La Opinión Popular
                  17:05  |  Martes 25 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“El carácter inevitable de la derrota solo desalienta a los cobardes”. Alejandro Dolina
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 11-12-2018 / 14:12
PANORAMA POLÍTICO PROVINCIAL

El año 2019 nos encontrará unidos o dominados

El año 2019 nos encontrará unidos o dominados
Gustavo Bordet le puso fecha de los comicios provinciales. Las dos elecciones provinciales que los entrerrianos tendrán en 2019, serán para las PASO el 14 de abril y a gobernador para el 9 de junio, y que, como se sabe, se desdoblarán de las nacionales, que hace rato tienen fecha: 11 de agosto, las primarias, y 27 de octubre, las generales. Desde un sector de Cambiemos lo criticaron indicando que se buscó acortar la campaña para evitar la consolidación opositora. Desde el gobierno provincial se defendieron diciendo que todo se ajustó a ley y les recordaron a la oposición que el desdoblamiento de las elecciones provinciales “fue aprobado por unanimidad” en la Legislatura.
Gustavo Bordet le puso fecha de los comicios locales. Las dos elecciones provinciales que los entrerrianos tendrán en 2019, serán para las PASO el 14 de abril y a gobernador para el 9 de junio, y que, como se sabe, se desdoblarán de las nacionales, que hace rato tienen fecha: 11 de agosto, las primarias, y 27 de octubre, las generales.
 
Desde un sector de Cambiemos lo criticaron indicando que se buscó acortar la campaña para evitar la consolidación opositora. Desde el gobierno provincial se defendieron diciendo que todo se ajustó a ley y les recordaron a la oposición que el desdoblamiento de las elecciones provinciales "fue aprobado por unanimidad" en la Legislatura.
 
Otros prefirieron ocultar sus sentimientos de angustia y buscaron mostrarse listos y preparados. Sin embargo, contentos y amargados, iniciaron una frenética carrera para completar sus listas. La posible confirmación que Sergio Urribarri iría por fuera del PJ entusiasma a los opositores. Creen que nunca estuvo tan a la mano disputarle el poder al peronismo provincial.
 
Una estrategia que todavía no quedó clara en el PJ es si a los partidos les sirve disputar una interna o es mejor llevar a un candidato único, fortalecido por el apoyo de todos, a los comicios generales.
 
Las opiniones están divididas. Los que defienden la interna hablan de un "ejercicio democrático interno", donde incluso la suma de votos de los candidatos de las primarias potenció la campaña de la general. Otros piden garantizar una coincidencia ordenada, propia de cuando se plantea un objetivo superior a las diferencias individuales.
 
Pero en las últimas horas, algunos sostienen que está primando la cordura y lo que parecía un esquema que tensaba todo y se acercaba a una ruptura, mutó en conversaciones para lograr la unidad en las listas a nivel provincial.
 
Traducido: un sólo candidato a gobernador y una sola nómina de diputados provinciales. La posibilidad de internas quedaría así reducida a localidades donde no haya acuerdo. La conclusión se vio ayudada por una certeza: no existen tantos recursos de campaña.
 
También sostienen, en resumidas cuentas, que no quiere dobleces, equívocos ni tibiezas: o son parte integrante del proyecto político que va por la reelección, o se mandan a mudar del oficialismo. Con una aclaración: la de Urribarri, para la gestión actual, sería exactamente un dirigente opositor. Así que, el ex mandatario, merecería el mismo trato que los otros adversarios.
 
Pero, como bien especula un experimentado dirigente, no está tan claro que Urribarri sean un rival serio para el caudal de votos de Bordet. Incluso arriesgan que pueden "comer" más votos a la oposición que al propio PJ. En caso de que esta mirada sea la correcta, el urribarrismo podría tener un efecto inverso al declamado.
 
La Opinión Popular

 El año 2019 nos encontrará unidos o dominados

Tres años de mala praxis continuada
 
Se cumplen tres años desde que asumió Mauricio Macri. El balance no podría ser peor, el fracaso ha sido total: se crearon más pobres, se cerraron más empresas, se aumentó el endeudamiento, se redujo el ahorro y el crecimiento, se atrae menos inversiones extranjeras, se ofrece menor calidad de vida, salud y educación...
 
El presidente Macri, en la apertura de la Asamblea Legislativa de 2016, planteó a los argentinos que evalúen su gestión a partir de ejes centrales: pobreza cero como el eje económico y social prioritario, unir a los argentinos como metodología política. Jamás explicó el Presidente -ni algún miembro de su equipo- cómo pensaba o piensa conseguirlo. En el tercer aniversario del Gobierno, estos objetivos no se cumplieron. Sus palabras y sus promesas se las llevó el viento.
 
El gobierno conservador de Macri, pese a no ser peronista ni radical, a tener la mayor cantidad de funcionarios de clase alta, con mayor cantidad de títulos universitarios y más extensos pasos por el sector privado; en los resultados fríos, es peor que los radicales y mucho peor que los peronistas. Quizás, esa sea la mayor desilusión del votante macrista: la mediocridad de los millonarios CEOs en la administración del Estado.
 
Estamos en medios de una crisis. Nuestra economía tiene más problemas que hace tres años. Se perdieron puestos de trabajo y se precarizaron los existentes, la industria está en recesión, y las pymes y los comercios, en una muy delicada situación. Un neoliberalismo de saqueo, como no se conoció antes, nos domina. Los sectores productivos son derrotados por los intermediarios y especulativos, y la miseria es un camino inexorable.
 
Los argentinos se empobrecieron. En la Argentina viven más de 12 millones y medio de niños y adolescentes, de 0 a 17 años. Casi la mitad de ellos (6,3 millones, el 48%) se hacina bajo el paraguas de la pobreza. Son cifras de Unicef, brazo de la ONU exento, en el país de las suspicacias. De cada 100 niños, 40 eran pobres en el 2015. En el 2017 fueron 48 y la tendencia de estos meses es preocupante.
 
Macri incrementó la inflación, el endeudamiento y la marginalidad, es un fracaso a toda orquesta. A los sectores medios les cuesta llegar a fin de mes, se encarecieron la salud y la educación, y la inflación alcanzó el máximo histórico de los últimos 27 años. De ahí en más, la riqueza se acumula como contracara de la pobreza. Mientras la riqueza no tenga límites, tampoco los tendrá la miseria.
 
Argentina se debilitó y los problemas estructurales que teníamos se profundizaron. Pero también hubo ganadores en este proceso, porque hoy la brecha entre ricos y pobres es más grande que en 2015. Las grandes empresas ligadas a la exportación e importación de recursos naturales, el capital internacional con presencia en el país, las empresas de servicios públicos, y en general buena parte de los grupos económicos cercanos al gobierno han sido los grandes ganadores del macrismo en un contexto en que casi todos hemos perdido.
 
Así fue como la brecha entre ricos y pobres cada día se hace más grande. Y es más grande también la desesperanza y la incertidumbre sobre lo que vendrá. Estamos mal y ya se sabe que vamos a estar peor, aunque al Gobierno no parece importarle demasiado.
 
 El año 2019 nos encontrará unidos o dominados

Macri y el empresariado
 
Donde crecen las mayores dudas políticas es en el empresariado, dado que la desilusión con el macrismo es inmensa y los que no están envueltos en el "Gloria Gate" tiene sus empresas a un paso de cerrar por la recesión, o los balances acumulan miles de millones de pesos de pérdida, o no logran posicionarse para ninguno de los negocios que suele repartir el Gobierno para sus amigos.
 
Y, para colmo, quizás, por primera vez en la historia argentina, fueron procesados -y con pedido de detención- el dueño del grupo industrial más grande del país, Paolo Rocca; y el accionista principal del banco privado con mayor cantidad de sucursales, Jorge Brito.
 
Que los grandes empresarios podían estar inmersos públicamente en decenas de causas judiciales por corrupción, era imposible de pensar en la Argentina. Y que lo fueran en un gobierno encabezado por uno de sus pares, ni siquiera imaginable. Pero ocurrió.
 
En esta Argentina en crisis, muchos se preguntan ¿es disfrutable ser empresario, es posible ser emprendedor, con un Estado que te ahoga, que obstaculiza y que no protege la actividad privada nacional?
 
Así, en tres años, el gran empresariado pasó de no tener diálogo con la Casa Rosada a temer ir presos, o a tener que declararse en default, o acumula pérdidas como nunca en los últimos 20 años. Pero tienen herramientas para fustigar durísimo a Macri. Por ejemplo, mantener su decisión de no inversión directa. O multiplicar su no contratación de mano de obra.
 
 El año 2019 nos encontrará unidos o dominados

Escenario electoral macrista ideal
 
La economía debía ser el motor electoral de Macri, pero no lo es porque la producción languidece y el consumo se derrumba. Tres años de Cambiemos, y el resultado es decepcionante, aunque quienes afirman que no ven alternativas mantienen cierto apoyo al Presidente de modo tal que en medio de una crisis gigante de la economía, él puede lanzar su proyecto de reelección y con algunas posibilidades de concretarlo.
 
Para Macri, el escenario ideal es que en la campaña electoral no se discutan los fracasos de la gestión, las promesas incumplidas por o que la economía domine el discurso de los candidatos; pero si se hable de seguridad, combate contra el delito y el narcotráfico.
 
El gatillo fácil de Patricia Bullrich es la carta a la que apuesta Macri para tener chances electorales a pesar del fracaso económico. Responde sin duda a las convicciones del presidente, pero también al derrumbe de expectativas en el inicio del año electoral.
 
La reacción de Elisa Carrió expresa, bien o mal, el espíritu que abraza al Estado de derecho y garantías consagrado en la Constitución. Una cosa es crear una policía profesional y eficaz y otra diferente es instar al gatillo fácil a una policía sin preparación ni entrenamiento, mal pagada y en la que priman la ineptitud y tendencias delictivas.
 
Ahora bien, ¿Es posible que en medio de esta inmensa crisis económica y con la cantidad enormes de errores y fracasos económicos que cometió el Gobierno de Macri en estos tres años se hable de derechos humanos, combate a la delincuencia o garantismo durante la campaña?
 
Macri es un Presidente inédito, que en un mismo mandato provoca dos profundas recesiones económicas, y la opinión pública se distrae (y es entretenida por los medios oficialistas) debatiendo sobre violencia en el fútbol profesional. En fin...
 
 El año 2019 nos encontrará unidos o dominados

Con intención de agudizar la polarización
 
La mejor noticia para la Casa Rosada es que el "Peronismo Federal" o "Alternativo" -eso de no tener un nombre claro comienza a jugarle en contra-, resolvió que va a darle un giro a su discurso político y comenzará a criticar con más fuerza al Gobierno, lo que implica que comienzan a disputarle los votante a Cristina Fernández; en vez de intentar obtener sufragios de parte de los votantes independientes.
 
Si el cristinismo y el Peronismo Federal hablan de la crisis de la economía y el macrismo habla de seguridad y garantismo; la toma de decisión de los votantes independientes, que son quienes definen la elección, sería más competitiva para la Casa Rosada.
 
A decir verdad, a 11 meses de la votación, todo es incertidumbre. El o los ejes de la discusión en la campaña dependerán, en gran parte, de las dimensiones de la crisis económica. Una situación crítica que se mantenga 3 meses y se revierta, aunque sea con lentitud, ayuda más al Gobierno que si tarda 6 o 9 meses.
 
Por el contrario, cuanto más se alargue la recesión, más serán las chances de que la opción más antimacrista, es decir, el cristinismo, tenga mayores posibilidades de sumar más votos independientes.
 
 El año 2019 nos encontrará unidos o dominados

Hay otros factores que pueden cambiar todo el escenario electoral
 
Por ejemplo, que María Eugenia Vidal sea candidata a Presidente de la Nación por Cambiemos, o que Cristina Fernández no busque un tercer mandato, o que se produzca la unidad entre el cristinismo y el Peronismo Alternativo.
 
Incluso, una decisión extemporánea de Elisa Carrió puede desequilibrar la distribución de votos. O el desdoblamiento de las elecciones que es todo un tema: si se adelanta las elecciones y se desprende del cronograma electoral nacional. La apuesta por desdoblar las elecciones se impone en la mayoría de las provincias y, entre la dirigencia de Cambiemos, comienza a ganar adeptos esa posibilidad.
 
El desempleo, el cierre de empresas, la depresión económica y la recesión, sumado a los duros recortes fijados al gobierno de Cambiemos por el FMI, han puesto en alerta a la mayoría de los mandatarios provinciales, varios de los cuales aspiran a ir por su reelección.
 
En ese escenario, los distritos más perjudicados son los comandados por Cambiemos y sus aliados, los que ante la alternativa de que perdure la crisis o se profundice durante los primeros meses de 2019 -lo que al decir de las encuestas viene haciendo estragos en el humor social-, verían en jaque la chance de retener sus provincias.
 
En provincia de Buenos Aires les dio aire la cruda realidad de los números que arrojan las encuestas y que muestran al presidente Macri unos cuantos puntos por debajo de Mariu Vidal en territorio bonaerense. También apuntaló la idea el hecho que el propio gobierno bonaerense, lejos de salir a cruzar de plano esa alternativa, le dio un poco más de aire al decir que la fecha de elecciones se definirá en marzo.
 
 El año 2019 nos encontrará unidos o dominados

Cambiemos se envalentona
 
Informaciones que se apoyan en algunos criterios de verdad, tales como que el peronismo está dividido, envalentona a Cambiemos. En la interna de la alianza, tanto Rogelio Frigerio como Atilio Benedetti, son los que se frotan las manos. Ven la oportunidad. Esperan una elección con candidatos que tienen "techos" de votos bajos, por lo tanto también analizan en detalle el número de participantes para la contienda.
 
El Ministro se ha prendido como garrapata a un cómodo círculo dirigente amarillo provincial, pero es el típico paracaidista que no conoce a nadie. Justamente, la actitud de Frigerio es la que justifica las profundas distancias que separan al electorado de los dirigentes.
 
Diversos integrantes de Cambiemos, especialmente radicales, entienden que es una cuestión de evidente oportunismo la del funcionario nacional, que ni nació en la provincia ni vive en ella, hace que se hable de él y que él se refiera sobre lo que le interesa, pero no sobre las preocupaciones que desvelan a quienes tendrán que votar.
 
La fortaleza de Frigerio es la debilidad de Benedetti y los radicales, sus hipotéticos rivales en Cambiemos, una puja silenciosa que asoma entre actores de la alianza antiperonista provincial.
 
De cualquier manera, el ministro del Interior hizo saber a dirigentes del PRO de Entre Ríos que antes de fin año decide, lo que implica que no hay certeza sobre su futuro. Frigerio tendría un preacuerdo con Macri para continuar a partir del 2020 en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), si Cambiemos sigue en el poder.
 
El que sonaba como posible reemplazante del Ministro, para el cargo de candidato a gobernador por el macrismo, era el Presidente municipal de la localidad de Basavilbaso, Gustavo Hein, quien también es el presidente del Pro en Entre Ríos. Pero, fue denunciado por violencia de género por la ex Secretaría de Desarrollo Social de Basavilbaso, Liliana Zayas, quien fue apartada del cargo de manera intempestiva.
 
Cuando fue al despacho de Hein a pedir explicaciones, Zayas se encontró con un exacerbado hombre. "Me gritaba barbaridades y me llego a decir "yo te voy a enseñar lo que es un hombre a vos", se levantaba violentamente de su silla, yo no entendía nada y trataba de calmarlo. A los gritos me pedía que firme mi renuncia, estaba shoqueada", denunció.
 
Esta indefinición de los "amarillos" alienta a los "boinas blancas" para que el candidato a gobernador sea un radical y no se repita lo de 2015 cuando, por primera vez en su centenaria historia, la UCR entrerriana no ofreció postulante para el cargo mayor de la provincia.
 
En la UCR están apuntados para la gobernación el diputado nacional Atilio Benedetti, el diputado provincial Ricardo Troncoso, y el intendente de Chajarí, Pedro Galimberti. También hay un sector del partido -donde pesa Sergio Varisco- que está trabajando para impulsar la candidatura del diputado nacional Jorge Lacoste.
 
El plazo para presentar los candidatos vencería en febrero. Algunos especulan que habrá no menos de cuatro postulantes. Por el momento, la mitad de ellos tiene relación directa con alguna de las amplias franjas ideológicas por las que se mueve el PRO. Pero hasta ahora no se escuchó ninguna idea para Entre Ríos y tampoco se conoce que alguien esté pensando en eso.
 
Igualmente, con un tono entre confiado y sobrador, sostienen que los dirigentes del PRO confían que el candidato a gobernador será amarillo, ya que suponen "solucionar" rápidamente la interna con la UCR con algunos ofrecimientos políticos, de segunda línea, a los más activos de los dirigentes provinciales del centenario partido.
 
El año 2019 nos encontrará unidos o dominados  

¿Ayudado por Macri?
 
El gobernador entrerriano logró en estos años una imagen nacional de buen administrador que hoy lo posiciona. Lo cierto es que pudo administrar, en alguna medida, ayudado por Macri: por la reparación económica inicial que le dio oxígeno a Entre Ríos y los avales federales que le abrieron la cuenta del crédito externo.
 
Pero también es cierto que lo que Macri dio en coparticipación lo quitó con la retracción del accionar del Estado Nacional en la provincia, sobre todo en materia social y salud, consecuencia del modelo económico que significa un golpe a los entrerrianos más fuerte aun que los aportes coparticipables.
 
 El año 2019 nos encontrará unidos o dominados

Mientras tanto, en Paraná...
 
Entretanto, Cambiemos gobierna la ciudad de Paraná, donde el polémico intendente radical Sergio Varisco está con el agua al cuello. Los peritos de la Policía Federal Argentina sospechan que se desviaban fondos de la Municipalidad de la Capital para financiar las actividades ilícitas de narcotráfico que son materia de investigación en el expediente que mantiene procesados al cuestionado intendente, a la funcionaria Griselda Bordeira y al concejal Pablo Hernández, los dos últimos cumpliendo prisión preventiva, en la causa denominada "narcomunicipio".
 
Para tapar todo esto, Varisco se ha lanzado a hacer un plan de obras públicas en la trama vial de Paraná, que en los hechos parece más a una suerte de destrucción organizada de las calles y un plan sistemático de caos en el transito. Y lo más llamativo es que esas calles arregladas vuelven a romperse al poco tiempo lo que obliga a volver a arreglarlas, todo en cuestión de meses, a veces en términos de semanas.
 
Además, está en la mira el valor de los arreglos, ya que por los mismos daños, repararlas puede costar el doble. La situación genera tanto malestar en los vecinos, que la pregunta obligada es si la estrategia electoral de Durán Barba podrá con tanto.
 
La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
25-06-2019 / 16:06
25-06-2019 / 15:06
24-06-2019 / 20:06
La novedad del cierre de listas provincial fue que el actual presidente de la Cámara de Diputados de la provincia, el ex gobernador Sergio Urribarri, no integrará la lista de candidatos a legisladores del Frente de Todos en Entre Ríos.
 
El nombre de Urribarri era uno de los que estaba en danza para ocupar la candidatura a senador nacional, pero tomó la decisión de apartarse a última hora del sábado 22 de junio, fecha tope para la presentación de las listas.
 
Un pedido directo del propio Alberto Fernández, que tiene injerencia en el armado de las listas del peronismo en todo el país, hizo que Urribarri cediera en su postura y aceptara bajarse. Luego, el postulante presidencial sostuvo que las listas de candidatos del PJ entrerriano para la Cámara de Senadores y Diputados de la Nación fueron armadas exclusivamente por el gobernador Gustavo Bordet.
 
La definición del ex gobernador se dio en un contexto de fuertes disputas internas en el justicialismo provincial por algunos de los cuatro lugares expectantes en las listas. La decisión de no formar parte de la oferta electoral que presentará el peronismo y sus aliados para las elecciones nacionales, fue tomada para evitar una fuerte pelea interna.
 
Muy poco trascendió de la negociación dentro del PJ, dado que se dio en un núcleo reducido y reinó el hermetismo, pero las versiones más difundidas refieren la oposición clara del bordetismo a que Urribarri sea candidato, argumentando que podría significar una complicación electoral de relevancia dada la pésima imagen del ex mandatario.
 
Luego de un tironeo desde el cristinismo nacional, se comprendieron las razones y se priorizó la estrategia de incorporar legisladores propios, como Estefanía Cora y Blanca Osuna, por encima de sostener la candidatura de Urribarri.
 
Bordet no tenía intención alguna de desatar un conflicto con Alberto y CFK, y desde el Instituto Patria parecieron reconocer la fortaleza electoral del gobernador entrerriano y su claro e indiscutible liderazgo en el peronismo local. Así que, luego del reparto en las listas, todos satisfechos con el cierre. 
 
La determinación se ajustó a la necesidad de descomprimir esta situación a fin de que el Frente de Todos, constituido por el Partido Justicialista y una decena de partidos aliados, pueda integrar una lista de unidad de cara a las primarias, no haya internas y lleve candidatos que no sean cuestionados.
 
La Opinión Popular

24-06-2019 / 16:06
24-06-2019 / 12:06
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar