en honor al santo de Asís. Bergoglio es el primer papa jesuita y el primero proveniente del hemisferio sur. Es el primer pontífice originario de América y el primero no europeo desde el sirio Gregorio III -fallecido en 741-.
 
Conocido por su humildad, su adhesión a la opción preferencial por los pobres -principio que abarca a los marginados y sufrientes de distinta extracción- y su compromiso de diálogo con personas de diferentes orígenes y credos, Francisco mostró una variedad de gestos pastorales indicativos de sencillez, entre los que se incluyen su decisión de residir en la Casa de Santa Marta en lugar de la residencia papal en el Palacio Apostólico Vaticano usada por sus antecesores desde 1903.
 
Un Papa que vino a devolverle a la Iglesia su transparencia y su vigencia, su lugar en el mundo al lado de los más necesitados. Su palabra lo convierte en la voz más potente de la humanidad.
 
Su palabra deslumbró al mundo, lo convirtió en la figura descollante del presente, desde las Naciones Unidas hasta el gran país del norte. Nada de eso conmovió a sus detractores barriales, ateos agresivos dispuestos a terminar con la religiosidad; son para el mundo la contracara del talento del Papa, la imagen patética de nuestra propia limitación.
 
La Opinión Popular
'/> En el Vaticano, el Cónclave de 2013 elige como papa a Jorge Mario Bergoglio / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  23:53  |  Viernes 22 de Marzo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Los pobres que votan por la derecha, son como los perros que cuidan la mansión, pero duermen afuera." John William Cooke
Recomendar Imprimir
Internacionales - 12-03-2019 / 20:03
EFEMÉRIDES POPULARES. ¿POR QUÉ ALGUNOS ARGENTINOS LO RESISTEN?

En el Vaticano, el Cónclave de 2013 elige como papa a Jorge Mario Bergoglio

En el Vaticano, el Cónclave de 2013 elige como papa a Jorge Mario Bergoglio
El cónclave de 2013 se inició el 12 de marzo y tras la quinta votación, a las 19.05 del 13 de marzo, los miembros del Colegio Cardenalicio eligieron como el papa número 266 de la Iglesia católica a Bergoglio, el primer Papa Argentino, que utilizaría como nombre secular el de Francisco.
Contra todos los pronósticos, seis años atrás la vida nos regalaba un Papa argentino y ubicaba en un lugar preponderante de la humanidad a uno de los nuestros, que pasará a la historia siendo sin duda el más trascendente de los nacidos en estas tierras.
 
El 13 de marzo de 2013, el cónclave que se celebró tras la renuncia de Benedicto XVI eligió como papa a Jorge Mario Bergoglio, quien manifestó su voluntad de ser conocido como 'Francisco' en honor al santo de Asís. Bergoglio es el primer papa jesuita y el primero proveniente del hemisferio sur. Es el primer pontífice originario de América y el primero no europeo desde el sirio Gregorio III -fallecido en 741-.
 
Conocido por su humildad, su adhesión a la opción preferencial por los pobres -principio que abarca a los marginados y sufrientes de distinta extracción- y su compromiso de diálogo con personas de diferentes orígenes y credos, Francisco mostró una variedad de gestos pastorales indicativos de sencillez, entre los que se incluyen su decisión de residir en la Casa de Santa Marta en lugar de la residencia papal en el Palacio Apostólico Vaticano usada por sus antecesores desde 1903.
 
Un Papa que vino a devolverle a la Iglesia su transparencia y su vigencia, su lugar en el mundo al lado de los más necesitados. Su palabra lo convierte en la voz más potente de la humanidad.
 
Su palabra deslumbró al mundo, lo convirtió en la figura descollante del presente, desde las Naciones Unidas hasta el gran país del norte. Nada de eso conmovió a sus detractores barriales, ateos agresivos dispuestos a terminar con la religiosidad; son para el mundo la contracara del talento del Papa, la imagen patética de nuestra propia limitación.
 
La Opinión Popular
 
El Papa deslumbró al mundo
 
Tuve la dicha de estar cercano a su palabra, a su sabiduría, que siempre me asombró. La espiritualidad impone respeto en aquellos hombres que la viven, esa religiosidad de los grandes, de aquellos que se entregan en busca de la perfección.
 
Y la casualidad hizo que el padre Bergoglio, profesor de literatura en Santa Fe, se encontrara con el Maestro Borges, coyunturas de la historia que no dan para ser rebajadas a chimentos. Y el Santo Padre guarda más de un poema del Maestro en su memoria.
 
Siempre me llamó la atención su persona, esa paz que irradia unida a una profundidad de pensamiento difícil de encontrar en este fárrago de alaridos que impone el presente.
 
La modernidad intentó imponer la materia como el único dato de la realidad. La máquina degradando lo humano. El marxismo y el liberalismo imponiendo las figuras del proletario y el consumidor, enriqueciendo a los pequeños grupos a partir de empobrecer multitudes, otorgando libertades que no existen a cambio de atroces carencias.
 
La religiosidad sigue vigente, inherente al humano como toda necesidad de trascender. El egoísmo como virtud de aquellos que impusieron sus leyes, las riquezas enfrentando a las naciones, a las culturas, a las religiones. De nuevo los adoradores del becerro de oro, no es que no crean en nada, es que además necesitan agredir a los creyentes para imponer sus miserias. Fanáticos que se pretenden precursores de libertades que desprecian.
 
Un Papa que logró visitar el Muro de los Lamentos acompañado de un rabino y un líder religioso musulmán. Un mundo donde las religiones pueden incitar a la violencia o convocar al encuentro, donde la fe les enseñó a los pueblos mucho más que el deslumbramiento de la tecnología. El hombre tiene hoy la soberbia del inventor, del que maneja la materia pero también la debilidad del que multiplica la miseria y lastima a la naturaleza.
 
Un Papa que vino a enfrentar al poder, que nada tuvo que ver con los Kirchner cuando gobernaron ni ahora con Mauricio Macri, un Papa que se guarda el derecho de recibir a los réprobos y a los cuestionados sabiendo de sobra que ellos ocupan el mismo lugar que la Iglesia para la raza de "los bien pensantes".
 
El papa Francisco hubiera sido un orgullo y un factor de unidad para cualquiera de los pueblos hermanos, pero en nuestra pequeñez se amontonan para exigirle gestos todos aquellos que ni siquiera asumen que son impotentes de tenerlos.
 
Damos al mundo figuras como Daniel Barenboim, capaz de forjar una orquesta entre palestinos y judíos, gestores de la paz surgidos de un pueblo que no logra superar las miserias de sus divisiones.
 
Frente a su enseñanza son muchos los ateos que encuentran una guía en su propuesta, a veces más que los mismos cristianos que imaginan que hasta el más allá debe ser propiedad de los propietarios de todo. Es llamativo cómo lastima su mera presencia a muchos, demasiados elegantes docentes de egoísmo adocenado. Republicanos de pacotilla, ateos adoradores del horóscopo, gente que se cree superior a los demás. La humildad de Francisco despierta y provoca la agresiva soberbia de los ignorantes.
 
El papa Francisco es la voz de la humildad convertida en sabiduría, el tiempo forjará los cimientos del orgullo que nos merecemos porque ha nacido entre nosotros. El papa Francisco fue el catalizador de nuestras diferencias cuando debiera haber sido el convocante de nuestro encuentro. Algunos preguntan cuándo viene, como si nosotros no tuviéramos nada que ver con su distancia. La pregunta de fondo es: ¿cuándo vendrá el tiempo del encuentro entre nosotros? Esa respuesta alberga todas las variables de la esperanza.
 
Qué oportuno es recordar las palabras "Perdónalos, Padre, porque no saben lo que hacen".
 
Por Julio Bárbaro
Politólogo y Escritor. Fue diputado nacional, secretario de Cultura e interventor del Comfer.
 
Fuente: Infobae
 
Agreganos como amigo a Facebook
22-03-2019 / 19:03
Los Fasci italiani di combattimento (literalmente, 'fascistas italianos de combate') fueron un movimiento político creado por Benito Mussolini en Milán el 23 de marzo de 1919. Esta organización forma el núcleo del que sería el Partido Nacional Fascista de Mussolini.

Miembro del Partido Socialista Italiano (PSI), Mussolini formo parte en un inicio de la postura anti-intervencionista, opuesta a la participación en la Primera Guerra Mundial y ampliamente mayoritaria en la opinión publica; sin embargo, se unió rápidamente a la minoría intervencionista, lo que le valió su exclusión del PSI.

Mussolini pasó así de ser el número 3 en el escalafón del Partido Socialista Italiano y dirigir su rotativo Avanti!, a promover el fascismo dentro de Italia. Con la ayuda de la cachiporra y la pistola, el gran capital lanza a la clase media en putrefacción al asalto de los sindicatos obreros.
 
Durante su mandato dictatorial estableció un régimen cuyas características fueron el nacionalismo, el militarismo y la lucha contra el liberalismo y el comunismo, combinada con la estricta censura y el manejo totalitario de la propaganda estatal.

Mussolini se convirtió en un estrecho aliado de Adolf Hitler, líder del Nazismo, sobre quien había influido. Bajo su gobierno, Italia entró en la Segunda Guerra Mundial en junio de 1940, como aliado de Alemania Nazi. Tres años después, los aliados invadieron el Reino de Italia y ocuparon la mayor parte del sur del país. En abril de 1945, trató de escapar a Suiza, pero fue capturado y fusilado por partisanos comunistas italianos.

La Opinión Popular

21-03-2019 / 18:03
21-03-2019 / 18:03
21-03-2019 / 18:03
21-03-2019 / 18:03
El 22 de marzo de 1968 es el inicio del movimiento que conduciría al Mayo francés o Mayo del 68, con manifestaciones, huelgas y ocupaciones. Ese día, un grupo de estudiantes ocupa la Universidad de Nanterre en protesta por las normativas internas del centro, desocupando las instalaciones tras algunas negociaciones y la aparición de la policía. Esta acción daría origen al Movimiento 22 de marzo, el cual sería uno de los referentes de las movilizaciones de mayo y junio de ese año.
 
El Mayo del 68 fue una cadena de protestas que se llevaron a cabo en Francia y, especialmente, en París durante los meses de mayo y junio de 1968. Esta serie de protestas fue iniciada por grupos estudiantiles de izquierda contrarios a la sociedad de consumo, a los que posteriormente se unieron grupos de obreros industriales, los sindicatos y el Partido Comunista Francés.
 
Como resultado, tuvo lugar la mayor revuelta estudiantil y la mayor huelga general de la historia de Francia, y posiblemente de Europa occidental, secundada por más de nueve millones de trabajadores. El movimiento estudiantil tuvo influencias del movimiento hippie que se extendía entonces.
 
La magnitud de las protestas no había sido prevista por el gobierno francés, y puso contra las cuerdas al gobierno de Charles de Gaulle, que llegó a temer una insurrección de carácter revolucionario tras la extensión de la huelga general.
 
Sin embargo, la mayor parte de los sectores participantes en la protesta no llegaron a plantearse la toma del poder ni la insurrección abierta contra el Estado, y ni tan siquiera el Partido Comunista Francés llegó a considerar seriamente esa salida. El grueso de las protestas finalizó cuando De Gaulle anunció las elecciones anticipadas que tuvieron lugar el 23 y 30 de junio.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar