La Opinión Popular
                  21:17  |  Lunes 22 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Podrás perder mil batallas, pero solamente al perder la risa habrás conocido la auténtica derrota”. Ho Chi Minh
Recomendar Imprimir
Nacionales - 04-02-2019 / 10:02

El peronismo se une para denunciar los vínculos de Macri con las empresas de energía

El peronismo se une para denunciar los vínculos de Macri con las empresas de energía
LAS EMPRESAS DE ENERGÍA SON LAS GRANDES GANADORAS DEL MANDATO DE MACRI. La suba tarifaria promedio de Edenor y Edesur, entre diciembre de 2015 y el actual mes de febrero (con el aumento que rige desde el viernes 1º) alcanza, en el “cargo variable” (según la energía consumida) a 5864 por ciento para un hogar de familia tipo que consume en torno a los 350 kwh mensuales. Ello resulta de comparar el precio por kwh de 4,25 centavos en diciembre de 2015, y el de 2,71 pesos que le cobrarán a partir de este mes. Es decir, que el precio del consumo eléctrico se multiplicó por 64 en 38 meses.
En un hecho político sin precedentes, generando además un antecedente de peso, treinta intendentes bonaerenses pertenecientes o cercanos al peronismo presentarán hoy, ante los tribunales, una acción de amparo colectivo contra el aumento de las tarifas eléctricas en el área metropolitana (Capital y Gran Buenos Aires).
 
Además de la pelea judicial que liderarán los intendentes, candidatos presidenciales del peronismo combatirán los tarifazos de luz y gas con denuncias públicas sobre los empresarios muy cercanos al presidente, beneficiados con ganancias multimillonarias, de los pocos grandes ganadores del mandato de Mauricio Macri.
 
La embestida la empezó este sábado Sergio Massa en el programa de Mirtha Legrand y la continuará este lunes Felipe Solá, otro candidato a presidente, en una conferencia de prensa junto a "equipos técnicos y referentes de la oposición" para detallar las cuantiosas ganancias de las energéticas desde que Macri pisó la Casa Rosada.
 
"La estafa es haber pensado la energía como un producto y priorizar la rentabilidad. Y no como un derecho humano como dicen los contratos de concesión", señaló Solá y anticipó que le pegará duro y parejo a amigos del presidente como Nicolás "Nicky" Caputo, socio de la distribuidora energética Central Puerto; y Marcelo Mindlin, CEO de Pampa Energía, a cargo de Edenor.
 
Solá precisará en su denuncia el reparto de los 2800 millones de dólares en subsidios que recibieron distintos empresarios -liderados por Paolo Rocca de Techint- para explotar las cuentas neuquinas a un valor en boca de pozo subsidiado mayor a 7 dólares, con un detalle: sólo 1100 millones de dólares fueron para concesiones de shale oil, que requieren una inversión mucho mayor.
 
Ese esquema se volvió fiscalmente insostenible luego del acuerdo con el FMI para alcanzar el déficit cero y la semana pasada, el nuevo secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, anunció que lo daba por terminado, marcando un quiebre en la alianza de Macri con Rocca, que ahora amenaza al Estado argentino con un juicio multimillonario.
 
Otro empresario exitoso al que apuntará Sola es Rogelio Pagano, controlante de las empresas concesionarias de luz en la provincia de Buenos Aires: Eden (norte y centro), Edea (Costa Atlántica y centro), Edes (sur) y Edelap (La Plata y alrededores).
 
En coincidencia, Massa también atacó a los empresarios del sector cercanos a Macri. "El 9 de julio de 2016 le mandé una carta al Presidente advirtiéndole del riesgo de tarifas, planteándole que luz, agua y gas no podían aumentar más que salarios. Me descalificaron a mí, pero la ventajita la sacaron los 10 amigos del Presidente dueños de estas empresas", afirmó. "Todos sabemos que uno es el hermano de la vida, "Nicky" Caputo. No solo hay una actitud de insensibilidad, sino otra complaciente con sus amigos dueños de la energía", insistió.
 
La Opinión Popular

 
EN EXCLUSIVO, EL AMPARO QUE PRESENTARÁN LOS INTENDENTES PERONISTAS
 
Dar la pelea
 

El peronismo se une para denunciar los vínculos de Macri con las empresas de energía

Junto a los intendentes, firmarán el pedido varias organizaciones de usuarios y entidades de pequeños y medianos empresarios. Más allá del impacto político que representa tan amplio respaldo, quienes diseñaron la demanda sostienen que su fuerza está en los argumentos, una suerte de enjuiciamiento a todo el proceso de gestión de la política energética desde diciembre de 2015 hasta acá.
 
"Los aumentos de tarifas, de hasta el 5960 por ciento en tres años, no fueron a inversiones, ni a mejora del servicio: fueron a parar a mayores ganancias de las empresas, mientras que el precio de la electricidad le imposibilita seguir en actividad a muchas empresas y le restó calidad de vida a mucha gente que no puede pagarla; es lo que vamos a demostrar con el pedido de amparo, la irracionalidad del aumento, por la colisión con derechos de la población, pero también por el resultado fáctico, ya que no se cumplió ninguna de las previsiones con las que se justificó la declaración de Emergencia Energética en febrero de 2016", sostuvo Mariano Lovelli, de CEPIS, en diálogo con PáginaI12.
 
El reclamo contra el tarifazo eléctrico logró juntar a un grupo de intendentes en el que están representadas vertientes muy diferentes vinculadas al peronismo. Desde Jorge Ferraresi, jefe comunal de Avellaneda, firmemente alineado a CFK, a Julio Zamora, de Tigre, de origen muy cercano a Sergio Massa.
 
En la mesa de presentación del proyecto, se sentaron otros intendentes de distritos con mucho peso, como Verónica Magario (La Matanza) y Gabriel Katopodis (San Martín). Y junto a ellos Fernando Gray, titular del partido de Esteban Echeverría y presidente del PJ bonaerense, a quien muchos le atribuyen el mérito de "haberse puesto al hombro" para la coordinación de este pronunciamiento en defensa de cientos de miles de usuarios residenciales y empresarios perjudicados. Incluso logró sumar a intendentes del interior bonaerense como Gustavo Barrera, jefe comunal de Villa Gesell.
 
El Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la Solidaridad (CEPIS) armó una exposición de las principales variables que acompañarán la presentación que se haga hoy ante los tribunales. Los puntos centrales se describen a continuación.
 
 
Aumentos
  
La suba tarifaria promedio de Edenor y Edesur, entre diciembre de 2015 y el actual mes de febrero (con el aumento que rige desde el viernes 1º) alcanza, en el "cargo variable" (según la energía consumida) a 5864 por ciento para un hogar de familia tipo que consume en torno a los 350 kwh mensuales. Ello resulta de comparar el precio por kwh de 4,25 centavos en diciembre de 2015, y el de 2,71 pesos que le cobrarán a partir de este mes. Es decir, que el precio del consumo eléctrico se multiplicó por 64 en 38 meses.  
 
El que CEPIS define como un hogar de familia tipo electrointensivo (típicamente, el que no tiene acceso a la red de gas y por tanto, utiliza cocina y estufa eléctrica), con un consumo en torno a los 700 kwh, habrá visto aumentado el valor por kwh en 2956,5 por ciento, pero el del cargo fijo en casi 6200 por ciento (pagaba 13,40 pesos en diciembre de 2015, y ahora pasó a pagar 844,70 pesos, independientemente de cuanto consuma).
 
El tercer ejemplo que hoy tendrá la Justicia a la vista es el de una pyme, con un consumo medio estimado en 3000 kwh mensuales. En su caso, el cargo variable, que de 15,6 centavos pasó a costarle 4,33 pesos por kwh, habrá aumentado en ese período un 2673 por ciento.
 
Si uno comparara estos aumentos con la evolución de los ingresos de la población (el CEPIS lo hace), se encontraría con que la remuneración promedio de los trabajadores registrados (Ripte) creció hasta diciembre de 2018 un 118 por ciento, variación similar a la de la Asignación Universal por Hijo (117 por ciento) y el haber jubilatorio (116 por ciento). Por detrás quedó el salario mínimo vital, que se elevó 102 por ciento en el mismo período.
 
 
Cortes y consumo
  
El principal argumento que esgrimió Juan José Aranguren en febrero de 2016, cuando era ministro de Energía, para fundamentar  la declaración de la Emergencia Energética, era una evaluación de la "mala calidad del servicio", a lo que le adjudicaba la responsabilidad por un elevado nivel de cortes del suministro.
 
El informe estadístico que aportó el CEPIS para acompañar la acción de amparo que hoy se presentará exhibe que en diciembre de 2016, el promedio diario de usuarios con cortes de luz, sumados los de Edenor y Edesur, alcanzaba a 83.093 clientes.
 
Al comparar esa cifra con la de diciembre de 2018, se verifica que la cantidad de cortes no cayó, sino que creció a 132.254 clientes, con una significativa variación del 59 por ciento. Incluso si se cierra el seguimiento únicamente a los días con temperaturas máximas en un rango de 28 a 31 grados para los mismos meses, la cantidad de usuarios afectados en 2018 resulta también superior a la de 2016, prácticamente en la misma proporción: 58 por ciento.
 
Tampoco se podrá atribuir la mayor cantidad de cortes al aumento de exigencias de un consumo creciente. Las cifras que expondrá el CEPIS indican que, entre los períodos comparados, "la demanda de suministro total registrada por la distribuidora Edenor cayó en el sector residencial un 18 por ciento, mientras que la caída registrada por Edesur ha sido del 19 por ciento".
 
 
Resultados empresarios
 
El otro capítulo del análisis fáctico del CEPIS sobre la evolución del sector eléctrico en estos tres años es el referido a los resultados para las empresas. Aquí, el análisis se extiende a los tres segmentos del negocio o del servicio: distribución, transporte y generación.
 
Comparando los resultados informados por las propias empresas, se verifica en la comparación entre 2015 y 2018 que Edenor registró un incremento en sus ingresos por servicios (ventas) del orden del 1118 por ciento, mientras que Edesur obtuvo una mejora del 821 por ciento en el mismo período de tres años.
 
A su vez, el incremento de sus resultados operativos (ganancias por ventas menos costos de producción) fue del 223 por ciento para Edenor y 215 por ciento para Edesur.
 
En el caso de la concesionaria de transmisión eléctrica de alta tensión, Transener, obtuvo un aumento en sus ingresos por servicio del 290 por ciento, y en sus resultados operativos del orden del 1250 por ciento (multiplicó sus ganancias por 13,5).
 
En el segmento de generación, los números señalan para Pampa Energía un incremento en sus ingresos del 554 por ciento, y en los de Central Puerto, del 206 por ciento. A su vez, el incremento de los resultados operativos fue del 836 por ciento para Pampa Energía y del 1230 por ciento para Central Puerto.
 
Por si quedaran dudas con respecto a si esas variaciones reflejan, o no, el grado en que se favorecieron las empresas, vale mencionar cómo calificó esa misma evolución "el mercado": la acción de Edenor multiplicó por 9 su valor en esos tres años, la de Pampa Energía lo hizo por 13 y la Transener, por 10.
 
 
Pobreza energética
 
Los cuatro ejes en los que el núcleo de intendentes, y las organizaciones sociales y empresarias asentarán su acción de amparo serán la falta de razonabilidad de los aumentos, la discrepancia extrema entre los aumentos de ingresos de la población y la tarifa, el incumplimiento de la premisa de mejora del servicio a partir de la cual se dio inicio al proceso de aumentos (Emergencia Energética) y, por último, el resultado en favor de las empresas que demuestra que, en vez de volcarse en inversiones, los mayores ingresos se desviaron a mejorar los beneficios y el valor patrimonial de las prestadoras de los tres segmentos del sistema eléctrico.
 
En un amparo presentado en el año 2016 contra el aumento del gas de abril de ese año, el CEPIS logró llegar hasta la Corte Suprema que se pronunció, en agosto de 2016 declarando la nulidad de aquel primer tarifazo.
 
Allí la Corte se pronunció en favor de la "razonabilidad" de los aumentos y la necesidad de que fueran graduales, aunque no precisó criterios. Según explicó Lovelli a este diario, en la acción de amparo que se presentará hoy se apuntará a "la falta de razonabilidad de estos aumentos, demostrada en la evolución de las tarifas durante estos tres años", que significó para muchas empresas y muchas familias perder la posibilidad de acceso a un servicio esencial.
 
"La aplicación de estos cuadros tarifarios fabrica un nuevo tipo de pobreza, inédita en cuanto a su magnitud para nuestro país al inicio del trienio analizado: la pobreza energética", señaló el titular del CEPIS.
 
Esto es, cuando la proporción de ingresos que una familia debe destinar a servicios esenciales, excede cierto límite que ya lo obliga a privarse de cubrir otras necesidades. El escrito que se presentará hoy solicita que "se haga lugar a la acción de amparo, dictando sentencia declarando la inconstitucionalidad de la Resolución 366/18 de la Secretaría de Energía y Resoluciones 24, 25, 26 y 27/2019 del Ente Regulador de la Electricidad".
 
Más allá de especulaciones sobre la oportunidad política, la inédita actitud de los 30 intendentes bonaerenses refleja que hay una demanda muy genuina en contra de los tarifazos, de la que han decidido hacerse eco. Los argumentos, muy sólidos y completos, están volcados en el escrito que se presentará hoy. Mientras tanto, la voluntad de resistencia de los usuarios perjudicados se manifiesta en la calle, en la sucesión de ruidazos. Ambas manifestaciones parecen tender, ahora, a encontrarse.
 
Por Raúl Dellatorre
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
El peronismo se une para denunciar los vínculos de Macri con las empresas de energía
La vocación del Gobierno de Macri, de esperar que los resultados económicos moderadamente positivos impacten en el clima electoral, se choca con la sensación de que el Estado ha dejado de ser árbitro en favor de los ciudadanos, pero también de las empresas, chicas, medianas o grandes. Un informe de la UNDAV indica que entre 2015 y 2019 las tarifas eléctricas habrán aumentado 3.600%; las de gas, alrededor de 2.400%; los peajes, más de 1.100%, y el costo del boleto del transporte público, entre 300 y 600%. Entre 2015 y 2018 el salario promedio creció 117%, según el Ripte, o 129% si se toma en cuenta el indicador del SIPA, que mide el sector privado.
22-04-2019 / 10:04
Este sábado durante la madrugada la ex presidenta Cristina Fernández se aprestaba a viajar a Cuba en un avión de Copa Airlines para visitar a su hija Florencia. Unas horas antes había fallecido su madre, Ofelia Wilhelm, en La Plata después de tres meses de internación.
 
La ex Presidente vivió un momento de tensión en la cabina del avión que la trasladó a la isla caribeña -con escala en Panamá- con un productor ganadero que, según cuentan testigos del hecho, comenzó a increparla y fotografiarla a metros de su asiento.
 
El productor que agredió a Cristina en el avión de Copa es nada menos que David Lacroze Ayerza. Se trata de un histórico dirigente de la Sociedad Rural (SRA) muy cercano al Presidente Mauricio Macri.
 
Cabe mencionar que Lacroze fue presidente de la Junta Nacional de Granos durante la última dictadura militar, acaba de cumplir 78 años y es padre de Lucrecia Lacroze, esposa del titular de Anses, el macrista Emilio Basavilbaso, con quien tiene cuatro hijas.
 
En La Rural hay un fuerte malestar con Lacroze y ya están evaluando iniciar acciones en su contra. El grupo de ex presidentes -encabezados por Luciano Miguens y Hugo Biolcati- son algunos de los que quieren desafectarlo de la entidad.
 
"No respetó la investidura presidencial y le faltó el respeto a una mujer que está atravesando un proceso de duelo por la muerte de su madre. Esto tendrá consecuencias", confesó un alto directivo de La Rural embroncado por el hecho.


Un dato no menor es que, al parecer, no es la primera vez que Lacroze tiene un altercado de este tipo con mujeres. Según supo este medio, los malos tratos a las mujeres son una característica habitual en su personalidad. No respeta a una mujer, no respetan el luto, no respeta nada. Un verdadero machirulo cobarde.

La Opinión Popular

 

22-04-2019 / 10:04
El "plan alivio", el brusco giro populista del Gobierno de Mauricio Macri, es el manotazo de ahogado hacia las elecciones de los responsables de la debacle económica neoliberal. Según el diccionario, la palabra alivio significa disminución de una carga, una pena, un sufrimiento o un dolor. Cuando eligen utilizar esa definición, los macristas realizan una confesión: hace más de tres años que generan padecimientos inauditos a las grandes mayorías populares y ahora, tres meses antes de las elecciones, quieren "aliviar" la situación.
 
"Precios cuidados" que no se sabe bien quién los va a cuidar, un "pacto de caballeros" para congelar los costos, donde falta algo elemental: los caballeros. Presuntas rebajas en toneladas de carne que, divididas por la población, implican apenas 100 gramos para cada uno; propuestas de nuevos créditos para endeudar más a los que ya están endeudados y con ingresos que hacen imposible pagar nuevas cuotas; suspensión de los nuevos aumentos de tarifas cuando ya las pusieron por las nubes.
 
Sin embargo, el problema de base es que este tipo de programas suele no cumplirse. El Precios Cuidados que mantuvo vigencia durante la gestión Macri es, en ese sentido, un mal antecedente para los "Precios Esenciales" que están por debutar en las góndolas.
 
En los distintos supermercados de la Ciudad de Buenos Aires sólo se encuentran el 38 por ciento de los alimentos con Precios Cuidados, según un relevamiento realizado por iProfesional. En cuanto al 62% que no está, el producto no puede encontrarse o tiene su espacio en la góndola con el cartel y el precio, pero está desabastecido.
 
Este manotazo de ahogado, impulsado por las encuestas que muestran que la imagen de Macri está por el suelo, evidencia no sólo la quiebra económica, sino y sobre todo la quiebra política e ideológica del macrismo, porque estas medidas niegan todo el relato que Cambiemos venía repitiendo como un mantra desde que llegaron al Gobierno.
 
Que la libertad total del mercado, que la apertura de la economía, que el cese de los subsidios a los servicios públicos, que la lluvia de inversiones, que la inflación contenida por arte de magia, que el FMI como sociedad de beneficencia que venía a ayudarnos por pura solidaridad, que el modelo del emprendedor exitoso, que "si te quedás desocupado, ponete una cervecería artesanal" y boberías por el estilo.
 
Para ellos, ésta quiebra es tan sólo la derrota de un proyecto político, el fracaso de una aventura, una travesura de niños ricos ineptos que quisieron jugar a la política y después volverán a sus empresas, a sus barrios privados o se irán a hacer algún posgrado en una universidad del extranjero donde explicarán que este país es irreformable y que no es apto para sus grandes ideas. Para ellos es una aventura; pero para las mayorías populares implica la quiebra personal, la pérdida de una generación, la ruina de un país.

La Opinión Popular

21-04-2019 / 11:04
El Viernes Santo es un día de reflexión para los católicos. La Pasión de Jesús es revivida por todos los católicos en esta época del año y el presbítero Guillermo Marcó, exvocero del cardenal Jorge Bergoglio, aprovechó una entrevista radial para destrozar las políticas neoliberales del presidente Mauricio Macri y vaticinar que "los católicos" no lo volverán a votar.
 
"Macri me desilusionó. Hay responsabilidad de Marcos Peña y de Durán Barba, quienes crearon falsas ilusiones. La gente creyó el relato de que se salía fácil de la crisis. Cuando venden espejitos de colores la gente se desilusiona el doble", criticó quien estuvo junto al actual Papa durante ocho años.
 
En el programa En la trinchera, por Led.fm, Marcó fue muy tajante con respeto al voto de los católicos en las próximas elecciones: "El gran desacierto de este Gobierno es gobernar con encuestas, que no se puede. Lo hablé personalmente con Durán Barba. 'Con el aborto te equivocaste, la gente católica no te va a votar', le dije".
 
"Es un caso único. Un Gobierno que tomó la decisión de apalear a sus propios votantes, la clase media -apuntó-. Porque la pobreza siempre tiene algún recurso para ser paliada, por ejemplo tarifas especiales. Y han tenido soberbia", aseguró.
 
Para cerrar, Marcó expresó que "la vida nos está triturando un poco" y sugirió "no quedarnos con lo triste de lo que nos pasa y usar la espiritualidad para sobrellevar las crisis, más allá de lo que nos toque vivir".
 
La Opinión Popular
 

21-04-2019 / 10:04
Desde hace muchos meses, una pregunta terrible está instalada en los sectores de poder de la Argentina. Dado que la situación financiera es tan precaria y frágil, ¿qué pasaría el día en que se difundiera una encuesta en la que Cristina superara por una diferencia sensible a Mauricio Macri?
 
El diagnóstico dominante sostenía que solo ese dato produciría una nueva corrida cambiaria por la habitual tendencia de los inversores a refugiarse en el dólar o a fugar divisas ante cualquier hecho que los angustiara. Ese día llegó.
 
El miércoles por la tarde se conoció un trabajo de la encuestadora oficial Isonomía, según el cual Cristina vencería a Macri en un ballotage por una diferencia de 9 puntos. Inmediatamente, las acciones argentinas cayeron violentamente. El riesgo país trepó hacia un nuevo record. La semana que comienza mañana será clave para conocer los efectos de esa encuesta sobre el tipo de cambio, con todo lo que eso significa.
 
La encuesta de Isonomía fue el último elemento de una tormenta más que enfrenta estos días el gobierno de Macri. Otro número marcó fuertemente la semana corta: el 4,7 por ciento de inflación que hubo en el mes de marzo. El Presidente había dicho en febrero que la inflación estaba bajando. No ha ocurrido eso.
 
Ahora dijo que estamos en "un pico", lo que sugiere una vez más que el futuro mejorara las condiciones. Lo ha prometido tantas veces que, naturalmente, cada uno de esos augurios genera más escepticismo.
 
En el medio, el Gobierno articuló un plan de contención de precios que es muy difícil de entender. Abarca solo a 60 productos. A la mayoría de ellos se les aplica un fuerte aumento previo.
 
Si sale bien, la magnitud del alivio será muy pequeña. Pero, además, puede generar remarcaciones en los productos que no están dentro de la nómina y un fuerte desabastecimiento de los que mantengan precios relativamente bajos.
 
En este contexto, tiene sentido que las encuestas empiecen a reflejar, cada vez con mayor consenso, que Macri perderá las elecciones.
 
Dirigentes del más alto nivel -desde ministros hasta integrantes de la mesa chica, desde gobernadores hasta interlocutores habituales del Presidente- han empezado a presionar para que Mauricio Macri revise su decisión de presentarse en las inminentes elecciones presidenciales.
 
El principal enemigo de esta alternativa no es solo la testarudez de Macri, que existe, sino una cuestión de índole psicológica: su equipo se aferra a una cosmovisión que, como mínimo, se ha resquebrajado.
 

20-04-2019 / 09:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar