La Opinión Popular
                  23:54  |  Viernes 22 de Marzo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Los pobres que votan por la derecha, son como los perros que cuidan la mansión, pero duermen afuera." John William Cooke
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 14-02-2019 / 09:02
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 14 DE FEBRERO DE 1988 EL EX BOXEADOR LA ESTRANGULÓ Y LA TIRÓ POR EL BALCÓN

Se cumplen 31 años del día que Carlos Monzón mató a Alicia Muñiz

Se cumplen 31 años del día que Carlos Monzón mató a Alicia Muñiz
El 14 de febrero de 1988 el ex boxeador la estranguló y la tiró por el balcón. El crimen abrió el debate sobre el modo de tratar los femicidios. Hoy Alicia Muñiz estaría en las estadísticas de femicidios. No sería un caso aislado, sería una de las mujeres que mueren asesinadas en Argentina cada 29 horas.
El 14 de febrero de 1988 el ex boxeador la estranguló y la tiró por el balcón. El crimen abrió el debate sobre el modo de tratar los femicidios.
 
Treinta años atrás, cuando Carlos Monzón golpeó, estranguló y tiró del balcón a Alicia Muñiz, en Argentina aún no se hablaba de femicidio. El boxeador, una gloria que se había retirado hacía un tiempo, era un ídolo popular. Y así fue tratado en los medios.
 
Se habló de celos, se publicaron sus intentos de exculparse y de las heridas y fracturas que le habían quedado por tirarse a rescatarla, como dijo él. Un año después, un tribunal lo condenaría a once años de prisión por homicidio simple. Monzón terminó muerto en una ruta en 1995, estaba en libertad gracias al beneficio de las salidas transitorias que había logrado.

Alicia Muñiz y Carlos Monzón se habían conocido diez años antes, en 1978. Ella era una actriz y modelo uruguaya de 23 años. El ya tenía 37 y acababa de dejar las peleas en el ring. Pero siguió ejerciendo su violencia en el hogar. Alicia era una mujer golpeada. Monzón le pegaba, como había hecho con otras parejas anteriores.
 
En el 81 nació Maximiliano, y nada cambió en la relación. Alicia soportó los golpes hasta que pudo tomar la decisión de separarse. Aquel verano del 88 ya no estaban juntos. Monzón se había ido de vacaciones a Mar del Plata a la casa de su amigo Adrián "Facha" Martel. Los dos estaban con sus hijos.
 
Muñiz viajó a Mar del Plata, al parecer, para terminar de arreglar con Monzón cómo harían con el cuidado y el mantenimiento de Maximiliano. Cuentan las notas de la época que la noche del 13 de febrero fueron juntos al cumpleaños del conductor televisivo, Sergio Velasco Ferrero, que Monzón tomó litros de champán y perdió mucho dinero en el casino. En ese estado llevó a Alicia al chalet, donde discutieron y ella terminó muerta.
 
El boxeador dijo entonces que ella trastabilló y que él intentó rescatarla y que por eso terminó fracturado. Pero sus palabras fueron desarmadas por un testigo inesperado: Báez, un cartonero que declaró ante la Justicia que escuchó los gritos desesperados de la mujer, y vio claramente como Monzón la estrangulaba y la tiraba del balcón como si fuera una bolsa de papas.
 
La autopsia y las pericias le dieron la razón a Báez y Monzón fue condenado a once años de prisión por homicidio simple. El caso generó indignación en los movimientos de mujeres, mientras se daba un debate incipiente en la sociedad.
 
Entonces se crearon las comisarías de las Mujeres, y se empezó a hablar de violencia de género. Se desterró la idea del crimen pasional y la justificación de los celos como atenuantes. Se entendió que la violencia doméstica no era un tema privado sino público, y que el Estado es responsable.
 
En 2012 se modificó el Código Penal, y a partir de entonces el artículo 80 dice que tendrá prisión perpetua quien matare "a su ascendiente, descendiente, cónyuge, ex cónyuge, o a la persona con quien mantiene o ha mantenido una relación de pareja, mediare o no convivencia". Y se incorporó el inciso 11, que habla del asesinato a una mujer "cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género".
 
Hoy Alicia Muñiz estaría en las estadísticas de femicidios. No sería un caso aislado, sería una de las mujeres que mueren asesinadas en Argentina cada 29 horas. Monzón habría sido condenado a perpetua, y tal vez estaría vivo. Mucho se ha avanzado de 30 años a esta parte. Aún falta: Monzón todavía tiene un monumento en Santa Fe.
 
Fuente: Clarín

Agreganos como amigo a Facebook
22-03-2019 / 19:03
Un 23 de marzo como hoy... pero de 1942 moría Marcelo Torcuato de Alvear, abogado y político argentino, presidente de la Nación desde el 12 de octubre de 1922 y el mismo día de 1928. Participó activamente de las revoluciones radicales de 1890 y 1893, integrándose en la Unión Cívica que luego dio origen a la Unión Cívica Radical, en el sector denominado "galeritas" (más cercanos al conservadurismo). Cuando Yrigoyen asumió la presidencia en 1916 nombró a Alvear embajador en Francia, y éste fue electo Presidente en momentos en que se encontraba en ese país.
 
Todas las fuerzas antiyrigoyenistas y antipopulares levantaron la cabeza a partir del momento en que Alvear se hizo cargo del gobierno. Desde el inicio de su gestión nombró a ministros que no tenían relación alguna con los sectores yrigoyenistas, por lo que la unión entre ambos comenzó a quebrarse. Su gabinete era una clara demostración de que don Marcelo afirmaba su "independencia" con respecto al caudillo.
 
Alvear, como hijo predilecto de la fortuna, gozó de las ventajas envidiables que le ofrecía el período de "estabilización relativa del capitalismo" que transcurre entre la posguerra y la crisis mundial del 30. Los altos índices de exportación de nuestros productos agropecuarios llenaron de oro a la Tesorería.
 
Su gobierno coincidió con el fin de la crisis mundial de la posguerra, lo que le permitió mejorar la economía y las finanzas del país, además de destacarse el desarrollo de la industria automotriz y la explotación petrolera, que alcanzó una prosperidad económica desconocida hasta entonces para la Argentina.
 
Con todo ello, llegó a números insospechados en lo que respecta al PIB por habitante, que en 1928 había alcanzado el sexto puesto entre los más altos del mundo. Incluso, se registró un aumento de la clase media, una subida del salario real y una disminución de las huelgas y conflictos.
 
Pero la interna radical estaba a la orden del día y las intrigas en todos los órdenes. Si el ministro de Hacienda Víctor Molina proclamaba orgullosamente su doctrina librecambista, la actitud de Alvear hacia la reforma universitaria, el gran movimiento cultural que había apoyado Yrigoyen en 1918, se volvía abiertamente hostil y la conspiración oligárquica se pone en marcha para impedir la segunda presidencia del Caudillo.
 
La interna radical se dirimió en 1928 con la elección nacional. La fórmula Hipólito Yrigoyen-Francisco Beiró se impuso por el 57,4 de los votos. Al dejar la presidencia, Alvear se radicó en Francia. 
 
Por Carlos Morales para La Opinión Popular

22-03-2019 / 19:03
21-03-2019 / 18:03
20-03-2019 / 18:03
La Siberia argentina, como la definió Osvaldo Bayer, cerró sus puertas el 21 de marzo de 1947 a orillas del canal de Beagle. Hace 71 años un decreto no demasiado recordado del presidente Juan Perón señalaba el final para la inhumana cárcel de Ushuaia, la más austral del mundo.
 
Había sido centro de castigo y aislamiento durante 45 años. Por sus 380 celdas de 1,93 por 1,93 pasaron desde el Petiso Orejudo hasta el anarquista ucraniano Simón Radowitzky, quien mató de un bombazo al comisario y represor de obreros, Ramón Falcón. La cárcel de Ushuaia fue usada como un depósito del Estado para alojar presos políticos.
 
El dictador José Félix Uriburu envió a Tierra del Fuego a militantes anarquistas, comunistas, trotskistas y socialistas. Entre ellos estaban el cronista del diario La AntorchaHoracio Badaraco y el de La ProtestaJosé Berenger, torturado con una prensa. Agustín P. Justo, el presidente que llegó de la mano del fraude en 1931, siguió mandándolos por barco hacia la isla.
 
La cárcel que cerró Perón se volvió a abrir dos veces más en las décadas del 50 y 60. La Revolución Libertadora envió a partidarios del General. Jorge Antonio (empresario), Guillermo P. Kelly (dirigente de la Alianza Libertadora Nacionalista) Héctor Cámpora(Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación) John W. Cooke (Diputado Nacional), y el dirigente de la CGT, José Espejo; por orden del Almirante Isaac Rojas son trasladados al Penal del sur.
 
Sufren allí condiciones tremendas de prisión con temperaturas extremas que alcanzaban a 40 grados bajo cero, sin calefacción, sin agua, engrillados, condiciones éstas que se suman a un sin fin de vejámenes por orden de la "Revolución Libertadora". También la utilizó por última vez Arturo Frondizi en 1960 cuando aplicó el Plan Conintes para meter presos a militantes de la resistencia peronista juzgados por consejos de guerra especiales.
 
La Opinión Popular

20-03-2019 / 18:03
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar