La Opinión Popular
                  02:10  |  Lunes 19 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Han venido a saquear al país, y lo saquearon: deuda externa eterna, fuga de capitales, condonación de deudas privadas, bicicleta financiera y un plan de Macri con el FMI que es irrealizable”. “Pino” Solanas
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 30-10-2018 / 16:10
PANORAMA POLÍTICO PROVINCIAL

En medio del tironeo con Macri por los fondos, Bordet lanza su reelección

En medio del tironeo con Macri por los fondos,  Bordet lanza su reelección
Una de las noticias importantes de la semana fue la confirmación que el mandatario entrerriano va por la reelección. Fue en el camping del Sindicato de Empleados de Comercio en donde Gustavo Bordet reunión a intendentes, legisladores propios y a su gabinete. Fueron varios diputados provinciales, lo que marca la debilidad creciente de Sergio Urribarri. La reunión fue en el medio de las denuncias por manejos corruptos de dineros públicos en las cámaras de la Legislatura entrerriana. Una muestra de fortaleza del mandatario en medio de un escándalo que justamente no lo implica a él, pero si a buena parte de la dirigencia política de la provincia, incluido figuras de Cambiemos.
Apurado por complacer al FMI, es evidente que el presidente Mauricio Macri se conforma con haber logrado que se aprobara de cualquier forma el Presupuesto 2019 en la Cámara de Diputados para el 2019, año electoral.
 
Los 18 votos opositores que consiguió el Gobierno en la Cámara Baja costaron varias decenas de miles de millones de pesos en todo tipo de beneficios para los gobernantes de provincias peronistas, que la alianza Cambiemos esperaba derrotar el año próximo. De esa manera, podría terminar asegurando los fondos para la reelección a cada Gobernador del PJ que prestó algún voto en esta ocasión.
 
Es que  a Macri no le preocupa asegurar la reelección de un grupo de Gobernadores peronistas, en la medida en que sigan siendo el ariete que intente reemplazar a Cristina Fernández en la cruda interna entre las fuerzas panperonistas.
 
En ese escenario, una de las noticias importantes de la semana fue la confirmación que el mandatario entrerriano va por la reelección. Fue en el camping del Sindicato de Empleados de Comercio en donde Gustavo Bordet reunión a intendentes, legisladores propios y a su gabinete. Fueron varios diputados provinciales, lo que marca la debilidad creciente de Sergio Urribarri.
 
La reunión fue en el medio de las denuncias por manejos corruptos de dineros públicos en las cámaras de la Legislatura entrerriana. Una muestra de fortaleza del mandatario en medio de un escándalo que justamente no lo implica a él, pero si a buena parte de la dirigencia política de la provincia, incluido figuras de Cambiemos.
 
En las vísperas de la votación del presupuesto nacional en Diputados, el gobernador arremetió contra el gobierno de Macri. Afirmó que el presupuesto nacional es "de ajuste, que no contempla ninguna solución para el pueblo y para las provincias", que lo "arma el gobierno para presentarlo a los organismos internacionales de crédito y poder seguir teniendo la posibilidad de endeudamiento". Afirmó el mandatario provincial que la crisis económica que golpea al país es "fruto de la incompetencia de quienes nos gobiernan".
 
Después habló de la interna, en donde les dijo a todos que "el que gana conduce y que el que pierde acompaña". Tildó de infantilismo político las posturas K más duras que lo cuestionan. Pero en la misma semana elogió a Néstor Kirchner en el aniversario de su fallecimiento. En el planeta peronista, el que no es bordetista no dijo nada, silenzio stampa, no contestaron. En la vereda opuesta del mandatario parece que no hay nada, solo expresiones aisladas que están lejos de construir una alternativa política en la interna del PJ.
 
La decisión la tiene Bordet, no queda claro si se empujara al urricristinismo a que arme una lista por fuera del PJ o si facilitará la incorporación de las minorías en el PJ. Hay argumentos de los dos lados. Lo único claro es que la decisión y el poder para implementar cualquier opción la tiene el gobernador de la provincia.
 
La Opinión Popular

En medio del tironeo con Macri por los fondos,  Bordet lanza su reelección
 
¿Cuánto aguanta esto?
 
El Presupuesto 2019 contempla la disminución en términos reales de los fondos para obras, asistencia social y salud, entre otros, pero eleva en 50% las partidas para el pago de la deuda. Bajo la consigna de "déficit cero", se aplicará un recorte de partidas para lograr un equilibrio primario y asegurar el repago de intereses de la deuda.
 
El programa de austeridad se complementa con una estricta regla de política monetaria de "emisión cero" para intentar controlar la inflación y el dólar ahogando la economía. El Banco Central, secando la plaza de dinero, genera una recesión dramática para contener el dólar.
 
Mientras tanto, el stock de deuda a fin de año representará el 87% del PBI, 315.698 millones de dólares. Todo ese endeudamiento, sin embargo, no redundará en ninguna mejora para el bienestar general, sino que será para asegurar el flujo de divisas para la fuga de capitales y el rembolso a los acreedores.
 
La alianza Cambiemos celebra alegremente el endeudamiento, sin pensar en la reactivación de la producción y el consumo, en bajar la inflación o la tasa de interés; o en revertir los índices de pobreza; como tampoco se contempla la sustentabilidad de la propia deuda externa. Los costos no importan, se consideran necesarios para evitar que el peronismo, en cualquiera de sus formas, vuelva al poder.
 
Macri recibió un país que no estaba endeudado considerablemente en el exterior y esa era la salida. A esa salida, Cambiemos la convirtió en un laberinto primero y en una trampa mortal después. Nada tuvo que ver el Gobierno anterior con el destino que le dieron a la deuda que tomaron, fue una suma de incompetencia, codicia, subestimación de la realidad nacional e internacional y corrupción.
 
 En medio del tironeo con Macri por los fondos,  Bordet lanza su reelección

Movilización contra el brutal ajuste
 
La movilización popular, en contra del proyecto de Presupuesto que trataba Diputados, fue multitudinaria. Implicaba el legítimo derecho de quienes se sienten perjudicados por las decisiones para exigir cambios o el retiro del proyecto.
 
Sin embargo, entre miles de manifestantes, un minúsculo grupo de encapuchados, no identificados con ninguno de los grupos que se manifestaban contra el Presupuesto, coordinados y muy organizados, se mezclaron con la multitud generando hechos de violencia que desataron la represión policial. Se acusó a servicios de Inteligencia del Estado como parte de una estrategia para "vaciar la plaza".
 
A esa visión contribuyó el lamentable y poco profesional accionar de las fuerzas de seguridad, otra vez incapaces de aislar a los violentos, golpeando y apresando a personas sin relación alguna con los incidentes. Algo preocupante en medio de una recesión que sin dudas aumentará los reclamos y la conflictividad social.
 
La escasa preparación que tienen las fuerzas de seguridad para manejar estas cuestiones es alarmante si tenemos en cuenta que en pocos días se va a realizar la cumbre del G20; los sindicatos amenazan con movilizaciones para reabrir paritarias y los movimientos sociales prometen piquetes en aumento si el Gobierno no les gira $62.000 millones comprometidos a fines de 2017.
 
 En medio del tironeo con Macri por los fondos,  Bordet lanza su reelección

Realismo mágico macrista
 
Como el anterior, el nuevo Presupuesto de Macri tiene mucho de realismo mágico, con más fantasía que realidad. Un Presupuesto que va camino a convertirse en papel muerto, como la meta inicial del 10% de inflación prevista para este año. Un texto que no contempla un modelo de país basado en el desarrollo y el crecimiento para cambiar el rumbo económico.
 
Es un texto repleto de errores de cálculo. El más grueso es que en una economía en la que se prevé una caída del PBI y el consumo, se plantea una suba de ingresos del 30% por IVA, impuestos internos, créditos y débitos bancarios, combustibles y hasta monotributo. Son todos gravámenes ligados al mercado interno, cuando lo primero que se deja de pagar en recesión son los impuestos.
 
Hasta las estadísticas oficiales confirman un presente crítico y un futuro oscuro, con mayor recesión, fortísima caída de la actividad, congelamiento del consumo, extinción del mercado interno, tarifazos, inflación galopante del 40% en un año, con la proyección del 50% para fin de año, devaluación y tasas de interés que son las más altas del mundo, pymes obligadas a bajar sus persianas, a bajar salarios o a despedir masivamente.
 
 En medio del tironeo con Macri por los fondos,  Bordet lanza su reelección

Trump, el amigo de Macri
 
El directorio del FMI aprobó la renegociación del préstamo stand-by con Macri, el más importante de la historia del organismo, por la presión de los EE.UU. No habría ocurrido sin la decisión de Donald Trump. La relación del gobierno argentino con el yanqui nunca fue más sólida que ahora. Seis miembros del gabinete de EE. UU. vinieron al país en seis meses: ninguno recibió tantos en ese tiempo.
 
Trump había anticipado el apoyo yanqui a la negociación. No obstante, eso no borra los fuertes cuestionamientos que hicieron, puertas adentro, Alemania y Francia. Existían objeciones por parte de los socios europeos del organismo multilateral: ven difícil el cumplimiento del "déficit cero" y la emisión monetaria cero de cara a las elecciones del año próximo.
 
Si se obvia la recesión en la que está inmersa la economía, motor principal y costoso de semejante "éxito"; con híper devaluación, tasas de interés de más del 70%, inflación del 45%, caída del PBI y del consumo, y una pobreza mayor al 30%, es difícil entender cuál puede ser el aporte del FMI a la gestión Macri, que el optimismo babieca macrista evalúa como un pasaporte para la reelección del Presidente.
 
El camino para el intento de reelección de Cambiemos (sea Macri o quién sea su reemplazo) se basa en un Presupuesto que, pese a lo que sostenga el macrismo, fue redactado en Washington DC y corregido por un grupo de gobernadores peronistas, antes que por el Palacio de Hacienda.
 
Pero las encuestas exhiben un Macri destrozado en el Gran Buenos Aires, el gran territorio electoral nacional. Hay una encuesta que tiene la élite de Cambiemos que es devastadora para el Presidente. Y lo peor aún está por llegar.
 
Pero el laboratorio de Jaime Durán Barba defiende, porque para eso le pagan sus honorarios, que Macri permanezca en 2019 al frente del equipo que no gana. No entienden que entrenador que no gana, debe ser cambiado; y que equipo que no funciona, debe ser modificado.
 
 
Los empresarios saben que tienen mucho para perder
 
La quiebra de la empresa Canale, dictada por la justicia a principios de mes, no solo dejó a pie a sus mil empleados sino a otro par de miles entre sus proveedores y distribuidores. Parecido a lo de Metalúrgica Tandil, todo un emblema de la ciudad natal de Macri.
 
Alpargatas, que en los últimos dos años echó a un tercio de su personal y cerró cuatro de sus fábricas, también se debate entre el colapso y la tupamarización de sus marcas.
 
La semana pasada, la escena de los despedidos protestando en la puerta de un gran establecimiento se trasladó a Tucumán, donde las supertasas de interés llevaron a la quiebra a la tarjeta de crédito regional Credimás.
 
La imagen más nítida posible de cómo el Banco Central contuvo la corrida cambiaria generando otra: la corrida empresaria. De los 300 empleados de Credimás, 100 ya habían recibido telegramas de despido.
 
Por la crisis, no obstante, los dueños pretenden pagar solo la mitad de las indemnizaciones. El mismo futuro negro que se aterroriza a los empleados de Canal 9, cuyos dueños avisaron que no pueden pagar siquiera los sueldos.
 
 En medio del tironeo con Macri por los fondos,  Bordet lanza su reelección

¿Cómo consiguió Macri los votos opositores?
 
Para lograr la media sanción, el gobierno de Macri debió ceder varios puntos de su propuesta original de ajuste, ante el reclamo de gobernadores, fuerzas aliadas y opositores dialoguistas, cámaras empresarias y grupos de presión.
 
Las demandas de un grupo de gobernadores peronistas, convirtieron la Casa de Chaco en una mesa de reclamos a la Casa Rosada, con amenazas de ausencias, abstenciones o votos negativos que eran superadas con fondos, obras y concesiones que, una vez concedida, se argumentaba que no alcanzaban, lo que llevaba a exigir más fondos, más obras y más concesiones.
 
Así, La Rioja obtuvo medio punto más de coparticipación federal, San Juan logró que los espumantes que se exportan no tengan retenciones, Córdoba y Santa Fe lograron que las cooperativas medianas y chicas no paguen Ganancias y que los campos no entren en bienes personales.
 
Todas las demás obtuvieron decenas de obras públicas, se aseguraron subsidios para sus cajas previsionales y el reparto de compensaciones al transporte.
 
Esto mientras hicieron caer el grueso del ajuste de Gasto provincial a nivel general sobre el Gobierno de María Eugenia Vidal, que ahora reclama $19.000 millones por efecto inflación sobre el reemplazo del Fondo del Conurbano.
 
En La Plata creen que no fue casual que la Casa Rosada dejara que el grueso del peso del ajuste que deben enfrentar las provincias recaiga sobre el Gobierno de Vidal. Como el caso de los "aportantes truchos", en ambos temas ven la mano del Jefe de Gabinete, Marcos Peña, como una forma de desgastar a la Gobernadora bonaerense.
 
 En medio del tironeo con Macri por los fondos,  Bordet lanza su reelección

¿Qué logró Bordet del gobierno nacional?
 
El proyecto de ley de presupuesto nacional 2019 contó con siete votos de diputados entrerrianos a favor y dos en contra. Los que lo rechazaron y cuestionaron duramente fueron Julio Solanas y Juan Manuel Huss, del Frente para la Victoria.
 
Los cinco del bloque Cambiemos votaron por el sí sin dar mayores explicaciones. Sólo el radical Atilio Benedetti se sacrificó en defensa del controvertido proyecto.
 
Los votos que más polémica generaron fueron los de Juan José Bahillo y Mayda Cresto, del interbloque Argentina Federal y representantes directos del gobernador Gustavo Bordet en la Cámara Baja nacional.
 
Si bien admitieron que el proyecto es "muy malo", balancearon que peor sería "no tener presupuesto" y permitirle a Macri y sus ministros administrar con discrecionalidad "más de un billón de pesos". Por lo tanto, según la lógica del mal menor, lo aprobaron.
 
El Gobierno provincial exhibió como un logro político, financiero y administrativo dos componentes de la negociación. Uno es la cobertura de buena parte del déficit de la Caja de Jubilaciones de Entre Ríos con fondos de la ANSES, que integró los resarcimientos para la provincia por el crudo ajuste que aplicará el gobierno de Macri en el próximo año fiscal.
 
El otro componente del trato es la remisión automática de las regalías para la provincia por la energía producida en Salto Grande y la duplicación del precio que paga el gobierno nacional por el megavatio/hora.
 
A estos logros hay que sumarles las nuevas autorizaciones para que la Provincia pueda endeudarse en dólares, y además fondos extra del Ministerio del Interior para obra pública.
 
En la planilla anexa al artículo 46 está la autorización nacional para que Bordet pueda salir a los mercados a tomar deuda por hasta 498 millones de dólares durante el 2019, con plazo de amortización mínimo de tres años. El aval nacional es una condición sine qua non para que las provincias puedan captar deudas en divisas extranjeras.
 
Por otra parte, la planilla anexa al artículo 16 del Presupuesto contiene 300 millones de pesos provenientes del ministerio del Interior, que conduce el jefe de Cambiemos en la provincia, Rogelio Frigerio, destinados a financiar "gastos de Capital" y "funciones de Educación, Agua Potable y alcantarillado" por $300.000.000.
 
En detalle, los siete avales que consiguió el gobernador Bordet para financiar obra pública con préstamos en dólares son:
 
1) U$S 80.000.000 para el Cierre Energético Norte: los Conquistadores - La Paz, 2) U$S 50.000.000 para el Gasoducto Productivo III del Noreste Entrerriano, 3) U$S 40.000.000 para el Programa de Generación de Energía Renovable "Renovar ER", 4) U$S 30.000.000 para el plan "Seguridad y Conectividad Entre Ríos", 5) U$S 138.570.000 para obras en "Rutas, Puentes: Red primaria y secundaria provincial", 6) U$S50.000.000 para "Infraestructura aeroportuaria", 7) U$S 110.000.000 para "Infraestructura Hídrica". Todo esto da un total de U$S 498.570.000.
 
 En medio del tironeo con Macri por los fondos,  Bordet lanza su reelección

La pelea no ha terminado
 
Pero el reparto de prerrogativas, obras y fondos hacia los gobernadores del PJ no finalizó. Todavía queda resolver cómo se distribuirán los $6.500 millones destinados a suplir la reducción de subsidios a los transportes públicos y el recién creado "Programa de Asistencia Financiera a Provincias y Municipios", que repartirá $4.125 millones para reemplazar al Fondo Federal Sojero.
 
Además queda pendiente una batalla por el reparto de $40.000 millones de los Adelantos del Tesoro Nacional, que cerca de Macri pensaban usar para responder a los reclamos de la gobernadora Vidal.
 
 
Consecuencias del ajuste en el interior del país
 
En el toma y daca con el gobierno de Macri, los gobernadores del PJ consiguieron que la Casa Rosada les hiciera algunas concesiones. De esa manera evitaron un  impacto más fuerte en la gestión  estatal provincial, pero pueden aparecer como corresponsables del desastre que sacudirá sus economías como consecuencia de la caída de la actividad, por los fuertes ajustes.
 
El mecanismo de chantaje entre el Ejecutivo nacional y los provinciales, que poco tiene que ver con la gobernabilidad, es una demostración que en la Argentina no existe federalismo y deja a los mandatarios provinciales en una encrucijada.
 
La aplicación del Presupuesto significará para las provincias el quite de una cantidad de dinero importantísima que se iba a traducir en obra pública, cuando la falta de trabajo pega profundamente en el interior del país, siendo que además es donde más necesidades y miserias hay.
 
Esta situación también se agudizará en Entre Ríos, una provincia ganadera, sojera y triguera que depende de la gracia de Dios en cuanto al clima, que también es muy compleja. Los pueblos que la rodean viven de esa situación.
 
La pérdida de poder adquisitivo se hará sentir en el consumo. Las pymes generadoras de empleo, es la que más castigadas están, producto de la falta de créditos blandos, en un mercado inexistente porque a la gente no le alcanza para comer. Y la posibilidad de un segundo trabajo es nula, y no porque la gente no quiera trabajar.
 
La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
18-11-2018 / 11:11
17-11-2018 / 20:11
16-11-2018 / 11:11
En un acto de jura de fiscales, el Procurador Jorge Amílcar García habló de la relación de la Justicia con la política en un escenario de tensión entre los poderes del Estado por la causa de los contratos truchos. Se volvió a diferenciar de Comodoro Py y dio su opinión sobre algunos comportamientos de la prensa.
 
En su discurso fue mechando sus conceptos con autores de la filosofía y el derecho. El prólogo lo dejó para lo institucional. Destacó el Consejo de la Magistratura de Entre Ríos como "modelo del país por su organización" y por su perfección que atravesó a distintos gobiernos. Al referirse a sus conducidos, que debían jurar, refirió a la legitimidad que se le agrega a un funcionario que pasó por el organismo examinador.
 
Enseguida habló de dos generaciones: "Uno ve el número de documento de los jurantes y no puede menos que decir que estamos al final del camino y ellos al inicio". García ha anunciado que a finales del año que viene estaría dejando el Ministerio Público Fiscal.
 
Sin extenderse, el jefe de los fiscales planteó "el problema de la independencia judicial". "La gramática con la que nosotros trabajamos, sobre todo la más importante, es la de hacerlo en el máximo respeto por los otros poderes. El recato del Poder Judicial frente a los otros poderes hace el juego de contrapeso", afirmó, acompañado, a cada uno de sus costados, por el defensor general, Maximiliano Benítez; y los vocales Emilio Castrillón, Susana Medina, Claudia Mizawak, Bernardo Salduna, Juan Ramón Smaldone y Martín Carbonell.
 
Las palabras de García sobre el vínculo entre Justicia y demás poderes contrastan con lo señalado recientemente por el abogado defensor de un grupo de legisladores, cuando dijo, sin más: "No ver la injerencia de un poder sobre otro es ver la mitad del cuento".

16-11-2018 / 11:11
16-11-2018 / 10:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar