La Constabularia" nicaragüense leales al gobierno conservador que atacan la fortaleza sitiada al amanecer del 4 de octubre.
 
El general Benjamín Zeledón murió el 04 de octubre abatido en un caserío cerca de Niquinohomo; su cadáver fue puesto sobre una carreta tirada por una yunta de bueyes que atravesó Niquinohomo por su Calle Real.
 
Fue precisamente sobre esa calle que un joven, Augusto Cesar Sandino, vio la forma en que iban tirando el cadáver de Zeledón, y esto, lo hizo meditar sobre la realidad de la intervención yanqui en Nicaragua y al cabo de los años lo impulsó en su lucha contra la ocupación militar del imperialismo, que no tenía otro objetivo que el de seguir manteniendo sus intereses monopolistas y los privilegios de la oligarquía traidora que los apoyaba.
 
Por Carlos Morales
'/> En Nicaragua, marines yanquis sitian a los rebeldes nicaragüenses y abaten a Benjamín Zeledón / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  02:10  |  Domingo 16 de Junio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“El carácter inevitable de la derrota solo desalienta a los cobardes”. Alejandro Dolina
Recomendar Imprimir
Internacionales - 02-10-2018 / 18:10

En Nicaragua, marines yanquis sitian a los rebeldes nicaragüenses y abaten a Benjamín Zeledón

En Nicaragua, marines yanquis sitian a los rebeldes nicaragüenses y abaten a Benjamín Zeledón
El general Benjamín Zeledón murió el 04 de octubre abatido en un caserío cerca de Niquinohomo; su cadáver fue puesto sobre una carreta tirada por una yunta de bueyes que atravesó Niquinohomo por su Calle Real.
La Revolución libero-conservadora de 1912, en Nicaragua,  fue un conflicto político y militar que se desencadenó como culminación del rompimiento de la alianza conservadora posterior a la caída del poder de José Santos Zelaya.
 
El detonante fue la destitución del General Luis Mena Vado como ministro de Guerra por el Presidente Adolfo Díaz RecinosMena había sido designado Presidente de Nicaragua para el período 1913-1917 por la Asamblea Constituyente. Los líderes de la revolución eran Mena, Zeledón y Marcelo Castañeda.
 
Esta guerra civil fue corta pero cruenta y tras algunos éxitos iniciales que le permitieron la toma de las ciudades de Granada y León, así como sitiar Managua, las tropas revolucionarias tuvieron que replegarse.
 
Para enfrentar esta sublevación, Díaz solicitó el apoyo militar yanqui y el gobierno de Estados Unidos envió un contingente de su Infantería de Marina, sin más base ni requisito para fundamentar ese concepto filibustero del derecho que la simple solicitud de un gobernante tiránico, ilegítimo y en crisis.
 
El general Mena, máximo líder de los revolucionarios, se rindió sin combatir ante el alto mando de los marines en la ciudad de Granada y es enviado al exilio en Panamá. Zeledón Castañeda, sin embargo, se negaron a abandonar las armas. El general Zeledón, asumió el mando de la Revolución con lo cual llegó a ser Jefe Supremo del Gobierno en rebelión desde esa fecha hasta su muerte.
 
El 03 de octubre de 1912, soldados estadounidenses sitian a los rebeldes nicaragüenses en los cerros Coyotepe y La Barranca cerca de la ciudad de Masaya. En la batalla de Coyotepe, los revolucionarios se enfrentan a las tropas combinadas del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos' y de "La Constabularia" nicaragüense leales al gobierno conservador que atacan la fortaleza sitiada al amanecer del 4 de octubre.
 
El general Benjamín Zeledón murió el 04 de octubre abatido en un caserío cerca de Niquinohomo; su cadáver fue puesto sobre una carreta tirada por una yunta de bueyes que atravesó Niquinohomo por su Calle Real.
 
Fue precisamente sobre esa calle que un joven, Augusto Cesar Sandino, vio la forma en que iban tirando el cadáver de Zeledón, y esto, lo hizo meditar sobre la realidad de la intervención yanqui en Nicaragua y al cabo de los años lo impulsó en su lucha contra la ocupación militar del imperialismo, que no tenía otro objetivo que el de seguir manteniendo sus intereses monopolistas y los privilegios de la oligarquía traidora que los apoyaba.
 
Por Carlos Morales

Letra de la canción 'Yo soy de un pueblo sencillo', del poeta nicaragüense Carlos Mejía Godoy
 
Yo soy de un pueblo pequeño, pequeño como un gorrión
con medio siglo de sueños, de vergüenza y de valor.
Yo soy de un pueblo sencillo, como la palabra Juan
como el amor que te entrego, como el amor que me dan.
 
Yo soy de un pueblo nacido entre fusil y cantar
que de tanto haber sufrido tiene mucho que enseñar.
Hermano de tantos pueblos que han querido separar
porque saben que aun pequeños, juntos somos un volcán
Porque saben que un pequeños, juntos somos un volcán.
 
Yo soy de un pueblo que es poeta y sus versos escribió
en los muros y en las puertas con sangre, rabia y amor.
Yo soy de un pueblo orgulloso, con mil batallas perdidas
soy de un pueblo victorioso que aun le duelen las heridas.
 
Yo soy de un pueblo nacido, entre fusil y cantar
que de tanto haber sufrido tiene mucho que enseñar.
Hermano de tantos pueblos que han querido separar
porque saben que aun pequeños, juntos somos un volcán
porque saben que aun pequeños, juntos somos un volcán.
 
Yo soy de un pueblo reciente, pero antiguo su dolor
analfabeta mi gente, medio siglo en rebelión.
Yo soy el pueblo que un niño en Niquinohomo soñó
Soy del pueblo de Sandino y Benjamín Zeledón
Yo soy de un pueblo sencillo, fraterno y amigo
que siembra y defiende......su revolución.....

Fuente: Wikipedia

Agreganos como amigo a Facebook
15-06-2019 / 17:06
La Revolución húngara de 1956 fue un movimiento espontáneo de alcance nacional contra el gobierno comunista de la República Popular de Hungría y sus políticas impuestas desde la Unión Soviética, que duró desde el 23 de octubre hasta el 10 de noviembre de 1956.
 
El 23 de octubre de 1956, los estudiantes, en una manifestación masiva en Budapest, la capital del país, demuestran la solidaridad con Polonia, que exigen la independencia de la URSS y el retiro de las tropas del Ejército Rojo. Rápidamente se suman los obreros.
 
El presidente András Hegedüs, por radio prohíbe la manifestación, pero no hizo más que derramar aceite sobre el fuego. Los reclamos centrales eran libertad de prensa y el retiro de las tropas rusas del país. La multitud reunida frente al edificio de la radio para exigir que se transmitan sus reivindicaciones es recibida a los tiros por la AVH (policía política), convirtiendo lo que era una manifestación pacífica en el inicio de la revolución.
 
El ejército soviético movilizó 31550 soldados y 1130 tanques y el 4 de noviembre de 1956 invadió Budapest y otras regiones del país. La resistencia húngara continuó hasta el 10 de noviembre. Más de 2500 húngaros y 722 soldados soviéticos perecieron en el conflicto y unos 200000 húngaros huyeron en calidad de refugiados. Los arrestos masivos y las acusaciones continuaron por meses.
 
El ex Presidente del Consejo de Ministros de la República Popular de Hungría, Imre Nagy, fue ejecutado, junto con el líder militar de la Revolución, el general Pál Maléter y Miklós Gimes, tras ser sometidos a juicios secretos el 16 de junio de 1958. Sus cuerpos fueron ubicados en tumbas sin marcar en el Cementerio Municipal en las afueras de Budapest.
 
La Opinión Popular



15-06-2019 / 17:06
El 16 de junio de 1976, aproximadamente 15.000 estudiantes, de secundaria y de primaria, salieron a las calles de Soweto, (el mayor gueto de Sudáfrica, en Johanesburgo), para protestar porque el gobierno del apartheid pretendía hacer su educación completa en Afrikaans y no en inglés y contra la Bantú Education, establecida en 1953, basada en las palabras del que sería primer ministro de la Sudáfrica racista, Hendrik Verwoerd"el bantú (negro) no tiene espacio en nuestro país más allá de determinadas formas de trabajo. ¿Para qué enseñar a un niño bantú matemáticas cuando no podrá utilizarlas? Es absurdo".
 
Si el destino de la población negra era en la Sudáfrica racista ser burros de carga, no había que enseñarles a ser otra cosa. En 1976 el gobierno gastaba 46 euros en un estudiante blanco. En uno negro, cuatro.
 
Los estudiantes salieron a las calles con sus uniformes por miles. En los enfrentamientos con la policía ésta disparó a matar. Los primeros en caer: adolescentes y niños. La rebelión se extendió a otras ciudades y áreas rurales.
 
Cientos, sino miles, de escolares abandonaron el país y se unieron al Congreso Nacional Africano (ANC) o al Pan African Congress (PAC) en el exilio revitalizando las organizaciones guerrilleras que languidecían con sus líderes en prisión, mientras las sanciones internacionales contra el gobierno del Apartheid se reforzaban. La revuelta de Soweto marcó el principio del fin para el gobierno racista.
 
La Opinión Popular



14-06-2019 / 20:06
13-06-2019 / 18:06
El 14 de junio de 1995, un grupo de 80 a 150 guerrilleros chechenos liderados por Shamil Basáyev atacaron la ciudad rusa de Budiónnovsk, a unos 110 km de la frontera de la república rusa de Chechenia. Alrededor del mediodía asaltaron la comisaría, las oficinas del ayuntamiento y del Gobierno, con al menos 20 policías y soldados muertos y otros 21 heridos, tras lo cual fueron izadas banderas chechenas.
 
Tras varias horas, ante la llegada de refuerzos rusos, los separatistas se retiraron al distrito residencial y capturaron un hospital. En la ciudad y el hospital tomaron entre 1.500 y 1.800 personas como rehenes, la mayoría de los cuales eran civiles (incluyendo unos 150 niños y una cantidad de mujeres con recién nacidos).
 
Tras varios días de toma, las fuerzas especiales OZNAZ trataron de irrumpir en el recinto del hospital en la madrugada del cuarto día, pero encontraron una dura resistencia. Luego de muchas horas de lucha, durante las cuales más de 30 rehenes fueron asesinados, se acordó un cese al fuego y 227 rehenes fueron liberados.
 
Un segundo intento ruso por tomar el control del hospital pocas horas después también fracasó, así como uno posterior, lo que resultó en más bajas. Las autoridades rusas acusaron a los chechenos de usar a los rehenes como escudos humanos.
 
El saldo de la toma de rehenes, para el cese de las hostilidades en Chechenia fue: el asesinato masivo de 129 personas y 415 heridos. El alto al fuego y las conversaciones de paz entre las partes federales y separatistas en el conflicto, llevó a una crisis política importante en Moscú.
 
La Opinión Popular



12-06-2019 / 09:06
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar