La Opinión Popular
                  02:11  |  Lunes 19 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Han venido a saquear al país, y lo saquearon: deuda externa eterna, fuga de capitales, condonación de deudas privadas, bicicleta financiera y un plan de Macri con el FMI que es irrealizable”. “Pino” Solanas
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 05-11-2018 / 10:11
EFEMÉRIDES POPULARES

Juan Carlos Calabró, uno de los cómicos más queridos

Juan Carlos Calabró, uno de los cómicos más queridos
El 05 de Noviembre de 2013, en Buenos Aires, muere Juan Carlos Calabró. Fue un actor, locutor, cantante y humorista argentino. El cómico creó personajes como "El Contra", "Aníbal" Y "Johnny Tolengo", tres de sus más populares creaciones televisivas.
El 05 de Noviembre de 2013, en Buenos Aires, muere Juan Carlos Calabró. Fue un actor, locutor, cantante y humorista argentino. El cómico creó personajes como "El Contra", "Aníbal" Y "Johnny Tolengo", tres de sus más populares creaciones televisivas.
 
Pero además de alcanzar masividad en la pantalla chica, el artista desplegó una larga y exitosa trayectoria en cine y teatro que fue reconocida, por caso, durante la entrega de los Martín Fierro donde tuvo su última aparición pública.
 
En 1973, crea un sketch llamado El Contra.​ "Renato Pasalaqua", tal el nombre del personaje, siempre llegaba a un bar donde Marcos Zucker estaba esperando a un famoso, que luego llegaba y al que hacía enojar, primero confundiéndolas con otras personas y luego contradiciéndolo.
 
Los cómicos, los que hacen reír al pueblo, se van a un lugar del alma donde los ángeles que aman, son la Ley.
 
La Opinión Popular

Calabró hizo sus últimas actuaciones regulares con "El Contra" en 2003, en recordada dupla con Antonio Carrizo, y tuvo intervenciones como actor dramático en "Padre Coraje" (2004), además de alguna aparición como invitado en ciclos ajenos. El actor iba así tomándose un largo descanso de las cámaras parecido a una jubilación.
 
Hizo, mientras tanto, apariciones en el teatro de revistas junto a Flavio Mendoza en "El Gran Burlesque... mucho más que una revista", en Mar del Plata, y en "Carnaval de estrellas", en el porteño Broadway.
 
Casado con Aída Elena Picardi, a la que hizo conocida por su apodo de "Coca" con quien tuvo a las mediáticas Iliana, de 47 años, y Marina, de 39, en 2009 se le animó al "stand up" con "Vení a reírte con Cala", en el Multiteatro, también sobre la avenida Corrientes.
 
Coetáneo del boxeador Horacio Accavallo y el periodista Enrique Macaya Márquez, a principios de 1960 apareció en el programa radial "Farandulandia" -suerte de edición oral de la revista "Radiolandia"- y dos años después pasó a la TV.
 
En la pantalla chica se destacó entre los humoristas de "Telecómicos" por su presencia y su excelente dicción, donde los autores Délfor Dicásolo y Aldo Cammarotta eran dedicados sostenes de su actuación.
 
En el elenco figuraban Nelly Beltrán, Jorge Porcel, Osvaldo Canónico, Calígula, Horacio Bruno, Mariel Comber, Julio López, Iván Grey, Atilio Pozzobón y una jovencísima Luisina Brando, con la que el actor jugaba divertidas peripecias.
 
El ciclo se extendió algunos años, Calabró participó de "Circus Show" (1972), junto a Carlos Balá, Mario Sánchez y otros, y en 1978 comenzó a jugar en primera línea con "Calabromas", un programa a su medida donde aparecieron sus personajes más emblemáticos.
 
A través de las temporadas "Calabromas" incluyó a "Gran Valor", a "Johnny Tolengo, el Majestuoso", y al ingenuo "Aníbal", que luego pasó al cine en "Mingo y Aníbal, dos pelotazos en contra" (1984) y su secuela "Mingo y Aníbal en la mansión embrujada" (1986), en compañía del recordado Juan Carlos Altavista.
 
"El Contra" fue otro de los personajes que le agregaron popularidad, capaz de liquidar la paciencia de sus invitados, que constantemente se veían confundidos con otros -a veces ni siquiera parecidos- y cuestionados a cada paso.
 
A lo largo de los años la Asociación de Periodistas de la Televisión y Radio Argentinas (APTRA) lo consagró como actor cómico en 1975, lo incluyó en esa terna en 1990 y un año después le dio el Martín Fierro como protagonista de comedia por "Campeones de la vida".
 
Calabró le tenía pavor a los aviones y por eso nunca salió del país, al que gustaba recorrer en su auto, aun cuando tenía que actuar en Mar del Plata u otros escenarios, en los que el público lo acompañaba gustoso ya que encontraba en él la figura con la que convivía frente a la pantalla chica.
 
Fue uno de los protagonistas de la primera versión argentina de "Extraña pareja" en escenarios porteños, mientras el cine lo incorporaba en "Escala musical" (1966), de Leo Fleider, a la que siguió "Las pirañas" (1967), dirigida por el español Juan Antonio Bardem.
 
Su cartel empezó a crecer con "Villa Cariño está que arde" (1968), "La guerra de los sostenes" (1976), dirigida por Gerardo Sofovich, "Yo también tengo fiaca" y "La fiesta de todos" (1978), "Frutilla" (1980) y "Abierto día y noche" (1981).
 
También se lo vio en "¿Los piolas no se casan...?" (1981), "Diablito de barrio" (1983, junto a Lorena Paola), "Me sobra un marido" y "Johnny Tolengo, el Majestuoso (1987) y en 2003 actuó en "Sangre", a las órdenes de Pablo César, un director de culto.
 
Como si viera cercano su fin, no hace mucho declaró en un reportaje: "A la edad que tengo, uno piensa en la muerte", tras dar detalles sobre la anemia que lo acompañaba en sus últimos años y los inquietantes resultados que surgían de sus exámenes médicos.
 
Fuente: NAC&POP

Agreganos como amigo a Facebook
18-11-2018 / 20:11
18-11-2018 / 20:11
En 1970, la Revolución Argentina que había derrocado, cuatro años atrás, al radical Arturo Illia, comenzaba a transitar el principio del fin. Sus objetivos de organizar la República en base a un catolicismo a ultranza, una economía neoliberal conservadora, sin actividad política, con escasa participación gremial y con ideas corporativas al estilo de la España franquista, se vieron jaqueados por los desaciertos económicos, la rebelión popular delCordobazo y la aparición de organizaciones armadas.
 
La ebullición y la impaciencia política se exteriorizaban en los partidos políticos tradicionales y con Juan Perón, desde Madrid, quien combatía al gobierno militar y organizaba una agrupación multipartidaria, "La Hora del Pueblo", para presionar una retirada del gobierno militar de facto.
 
El primero de abril de 1971, el general Alejandro Agustín Lanusse lanza el Gran Acuerdo Nacional (GAN) un proyecto ambicioso, y a la vez un tanto ingenuo, para reunir al arco político y decidir las reglas del juego electoral. Como un gesto de acercamiento a Perón le devuelve el cuerpo de Evita, pero el GAN tiene los días contados.
 
Lanusse convoca a elecciones para el 11 de marzo de 1973, con cláusulas proscriptivas y frases que pasaron a la historia como "Perón no viene porque no le da el cuero". Pero, el 17 de noviembre de 1972, a las once y nueve minutos de una mañana lluviosa, Perón retorna a la Patria.
 
Un 19 de noviembre de 1972, Juan Perón y Ricardo Balbín, históricamente enfrentados, se encuentran, se abrazan y demuestran que en política no hay enemigos, sino adversarios. Pusieron en marcha un proyecto nacional de unidad para que los dos grandes movimientos populares mayoritarios del país, el peronismo y el radicalismo, construyeran un modelo estable de democracia.
 
Perón falleció el 1º de julio de 1974 y con él se va la posibilidad de una salida pacífica. El país entraría en una pendiente violenta difícil de remontar. Con los años, el proyecto de unidad comenzado por Perón y Balbín fue comparado con el Pacto de la Moncloa español de 1977. Este dio resultado, al primero le faltó tiempo y líderes.
 
Carlos Morales

17-11-2018 / 09:11
16-11-2018 / 20:11
15-11-2018 / 19:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar