muchedumbre puede resignificar y magnificar la movida. La CGT se vio forzada a "hacer algo": sus jefes están "condenados a representar" más allá de sus flaquezas. Generaron una caja de resonancia en la que tronarán demandas más fuertes que sus tibios comunicados.
 
La Paritaria Docente Bonaerense provee un contraejemplo.
 
 
Sostener la pulseada
 
La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal formuló a los gremios docentes una propuesta que mejora bastante la anterior, ni hablar de los iniciales. Aparte de los reajustes periódicos por inflación los salarios tendrían una suba de 15,7 por ciento pagadera en dos cuotas, como recomposición de la pérdida de valor adquisitivo en 2018. Las tratativas no terminaron al cierre de esta nota, la oferta acerca las posiciones de las partes.
 
La lectura política de la Casa Rosada y los medios dominantes mira con un solo ojo y ve a Vidal "haciendo la suya": diferenciándose de Macri, accediendo a un reclamo de los trabajadores de la educación y aumentando "el gasto social".  Las sospechas de desdoblamiento electoral o de plan "V" para la elección presidencial completan el combo de chismes.
 
El enfoque completo debe abarcar a los gremios que pulsearon con Vidal desde el año pasado arrancando algunas mejoras y un prospecto de paritaria que (más o menos) emparde a los salarios con la inflación.
 
Las concesiones de la gobernadora son consecuencia de la combatividad de dirigentes y laburantes, su templanza para soportar invectivas oficiales, descalificaciones periodísticas y hasta amenazas personales o a sus familiares. El marco legal de la Paritaria docente tutela a los trabajadores, como condición necesaria pero no suficiente. El resto lo agregan sus organizaciones.
 
Las CTA han sido más constantes en el enfrentamiento al ajuste y bregan por un Frente opositor para las próximas elecciones. Mejor postura y mejor historial reciente que demasiados sindicatos enrolados en la CGT.
 
 
Franqueza cero
 
Vino a cuento rememorar la bravata iniciática de Macri ("pobreza cero") y su pedido de ser juzgado por los resultados en la lucha contra la pobreza. Vale ponerlos en vidriera a condición de añadir que la centralidad atribuida a la pobreza es un reduccionismo caro a la derecha y a ciertas vertientes religiosas.
 
En la nueva Argentina conviven (pongalé) muchos empobrecidos con un puñado de privilegiados que la pasan bomba, cada día mejor. Todos los modelos económicos disciernen ganadores y perdedores: el macrista lo consuma con nitidez.
 
Líneas arriba se explicó que el Gobierno acentúa las transferencias de ingresos a favor de la banca y las concesionarias de servicios públicos.
 
El trabajo informal -que el oficialismo incentiva con un menú surtido y cuenta con la activa cooperación de las patronales "del campo"- es consecuencia del fraude empresario y no de un flagelo impreciso. La pérdida de valor adquisitivo del salario es un instrumento de la política laboral, no un cataclismo inesperado.
 
El fallecido sociólogo francés Robert Castel escribió hace años sobre el "desplazamiento de la figura del trabajador hacia la del pobre como el referente principal de las políticas sociales. La 'lucha contra la pobreza' tiende a reemplazar las luchas por promover los derechos del trabajo".
 
Retocado a nuestro modo: el combate a la pobreza como propósito único minimiza la agenda pública. Escamotea cuántos conflictos subyacen en la injusta distribución de los bienes materiales, la existencia de la puja distributiva, las tensiones entre clases solo para empezar. Si Stanley reparara en esas cuestiones su tristeza no tendría fin. Pero, más allá de sus modales corteses, forma parte del equipazo que vino a cambiar la historia. En eso están.
 
Por Mario Wainfeld
 
Fuente: pagina12.com.ar
 

Agreganos como amigo a Facebook
15-06-2019 / 09:06
Este domingo 16 se jugará una nueva ronda de elecciones en el país. Formosa, San Luis, Tierra del Fuego y Santa Fe eligen gobernador y diputados y senadores provinciales. En ninguna de ellas Cambiemos tiene chances de figurar.
 
En Formosa, Gildo Insfrán buscará otra reelección como parte del Frente para la Victoria. Ocupa el cargo desde el año 1995 y va por su séptimo mandato. El control del gobernador K sobre la provincia ha sido total y desde hace más de 20 años es reelecto por más del 70% de los votos. Allí se enfrentara a Adrián Bogado del peronismo federal que va en una alianza del PRO, la UCR y sectores justicialistas.
 
En el octavo domingo electoral del año, la disputa en San Luis tendrá carácter histórico. El clan Rodríguez Saá que gobiernan alternando desde el fin de la dictadura se encuentra peleado e irán a las urnas por separados Adolfo y Alberto, este último en busca de la reelección.
 
El senador Adolfo Rodríguez Saá competirá con el Frente Juntos por la Gente y el senador Claudio Poggi, cercano a Cambiemos, lo hará con el frente San Luis Unido.
 
En Tierra del Fuego, la provincia con menor cantidad de habitantes del país, Rosana Bertone, afín al kirchnerismo, buscará la reelección. Le disputan la elección Gustavo Melella, el intendente de Río Grande que se presenta por Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina (Forja) y Juan Rodríguez, por Cambiemos con el frente Ser Fueguino.
 
En Santa Fe estarán puestos todos los ojos ya que es la tercera provincia en padrón electoral de todo el país y la disputa aparece reñida entre Antonio Bonfatti del Partido Socialista y Omar Perotti del PJ.
 
El Frente Progresista Cívico y Social gobierna la provincia desde el año 2007 y aspira a otro mandato. Sin embargo el peronismo logró en las PASO provinciales más votos totales, por lo cual el resultado dependerá de qué hagan los votantes de María Eugenia Bielsa quién quedó afuera de la competición del PJ.
 
En tercer lugar y lejos quedó Cambiemos, con el radical José Corral, por la alianza Vamos Juntos. Otro domingo negro para Mauricio Macri, p
orque el peronismo espera festejar en Tierra del Fuego, San Luis y Formosa. Además, tienen serias expectativas por recuperar Santa Fe.


El laboratorio electoral del PRO observa que está perdiendo en todas la provincias donde hubo elecciones, descuenta que perderá en las PASO y en la primera vuelta, pero que finalmente ganará en el balotaje. Nadie sabe a qué Santo le piden este milagro.


La Opinión Popular

15-06-2019 / 09:06
El nuevo candidato del macrismo, el senador todo terreno Miguel Ángel Pichetto ha estrenado en campaña un discurso que fue utilizado en los 70 para masacrar a la juventud. Las bandas de la Triple A, la Alianza Anticomunista Argentina, se basaron en ese discurso para comenzar una masacre que se continuaría en un baño de sangre durante la dictadura.
 
La Triple A, Alianza Anticomunista Argentina, consideraba que la sola acusación de comunista contra un militante peronista, bastaba para que fuera secuestrado y acribillado a tiros. A veces los cuerpos eran destrozados con explosivos en barrios populares, como sucedió en Lomas de Zamora con varios vecinos.
 
Pichetto, que se acaba de alejar del peronismo, se da el lujo desde el macrismo de denunciar que fue todo el peronismo, y no él, quien ha descarriado. Y su primer aporte para la campaña de la gobernadora María Eugenia Vidal ha sido acusar, como antes lo hacía la Alianza Anticomunista Argentina (Triple A), de comunista al candidato del peronismo, Axel Kicillof.
 
Por la experiencia histórica de los argentinos, las acusaciones de Pichetto lo asimilan junto a la banda de criminales que se anticipó a la dictadura de Jorge Rafael Videla. Muchos de los integrantes de la Triple A, después pasaron a formar parte de los grupos de tareas que desataron el terrorismo de Estado en la Argentina en consonancia con los dictados de Washington en aquella época.
 
Acusar de comunista a un adversario político es una figura que recuerda también a los viejos macartistas de los Estados Unidos, a los fascistas italianos y españoles y a los nazis. Está incrustado en la historia reciente de la humanidad como uno de los rincones más oscuros y siniestros de la política.
 
Si fue un mal paso o algo pensado porque se supone que eso tendría efecto en algún sector del peronismo, es secundario. Pichetto irrumpe en la campaña bonaerense con el uniforme de los intolerantes y los extremistas, el discurso de barricada de las bandas violentas, algo que los argentinos han tratado de superar.
 
Son declaraciones que lo aproximan al estereotipo del peronista fascista con que algunos radicales y algunos socialistas caricaturizan al peronismo. El exabrupto contra Axel Kicillof reafirma esa imagen que deberán votar esos mismos radicales y socialistas.
 
El anticomunismo es un discurso del pasado, ha sido excusa para ensangrentar el país. Esas palabras traen el fantasma terrible de la Triple A.
 
La Opinión Popular

14-06-2019 / 09:06
La inflación de mayo volvió a quedar arriba del 3%, lo mismo que los últimos cuatro meses. Esta vez el alza de precios fue del 3,1% frente a abril, según informó ayer el Indec. En la comparación anual, la suba de precios al consumidor escaló a un record del 57,3%, el nivel más alto desde 1991.
 
Hace 16 meses que la inflación está por arriba del 2% mensual, de los cuales en 10 oportunidades quedó arriba de 3%. En alimentos y bebidas, cuyo impacto es más severo en los sectores más vulnerables, la escalada inflacionaria llegó al 65% anual.
 
El Gobierno de Mauricio Macri y el FMI, pese a ello, celebraron el dato como positivo. Señalaron que el 3,1% de mayo marcó la segunda baja consecutiva, aunque evitaron precisar que lo hizo desde registros más que elevados como el 4,7% de marzo y el 3,4% de abril. 
 
La inflación sigue siendo un grave problema pese a las reiteradas promesas del inepto Macri y su "equipazo" económico sobre un alivio que nunca llega. En cinco meses de 2019, la suba de precios a nivel minorista alcanzó el 19,2%, lo cual ubica a la inflación esperada para el primer semestre en un nivel bastante similar al que el Gobierno proyectó para todo el 2019. Para fines de año, habrá vuelto a errarle al cálculo en unos 20 puntos porcentuales. En los cuatro años de la desastrosa gestión de Cambiemos, los precios estuvieron siempre por arriba del nivel que encontró en 2015.
 
Después de una desaceleración a fines del año pasado frente a los valores record de septiembre y octubre (6,5 y 5,4%, respectivamente), en 2019 la inflación tiene una forma de campana. En enero, los precios se movieron un 2,9%, luego pasaron al 3,8 en febrero y 4,7 en marzo. En abril, la inflación bajó un poco a 3,4% y en mayo, 3,1%.
 
Si bien los datos de los últimos dos meses implican una desaceleración inflacionaria, el nivel de variación de los precios es todavía muy alto en relación al rango del 1,5/2% que tenía antes de la devaluación del año pasado y también sobre el final del gobierno de Cristina, previo a la asunción de Macri.
 
En la recta final antes de las elecciones presidenciales, el Gobierno apuesta a que al menos no se vuelva a acelerar la inflación. Para lograr ese objetivo, Macri cuenta, por un lado, con la posibilidad de dilapidar los dólares que el FMI le prestó para pagar la deuda 2020, mientras que por el lado de las tarifas de servicios públicos pospuso varios aumentos para después de octubre. Luego, habrá que apretarse los cinturones.
 
Que los precios continúen aumentando arriba de 3 % mensual, es más destacable aun considerando la fuerte caída de la economía. También llama la atención la persistencia a pesar que mayo fue un mes de calma en la cotización del dólar, a diferencia de los meses anteriores. El alza de la inflación se debe a decisiones tomadas por el gobierno de Macri que golpean duramente contra el bolsillo del pueblo trabajador.
 
La Opinión Popular

13-06-2019 / 09:06
Alberto Fernández y Sergio Massa confirmaron la coalición electoral con el nombre Frente de Todos, integrada por el PJ, Unidad Ciudadana, el Frente Renovador y otros 16 partidos. En el encuentro, se distribuyó también un comunicado con una declaración de principios del nuevo espacio. "Las opciones son claras. Nuestras prioridades son el trabajo y la producción, los humildes y la clase media, los comerciantes y los emprendedores, los que enseñan y los que aprenden", dicen allí.
 
Quedó pendiente de resolución la cuestión de las candidaturas, para lo que todavía quedan diez días de plazo. Massa pide una PASO para competir por la presidencia, pero desde la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández prefieren que se presente como primer candidato a diputado en la provincia de Buenos Aires. Resolverlo será motivo de otra larga y extenuante negociación, como la de ayer.
 
Una de las preocupaciones de Massa fue darle un marco programático a la coalición para justificar su pase desde Alternativa Federal, espacio del que fue fundador y participó hasta unas semanas atrás. Ayer, al salir a hablar luego del encuentro, puso como primer ítem del acuerdo los 12 puntos temáticos discutidos el martes con una delegación de dirigentes del PJ encabezados por José Luis Gioja.
 
Lo otro que planteó Massa fue que se trataba de una coalición de partidos en la que cada fuerza mantendrá su individualidad. De hecho, el Frente Renovador sostendrá su bloque de diputados y hará un interbloque con el FpV-PJ. Por último, mencionó que la resolución de las candidaturas se hará por consenso o por primarias abiertas, en caso de ser necesario.
 
"El país necesita volver a ofrecer soluciones concretas a los problemas de la mayoría. Los desafíos que tenemos por delante exigen una mirada amplia, diversa y plural, en la que ningún argentino se quede afuera. La construcción de una coalición electoral y de gobierno y un programa con bases y puntos acordados lo hará posible", plantearon en el comunicado. Evitaron detallar lo acordado y hablar de candidaturas.
 
Por cierto, el PJ de Gioja fue de quienes más bregaron para ir hacia lo que denominó la "unidad posible", en la que sólo quedaran afuera quienes consideraban a los K como adversarios: los gobernadores Juan Manuel Urtubey y Juan Schiaretti, y el senador Miguel Ángel Pichetto, que directamente se pasó al macrismo.


El resto de los gobernadores del peronismo se alineó en el armado, algo que hasta hace pocos meses atrás parecía muy difícil. Queda el último paso, la resolución de las candidaturas. Luego, al fin, la campaña y la presentación de propuestas, que de eso se trata.
 
La Opinión Popular

12-06-2019 / 10:06
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar