La Opinión Popular
                  19:21  |  Domingo 20 de Enero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Si la fuerza material está monopolizada por el régimen, las fuerzas morales, los valores que no se afincan en lo material están de nuestro lado, del lado del pueblo, y la militancia los transformará en fuerza avasalladora”. John W. Cooke
Recomendar Imprimir
Nacionales - 24-10-2018 / 08:10
ESCRITO POR EL FMI, CON LA FIRMA DE MACRI: DIPUTADOS TRATARÁ HOY EL PRESUPUESTO 2019

Cambiemos logró dictamen exprés para complacer al FMI

Cambiemos logró dictamen exprés para complacer al FMI
ESCRITO POR EL FMI, CON LA FIRMA DE MACRI: DIPUTADOS TRATARÁ HOY EL PRESUPUESTO 2019. Cambiemos junto a un sector de Argentina Federal logró el dictamen para llegar al recinto. Convocaron a sesión especial antes de obtener las firmas, lo cual desató el repudio opositor. "Ponen en riesgo la viabilidad de la Nación" denunciaron distintos sectores de la oposición. Para sumar voluntades realizaron concesiones, entre ellas un fondo de 6500 millones de pesos para las provincias. Desde el martes, en la previa al gran debate, organizaciones populares, políticas y gremiales se concentran en la Plaza Congreso, donde realizarán un gran encuentro este miércoles, en repudio al Presupuesto.
Durante horas, los diputados discutieron, intercambiaron observaciones y críticas a la previsión de gasto elaborada por la alianza Cambiemos según las directivas del FMI. Un presupuesto  que recorta en salud y educación para aumentar la partida destinada a pagar el feroz endeudamiento que permitió la condonación de deudas privadas, la bicicleta financiera y la fuga de capitales de los amigos de Mauricio Macri.
 
Pero en la comisión no se estaba discutiendo absolutamente nada. Todo había sido cocinado por atrás. Tras conceder varias modificaciones, el macrismo logró sumar a sus diputados al entrerriano Juan José Bahillo, el misionero Jorge Franco, el cordobés Martín Llaryora, la chaqueña Elda Pértile -con disidencias-, todos ellos del interbloque Argentina Federal; y Norma Abdala de Matarazzo, del Frente Cívico por Santiago.
 
Al enterarse que Luciano Laspina, titular de la comisión había convocado a sesión especial, el repudio de la oposición se hizo escuchar. El jefe de la bancada del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, despotricó porque  "¡Hoy somos una escribanía del FMI! Sesionamos cuando lo dice el Fondo y votamos lo que nos pide".
 
El puntano Andrés Vallone le advirtió al presidente de la comisión, Laspina, que "estamos en medio de un acting, donde usted es el Tinelli que lleva adelante este acting...". Y denunció, entonces, que el oficialismo tenía cocinado el dictamen antes del debate, "como tienen cocinados los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional".
 
Carlos Castagneto, por su parte, pidió que ya que el dictamen estaba firmado por 27 diputados, que se hiciera público para conocer las modificaciones: "Capaz que el dictamen de ustedes es tan bueno, que lo acompañamos, pero queremos saber cuáles son las conclusiones, qué modificación de artículos hubo".
 
Se introdujeron modificaciones como la eliminación del artículo sobre reestructuración de la deuda pública, la creación de un fondo compensatorio de 6500 millones de pesos para las provincias por el traspaso de los subsidios al transporte. Se incluyó una partida de 500 millones de pesos para el Conicet y para Cultura, otros 500 millones para el INTA, 100 millones para el Sedronar y 60 millones para el plan contra la violencia de género. En la comisión, la broma no se hizo esperar: "pedí lo que quieras que hoy lo dan".
 
La respuesta a este acuerdo entre Mauricio Macri y el FMI vendrá de las calles. Ya desde el mediodía del martes organizaciones sociales, sindicales y políticas montaron un acampe en las inmediaciones del Congreso Nacional. Durante el día se realizará una concentración que irá creciendo en masividad y descontento.
 
Los sindicatos de docentes paran este miércoles y marchan al Congreso junto a otras organizaciones gremiales y sociales, para repudiar el presupuesto. El gremio que conduce Sergio Palazzo decretó un paro en los bancos Nación y Provincia en defensa de la banca pública y contra el Presupuesto. La Bancaria acatará la conciliación obligatoria pero igual se movilizará.
 
La Opinión Popular

 
Estos son los puntos en los que tuvo que ceder el macrismo para llevar el Presupuesto al recinto
 
La iniciativa enviada por el Ejecutivo al Congreso debió ser pulida para lograr las firmas necesarias para conseguir el dictamen de mayoría.
 
El oficialismo de la Cámara de Diputados logró este martes firmar el dictamen de mayoría del proyecto de Presupuesto 2019 y confirmó su decisión de debatir el texto mañana en el recinto en el marco de una sesión especial.


Durante el debate en la comisión de Presupuesto de la Cámara baja que conduce el legislador del PRO, Luciano Laspina, se anunciaron una serie de modificaciones a la iniciativa inicial, enviada por el Ejecutivo al Congreso el pasado 17 de septiembre, con el objetivo de conseguir mayores voluntades.


Estas se sumaron a las acordadas en las últimas semanas con los gobernadores y que incluyen el paquete fiscal que también se va a tratar este miércoles en el recinto: revalúo de Ganancias, la suba de las alícuotas de Bienes Personales y la adenda al Consenso Fiscal 2018.


• Cambios en las condiciones para reestructurar la deuda

El oficialismo anunció la eliminación del polémico artículo 53 del Presupuesto 2019 que proponía cambiar las condiciones de reestructuración de la deuda externa.

La gestión de Macri proponía al Congreso la modificación de la Ley 24.156 para habilitar que una eventual reestructuración de deuda ya no tenga que ser con una mejora en plazos, montos e intereses sino "en las condiciones imperantes del mercado financiero", lo que causó el rechazo de la mayor parte de la oposición. 

"Dicen los medios que van a sacar el artículo 53. No les creemos porque está claro que necesitan el instrumento de reestructuración de deuda porque vamos a un escenario de cesación de pagos", dijo la legisladora del Frente de Izquierda, Romina del Pla. 

"En un hecho histórico voy a conceder el pedido de la diputada (Romina) Del Pla. Para no agitar fantasmas vamos a eliminar el artículo 53. Ese artículo era "solamente para darle más atribuciones a la secretaría de finanzas, argumentó Laspina.


• Permitirá que adultos mayores beneficiarios de pensión PUAM puedan seguir trabajando

Laspina confirmó que el oficialismo dará marcha atrás con la reforma que había planteado originalmente que dejaba sin opción de seguir trabajando a quienes quisieran acceder a la Pensión Universal para los Adultos Mayores (PUAM).

El proyecto inicial tenía previsto restringir el acceso a esta prestación, equivalente al 80% de la jubilación mínima, de manera tal de impedir que personas beneficiarias pudieran tener un ingreso extra.

Se trataba de una restricción sensible, ya que el régimen de PUAM permitía a los beneficiarios seguir haciendo aportes a la seguridad social hasta completar la cantidad de años requeridos para acceder a un haber jubilatorio ordinario.

Presionado por las críticas, finalmente el oficialismo dio el brazo a torcer y concedió que monotributistas sociales puedan seguir percibiendo la PUAM, aunque condicionado al resto de los requisitos socioeconómicos para personas de más de 65 años.


• Ganancias y cooperativas 

Cambiemos también aceptó dar un volantazo respecto de su pretensión inicial de incorporar a cooperativas y mutuales al régimen de pago de impuesto a las Ganancias.

En cambio, se incluirá en el Presupuesto un impuesto especial al patrimonio con una alícuota progresiva, que dejará exentas a las pequeñas y medianas cooperativas y mutuales.

Durante la reunión de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Laspina explicó que la idea es generar un "mínimo patrimonial", y estimó que de las 1400 cooperativas del país, "más de 1200 no van a pagar el impuesto especial al patrimonio".

Otro cambio significativo en el dictamen de Presupuesto es que se incluirá una partida de refuerzo para el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) de 500 millones de pesos.


• Fondo compensador al Transporte

Otro de los cambios, que había sido cerrado este lunes, tras una reunión en la que participó el ministro de Trasporte, Guillermo Dietrich, fue la incorporación al proyecto de Presupuesto 2019 de un artículo por el cual se creará un fondo especial de 6.500 millones de pesos para las provinciasa fin de compensar el traspaso de subsidios del transporte de pasajeros y evitar un fuerte aumento de los boletos. 

El artículo incorporado al Presupuesto 2019 establece que ese fondo será manejado por el Ministerio de Transporte. Los nuevos recursos provendrán de la suba en las alícuotas de Bienes Personales.


• Marcha atrás con la eliminación de las exenciones en ganancias

Durante las negociaciones, el oficialismo de la Cámara de Diputados aceptó un pedido de la oposición para que el proyecto de Presupuesto 2019 finalmente no contemple la eliminación de las exenciones en Ganancias que contenía la versión que había enviado al Congreso el Ejecutivo. 

La versión original del proyecto de Presupuesto 2019 contemplaba eliminar las exenciones que tenían los trabajadores sobre diferentes ítems de los salarios en la cuarta categoría, como viáticos, gastos de representación y otros rubros, incluidos en leyes nacionales y convenios colectivos de trabajo.

Se trata de exenciones que tienen un conjunto de trabajadores: viáticos, movilidad, bonificaciones especiales, protocolo, riesgo profesional, coeficiente técnico, dedicación especial o funcional, responsabilidad jerárquica o funcional, desarraigo y cualquier otra compensación de similar naturaleza, cualquiera fuere la denominación asignada.

El Ejecutivo pretendía recaudar 25.000 millones de pesos extra con cambios en la forma que se aplica el tributo, y con la inclusión de sectores que estaban exentos.



• Bienes Personales
beneficios para propietarios rurales

Este lunes se selló en la oficina de Emilio Monzó un cambio al dictamen de mayoría que se firmó el jueves pasado, con el objetivo de beneficiar a los propietarios rurales, a pedido de gobernadores e intendentes de la oposición y del oficialismo del interior del país.

En la iniciativa con despacho, se planteaba la incorporación al régimen de Bienes Personales de los titulares de inmuebles rurales, quienes hasta ahora se encontraban exentos de este impuesto dado que pagaban por Ganancia Mínima Presunta, un tributo que caduca el año que viene. 

Sin embargo, finalmente se ponderó en la discusión que los dueños del campo ya habían sido afectados por el freno a la baja de retenciones, por lo que la decisión fue otorgarle el beneficio de que el pago de Bienes Personales puedan efectuarlo a cuenta de Ganancias.


• Otros cambios

Entre otras modificaciones que quedaron plasmadas en el dictamen cambios, la eliminación de los impuestos internos a los vinos espumantes.

Por pedido del propio Cambiemos, se acordó además la ampliación de las partidas en 500 millones para el Conicet, el INTA y el mismo monto para el área de Cultura.

También se acordó mantener los plus especiales para los jubilados y pensionados de la Patagonia por zona desfavorable e incluir a los fideicomisos de los proyectos de Participación Público y Privada (PPP) de las provincias con los mismos beneficios que la Nación, en relación a las exenciones impositivas para las obras que se encaren en los distritos del país, a la vez que se eliminaron las modificaciones al Código Aduanero contempladas en el texto original.

 
Fuente: ámbito.com
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-01-2019 / 09:01
Chico conoce chica, la comedia de Hollywood le saca el jugo. Presidente conoce presidente, las Cancillerías y los medios afines abusan del paralelismo: hablan de "química", "empatía", "onda" y otras simplezas. Como en las comedias o en la vida real el primer encuentro puede influir, pero la larga convivencia siempre es crucial.
 
El presidente brasileño, Jair Messias Bolsonaro, recibió a su colega argentino Mauricio Macri en Brasilia. Dos desaires anteriores (ahora dicen) quedaron atrás: Bolsonaro no vino para el G-20, Macri veraneaba cuando asumió su par. Sobreactuaron amistad aunque a Macri (cultor de la doctrina Chocobar) sus asesores le aconsejan no fotografiarse "disparando" con las manos.
 
Objetivamente tienen un destino común, una frontera gigantesca, un intercambio comercial único. Ningún país es soberano del todo, en la aldea global. Pero hay mandatarios o visiones ideológicas que se empeñan en ampliar los márgenes nacionales de decisión. Otros prefieren el alineamiento con los países hegemónicos aunque jamás hablen de dependencia.
 
A los contertulios de Brasilia no los unen el amor ni el espanto, sí intereses  y la subordinación al Departamento de Estado.
 
Como Aníbal Troilo, Estados Unidos nunca se fue de este Sur, pero su política exterior posterior al atentado a las Torres Gemelas permitió un resuello. Coincidió con la llegada de experiencias populares variadas, más o menos radicales pero muchas antagónicas con la herencia neoconservadora de los '90.
 
Prevalecieron la paz y la no intervención en otros Estados, por un lapso prolongado y con una intensidad tal vez sin precedentes. La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) medió exitosamente para frenar sangrientos intentos golpistas contra el presidente boliviano, Evo Morales, y contra el ecuatoriano Rafael Correa que incluso fue secuestrado por fuerzas de seguridad.
 
Las coincidencias políticas gravitaban pero todos los gobiernos cooperaban en un organismo flamante, de nimia institucionalidad cuyas resoluciones exigen unanimidad de los presidentes. O, cuanto menos, inexistencia de vetos así fuera de uno solo.
 
Diplomacia presidencial al rojo vivo que eleva el protagonismo de los mandatarios y confina a las Cancillerías. Néstor Kirchner fue electo presidente del organismo con la anuencia de todos sus integrantes: una sola bolilla negra bastaba para dejarlo afuera.
 
Las derechas autóctonas, con la cooperación recurrente de "la Embajada" de EE.UU. le coparon la parada a Unasur. Cambiaron la correlación de fuerzas mediante golpes de Estado atípicos, novedosos: en Paraguay, Honduras, Brasil y ahora van por Venezuela. Macri y Bolsonaro 2019 se contraponen a Lula da Silva-Néstor Kirchner en 2003. Pasaron cosas, caramba. 

19-01-2019 / 11:01
19-01-2019 / 10:01
Es cada vez mayor la cantidad de personas que se suman a la protesta callejera contra la suba de los servicios públicos que implementa el gobierno de Mauricio Macri. Por cuarto viernes consecutivo, miles de porteños cortaron anoche las avenidas Rivadavia, Corrientes o Cabildo, entre otras, para protagonizar un nuevo "ruidazo" por los padecimientos derivados de las políticas de la alianza Cambiemos. También hubo manifestaciones en el conurbano bonaerense y en ciudades del interior de la provincia.
 
Las quejas por los aumentos de tarifas, por sueldos y jubilaciones cada vez más insignificantes frente a la inflación, se combinaron con reclamos puntuales de docentes por el cierre de las escuelas nocturnas resuelto por el jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.
 
De fondo se alternaba el ya tradicional "Mauricio Macri la puta que te parió", como el menos usual "fuera, fuera, fuera Macri fuera". "Macri son un fracaso como presidente. La inflación es un cáncer. Sos un inepto, le mentís a la gente", se expresa un vecino desde su cartel. "Nos sacaron el Fútbol para Todos para hacer 3000 jardines. ¿Dónde están?", indaga otro.
 
Anoche volvieron a sentirse las cacerolas, los bocinazos y ruidazos en distintas ciudades del país. Se dan después de la segunda marcha de la multisectorial contra los tarifazos que este jueves se realizó en Rosario y que continuará en Mar del Plata y Mendoza. Así como los ruidazos seguirán todos los viernes por la noche.
 
El motivo central de las protestas es el mismo: la crisis económica del modelo neoliberal macrista. La gente se une para marchar o golpear cacerolas, para reclamar por los despidos, los bajos salarios, los aumentos del transporte y de los servicios públicos, porque la plata ya no alcanza.
 
La bronca se acumula de la misma manera que los gastos para llegar a fin de mes. La gente se junta por un reclamo, por una inconformidad que la unifica. Es una queja por el presente, pero con la esperanza de lograr un cambio en el futuro. Protestan porque entienden que quedarse en la comodidad de sus casas se convierte en un silencio cómplice del ajuste macrista.
 
Las protestas continuarán, con mayor o menor presencia en las esquinas de las ciudades, o terminar diluyéndose ante la falta de respuestas positivas. O pueden aumentar, si este año vuelven a golpear los bolsillos populares de manera intolerable. ¿Influirán en las elecciones? Es una pregunta difícil de responder. Por ahora, el ruido sigue. La gente está harta de Macri.
 
La Opinión Popular

18-01-2019 / 09:01
Con Mauricio Macri, se profundizó un fenómeno que había arrancado en la primera mitad del 2018 y que muestra de lleno cuál fue el sector más perjudicado por la crisis económica: los trabajadores asalariados perdieron otra vez participación en el reparto de la torta de ingresos y así se alejan cada vez más del famoso fifty fifty.
 
El fifty-fifty (cincuenta y cincuenta) que impulsó el primer peronismo proponía que trabajadores y empresas se repartieran en partes iguales los ingresos que genera el país.
 
Esta vez la caída de su porción fue de 4,7 puntos durante el tercer trimestre: pasaron de recibir el 50,6% de la torta al 45,9%. Así, volvió a niveles distributivos del 2010.
 
A la par, eso significó un crecimiento de la parte del producto que se quedaron los empresarios, a costa del salario de los trabajadores. Ahí el salto fue casi en espejo y los dueños de las empresas pasaron a recibir el 45,7% del total, lo que implicó un crecimiento de 4,8% puntos.
 
Es decir que el 4% de los que participan en la producción, o sea los empresarios tal como señala el propio Indec, se quedaron con una porción casi idéntica a la del 74% representado por los asalariados.
 
La cuestión del fifty-fifty tiene un poder simbólico fuerte en la Argentina, aunque en los países desarrollados la distribución capital-trabajo es bastante más favorable para los asalariados: la participación asalariada ronda el 60% y durante los 70 giraba en torno al 65%, tal el caso de Estados Unidos.
 
Aunque en 1945 esta proporción era vista como una conquista social, en la actualidad es insuficiente. Para reducir la pobreza y aumentar la equidad es necesario impulsar reformas para que los trabajadores aumenten su participación a niveles más parecidos a los observados en los países desarrollados. Todo lo contrario de lo que está haciendo el gobierno de Mauricio Macri.
 
La Opinión Popular

18-01-2019 / 08:01
Gracias a la política económica neoliberal del inepto gobierno de Mauricio Macri, la inflación mayorista fue de 73,5% en 2018, las más alta desde la crisis de 2002, explicadas ambas por el impacto directo e indirecto de la devaluación de la moneda en sus respectivos momentos.
 
Según informó ayer el Indec, el aumento interanual en el índice de precios mayoristas del año pasado fue consecuencia de la suba de 104,8% de los productos importados, una cifra casi calcada al alza del dólar en 2018, y del incremento de 71,2% en los precios de los bienes nacionales.
 
Así, alcanzó su nivel más alto desde 2002, cuando a la salida de la convertibilidad marcó 77,1%. Entre los rubros relevados que más subieron el año pasado se destaca el petróleo crudo y gas, con el 105,5 por ciento, empujados por el alza del dólar y la cotización internacional de esos commodities.
 
La dolarización de tarifas impactó en manufacturados y energía eléctrica, con un aumento de 67,6%, mientras que la industria automotriz dejó en evidencia la alta participación de componentes importados y unidades terminadas del exterior, dado que los precios de este segmento aumentaron 90,6% promedio.
 
El costo de la construcción, por su parte, fue de 44,8%, impulsado casi en su totalidad por la remarcación en materiales.
 
Esta semana se conoció la cifra oficial de inflación minorista del año pasado, la cual se ubicó en 47,6%, el mayor registro en 27 años, producto de la duplicación en el precio del dólar, los tarifazos y la desregulación de precios sensibles al bolsillo. Sin embargo, el aumento de la inflación mayorista fue 25,9 puntos porcentuales superior que la registrada al público.
 
Esta diferencia se explica por la decisión de absorber márgenes empresarios de algunos sectores, en los que aún había sido posible, para no trasladar todo el aumento ante el actual escenario de recesión económica.
 
No todos los precios fueron trasladados, primordialmente porque, por ejemplo, al almacenero, se le cayó la demanda y hay menos poder adquisitivo. Si sube los precios no vende nada.


Conclusión: con Macri hay inflación para rato. En este 2019, existirá una fuerte inercia inflacionaria, la pesada herencia de 2018. La brecha entre inflación mayorista y minorista deja un arrastre de precios que se irá trasladando a los bolsillos de pueblo y que se sumará a los brutales tarifazos del Gobierno de los Ricos.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar