La Opinión Popular
                  16:01  |  Sábado 20 de Abril de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"El resultado electoral nos genera una gran responsabilidad". Gustavo Bordet
Recomendar Imprimir
Nacionales - 01-11-2018 / 12:11
MARIU PASÓ DE NIÑA MINADA DEL PRESIDENTE A GOBERNADORA QUE DEBERÁ CARGAR CON EL GRUESO DEL AJUSTE

Intentan esconder la interna entre Macri y Vidal

Intentan esconder la interna entre Macri y Vidal
MACRI Y VIDAL SE MOSTRARON JUNTOS PERO LAS DIFERENCIAS SUBSISTEN. La foto de la gobernadora Vidal con Macri es para mostrar cierta unidad, pero puede tener vida corta en medio de la profunda crisis económica y política del gobierno de Cambiemos. Al fin y al cabo, sea como sea, tanto la reelección de Macri, como con un gobierno de Vidal seguirán gobernando Lagarde y el FMI contra los sectores populares.
La gobernadora María Eugenia Vidal pasó de ser la "heroína" que derrotó al peronismo en la provincia de Buenos Aires a quien debe cargar con gran parte del ajuste del FMI en su territorio, mientras no descartan su candidatura a presidenta ante el desgaste de Mauricio Macri.
 
El acuerdo entre los gobernadores del PJ y el gobierno de Macri que precedió a la votación del presupuesto del FMI en la Cámara Baja hizo oídos sordos al incesante pedido de Vidal para que en el mismo se incluya la actualización por la inflación del Fondo del Conurbano; se trata de $19 mil millones que la gobernadora necesita para absorber la "provincialización" de las tarifas sociales de la electricidad, los subsidios al transporte y la eliminación del Fondo Sojero; un paquete que suma otros $40 mil millones a las cuentas bonaerenses.
 
Los gobernadores peronistas se plantaron con todas sus fuerzas para que ésta no salga y Macri, como no podía ser de otra forma, optó por el pacto exigido por Christine Lagarde y el FMI y no por la "pobre" Mariú. Esta se quedó con las manos vacías -al menos por ahora- mientras los gobernadores peronistas se alzaron con significativas cajas para compensar los subsidios al transporte y para seguir financiando obras públicas de importancia.
 
Últimamente comenzó a sonar la posibilidad que Macri saque por decreto la actualización que exige Vidal. El senador Miguel Ángel Pichetto salió al cruce alegando que esto "rompería las reglas de juego", que seguramente tendría que ser compensado con nuevas concesiones. ¿Será la anulación del DNU por el Fondo Sojero la nueva prenda de negociación?
 
En medio de este escenario Macri le habría dicho a Vidal: "Si yo puedo, en diciembre te voy a ayudar, si no puedo, no. Y veremos otras alternativas", pero en el mejor de los casos la promesa estaría bastante lejos de los $19 mil millones que anhela la gobernadora.
 
Por otra parte, el constante debilitamiento de Macri está llevando a los sectores dominantes a dudar si el Presidente puede llevar hasta el final el plan de ataque contra los trabajadores y sus conquistas laborales, ya sea en su mandato actual o en un posible segundo gobierno.
 
Si bien el adelanto de los desembolsos del FMI le puede dar coyunturalmente un poco aire al proyecto reeleccionista de Macri, queda mucha agua por correr bajo el puente hasta las próximas elecciones, y esto incluye la nueva reforma previsional, la reforma laboral, más una recesión profunda, una inflación y un ajuste creciente.
 
Ciertos sectores del gran empresariado dudan mucho de que el actual presidente pueda ser un garante efectivo de tamaño ataque, y por lo tanto se abre la discusión sobre un posible recambio para el 2019. En este marco, insisten en erigir a Vidal como un posible "Plan V"; entre ellos se ubicaría el Grupo Clarín. Pero, Vidal podría ser una carta perdedora porque Macri le transferiría su propia debilidad.
 
La Opinión Popular

 
MACRI Y VIDAL SE MOSTRARON JUNTOS PERO LAS DIFERENCIAS SUBSISTEN
  
Las apariencias engañan
 
Tras semanas de tensión entre Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, los dos se mostraron juntos en un acto en Trenque Lauquen.
 
Los motivos de la interna entre las principales figuras de Cambiemos todavía no se resolvieron y nacen en el reclamo de Vidal al Gobierno nacional por la necesidad de actualizar el Fondo del Conurbano con 19 mil millones de pesos.
 
Vidal considera que una parte muy importante del ajuste está siendo descargada sobre su gobierno. También opina que no hay reciprocidad a la hora del apoyo político que le da a Macri.
 
Lo cierto es que el Presidente se mostró con ella y dijo: "Trabajamos en conjunto como si fuéramos el mismo equipo. Lo que pasa en la provincia para mí son prioridades, porque son temas importantes para la gobernadora". Las primeras señales de deshielo se habían dado la semana pasada con la visita del ministro del Interior, Rogelio Frigerio.
 
Vidal viene reclamando la actualización del Fondo del Conurbano. Lo hizo incluso adelante del resto de los gobernadores durante el último encuentro que tuvieron con el Presidente.
 
Las tensiones fueron en aumento, al punto de que el ministro de Gobierno bonaerense, Joaquín de la Torre, llegó a apuntarle directamente a Frigerio: "No es razonable que al dinero que generan los bonaerenses lo reparta el ministro del Interior con los gobernadores a espalda de la provincia".
 
Cuando las cosas empezaron a calmarse, De la Torre salió a relativizar esas declaraciones y dijo que el problema no era Frigerio sino el sistema de reparto.
 
Lo cierto es que las tensiones existieron y existen y no se limitan a Frigerio sino que llegan hasta el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y hasta el mismísimo Macri. De la Torre recordó, en tiempos de los ataques de Elisa Carrió, que Vidal es "el principal sostén político" del Gobierno nacional. La líder de la Coalición Cívica se sumó: "Hay que cuidar a Vidal", dijo.
 
Las negociaciones entre los referentes de Cambiemos empezaron a encontrar algún camino cuando Peña se reunió con Vidal. Luego vino una visita pública en la que se mostró con Frigerio. Esto no significa que la cuestión de fondo haya sido resuelta, pero sí que resolvieron bajar el tono de la disputa en público.
 
Hace una semana, Vidal, Peña y Macri almorzaron. Hubo nuevas promesas de compensar a la provincia de Buenos Aires, aunque hasta ahora esto no se ha concretado en ningún anuncio oficial.
 
A esos encuentros le siguió el de ayer de Macri. El Presidente acompañó a la gobernadora bonaerense a Trenque Lauquen, donde ambos encabezaron una reunión de Gabinete ampliado. Intentaron poner buena cara para desmentir las versiones (que ellos mismos acicatearon) de una interna feroz.
 
Por si no suficiente con la foto, Macri se dedicó a hablar de la relación que tiene con Vidal. "Trabajamos en conjunto como si fuéramos el mismo equipo. Lo que pasa en la provincia para mí son prioridades, porque son temas importantes para la gobernadora", señaló el mandatario en la radio Rivadavia FM Música de Trenque Lauquen.
 
La reunión de los gabinetes se dio en el Museo de la Comandancia, en la sede municipal de Trenque Lauquen. Allí Vidal le retribuyó las palabras a Macri: "Ver a un Presidente y a una gobernadora juntos en esta ciudad muestra que para nosotros cada bonaerense importa y que trabajamos en equipo", dijo. "Lo que acaban de ver no es más que lo que hacemos todos los días: trabajar en equipo", insistió hasta la sobreactuación.
 
Por su parte, Macri sostuvo que avanza la construcción de rutas que "van a mejorar la conectividad de Trenque Lauquen cuidando a los vecinos cuando viajan, porque las rutas hasta ahora han sido realmente muy peligrosas". También dijo que analizaron el estado de obras de saneamiento en toda la provincia, en particular las que buscan detener las inundaciones.
 
Sobre la crisis económica, se limitó a decir: "Hemos demostrado que tenemos más convicción que nunca. No hemos cambiado el rumbo y con las mismas reglas estamos saliendo de esta crisis que todavía tendrá unos meses por delante duros, pero claramente por este camino vamos a conquistar el futuro que todos soñamos".
 
A la dupla se sumó la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, quien dijo: "Vamos a seguir trabajando en ese sentido atendiendo a cada argentino" con la coordinación del Estado nacional y el bonaerense. Solo falta que se pongan de acuerdo sobre el dinero.
 
Fuentes: Página 12 y La Izquierda Diario
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-04-2019 / 09:04
20-04-2019 / 08:04
Aunque todas las encuestas muestran a Cristina Kirchner ganadora de la primera vuelta y luego en la segunda con más de cinco puntos de diferencia sobre Mauricio Macri, el verdadero problema está en los más de 25 por ciento de indecisos, la mayoría de ellos, ex votantes del macrismo y con marcada inclinación por ideas conservadoras.
 
No es momento de festejo para nadie. Para el macrismo, porque le será muy difícil remontar la cuesta. Tampoco para la tercera vía, porque no mueve el amperímetro. Pero el kirchnerismo tampoco puede estar de fiesta porque le falta disputar una franja del electorado que le ha sido reacia y que, si se vuelca en masa a último momento, puede cambiar cualquier resultado.
 
En ese 25-30 por ciento está el corazón de la batalla. Una minoría recalcitrante que exige mano dura y no simpatiza con la AUH se convierte así en el gran elector. Está fundida, destrozada, por la política económica de Mauricio Macri, pero al mismo tiempo reniega de las políticas distributivas y de ampliación de derechos del peronismo-kirchnerismo.
 
Constituye el emergente del proceso de derechización que se está produciendo en todo el mundo. Hay un video dando vueltas en las redes donde Noam Chomsky dice que esta fotografía del planeta le recuerda el final de la década del '30 con la propagación del nazismo, que parecía indestructible.
 
El desafío para las fuerzas populares y de izquierda es doble porque sin perder su identidad deben disputar con la derecha un electorado que se ha derechizado.
 
Los defensores de la "amplia avenida" del medio, que a esta altura tendría varios representantes, en Sergio Massa, Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey, presentan una salida con personalidad socialdemócrata.
 
Paradójicamente, los tres en algún momento fueron parte del esquema de alianzas del peronismo-kirchnerismo, pero ahora van acompañados por socialistas santafesinos y algunos radicales espantados por el desastre que provocaron con Macri.
 
No aceptan la polarización que revelan las encuestas y se ilusionan con superar a Macri en la primera vuelta para disputar el ballottage con el respaldo de los votos macristas residuales ante Cristina Kirchner.
 
La experiencia europea y norteamericana y aquí en Argentina con la Alianza demostró que esta corriente tuvo su oportunidad y fracasó en ese doble desafío, porque perdió identidad al ser cooptada por las políticas neoliberales. Y porque no supo contener los reclamos populares que provocan esas políticas. Terminaron por convertirse en lo que supuestamente debían confrontar.
 

19-04-2019 / 10:04
Los datos que trascendieron de la última encuesta electoral de la consultora preferida de Marcos Peña y de la alianza antiperonista Cambiemos, 'Isonomía', dieron un verdadero golpe bajo a la Rosada. Ocurre que según la misma, la ex mandataria Cristina Fernández se impondría por 9 puntos sobre Mauricio Macri en un balotaje.
 
'Isonomía' es una de las consultoras que se encuentra entre las líderes en campañas electorales, asesoramiento estratégico, investigación de opinión pública, mercado y asuntos públicos en la Argentina.
 
Dentro del macrismo es una encuestadora respetada e incluso ha realizado trabajos para la Jefatura de Gabinete de la Nación y para el propio Marcos Peña, quien en un año le encargó decenas de  investigaciones. Peña, como los principales funcionarios y referentes del macrismo, le creen.
 
Por eso cayó como un balde de agua fría que la consultora preferida de Cambiemos haya realizado una encuesta electoral cuyos resultados no son nada halagüeños para Macri: en un eventual balotaje, Cristina le gana por paliza.
 
La ex presidenta sacaría 45 puntos en segunda vuelta mientras que el Presidente obtiene solo 36, lo que profundiza la diferencia que apenas un punto que Cristina le sacaba hace solo un mes, según un relevamiento de la misma consultora. Es decir, la intención de voto de Macri se desplomó de manera alarmante.
 
La encuesta revela que todavía hay un 17% de votantes indecisos y un 3% que no sabe o no contesta, pero acá surge otro dato importante: día a día crece la tendencia de voto en favor de Cristina, lo que revela en proyección una mayor diferencia sobre Macri.
 
Según el análisis de 'Isonomía', la mayoría de los votantes en primera vuelta de Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey migrarían al voto a Cristina, mientras que lo que votarían por Roberto Lavagna se repartirían en forma pareja.
 
La encuesta cayó como una bomba en la Casa Rosada y los mercados. El riesgo país ya está en 850 puntos, porque Macri no logra imponerse entre los indecisos.
 
No es casual que haya sucedido en el mismo momento que la inflación se disparó al 4,7% y acaso sea la explicación del paquete desesperado de medidas "populistas" de congelamiento de precios, techo a la cotización del dólar y postergación de aumentos de tarifas que apuró el gobierno, acaso la última bala para tratar de mantener en pie la candidatura del Presidente a su reelección.
 
La Opinión Popular
 

19-04-2019 / 09:04
 De todo el paquete de medidas para bajar la inflación, sólo el congelamiento de las tarifas -con la excepción del gas- y el descuento en medicamentos para los sectores más pobres de la sociedad (si es que se cumple eficazmente), pueden considerarse como beneficios seguros e indiscutibles.
 
Con el agregado de que el congelamiento tarifario elimina transitoriamente un encarecimiento futuro, pero no implica una mejora respecto a la situación vigente, lo que diluye la percepción del beneficio.
 
Todo el resto son medidas de muy escaso alcance e impacto macroeconómico - como por ejemplo el inicio de la construcción de 10.000 viviendas dentro del Plan Procrear - o incluso con riesgo de ser perjudiciales para quien las tome,  como los préstamos a tasas exorbitantes que otorgará la Anses.
 
En cuanto a las medidas destinadas al comercio y a las Pymes, son de una magnitud poco significativa para el contexto de crisis que atraviesan.
 
Lo más endeble de todo es el relanzamiento de Precios Cuidados, que se presenta como el elemento estelar. El "acuerdo de caballeros" abarca apenas 64 productos que además van a estar disponibles a partir del lunes con precios que incorporan un aumento promedio del 8% (con "picos" de más del 20% para yerba, arroz y leche).
 
No podía esperarse algo mejor de parte de un Gobierno que descree visceralmente de ese tipo de medidas intervencionistas al punto de exprimir el diccionario para encontrar eufemismos que reemplacen la palabra congelamiento, que según expresó públicamente Marcos Peña es una estrategia "regresiva", "insostenible" y que termina provocando una "inflación más alta".
 
Si con toda la convicción y evidencias que tenía, Galileo Galilei no pudo convencer a la Iglesia Católica de la teoría Copernicana sobre que la tierra gira alrededor del sol, menos podrá un Gobierno atrapado en dogmas de libre mercado generar confianza respecto a una política antiinflacionaria que, para peor, se lanza con un impulso de precios al alza.
 
Por todo lo anterior, es poco probable que el paquete sirva para desacelerar la inflación de manera rápida y considerable, y que contribuya a que la curva descendente del nivel de actividad se revierta de manera significativa.
 
Menos aún si se tiene en cuenta que el "pico" inflacionario de marzo, más lo que se agregará en abril y mayo, asestarán un nuevo mazazo al poder adquisitivo de la sociedad y, en consecuencia, debilitarán el consumo, que es el motor indispensable y requisito necesario para que una economía se recupere.

18-04-2019 / 10:04
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar