Garavano, anticipó en su cuenta de Twitter que pospondrá la presentación para "distender" la situación, y que el episodio de la mañana fue "una broma".
 
Lo real es que Lilita causó una crisis política importante al interior de la alianza antiperonista Cambiemos con sus acusaciones contra Garavano. Sus declaraciones de que hizo "una broma" muestran que no se puede tomar con seriedad nada de lo que dice.
 
Sin embargo, la "broma" no parece haber terminado. A minutos de haber emitido el tuit en el que hacía esa afirmación, lanzó otro donde aclaraba que solo iba a posponer el pedido de juicio político contra Garavano.
 
Si la diputada pretende "distender" no lo estaría logrando. Lo que se confirma con sus declaraciones es la poca seriedad de la referente cambietista. La auto denominada "guardiana moral" de la república vuelve a mostrar que es un verdadero mamarracho, una persona que se comporta de forma ridícula, generalmente para hacer reír a la oposición.
 
La Opinión Popular
'/> Mamarracho: ahora Carrió dice que su pedido para remover a Garavano "era una broma" / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  09:34  |  Viernes 22 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Reflexionemos antes lo que corresponde hacer y no imitemos a los atenienses, que primero atacan y luego discurren”. Pantagruel
Recomendar Imprimir
Nacionales - 12-10-2018 / 09:10
EN MEDIO DE LA TENSIÓN, APENAS UN “BESITO” ENTRE MAURI Y LILITA

Mamarracho: ahora Carrió dice que su pedido para remover a Garavano "era una broma"

Mamarracho: ahora Carrió dice que su pedido para remover a Garavano
No se entiende muy bien los “chistes” de la diputada Elisa Carrió. Por la mañana de este jueves desafió al Presidente, y horas después le bajó el tono a la interna en Cambiemos y aseguró que sus declaraciones se trataron "de una broma". Esto, en referencia a los dichos de Lilita en el que además de asegurar que pediría el juicio político del ministro Germán Garavano, dijo "me amigaré con el Presidente cuando me saque a Garavano". Por ahora, Carrió arrugó y el Gobierno "logró" calmar a una de las fieras, pero le queda la oposición, que sigue presionando cada vez con más fuerza. Carrió encontró el límite a sus acciones destempladas. Tensó la relación interna de la coalición gobernante y tuvo que recular cuando observó que Macri esta vez no le dio espacio. Es delirante el juego de Carrió, de reclamar a los gritos como si se tratara de caprichos, que dan cuenta del poco espacio político que tiene en la toma real de decisiones.
Faltó que se taparan la nariz. Apenas "un besito", de cortesía, frío como estos días de primavera, fue todo lo que recibió Elisa Carrió de Mauricio Macri. "El Presidente solo me dio un beso seco", dijo la diputada al cabo de un cónclave en el que hubo pocas miradas, todas fulminantes, y la tensión trascendió a través de las cámaras.
 
En la presentación de "Argentina Trabaja" en el CCK, a la diputada se la relegó más allá de las primeras filas, pero cuando tomó el micrófono atizó el fuego: "No importan hermanos, primos, parientes, presidente ni ex presidente", dijo en un momento, en lo que pareció una clara alusión a las causas en las que aparece involucrada la familia presidencial, integrantes de la Patria contratista como Franco Macri o el primo del Presidente, Ángelo Calcaterra.
 
Las afirmaciones de la diputada nacional fueron contestadas por el gobierno nacional, a través de declaraciones de la ministra Carolina Stanley (Desarrollo Social) y Alejandro Finocchiaro (Educación). Los funcionarios del Gabinete nacional pidieron que "nadie condicione" al presidente.
 
Hacia la tarde, acaso un sobre con la lista de 'gente de ella' que se quedaría en la calle o un llamado del Presidente, que necesita maquillar su imagen cuanto antes, logró que la líder de la Coalición Cívica echara agua al fuego. Pues, si bien confirmó que pedirá el juicio político de Garavano, anticipó en su cuenta de Twitter que pospondrá la presentación para "distender" la situación, y que el episodio de la mañana fue "una broma".
 
Lo real es que Lilita causó una crisis política importante al interior de la alianza antiperonista Cambiemos con sus acusaciones contra Garavano. Sus declaraciones de que hizo "una broma" muestran que no se puede tomar con seriedad nada de lo que dice.
 
Sin embargo, la "broma" no parece haber terminado. A minutos de haber emitido el tuit en el que hacía esa afirmación, lanzó otro donde aclaraba que solo iba a posponer el pedido de juicio político contra Garavano.
 
Si la diputada pretende "distender" no lo estaría logrando. Lo que se confirma con sus declaraciones es la poca seriedad de la referente cambietista. La auto denominada "guardiana moral" de la república vuelve a mostrar que es un verdadero mamarracho, una persona que se comporta de forma ridícula, generalmente para hacer reír a la oposición.
 
La Opinión Popular

 
LA INTERNA DE CAMBIEMOS EN EL CENTRO DE LA ESCENA
 
Good show
 
Se suponía que podía ser el acto de reencuentro y reconciliación entre Elisa Carrió y Mauricio Macri. No lo fue. Tras un saludo frío, la aliada cívica dijo: "Me voy a amigar con el presidente cuando me lo saque a Garavano".
 
Macri envió a sus ministros a responderle. "Desde el primer minuto de su mandato, Macri ha luchado contra la impunidad y la corrupción. Y nadie debe condicionar al presidente", sostuvo el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro.
 
Luego Carrió salió a afirmar que era todo un chiste y anunció que postergaba unos días el pedido de destitución contra el ministro de Justicia. Pero el pedido de juicio político tiene pensado presentarlo, de eso no dejó dudas.
 
La disputa entre Macri y Carrió comenzó a escalar cuando ella cuestionó los dichos del ministro de Justicia -que se refirió a la inconveniencia de las prisiones preventivas extensas y dijo que no era bueno para un país que se pidiera detener a un ex presidente-, y siguió en ascenso cuando Carrió denunció que se desplazaba a tres funcionarios de la AFIP para evitar una investigación contra el primo del presidente, Angelo Calcaterra. Esto último fue resuelto rápidamente: dos de esos funcionarios fueron confirmados en sus cargos y a uno lo pusieron frente a una unidad anticorrupción.
 
No obstante, la situación con Garavano y la disputa para avanzar con la prisión de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner sigue sin saldarse en la coalición oficial. Si hacía falta una prueba, se vio ayer en un acto en el CCK en el que se presentaba el programa "Argentina Exporta", que volvió a mostrar juntos a Carrió y Macri.
 
En rigor, solo intercambiaron un saludo gélido. Y luego la aliada volvió a reclamarle que lo eche a Garavano, lo que fue seguido por aplausos de algunos de los presentes en el acto oficial. "Voy a pedirle el juicio político", insistió. "Pero no rompo Cambiemos, porque yo lo inventé", lanzó.
 
"Nunca tuve problemas con (Raúl) Alfonsín, porque sabía que había cosas que no negociaba. Y Mauricio sabe que hay cosas que no negocio", remarcó Carrió. Sin embargo, aseguró que pese al "besito seco" que recibió del presidente, "ya se van a resolver las cosas". "Ya voy a hablar. Yo no estoy fuera de Cambiemos pero hay que tensar para resolver algunas cosas", indicó.
 
Durante su mensaje en la presentación, Carrió dio pistas acerca de lo que hablaba cuando remarcó que la lucha contra la corrupción incluye a "hermanos, primos, parientes, presidentes o ex presidentes". Las alusiones a Macri resultaron obvias.
 
Con todo, agregó que "es el Presidente y tiene el derecho de dirigir el país como crea. Yo soy parlamentaria, no discuto liderazgos". Tuvo incluso un momento para dedicarle a la marcha atrás en el extra en las tarifas del gas: "Gracias a Dios derogamos ese horror".
 
En vistas del escándalo posterior, Carrió resolvió esperar unos días para presentar el pedido de juicio político. En su entorno indicaron que hizo el gesto "para descomprimir". En el escrito -al que tuvo acceso este diario- advierte que no lo acusa "por dichos, sino por hechos". "Germán Garavano no ha hecho más que actuar en contra los principios rectores de Cambiemos que son los que debe guiar sus actos como titular de la cartera de Justicia", sentenció la aliada cívica.
 
Entre las causales de remoción incluyó la frase sobre los ex presidentes, pero también la incorporación como asesora de la ex procuradora bonaerense María del Carmen Falbo. "Tuvo que retirarse de su cargo ante la inminencia de su destitución por mal desempeño y comisión de delitos en el ejercicio de sus funciones, relacionados con el encubrimiento de crímenes vinculados al narcotráfico", afirmó Carrió.
 
También lo cuestiona por el manejo de la Unidad AMIA, una cuestión por la cual Garavano tiene una denuncia penal de su ex titular, el radical Mario Cimadevilla. Además, lo acusó de "acomodar" jueces federales y del fuero contencioso administrativo.
 
 
Beso y condiciones
 
Luego del "beso seco", Macri optó por aludir a la disputa con Carrió en dos momentos de su discurso. El primero fue cuando el ex presidente -que antes fue un empresario con una extensa trayectoria en la obra pública- les dijo a los otros empresarios: "No más bolsos, no más cosas raras. Lo que queremos es ser parte todos orgullosos de una Argentina que progresa".
 
La segunda fue una breve alusión a su aliada, para ratificar que tienen coincidencias: "La doctora Carrió ha viajado muchísimo por el país y hoy nos acompañó. Todos sentimos que esta es la herramienta: las pymes desarrollando su capacidad de exportación".
 
Las respuestas más directas (y más duras) a la aliada se las dejó a sus ministros que, horas más tarde, dejaron entrever que Macri no se dejará condicionar, ni echará a su ministro. "Desde el primer minuto de su mandato, Macri ha luchado contra la impunidad y la corrupción. Y nadie debe condicionar al presidente de la República", remarcó el ministro de Educación.
 
"No somos una coalición electoral, sino de gobierno. Esta es una coalición amplia, en la que hay personas que provienen de diferentes partidos políticos y en la que se generan debates, lo cual es muy saludable porque recuerden que hasta hace un tiempo el partido que gobernaba no tenía debate: había una palabra que daba una orden", afirmó Finocchiaro, quien de todas formas le pidió a Carrió "hacer propuestas mejores y superadoras".
 
La ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, evitó confrontar con Lilita y se limitó a afirmar que "el presidente es el principal motor de la lucha contra la corrupción y la persona que más hecho por la transparencia en nuestro país". "Siempre vamos a intentar zanjar las diferencias que podamos tener. Pero la importancia es que la coalición se mantenga unida y para eso vamos a trabajar", advirtió.
 
Tras la andanada de críticas, Carrió salió a desdecirse: "Yo no le pedí ni le voy a pedir la renuncia del ministro Garavano al presidente. Lo que dije esta mañana fue una broma, no condiciono ni disputo autoridad", tuiteó.
 
No es la primera vez que recurre a esta salida, cuando acusó a los radicales de "misóginos" y dijo que ella los manejaba desde afuera, luego afirmó: "Mis disculpas, es una vieja broma que hago hace 20 años, Cornejo, quizás no la recordás porque estabas en el kirchnerismo".
 
Ayer fue menos cáustica: "Pido disculpas por la forma, pero ratifico lo dicho porque es verdad. Ejerzo mi facultad de diputada de pedir juicio político a los funcionarios establecidos por la Constitución Nacional", ratificó. No obstante, anunció que iba a postergar la presentación del juicio político, que preveían para hoy: "En aras de distender esta situación voy a posponer por unos días la presentación del juicio político que ya hemos elaborado".
 
Por Werner Pertot
 
Fuente: Página 12
 

Agreganos como amigo a Facebook
22-02-2019 / 08:02
Las canastas de alimentos y servicios elaboradas por el Indec para estimar la pobreza e indigencia escalaron 3,7 por ciento en enero y acumulan un aumento de 55,8 por ciento en doce meses, lo que muestra un fuerte incremento de la desigualdad como consecuencia de la aplicación de la política económica neoliberal del gobierno de Mauricio Macri. Los ricos son más ricos y los pobres más pobres.
 
La línea de pobreza se define por la estimación de valor de una canasta básica total (CBT), que incluye alimentos y servicios básicos para un hogar de dos adultos y dos menores. El organismo estadístico estimó que una pareja joven con hijos de 6 y 8 años necesitó 26.442,9 pesos para superar el umbral de pobreza monetaria y 10.577,2 pesos para alimentarse y no ser considerados indigentes para las estadísticas.
 
Por otro lado, el índice de la canasta básica alimentaria (CBA), que incluye solamente alimentos, es el que se utiliza para medir línea de indigencia y en enero se ubicó en $12.721,73, un alza del 52,8% interanual y del 3,9% frente a diciembre. Es decir que la evolución inflacionaria fue más alta en los alimentos, golpeando más fuerte precisamente a los sectores más vulnerables de la sociedad.
 
El incendio inflacionario volvió a poner foco en los sectores más pobres de la población. Y la profunda recesión inducida por el programa de austeridad del FMI obligó al presidente Macri a anticipar que el año pasado aumentó la pobreza, cuando 2,5 millones de personas en todo el país pasaron a ser pobres en términos de su ingreso monetario.
 
Los datos oficiales serán publicados dentro de un mes pero la combinación de un incremento en la valorización de las canastas para enero con una elevada inflación, destrucción de empleo y deterioro de los ingresos salariales, permite anticipar que los niveles de pobreza monetaria continuaron en ascenso al iniciar 2019.
 
A la espera de un salto en los niveles de pobreza para el segundo semestre de 2018, los voceros oficiales comenzaron a abrir el paraguas: "Ya lo dijo el Presidente, con el impacto de la inflación y de algunas medidas económicas, claramente el próximo puede ser un índice que dé un poco peor que el ultimo que se anunció", afirmó dos semanas atrás la ministra de Salud y Desarrollo Social, Carolina Stanley.
 
La inflación de los más pobres sigue sin techo y se escapa de la ya elevada inflación general. Los niveles de pobreza siguen aumentando, sobre todo cuando los salarios no se recuperan y los sectores más vulnerables sufren las consecuencias de la política de tierra arrasada que aplica contra ellos el Gobierno de los Ricos.
 
La Opinión Popular

21-02-2019 / 10:02
Coca-Cola Femsa es una de las empresas más grandes y de mayor facturación del mundo pero asegura que en Argentina no le cierran los números. Pidió al Gobierno de Mauricio Macri un procedimiento preventivo de crisis (PPC) para afrontar el achicamiento de su planta embotelladora del barrio porteño de Pompeya y que el gobierno nacional los habilite a despedir gente y pagar menos indemnizaciones.
 
"La planta está prácticamente parada porque no hay ventas, no recuerdo haber pasado por una situación similar. Pero no permitiremos despidos. En este contexto no podemos permitir que ni un sólo trabajador se quede sin empleo", dijo Pablo Fernández, secretario general de la seccional porteña del Sindicato de Trabajadores de Aguas Gaseosas y Afines. Por su parte, la rama de aguas y gaseosas del sindicato de Camioneros se declaró "en estado de alerta y movilización".
 
En la planta de Pompeya trabajan 600 personas, de un total de 3 mil que están empleadas por Coca-cola Femsa en Argentina. La firma también tiene otra embotelladora en Monte Grande (Esteban Echeverría) y cuatro centros de distribución. Además, trabajan para Coca-cola otras empresas embotelladoras.
 
La venta de bebidas es uno de los segmentos del consumo masivo más afectados por el plan económico neoliberal macrista, aunque la magnitud de Coca-Cola Femsa obliga a pensar el caso con parámetros propios, en línea con lo sucedido con los preventivos de crisis de la filial local del gigante Carrefour y de Fate, una de las empresas de Javier Madanes Quintanilla, quien blanqueo $867 millones gracias a Macri.
 
El PPC permite aplicar modificaciones drásticas en la organización laboral y trasladar los costos de esos cambios sobre las espaldas de los trabajadores. Por eso los gremios advierten sobre el avance de una reforma laboral por empresa.
 
Las últimas comunicaciones de Coca-Cola y de Femsa a sus inversores ya daban indicios de la decisión: "el volumen de ventas cayó un 2% en el trimestre ya que a pesar del crecimiento en Brasil, Colombia y Perú, la operación en Argentina tuvo una baja de dos dígitos".

 
En los tres primeros trimestres de 2018, las ventas de Femsa en Argentina medidas en volumen bajaron un 9,8% interanual y los ingresos medidos en pesos mexicanos se redujeron un 46% por efecto conjunto de caída del consumo y a la fuerte devaluación del peso. Se registró una caída interanual del consumo masivo del 7,3% en enero. La categoría de peor desempeño fue bebidas sin alcohol, con una merma del 14,1%.
 
La Opinión Popular

21-02-2019 / 09:02
El dólar pegó un nuevo salto y la city vivió otra jornada de fuerte volatilidad cambiaria. La cotización del dólar que compran los ahorristas minoristas se ubica en 40,76 pesos, con un incremento de 44 centavos. La divisa alcanzó a tocar los 41,45 pesos a mitad de la jornada.
 
El Banco Central se asustó y aceleró la suba de la tasa de interés. El organismo llevó el rendimiento de las Leliq a 46,01 por ciento, lo que representa un aumento de 1 punto y medio respecto del martes. Se trata del alza diaria más importante en lo que va del año. El clima financiero fue de tensión no sólo con el tipo de cambio. El riesgo país subió 8 unidades y finalizó en 708 puntos. Los bonos en moneda extranjera bajaron hasta 2 por ciento en la jornada.
 
La demanda de divisas arrancó fuerte en las primeras horas de la rueda cambiaria y fue mostrando cierta moderación en las últimas horas. La pregunta que se hacen en el mercado es si la nueva tasa por arriba del 45 por ciento resulta suficiente para contener el proceso de dolarización de los activos en moneda local. Los inversores menos optimistas aseguran que una vez que los fondos tomaron la decisión de pasar a moneda extranjera no es sencillo hacerlos cambiar de opinión.
 
El Banco Central fue poco cauteloso con la baja de la tasa de interés este año y paga las consecuencias. Los inversores se dieron cuenta que tienen el poder de fuego necesario para generar volatilidad. Y van a exigir más tasa de interés para volver a colocarse en moneda local.
 
La autoridad monetaria presumía diciendo que no había dejado ni un peso dando vueltas y que eso reducía la posibilidad de un nuevo salto en el tipo de cambio. Pero la realidad muestra esto no funciona en la Argentina. El mercado cambiario es chico. Y con muy poca demanda de divisas se puede generar mucha inestabilidad.
 
¿Cuánto más puede seguir subiendo el dólar? Aunque son pocos los que se animan a dar una repuesta con valores precisos, la mayoría de los analistas coincide en una referencia. El techo de la banda cambiaria es casi 50 pesos. Hasta esa cifra el Central se comprometió a no vender divisas para intentar moderar la devaluación.
 
La entidad tiene la tasa de interés como herramienta clave para moderar las presiones cambiarias. Pero algunos observan que empieza a ser cada vez menos efectiva. El Central bajó en los últimos dos meses 15 puntos la tasa de interés y le dijo a los inversores que la situación estaba bajo control. Si ahora tiene que volver a llevar la tasa a niveles de 60 por ciento para parar la suba del dólar, la interpretación de la city va a ser de manual: la situación está a punto de estallar.
 
El modelo económico neoliberal de Mauricio Macri está sostenido con alfileres. El acuerdo con el FMI impone que el Banco Central prácticamente no puede intervenir frente a una corrida contra el dólar. Si se dispara, habrá otra devaluación y situación hiperinflacionaria. El Gobierno de los Ricos hace todo mal.
 
La Opinión Popular

20-02-2019 / 10:02
Sin margen de casualidad alguna, así como las paritarias 2018 resultaron un placebo ante la inflación/recesión también el Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) ilustra el deterioro de los sueldos con una caída del 11% respecto a 2017.
 
Para los términos reales el registro del ingreso base para cualquier trabajador en blanco llegó a los niveles más bajos desde el año 2004. En centrales obreras se considera con mayor o menor discreción que la convocatoria urgente al Consejo Salarial es inevitable, si es que la Casa Rosada mensura su desafío electoral pero sobre todo mucho más por la grave coyuntura.
 
El valor del ingreso mínimo se fijó en los dos últimos años por "laudo", léase decisión directa del Gobierno Nacional prescindiendo de organizaciones sindicales y empresarios, lo cual ofrece un perfil ilustrativo de la crisis. Sobre todo para considerar que el SMVM marca mucho más que tendencias salariales sino que ilustra sobre el escenario laboral de registrados y aún empleados en negro como variable de referencia.
 
El gobierno de Mauricio Macri parece haber hecho votos de silencio justo en momentos en que más se necesita entender las variables económico-sociales que maneja la Casa Rosada para fundar sus pronósticos optimistas en un cercano porvenir, esperando que lo peor de la recesión haya quedado atrás para las elecciones presidenciales.
 
Frente a las dudas de las chances electorales del oficialismo, el único que se animó a hablar sobre economía la última semana fue el presidente de la Nación, aún con el paso en falso de diagnosticar una inflación en baja 24 horas antes de que se conociera un dato que mostró todo lo contrario.
 
El Gobierno de los Ricos patea para adelante los desequilibrios económicos (costos de la bicicleta financiera, los vencimientos de deuda y la fuga de capitales) apostando a un dólar estable a costa de una fuerte recesión. En este camino son los trabajadores y jubilados los que pagan las consecuencias del ajuste.
 
La Opinión Popular

20-02-2019 / 08:02
La oposición parlamentaria se abroqueló contra al "avasallamiento de las facultades del Congreso" que realiza el gobierno de Mauricio Macri a través de la firma de decretos de necesidad y urgencia (DNU). El voto del presidente de la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo, Marcos Cleri (FpV-PJ), rompió la paridad de ocho legisladores del macrismo y de la oposición.
 
Se dio así dictamen de mayoría al rechazo de tres inconstitucionales decretos de Macri: el que estableció la extinción de dominio a través de una acción civil sin condena penal para bienes de narcotráfico y corrupción; el que quitó frecuencias destinadas por ley a ARSAT para destinarlas a las empresas privadas de telefonía celular; y el que degradó la Secretaría de Deportes en una Agencia descentralizada y autárquica eliminando otras cuatro leyes nacionales sobre el deporte.
 
El diputado macrista Pablo Tonelli asumió la defensa de los cuestionados DNU, con apenas una descripción de los mismos y que cumplían los requisitos formales con la firma de todos los integrantes del gabinete nacional, girado en tiempo al Congreso, y justificó la "urgencia" en que el Congreso "estaba en receso" en enero.
 
El senador Daniel Lovera, un peronista pampeano que integra el interbloque Argentina Federal, fue el encargado de replicar al oficialismo. Recordó que dos de los tres DNU cuestionados avanzan sobre el trabajo del Congreso y que el Senado dio media sanción a proyectos que se saltean los decretos: extinción de dominio, con claras diferencias con el decreto presidencial, y la adjudicación de las frecuencias es parte de la llamada ley corta de telecomunicaciones.
 
Lovera remarcó que comparte con el oficialismo la intención de recuperar bienes y dinero producto de "mafias y delitos de corrupción". Pero enseguida insistió en que el DNU de extinción de dominio "es inconstitucional" porque allí se establece que el Ejecutivo "no puede regular en materia penal, directa o indirectamente" a través de decretos. Además de cargar contra el DNU que "degrada el deporte nacional".
 
La senadora salteña Cristina Fiore, en el interbloque del ex gobernador Juan Carlos Romero, y quien mantiene buena sintonía con Cambiemos, afirmó: "Hay que tener cuidado con los precedentes porque lo que hoy nos beneficia mañana puede perjudicarnos. El poder no es eterno", sostuvo la salteña y agregó: "Lo que beneficia a todos los argentinos es el cumplimiento de la Constitución. La cuestión de fondo no viene al caso". También cargó contra el DNU de extinción de dominio: "No es una acción civil descolgada, hay una íntima relación entre la acción civil y el proceso penal. Por más que se lo llame de otra manera no quiere decir que no tenga naturaleza penal".
 
El desafío opositor será ahora llevar los dictámenes a los recintos de Diputados y del Senado para rechazar los DNU, que debe ser en las dos Cámaras del Congreso. Mientras tanto, los decretos seguirán vigentes.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar