La Opinión Popular
                  21:14  |  Lunes 22 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Podrás perder mil batallas, pero solamente al perder la risa habrás conocido la auténtica derrota”. Ho Chi Minh
Recomendar Imprimir
Nacionales - 03-02-2019 / 11:02
EL DNU DE MACRI ES EL PASO PREVIO A LA PRIVATIZACIÓN DE LOS CLUBES

Deporticidio macrista

Deporticidio macrista
El mundo del deporte reaccionó con contundencia contra el decreto de Macri que rebaja la Secretaría a una Agencia abierta a los negocios privados. El cambio incluye la posibilidad de que la actual infraestructura, comprendido el emblemático Cenard, sea entregada al mercado.
El gobierno nacional, a través de los CEO a cargo de la cuestionada Agencia del Deporte Nacional, intenta arremeter contra toda la comunidad deportiva, y por el atajo de un Decreto de Necesidad y Urgencia busca garantizar oscuros negocios inmobiliarios y el arancelamiento del deporte, todo ello sin contemplar los procesos de auditoría y control.
 
De esta forma, el gobierno de Mauricio Macri arremete contra el Congreso de la Nación, y pretende, mediante una ficticia situación de necesidad y urgencia, imponer la eliminación de la Confederación Argentina de Deportes como entidad superior del deporte argentino (que se le ha reconoce desde el año 1927).
 
Mediante esta repudiable medida se intenta disciplinar a la comunidad deportiva, dejando a los clubes de barrio, asociaciones y federaciones fuera del sistema nacional, abortando cualquier tipo de representación institucional, democrática y plural. Sin lugar a dudas, asistimos a una acción desesperada por acallar las voces críticas del conjunto de deportistas y dirigentes, y así se pretende cercenar el legítimo derecho a la participación de quienes han asumido un rol activo en defensa del deporte y sus instituciones.
 
Esto revela una gravedad institucional inusitada, en cuanto a la crisis que se ha provocado en el deporte desde las estructuras de gobierno que, mediante decisiones arbitrarias han apostado a una continua e ininterrumpida degradación del deporte.
 
Sin lugar a dudas cuando hablamos de degradación, estamos refiriendo a responsabilidades funcionales, desde Mac Allister hasta Diógenes de Urquiza, sólo de esta manera puede explicarse que, en tres años, se haya hecho un recorte del 62 por ciento de los recursos presupuestados, pasando de destinarse 1.300 millones de pesos en 2018 a 900 millones en 2019, sumado a ello una inflación del 50 por ciento, incluyendo la pérdida de autarquía financiera del Enard.
 
Claramente estos números ocasionaron la pauperización del sistema de becas, la nula e inexistente inversión en infraestructura deportiva, los incesantes aumentos de tarifa, a lo que debemos sumar el incumplimiento de las obligaciones legales, como por ejemplo de las que surgen de la Ley de Deportes N°20.655 (modificada por Ley 27.202), y de la ley de creación del Ente Nacional de Desarrollo Deportivo (Enaded) y la Asignación Universal por Hijo en el Deporte.
 
Por ello, la creación de la Agencia de Deporte Nacional, no ha sido un hecho más, es parte de una acción planificada, que en principio ha puesto en crisis el sistema institucional del deporte, en todos sus estamentos, y para luego plantear una solución mágica e inmediata.
 
Ante ello, como nunca la comunidad deportiva se ha expedido, y ha dicho ¡¡¡BASTA!!!, ya no estamos dispuestos a tolerar viejas prácticas en la gestión de los recursos públicos, debemos recrear nuevas herramientas, más transparentes, establecer nuevos escenarios donde se escuchen a los actores centrales (deportistas, técnicos, dirigentes), en pie de igualdad, y por supuesto con el compromiso que estructure un mayor control legal  y social.
 
Por Rodolfo Paverini
Presidente de la Confederación Argentina de Deportes (CAD).

 
Deportivo Negocios
 
El deporte tiene una formidable capacidad de exponer con contundencia las calamidades que se hacen en su nombre. El DNU 92 que firmó el presidente Mauricio Macri para rebajar la Secretaría del área a la condición de Agencia disparó comentarios negativos de atletas, entrenadores, dirigentes y ex deportistas.
 
Apenas una minoría apoyó la medida que, además de degradar al organismo, abrirá la puerta para que la infraestructura en manos del Estado sea entregada al mercado. Los esfuerzos para tranquilizar a las voces críticas del funcionario Diógenes de Urquiza Anchorena -ex secretario de Deporte y ahora director subalterno- fueron en vano. "No se venderá ningún inmueble" dijo, pero casi nadie le creyó.
 
Urquiza Anchorena aclaró que cualquier venta le compete a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE). Su titular, Ramón María Lanús, considera que "el mejor fin social es la subasta para generar un desarrollo inmobiliario" cuando habla de ciertos bienes a su cargo. En el caso del patrimonio deportivo la mira está puesta en el Centro Nacional de Alto Rendimiento (Cenard) un lugar emblemático de 11,5 hectáreas en el barrio de Núñez. El artículo 9, inciso 9 del decreto le permitirá a la flamante Agencia intervenir en cuestiones" relacionadas con bienes inmuebles".
 
Parece un umbral para el remate de poco más de 800 hectáreas de instalaciones deportivas y recreativas que podrían subastarse si aparecieran compradores.
 
En los considerandos del DNU se establece una condición para su firma que es "la urgencia en la adopción de la presente medida". De lo contrario, sería "imposible seguir los trámites ordinarios previstos por la constitución nacional para la sanción de las leyes".
 
La urgencia invocada fue tema de conversación en reuniones del Comité Olímpico Argentino (COA) cuyo presidente, el empresario Gerardo Werthein, es uno de los beneficiarios con la subasta de tierras fiscales de dominio privado. Las del Tiro Federal ubicado enfrente del estadio Monumental de River fueron adquiridas por el fideicomiso financiero Buenos Aires Landmark. Sus dueños son los grupos Werthein y Sielecki, que pagaron por ocho hectáreas 5600 millones de pesos, unos 147 millones de dólares al cambio actual. Ahí podrán levantar cinco edificios de hasta cien metros.
 
Este antecedente comercial del más alto dirigente olímpico del país precedió en un par de meses al DNU de Macri. Un hecho es inseparable del otro. Son dos piezas de un mismo mecano. El ambiente deportivo tomó nota y apenas se conocieron los posibles efectos del decreto presidencial, surgieron múltiples cuestionamientos. Incluso, desde adentro del propio COA.
 
Marcelo Achile es miembro del Comité Olímpico en representación de la AFA y presidente del club Defensores de Belgrano. Le dijo a PáginaI12 que el DNU "es impresentable por la actitud del gobierno, ya que sus argumentos para firmarlo no se compadecen con la manera en que acotó el presupuesto del deporte. Es una puesta en escena que encubre otro tipo de cuestiones que quieren imponer. Se dice que una Agencia es superadora de la Secretaría. ¡Al contrario! Denigra al deporte que el estado debería garantizar, tanto en lo referido al deporte social como al de alto rendimiento. Este es un paso atrás, al revés de lo que se pretende hacer creer. No hay ninguna necesidad y urgencia que justifique el DNU".
 
Otra voz crítica de la dirigencia deportiva es la de Domingo Robles, presidente del club de básquetbol Peñarol de Mar del Plata, cinco veces campeón de la Liga Nacional. En defensa de una asociación civil como la que lidera, declaró en el sitio 0223 de su ciudad: "Habría que estudiar bien este decreto pero parece ser que se presta para muchas cosas, podría enumerar montones".
 
El directivo también recordó un antecedente del presidente de la Nación que se vincula con sus iniciativas para el deporte: "Hay una hipocresía muy grande... en el Boca de Macri, si bien no lo hizo sociedad anónima, creó de forma encubierta algo que era un fondo de inversión donde algunos tipos ponían plata en los pies de los jugadores. Esto es lo mismo...".
 
El DNU ya fue denunciado en la Justicia. El presidente de la Confederación Argentina de Deportes (CAD), Rodolfo Paverini, informó que "nos presentamos ante el juzgado federal número 6 a cargo del doctor Canicoba Corral donde ampliamos la denuncia que habíamos hecho y ahora vamos contra el presidente Macri por la firma del DNU". El titular de la CAD cree que además "se apunta a un plan sistemático para hacer desaparecer a los clubes de barrio por el incalculable valor que tienen las propiedades sobre las que se asientan".
 
Los cuestionamientos al decreto también surgieron desde la dirigencia política, a menudo relacionada con las instituciones deportivas. Los diputados nacionales del FpV Daniel Filmus y Julio Solanas presentaron un proyecto de ley para que se derogue. También hicieron lo mismo la diputada peronista Silvina Franay Luis Contigiani, legislador del Frente Progresista de Santa Fe.
 
Entre los deportistas, dos de los primeros que tomaron distancia del DNU fueron el campeón olímpico de hockey, Facundo Callioni y un referente histórico del voleibol, Marcos Milinkovic, hoy ya retirado. Ambos cruzaron en twitter -una red social que cada vez más usan los deportistas- a Noel Barrionuevo, la ex capitana de las Leonas, quien se pronunció a favor del decreto tomando una frase de la cuenta que usa la flamante Agencia de Deporte Nacional (ADN) y que una minoría de atletas replicó: "La creación de la Agencia es positiva para el deporte y un salto de calidad para los deportistas". Callioni con ironía respondió: "Que suerte. Y yo que pensaba que era porque el estado quería poner menos guita en el deporte y rematar el Cenard y el Romero Brest para hacer unas torres".
 
Milinkovic comentó: "El Enard podía pagar en tiempo y forma y le sacaron la autonomía financiera. Para ser eficientes no se necesita una Agencia,se necesita compromiso.Los deportistas debemos dejar los intereses de lado y defender espacios como el Cenard para que siga creciendo el deporte argentino". 
 
Al día siguiente de su mensaje, Barrionuevo declaró en una entrevista concedida a La Nación en qué ámbito había surgido la idea de defender la creación de un organismo que reemplazara a la Secretaría: "La semana pasada nos reunimos con deportistas en el Cenard para charlar junto con Diógenes de Urquiza y el staff. Ahí, el secretario de Deporte nos contó acerca de la creación de esta Agencia: la idea es tener más autonomía y poder brindarle al deportista más posibilidades y respuestas rápidas que antes nunca llegaban".
 
Martín Vassallo Argüello, ex tenista, entrenador y hoy dirigente le dijo a este diario sobre el DNU: "Lo importante es analizar el fondo y quienes estamos vinculados al deporte de distintas maneras creemos que tiene un destino indefectible de ministerio. Tarde o temprano tendrá ese destino para que ese sueño sea posible. Más allá del DNU o de la mudanza del Cenard con los que no coincido, la cuestión más importante es dar una batalla cultural para hacerle entender a los gobernantes cuál es el rol que debe ocupar el deporte en la sociedad. Si ahora se toman decisiones que alejan al deporte de ese destino, por supuesto que estoy en desacuerdo".
 
Luciana Mendoza, integrante de la selección argentina de hándbol también se pronunció en contra del objetivo que De Urquiza Anchorena y Werthein le tienen reservado al Centro de Alto Rendimiento: "Uno de los lugares más sagrados para el deportista argentino, nuestra casa, nuestro lugar, el Cenard, no puede desaparecer. Con el deporte no".
 
Martín Sharples, el atleta militante de tantas maratones, el mismo que perdió su pierna izquierda en un accidente de moto y siguió jugando al rugby con una prótesis, opinó: "Se viene un negocio inmobiliario seguro. Salieron con la mudanza del Cenard al sur para vender el que está en Núñez y hacer todo un combo en esa zona, que es una de las más caras de Buenos Aires. Muy pocos deportistas salieron a criticar la medida del DNU, es más, algunos están apoyándola, es una vergüenza".
 
Por Gustavo Veiga
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
22-04-2019 / 10:04
Este sábado durante la madrugada la ex presidenta Cristina Fernández se aprestaba a viajar a Cuba en un avión de Copa Airlines para visitar a su hija Florencia. Unas horas antes había fallecido su madre, Ofelia Wilhelm, en La Plata después de tres meses de internación.
 
La ex Presidente vivió un momento de tensión en la cabina del avión que la trasladó a la isla caribeña -con escala en Panamá- con un productor ganadero que, según cuentan testigos del hecho, comenzó a increparla y fotografiarla a metros de su asiento.
 
El productor que agredió a Cristina en el avión de Copa es nada menos que David Lacroze Ayerza. Se trata de un histórico dirigente de la Sociedad Rural (SRA) muy cercano al Presidente Mauricio Macri.
 
Cabe mencionar que Lacroze fue presidente de la Junta Nacional de Granos durante la última dictadura militar, acaba de cumplir 78 años y es padre de Lucrecia Lacroze, esposa del titular de Anses, el macrista Emilio Basavilbaso, con quien tiene cuatro hijas.
 
En La Rural hay un fuerte malestar con Lacroze y ya están evaluando iniciar acciones en su contra. El grupo de ex presidentes -encabezados por Luciano Miguens y Hugo Biolcati- son algunos de los que quieren desafectarlo de la entidad.
 
"No respetó la investidura presidencial y le faltó el respeto a una mujer que está atravesando un proceso de duelo por la muerte de su madre. Esto tendrá consecuencias", confesó un alto directivo de La Rural embroncado por el hecho.


Un dato no menor es que, al parecer, no es la primera vez que Lacroze tiene un altercado de este tipo con mujeres. Según supo este medio, los malos tratos a las mujeres son una característica habitual en su personalidad. No respeta a una mujer, no respetan el luto, no respeta nada. Un verdadero machirulo cobarde.

La Opinión Popular

 

22-04-2019 / 10:04
El "plan alivio", el brusco giro populista del Gobierno de Mauricio Macri, es el manotazo de ahogado hacia las elecciones de los responsables de la debacle económica neoliberal. Según el diccionario, la palabra alivio significa disminución de una carga, una pena, un sufrimiento o un dolor. Cuando eligen utilizar esa definición, los macristas realizan una confesión: hace más de tres años que generan padecimientos inauditos a las grandes mayorías populares y ahora, tres meses antes de las elecciones, quieren "aliviar" la situación.
 
"Precios cuidados" que no se sabe bien quién los va a cuidar, un "pacto de caballeros" para congelar los costos, donde falta algo elemental: los caballeros. Presuntas rebajas en toneladas de carne que, divididas por la población, implican apenas 100 gramos para cada uno; propuestas de nuevos créditos para endeudar más a los que ya están endeudados y con ingresos que hacen imposible pagar nuevas cuotas; suspensión de los nuevos aumentos de tarifas cuando ya las pusieron por las nubes.
 
Sin embargo, el problema de base es que este tipo de programas suele no cumplirse. El Precios Cuidados que mantuvo vigencia durante la gestión Macri es, en ese sentido, un mal antecedente para los "Precios Esenciales" que están por debutar en las góndolas.
 
En los distintos supermercados de la Ciudad de Buenos Aires sólo se encuentran el 38 por ciento de los alimentos con Precios Cuidados, según un relevamiento realizado por iProfesional. En cuanto al 62% que no está, el producto no puede encontrarse o tiene su espacio en la góndola con el cartel y el precio, pero está desabastecido.
 
Este manotazo de ahogado, impulsado por las encuestas que muestran que la imagen de Macri está por el suelo, evidencia no sólo la quiebra económica, sino y sobre todo la quiebra política e ideológica del macrismo, porque estas medidas niegan todo el relato que Cambiemos venía repitiendo como un mantra desde que llegaron al Gobierno.
 
Que la libertad total del mercado, que la apertura de la economía, que el cese de los subsidios a los servicios públicos, que la lluvia de inversiones, que la inflación contenida por arte de magia, que el FMI como sociedad de beneficencia que venía a ayudarnos por pura solidaridad, que el modelo del emprendedor exitoso, que "si te quedás desocupado, ponete una cervecería artesanal" y boberías por el estilo.
 
Para ellos, ésta quiebra es tan sólo la derrota de un proyecto político, el fracaso de una aventura, una travesura de niños ricos ineptos que quisieron jugar a la política y después volverán a sus empresas, a sus barrios privados o se irán a hacer algún posgrado en una universidad del extranjero donde explicarán que este país es irreformable y que no es apto para sus grandes ideas. Para ellos es una aventura; pero para las mayorías populares implica la quiebra personal, la pérdida de una generación, la ruina de un país.

La Opinión Popular

21-04-2019 / 11:04
El Viernes Santo es un día de reflexión para los católicos. La Pasión de Jesús es revivida por todos los católicos en esta época del año y el presbítero Guillermo Marcó, exvocero del cardenal Jorge Bergoglio, aprovechó una entrevista radial para destrozar las políticas neoliberales del presidente Mauricio Macri y vaticinar que "los católicos" no lo volverán a votar.
 
"Macri me desilusionó. Hay responsabilidad de Marcos Peña y de Durán Barba, quienes crearon falsas ilusiones. La gente creyó el relato de que se salía fácil de la crisis. Cuando venden espejitos de colores la gente se desilusiona el doble", criticó quien estuvo junto al actual Papa durante ocho años.
 
En el programa En la trinchera, por Led.fm, Marcó fue muy tajante con respeto al voto de los católicos en las próximas elecciones: "El gran desacierto de este Gobierno es gobernar con encuestas, que no se puede. Lo hablé personalmente con Durán Barba. 'Con el aborto te equivocaste, la gente católica no te va a votar', le dije".
 
"Es un caso único. Un Gobierno que tomó la decisión de apalear a sus propios votantes, la clase media -apuntó-. Porque la pobreza siempre tiene algún recurso para ser paliada, por ejemplo tarifas especiales. Y han tenido soberbia", aseguró.
 
Para cerrar, Marcó expresó que "la vida nos está triturando un poco" y sugirió "no quedarnos con lo triste de lo que nos pasa y usar la espiritualidad para sobrellevar las crisis, más allá de lo que nos toque vivir".
 
La Opinión Popular
 

21-04-2019 / 10:04
Desde hace muchos meses, una pregunta terrible está instalada en los sectores de poder de la Argentina. Dado que la situación financiera es tan precaria y frágil, ¿qué pasaría el día en que se difundiera una encuesta en la que Cristina superara por una diferencia sensible a Mauricio Macri?
 
El diagnóstico dominante sostenía que solo ese dato produciría una nueva corrida cambiaria por la habitual tendencia de los inversores a refugiarse en el dólar o a fugar divisas ante cualquier hecho que los angustiara. Ese día llegó.
 
El miércoles por la tarde se conoció un trabajo de la encuestadora oficial Isonomía, según el cual Cristina vencería a Macri en un ballotage por una diferencia de 9 puntos. Inmediatamente, las acciones argentinas cayeron violentamente. El riesgo país trepó hacia un nuevo record. La semana que comienza mañana será clave para conocer los efectos de esa encuesta sobre el tipo de cambio, con todo lo que eso significa.
 
La encuesta de Isonomía fue el último elemento de una tormenta más que enfrenta estos días el gobierno de Macri. Otro número marcó fuertemente la semana corta: el 4,7 por ciento de inflación que hubo en el mes de marzo. El Presidente había dicho en febrero que la inflación estaba bajando. No ha ocurrido eso.
 
Ahora dijo que estamos en "un pico", lo que sugiere una vez más que el futuro mejorara las condiciones. Lo ha prometido tantas veces que, naturalmente, cada uno de esos augurios genera más escepticismo.
 
En el medio, el Gobierno articuló un plan de contención de precios que es muy difícil de entender. Abarca solo a 60 productos. A la mayoría de ellos se les aplica un fuerte aumento previo.
 
Si sale bien, la magnitud del alivio será muy pequeña. Pero, además, puede generar remarcaciones en los productos que no están dentro de la nómina y un fuerte desabastecimiento de los que mantengan precios relativamente bajos.
 
En este contexto, tiene sentido que las encuestas empiecen a reflejar, cada vez con mayor consenso, que Macri perderá las elecciones.
 
Dirigentes del más alto nivel -desde ministros hasta integrantes de la mesa chica, desde gobernadores hasta interlocutores habituales del Presidente- han empezado a presionar para que Mauricio Macri revise su decisión de presentarse en las inminentes elecciones presidenciales.
 
El principal enemigo de esta alternativa no es solo la testarudez de Macri, que existe, sino una cuestión de índole psicológica: su equipo se aferra a una cosmovisión que, como mínimo, se ha resquebrajado.
 

20-04-2019 / 09:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar