La Opinión Popular
                  04:36  |  Martes 18 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“El carácter inevitable de la derrota solo desalienta a los cobardes”. Alejandro Dolina
Recomendar Imprimir
Internacionales - 04-01-2019 / 20:01
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 05/01/1968 SE INICIA UN CORTO PERÍODO DE DEMOCRATIZACIÓN POLÍTICA EN CHECOSLOVAQUIA

La Primavera de Praga: socialismo y democracia

La Primavera de Praga: socialismo y democracia
El 05 de enero de 1968, Alexander Dubcek, un sui generis dirigente del Partido Comunista de Checoslovaquia, impulsó en su país el sueño de un socialismo más abierto conocido como la Primavera de Praga, una efímera etapa aplastada sin piedad por los tanques soviéticos apenas ocho meses después, cuando el país fue invadido por la URSS y sus aliados del Pacto de Varsovia. En la imagen: Ciudadanos de Praga rodean los tanques soviéticos frente al edificio de la estación de radio checoslovaca en el centro de la ciudad durante el primer día de la invasión liderada por los soviéticos, el 21 de agosto de 1968.
El sueño de un "socialismo con rostro humano" fue aplastado por los tanques soviéticos 
 
Durante la época de la Guerra Fría, la Primavera de Praga fue un período de democratización política en Checoslovaquia, que duró desde el 05 de enero de 1968 hasta el 20 de agosto de ese mismo año, cuando el país fue invadido por la URSS y sus aliados del Pacto de Varsovia.
 
En enero de 1968, Alexander Dubcêk fue elegido primer mandatario de Checoslovaquia y puso en marcha medidas para la liberalización del régimen. Este movimiento buscaba modificar progresivamente aspectos totalitarios y burocráticos que el régimen soviético tenía en este país y avanzar hacia una forma de socialismo sin dictadura, legalizando la existencia de múltiples partidos políticos y sindicatos, promoviendo la libertad de prensa, de expresión, el derecho a huelga, etc. Dubcêk no pretendía acabar con el régimen comunista, pero sí suavizarlo.
 
Ante el temor de que cundiera el ejemplo dentro del bloque soviético, los países del Pacto de Varsovia organizaron un ejército de medio millón de hombres que invadió Checoslovaquia. La invasión produjo una masiva movilización popular en su contra, que se prolongó durante meses pero que fue incapaz de detenerla. En abril de 1969 Dubcêk fue depuesto y el régimen volvió a la ortodoxia comunista.
 
El bloque socialista aplastó el intento de evolución democrática de uno de sus miembros, imponiendo la disciplina soviética. Y el sueño de evolución de los comunistas checos bajo la dirección de Dubcek hacia un socialismo con rostro humano quedó roto, ahogado por la aplicación manu militari del concepto de soberanía limitada acuñado en Moscú.
 
Los incidentes sucedidos en la capital checa, fueron los primeros indicios de la crisis soviética que se concretaría varios años más tarde y acabarían con la desintegración del bloque de la URSS. Fue uno de los acontecimientos que marcaron la segunda mitad de siglo XX.
 
Por Carlos Morales

La Primavera de Praga: socialismo y democracia
 
Tropas soviéticas marchan por las calles del centro de Praga (Checoslovaquia), tras la ocupación en agosto de 1968. El contingente fue aumentando en los días siguientes a la ocupación hasta totalizar 750.000 soldados y 6.000 tanques.
 
La Primavera de Praga: socialismo y democracia
 
En la imagen, ciudadanos pasean junto a restos de las barricadas construidas en Praga para defender la ciudad de la ocupación soviética, el 28 de agosto de 1968.
 

Agreganos como amigo a Facebook
17-06-2019 / 18:06
El 18 de junio de 1986, a las seis de la mañana, los presos por terrorismo de las cárceles de San Juan de Lurigancho (presos comunes), en el Pabellón Azul de la isla penal de El Frontón (subversivos) y Santa Bárbara (mujeres), que poseían un control tácito al interior de los centros, se amotinaron en forma coordinada y tomaron como rehenes a los guardias de las cárceles y a tres periodistas.
 
Los amotinados en las tres cárceles presentaron un pliego único de 26 demandas, la mayoría relacionada a mejoras en las condiciones de vida de los prisioneros y la disolución del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), entidad encargada de las prisiones en el país. Alan García y los miembros de su gobierno fueron tomados desprevenidos por el incidente.
 
La iglesia Católica peruana en el documento publicado el 19 de junio de 1986 y titulado Masacre de los penales de Lima relata: "En la madrugada del 18, los detenidos de los penales de El Frontón, Lurigancho y Santa Bárbara, en Lima, se amotinan y toman rehenes. El consejo de ministros y el presidente Alan García deciden encargar al Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas la restauración del orden. En Santa Bárbara -cárcel de mujeres- interviene la Guardia Republicana. Las rehenes son liberadas. Hay dos reclusas muertas. 
 
En Lurigancho intervienen el Ejército y la Guardia Republicana. Al amanecer del 19 un rehén es liberado. Los ciento veinticuatro reclusos -según el informe oficial- son fusilados después de rendirse. En el Frontón, la operación se encomienda a la Marina, que bombardea el Pabellón Azul durante todo el día. Sobreviven treinta internos, que se rinden. Eran alrededor de doscientos detenidos. En todo el proceso se impide el acceso a las autoridades civiles: jueces, fiscales, directores de penales. Tampoco la prensa".
 
Fue el asesinato masivo más grande durante la lucha contrasubversiva en Perú.
 
La Opinión Popular



17-06-2019 / 18:06
17-06-2019 / 18:06
En 1952, Egipto estaba afectado por una aguda crisis a todos los niveles: corrupción, inoperancia de la Constitución, control absoluto por parte de los británicos y los franceses, miseria de la población, desprestigio de la figura del rey, etc.
 
El ejército también se encontraba convulsionado por la derrota frente a Israel en la Guerra árabe-israelí de 1948, y en su seno se había formado una sociedad secreta (creada en el año 1949) llamada Movimiento de Oficiales Libres.
 
Toda la crisis desembocó en el alzamiento de 1952. La dirección del movimiento corrió a cargo del ejército, liderados por el Comité de Oficiales Libres (donde pronto destacaría la figura de Nasser). Estos militares rápidamente entraron en contacto con partidos de izquierda y con otros grupos contrarios al régimen.
 
El movimiento revolucionario se desencadenó con el golpe militar del 22 de julio de 1952, que se impuso sin demasiada oposición. El 18 de junio de 1953, oficiales del Ejército -liderados por Gamal Abdel Nasser- derrocaron al rey Faruq y proclamaron la República de Egipto.
 
Con la llegada al poder, el Movimiento de los Oficiales Libres, hegemónico en el gobierno, comenzó a aplicar su programa, cada vez más vinculado a las ideas de Nasser, que defendía un régimen de unidad y dignificación a través del socialismo.
 
Los años 1955 y 1956 sirvieron para la consolidación del liderazgo de Nasser, que se convirtió en referente principal del nacionalismo árabe o panarabismo, de orientación socialista y populista; y en una prestigiosa figura a nivel internacional, junto al yugoslavo Josip Broz "Titoy el indio Sri Pandit Jawaharlal Nehru, del Movimiento de Países No Alineados ni con el imperialismo yanqui ni con el bloque soviético.

Por Carlos Morales



16-06-2019 / 18:06
16-06-2019 / 18:06
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar