La Opinión Popular
                  19:49  |  Lunes 19 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Los diarios inventan la mitad de lo que dicen. Y si a eso le sumamos que no dicen la mitad de lo que pasa resulta que los diarios no existen". Mafalda
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 29-01-2019 / 23:01
PANORAMA POLÍTICO PROVINCIAL

Se vienen semanas que pueden ser definitorias

Se vienen semanas que pueden ser definitorias
La apertura de sesiones ordinarias de la Legislatura entrerriana, se realizará el 15 de febrero. Este acto tendrá para el gobernador Gustavo Bordet una particularidad: hablará no con tono de despedida, sino con aspiraciones de continuidad. Iniciará formalmente el camino hacia la reelección. Ese plan de trabajo postula como eje prioritario reforzar los programas de contención social en la provincia, que abandonó el gobierno de Mauricio Macri, en segundo lugar el ordenamiento administrativo que hizo en las cuentas públicas luego de la pesada herencia de Sergio Urribarri y en un tercer plano la preponderancia en las obras, sobre todo las que están listas para cuando la campaña esté en su punto caramelo.
La apertura de sesiones ordinarias de la Legislatura entrerriana se realizará el 15 de febrero. Este acto tendrá para el gobernador Gustavo Bordet una particularidad: hablará no con tono de despedida, sino con aspiraciones de continuidad. Iniciará formalmente el camino hacia la reelección.
 
El núcleo del planteo que realizará el mandatario está, desde hace meses, muy presente en la cabeza y en la retina de los entrerrianos. Más allá de las formas y el tono que elija el Gobernador, los pilares de su discurso pueden anticiparse del Presupuesto 2019.
 
Ese plan de trabajo postula como eje prioritario reforzar los programas de contención social en la provincia, que abandonó el gobierno de Mauricio Macri, en segundo lugar el ordenamiento administrativo que hizo en las cuentas públicas luego de la pesada herencia de Sergio Urribarri y en un tercer plano la preponderancia en las obras, sobre todo las que estén listas para cuando la campaña llegue a punto caramelo.
 
En términos electorales, Bordet hablará en la Legislatura sin saber a qué rivales deberá enfrentar en pocos meses. La ventaja que le proporciona la indefinición, que Cambiemos se empeña en prolongar, es el segundo escenario ideal que imaginó el PJ de Entre Ríos. El primero era que la Alianza presentara dos candidatos. Aunque la opción de la ruptura nunca puede descartarse, no parece que ese vaya a ser el caso.
 
El Gobernador tiene más motivos para estar sereno antes de pronunciar su mensaje dentro de dos semanas. La interna de la oposición se produce en simultáneo a una decisión fuerte que tomó la Casa Rosada en un tema polémico: Macri prometió 1817 viviendas para los inundados y solo fueron construidas 14.
 
Por primera vez en tres años, el gobierno de Macri criticó con dureza al de la Provincia. Acusó a la Casa Gris de difundir información falsa en la cuestión de las viviendas para los inundados. La Provincia le había endilgado a la Nación la responsabilidad total en el tema.
 
Los cruces de compensaciones entre Nación y provincias, que se negociaron en el último Presupuesto nacional, son variados y no fueron del todo transparentados. Tanto Macri como Bordet se pronunciaron a favor de llevar a cero el déficit fiscal del país, pero no se pusieron de acuerdo sobre quién iba a pagar los costos del ajuste en un año electoral.
 
Pero, ni ese centro político que partió desde la Casa Rosada supo capitalizar al ciento por ciento Cambiemos provincial. Si la Alianza local estuviese más o menos firme -aún no está inscripta en la Justicia-, podría haberlo convertido en un punto desde el cual construir una estrategia opositora común, más allá de quién sea el candidato.
 
Finalmente, Bordet le bajó el tono a la polémica. "Quienes tenemos responsabilidad de gobierno (en mi caso como Gobernador) y los funcionarios del Gobierno nacional, tenemos que estar abocados a la emergencia y a resolver los problemas de la gente. Y no echarnos culpas", reclamó.
 
La Opinión Popular

Se vienen semanas que pueden ser definitorias

La gestión es lo de menos
  
Mauricio Macri comenzó el año 2019 resucitando el proyecto de Ley para bajar la edad de imputabilidad de los menores, siguió con la propuesta para expulsar extranjeros que delinquen, anunció la compra de pistolas Taser en la Nación -medida que luego fue acompañada por la Provincia de Buenos Ares y la Ciudad de Buenos Aires-.
 
De sus largas y reiteradas vacaciones, regresó Macri con la idea de una Reforma Laboral en contra de los trabajadores, pero oculta en los convenios paritarios; se firmó el DNU inconstitucional para la Extinción de Dominio y, por fin, puso sobre el tapete el 'Caso Venezuela' para agigantar la inacabada grieta entre macristas y cristinistas.

 
Meras argucias transitorias de la atención pública que ocultan otras desatenciones (con la inestimable ayuda del Grupo Clarín y La Nación), porque en realidad nunca dejaron de hacer campaña, olvidándose de la gestión.
 
Todos los temas elegidos por la Casa Rosada para imponer una agenda favorable fueron seleccionados para que no se hablara de economía, el enorme fracaso del Gobierno de Macri, sobre todo con indicadores que pasaron de malos a pésimos; y para polarizar con el panperonismo, pero en especial, con el cristinismo, lo que ha generado resultados positivos para el PRO en anteriores elecciones.
 
Imponer la agenda a los medios "amigos" es un logro, pero no asegura votos y no oculta la profundidad y dureza de la crisis económica. Y, para colmo, para votar, falta mucho tiempo. Demasiado, para una gestión empantanada en tantos fracasos económicos. Sin embargo, la noticia central que recorrió todo el mes fue el desdoblamiento de las elecciones bonaerenses.
 
Por eso las señales de la Casa Rosada que desinflan el proyecto para adelantar las elecciones en la provincia de Buenos Aires, abroquelada en su rechazo a que Mariú Vidal juegue su suerte en junio, desvinculada del proyecto de reelección del Presidente.
 

Anticipos de las internas políticas entrerrianas

Cuentan que cuando Vidal planteó el tema, Macri le habría respondido que hará "lo que ustedes me digan". Pero esa definición dio rápido paso a otra: "Háblenlo con Marcos". Marcos es Peña, el influyente jefe de Gabinete y dueño, junto al consultor Jaime Durán Barba, del diseño de la estrategia electoral de Cambiemos.
 
Peña es, justamente, quien rechazó el desdoblamiento por el que pujaban Vidal y la mayoría de los intendentes del macrismo porque considera que le resta potencia electoral al Presidente. A cambio, le darán a Vidal 19 mil millones de pesos por la actualización del Fondo del Conurbano.
 
Además, Peña logró imponer un acuerdo: Que los candidatos a gobernadores no se pueden presentar para cargos nacionales. El "cepo", firmado por los presidentes del PRO, la UCR y la Coalición Cívica, casi, casi tiene nombre y apellido.
 
La elección unificada colocará a Vidal frente a un escenario complicado en el que, quizás, su alta ponderación pública quede en un segundo plano. De cara a correr el riesgo que no se plebiscite su gestión sino la del gobierno nacional. Es el fantasma de la derrota que acecha a la Gobernación, prendida al salvavidas de plomo presidencial.
 
En la Casa Rosada también empiezan a tomar conciencia de las dificultades severas en Córdoba para ganar las elecciones. Pero a Macri no le disgusta la reelección de Juan Schiaretti. "Es así, él prefiere a Schiaretti, incluso por encima de los radicales", afirman.
 
Una derrota ahí no sería sorpresa, pero entonces hay que ganar Santa Fe y Entre Ríos, para compensar. "Y recién ahora empiezan a darse cuenta", narra un legislador nacional que suele transitar por los pasillos de Casa Rosada.
 
Con emisarios ante el establishment, repartidos entre Punta del Este y la Patagonia, ministros y asesores dedicaron sus respectivas escapadas de enero a convencer al círculo rojo que Macri no tiene el boleto picado y a exhibir encuestas, números y argumentos que apuntalan la hipótesis de su posible reelección.
 
Pero debieron responder una y otra vez la misma pregunta amarga, formulada por los mismos miembros de la élite que aplaudían un año atrás: "¿Vuelve el peronismo?". Así, con el empresariado dividido entre los hartos y los resignados, el Fondo Monetario sigue siendo el único sostén firme del macrismo.
 
Es la época de Gustavo Bordet

La efervescencia electoral es justicialista
 
A pesar del panorama de la relación actual del gobierno nacional con las provincias, en Entre Ríos la efervescencia electoral es, hasta ahora, justicialista. Las vacaciones no le impidieron al jefe del Ejecutivo mantenerse en línea para testear lo que marcaba el termómetro preelectoral local. Y tras su arribo, tuvo algún que otro encuentro con jefes departamentales de su partido.
 
¿Tuvo sentido correr el riesgo de adelantar las elecciones provinciales? Gustavo Bordet piensa que sí, porque quiere ganarle tiempo tanto a Sergio Urribarri -que no puede armar ni un rompecabezas- y a la oposición de la alianza Cambiemos -que no puede elegir un candidato a gobernador-.
 
El gobernador que busca la reelección en Entre Ríos sale todos los días a supervisar obras pequeñas que se agigantan en períodos eleccionarios. Los abrazos con la ciudadanía son más frecuentes, en tiempos en los que todo se potencia en las redes sociales.
 
Lo hace Bordet, también Adán Bahl, el vicegobernador, y hasta Sergio Urribarri, el tercero en discordia que todavía no avisó si luchará en las urnas por fuera o por dentro del PJ. La cercanía con la gente también es un atributo de los intendentes del PJ que, en las mismas redes, salieron a potenciar su cercanía con los vecinos y otras facetas personales.
 
El oficialismo provincial va cerrando una acurdo con los movimientos sociales, a través del PTP, Somos (de Victoria Donda) y el Movimiento Evita que presentaron En Marcha en Entre Ríos. 
El acto de lanzamiento contó con la presencia del Coordinador General de la Gobernación, Emiliano Gómez Tutau y de dirigentes de diversas extracciones políticas y sociales.

 
Otro de los políticos que también usan las redes para mostrarse con la gente es el referente de la Nueva Izquierda, Luis Meiners. En un acto realizado en su nuevo local, el MST-Nueva Izquierda lanzó formalmente la campaña electoral. Allí se develaron las pretensiones de la tercera fuerza en las últimas elecciones: el docente Meiners será el precandidato a gobernador y Nadia Burgos tratará de ingresar en la Cámara de Diputados de la provincia.
 
 Anticipos de las internas políticas entrerrianas

Paraná se anuncia
 
El PJ de Paraná va calentando motores. Ciertos trascendidos dicen que la semana que viene Adán Bahl lanzará oficialmente su candidatura a intendente. Por otro lado ya algunos dirigentes amagan con plantar candidaturas para ir ocupando los espacios del armado electoral.
 
El peronismo en la capital hoy juega sólo, ya que si bien nadie descarta una nueva candidatura de Sergio Varsico para la comuna, el estado de salud del intendente deja a Cambiemos fuera de cualquier accionar preelectoral.
 
 
Y siguen las firmas...
 
En Cambiemos, el diputado radical Atilio Benedetti, el intendente macrista de Basavilbaso, Gustavo Hein, y Pedro Galimberti, el radical que es actualmente intendente de Chajarí, también adoptan la misma estrategia. El objetivo es el mismo: ser los elegidos para competir por el principal cargo público de la provincia.
 
Una. Dos. Tres. Cuatro... Esas pueden ser las ocasiones que los entrerrianos deban recorrer para ir a las urnas. Una por la interna, otra la elección provincial, que será en junio; otra por las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) de agosto; la cuarta para las generales de octubre y la última si es que hay balotaje.
 
La carrera electoral cobra velocidad. Durante febrero quedará definido el candidato a vicegobernador de Bordet. No pasarán muchas semanas para que se sepa qué decidió el Gobernador sobre su compañero de fórmula y, como parte de la estrategia del oficialismo, quiénes serán los precandidatos que represente a la actual gestión en las elecciones internas.
 
Las fortalezas de los candidatos residen en las profundas debilidades de sus adversarios, más que en sus propios atributos o propuestas para seducir a los votantes. Esa será otra regla aplicable a Entre Ríos.
 
Dicen que es muy probable que Bordet quiera tener todo definido antes que finalice febrero, que en estos momentos tiene al peronismo no k y al cristinismo en pleno proceso de definiciones. Pretende que no se mezcle lo provincial con el desbarajuste de la escena política nacional, lo que puede resultar atinado por parte del titular del Ejecutivo.
 
 
Urribarri y la Cámara de Diputados
 
Otro tema que puede ganar centralidad en la agenda política provincial y definirse en las dos semanas próximas es si la interna del PJ le saca la Presidencia de la Cámara Baja a Sergio Urribarri, en la lógica que los diputados alineados con Bordet son los suficientes como para ocupar la titularidad de la cámara.
 
Las miradas sobre el tema en el oficialismo pueden resumirse a dos. Por un lado, están quienes quieren ir por todo y desplazar del la Presidencia de la Cámara a Urribarri para descapitalizar su armado electoral y rebajarlo políticamente.
 
Pero otros, más mesurados, entienden que una pelea de este tenor será cruenta y vinculará a Bordet con un objetivo secundario como el fratricidio peronista que desatara esa lucha (que políticamente hasta puede beneficiar al armado de Urribarri) y lo alejará de lo que consideran que tienen que hacer, realizar la plancha sin sobresaltos porque es el candidato con mejor imagen e ir por los votantes indecisos o volátiles que pueda sumar.
 
Se vienen semanas que pueden ser definitorias

¿Qué hace Jorge Busti?
 
Había amplia expectativa entre los dirigentes del espacio oficialista por lo que pudiese decidir Bordet con relación a posibles aliados en las elecciones provinciales.
 
Jorge Busti era uno de los referentes del massismo entrerriano, que cuando Sergio Massa ingresó en un cono de sombra, tras las elecciones de 2017, supo abastecerse sólo con su potencial entrerriano y, de paso, afinar su relación con el bordetismo.
 
Cuando Busti participó del armado del Frente Renovador, Massa soñaba con la Presidencia pero formando parte del abanico opositor al cristinismo, que ya tenía en Macri al principal candidato opositor.
 
Ahora todo es diferente: Macri buscará la reelección en un terreno muy adverso hasta ahora por los brutales problemas de la economía real, mientras que Massa intentará por todos los medios mostrarse criticando tanto a las políticas macristas como a las del período K.
 
La continuidad del Frente Entrerriano Federal parece ser prioritaria para el bordetismo. Por eso el jefe del Ejecutivo designó a una espada con bastante oficio para que negocien con los socios del frente oficialista provincial la continuidad del espacio de cara al proceso electoral que se aproxima.
 
 El peronismo entrerriano está listo para lanzar la campaña

Interna local de Cambiemos al rojo vivo
 
Los cierres de listas son propensos a histerias, negociaciones abiertas y finales sobre la hora. No será esta la excepción. En la Casa Rosada saben que la interna de Cambiemos en la provincia está al rojo vivo, pero no quieren tomar intervención directa.
 
"Ni para bajar a alguno, ni para subir a otro", dijo ahora una fuente macrista que se reunió con el jefe de Gabinete, Marcos Peña. "Si logramos ir con una lista única, sería ideal, y si no, a competir en primarias", dijeron cerca del Jefe de Gabinete.

 
El gobierno nacional tiene objetivos de máxima y de mínima. El de máxima es lograr la reelección de Macri. Y por eso no se quieren pelear con nadie, ni bajarle el cuadro a algunos protagonistas que después tienen que formar parte del "operativo reelección" nacional.
 
Se vienen semanas que pueden ser definitorias

Por lo pronto, como en ¿"Dónde está Wally?", en la interna del PRO se preguntan: "¿Dónde está Rogelio Frigerio?". Deberá reaparecer en algún momento si pretende tallar fuerte en la campaña. Si es que será postulante o el gran elector. Por las dudas, Atilio Benedetti está en las gateras.
 
Si los efectos de la crisis económica no hubiesen derivado en la fuerte caída que tuvo la imagen del presidente Macri el año pasado, probablemente Cambiemos no necesitaría ahora un frente tan consolidado como pretende. Reverdecer el espacio electoral anterior tiene, más que una motivación nostálgica, una fuerte necesidad política como producto de la dura coyuntura.

 
Si en Entre Ríos se hubiera decidido la unificación de las elecciones con las nacionales, la alianza Cambiemos se hubiera roto porque hay sectores del radicalismo, el GEN y algún otro espacio vinculado antes con el socialismo que dejarían de pertenecer por el simple hecho de ser opositores a Cambiemos a nivel nacional.
 
Incluso, ya hay algunos dirigentes del radicalismo nacional, mayormente reactivos desde el comienzo al acuerdo con el macrismo, que se identifican con Alternativa Federal atraídos por la figura de Roberto Lavagna.
 
Y con el panorama que presentan la mayoría de las encuestas, las chances electorales para el macrismo entrerriano demandarían un esfuerzo mucho mayor del ya previsto.
 
 El peronismo entrerriano está listo para lanzar la campaña

¿Y el Pato Urribarri?
 
La insistencia de Sergio Urribarri por mantener los fueros sigue chocando con el nulo margen de negociación que presenta hoy el bordetismo, que por estas horas estaría contemplando con más simpatía un escenario de mano a mano en primarias que legitime a Bordet en lugar de una negociación a cambio de algún destino legislativo nacional para el actual diputado.
 
En medio de la expectativa por la definición del calendario político local, se sabe que el impulso a la interna sigue siendo una fuerte apuesta del entorno bordetista, más allá del bajo posicionamiento que distintas encuestas le otorgan al posible candidato K entre los que conforman el menú de opciones a Gobernador.
 
Si el urricristinismo entrerriano finalmente llegara a un acuerdo con el bordetismo, ya no habrá la desventaja de la división peronista; pero sí el perjuicio de extender al oficialismo provincial toda la crítica que le formulan los sectores independientes al cristinismo más las causas de corrupción que carga sobre sus espalda Urribarri.
 
 El peronismo arranca la organización de la campaña en bastión radical

En el PJ apuntan al camino de la unidad
 
El secretario General de la Gobernación, Edgardo Kueider, sostuvo que: "El gobernador Gustavo Bordet estableció como principal objetivo la participación de todos los sectores para consolidar este proyecto provincial y colectivo que vertebra el peronismo pero que alberga muchas expresiones políticas también".
 
Aunque reiterativo, es válido el argumento de Kueider, uno de los políticos del elenco gobernante que más conoce a Bordet y que por el cargo estratégico que ha desempeñado con él en la actual administración, más el tiempo juntos en Concordia, corre con ventaja a la hora de prever estrategias pensando en los próximos cuatro años.
 
Sí son varios los que imaginan junto a Kueider un equipo de colaboradores con mayor rodaje político que el que necesitó en todo este tiempo Bordet, que por sus propias virtudes y su estilo de conducción no suele necesitar tantos pergaminos que acrediten solvencia entre los llamados a colaborar con él.
 
Semanas definitorias para el oficialismo provincial, que estudia estrategias mientras en el PJ buscan el camino que los lleve a la unidad que necesitan para competir asegurando el resultado.
 
Mientras tanto, Cambiemos mira desde afuera, más preocupado por tratar de entenderse a sí mismo en sus múltiples referentes, ideologías y pensamientos dispares, que en disputar el poder sin depender de una idílica división del justicialismo provincial.
 
La Opinión Popular
 

 

Agreganos como amigo a Facebook
18-08-2019 / 11:08
17-08-2019 / 18:08
17-08-2019 / 18:08
16-08-2019 / 11:08
15-08-2019 / 12:08
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar