La Opinión Popular
                  12:07  |  Jueves 18 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El resultado electoral nos genera una gran responsabilidad". Gustavo Bordet
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 11-02-2019 / 08:02
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 11 DE FEBRERO DE 1977 FUE SECUESTRADO LUEGO DE UN DURO ENFRENTAMIENTO CON EL GOBIERNO MILITAR POR EL CONVENIO COLECTIVO DE TRABAJO

Desaparición de Oscar Smith, dirigente de Luz y Fuerza

Desaparición de Oscar Smith, dirigente de Luz y Fuerza
El 11 de febrero de 1977 desparecía Oscar Smith, el dirigente de Luz y Fuerza, luego de liderar con coraje y decisión un duro enfrentamiento con el gobierno militar por la defensa del convenio colectivo de trabajo.
El 11 de febrero de 1977 desparecía Oscar Smith, dirigente de Luz y Fuerza, luego de liderar con coraje y decisión un duro enfrentamiento con el gobierno militar por la defensa del convenio colectivo de trabajo.

Smith, que desde 1974 era Secretario General del Sindicato de Luz y Fuerza de Capital Federal, desapareció cuando ese gremio combatía y negociaba para no ser despojado de las mejoras logradas en muchas horas de lucha y en no pocas mesas de paritarias.

El conflicto entonces era contra SEGBA, presidida por una dura intervención militar. Y el conflicto era una huelga, la primera que un gremio se arriesgó hacer contra la dictadura instalada once meses antes.

Cortar ese movimiento de fuerza, esa indisciplina, era, sin duda, una decisión del gobierno de facto para evitar que el mal se trasladase a otros gremios también privados de sus conquistas, llamadas privilegios en el idioma castrense entonces oficial.

La siguiente huelga registrada en el país fue en Junio de 1981, cuatro largos años después de que Oscar Smith fuera desaparecido.
 
La Opinión Popular

Oscar Smith, bandera del sindicalismo, secuestrado y muerto por la dictadura del proceso 

Se cumplen 32 años de la detención y desaparición -durante la dictadura militar instaurada en 1976- de Oscar Smith, Secretario General del Gremio Luz y Fuerza - Capital Federal.

Oscar Smith, se desempeñaba en febrero de 1977, como Secretario General del Gremio Luz y Fuerza - Capital Federal.

Había nacido un 8 de Enero de 1932, en Villa Domínico, estaba casado tenía dos hijas. Familiero, hincha de Independiente y peronista.

Vivía en el mismo barrio de Villa Domínico, cuando el 11 de febrero de 1977, fue secuestrado.

Esa mañana salió de su casa, en el Pasaje Diamante al 5000, en su automóvil.

Tomó la avenida Mitre y luego por Debenedetti. Dos autos le cortaron el paso y fue secuestrado.

El gremio de Luz y Fuerza fue uno de los primeros objetivos de la represión de la dictadura. Así, habían decretado un despido masivo de delegados de Luz y Fuerza, y derogado las convenciones colectivas de trabajo.

El gremio fue el primero en declarar una huelga general en 1977.

Una reunión con Guillermo Suárez Mason, deja constancia de la integridad de Oscar Smith.

El militar amparado desde su impunidad, quedo descolocado cuando en la discusión, la voz de Oscar fue más alta que la suya: -A mí no me grite. Que yo puedo gritar más que usted, le dijo.

Y agregó -Ningún trabajador es responsable por los paros, por los cortes en el suministro de energía eléctrica o por la situación general de SEGBA. El que imparte las órdenes soy yo.

En febrero de 1977, Oscar Smith, comenzó negociaciones con el Ministro de Trabajo, Gral. Horacio Tomás Liendo, y con su segundo, Gral. Américo Daer para lograr la reincorporación de los trabajadores despedidos, en principio llegaron a un acuerdo por el cual se levantarían las medidas de fuerza y se reincorporarían loa trabajadores.

Al parecer a un sector de las fuerzas armadas le pareció una muestra de debilidad y un mal ejemplo, sellando de esta forma su destino.

Según relatos de sus compañeros, en el verano de 1977, el General Roberto Viola, uno de los jerarcas del proceso, le hizo saber que saliera de circulación, porque su vida corría peligro, Oscar no hizo caso a la advertencia.

-Los hombres de Luz y Fuerza jamás tuvieron guardaespaldas. Esa ha sido una trayectoria que yo no torceré.

Oscar Smith fue tajante y no avaló la propuesta del Consejo Directivo de resguardar su integridad.

Porque como el dirigente que era, sus desvelos pasaban por lograr mantener las fuentes de trabajo de sus compañeros, por mantener la unidad sindical y por organizar la resistencia a la entrega y represión que se avecinaba.

Oscar Smith, fue declarado vecino ejemplar de Avellaneda, una plazoleta y una calle es el homenaje de su ciudad.

El recuerdo permanente de su familia y el reconocimiento de sus compañeros y del movimiento obrero, son el homenaje más sentido.

Porque Oscar Smith, representa un símbolo y una bandera de la militancia sindical.

Por su lucha inclaudicable en la defensa de los trabajadores y la reivindicación de sus derechos.

Por la exaltación permanente de la dignidad y el orgullo de pertenecer a la clase trabajadora, que mantuvo siempre, aún sabiendo del riesgo de su vida.

El autor es Raúl Espíndola
agendadelsur@yahoo.com

Fuente: Nacional y Popular

Agreganos como amigo a Facebook
17-04-2019 / 21:04
17-04-2019 / 20:04
El 18 de abril de 1995 fallece el ex presidente de origen radical Arturo Frondizi. Fue abogado, periodista y político, elegido como presidente de Argentina y gobernó entre el 1 de mayo de 1958 y el 29 de marzo de 1962, cuando fue derrocado por un golpe de estado militar.

Militante estudiantil reformista, afiliado a la Unión Cívica Radical en la década de 1930,Frondizi fue uno de los líderes que renovaron esa fuerza política en la década de 1940, dando origen a la corriente intransigente. En 1946 fue diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires y en 1951 integró la fórmula presidencial de la UCR como candidato a vicepresidente, junto a Ricardo Balbín.

Político e intelectual brillante y autor de varios libros, generó simpatías en amplios sectores de clase media. En 1958, Frondizi buscó el apoyo de Juan Perón para evitar el continuismo gorila que expresaba el radical Balbín, consigue el apoyo y lo derrota en las elecciones.

Frondizi se compromete poner fin a la política económica y social antipopular instalada desde el 16 de septiembre de 1955, a rehabilitar los sindicatos y la CGT, y derogar aquellos decretos que prohibían que el peronismo se presentase en elecciones, pero incumplió el pacto.

Sometido a sucesivas crisis y planteos militares, por las constantes huelgas de la CGT, con que la clase trabajadora respondía al cercenamiento de sus derechos y contra la creciente represión al movimiento peronista, el gobierno moviliza militarmente, a punta de fúsil, a los trabajadores que estaban de paro y la aplicación del represivo Plan Conintes, llenó de presos peronistas las cárceles.

No obstante, la cúpula militar de entonces, de un furibundo antiperonismo, lo destituye con un golpe de Estado por no impedir el triunfo del justicialismo proscripto en las elecciones del 18 de marzo de 1962, cuando ganó la gobernación de diez de las catorce provincias en juego, incluida Buenos Aires, donde triunfó el combativo dirigente sindical Andrés Framini.


Propaganda macrista: De Goebbels a Durán Barba
Escribe: Blas García

16-04-2019 / 18:04
15-04-2019 / 20:04
14-04-2019 / 19:04
 
El antiperonismo fue terrorista, antidemocrático y golpista desde su mismo origen. Un hecho muy poco conocido es el atentado terrorista indiscriminado, contra víctimas inocentes, realizado el 15 de abril de 1953 por el antiperonismo, que consistió en la detonación de bombas mientras se realizaba un acto sindical organizado por la Confederación General del Trabajo (CGT) en la Plaza de Mayo de Buenos Aires.
 
Como trágico resultado murieron 7 trabajadores peronistas y más de 90 quedaron heridos, entre ellos 19 mutilados. El atentado se realizó en la histórica Plaza y en la línea A de subterráneos que corre por debajo de la misma, mientras el entonces presidente Juan Perón se dirigía a los trabajadores argentinos desde la Casa Rosada.
 
El 16 de junio de 1955 diversos grupos de militares y civiles antiperonistas ejecutaron el brutal bombardeo en la Plaza de Mayo, asesinando más de 300 personas y dejando heridas a otras 800.
 
Después del golpe del 16 de septiembre de 1955 (Revolución Libertadora), el antiperonismo inició una política para "desperonizar" el país, que incluyó la represión sistemática contra peronistas, con fusilamientos, detenciones arbitrarias, cesantías laborales, discriminación política y proscripciones electorales, que continuó hasta 1973.
 
En especial, cabe mencionar los fusilamientos de 1956 en contra del general Juan José Valle y otros militares y civiles peronistas que se habían levantado contra la dictadura gorila, y que culminó con los fusilamientos clandestinos de peronistas en los basurales de José León Suárez.
 
Escribe: Blas García
 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar