La Opinión Popular
                  14:58  |  Jueves 13 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Han venido a saquear al país, y lo saquearon: deuda externa eterna, fuga de capitales, condonación de deudas privadas, bicicleta financiera y un plan de Macri con el FMI que es irrealizable”. “Pino” Solanas
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 22-09-2018 / 18:09
EFEMÉRIDES POPULARES. EL 23 DE SEPTIEMBRE DE 1973, PERÓN GANÓ CON EL 62% DE LOS VOTOS CONTRA EL CANDIDATO DE LA UCR, RICARDO BALBÍN

Juan Perón gana su tercera presidencia (1973–1974)

Juan Perón gana su tercera presidencia (1973–1974)
Juan Perón, el 23 de septiembre de 1973, reventó las urnas: a su regreso de 18 años de exilio, cosechó un triunfo arrasador con un 61,8% de los votos. Ningún presidente argentino logró superar el porcentaje que él obtuvo ese día.
Juan Perón, además de ser el creador de una doctrina política trascendente y vigente, desempeño tres veces la Presidencia de la Nación, por la decisión democrática de la inmensa mayoría de los argentinos.
 
La última vez, el 23 de septiembre de 1973, reventó las urnas: a su regreso de 18 años de exilio, Perón cosechó un triunfo arrasador con un 61,8% de los votos. Ningún presidente argentino logró superar el porcentaje que él obtuvo ese día.
 
Y en su última presidencia (1973-1974), Perón elabora su formulación doctrinaria que se sintetiza en un testamento político que llamó Modelo Argentino, y que resume su experiencia de gobernante y conductor, y lo expone en el mensaje a la Asamblea Legislativa del 1º de mayo de 1974.
 
Estos conceptos, ratificados con hechos políticos inequívocos -el Pacto Social, la Ley de Contrato de Trabajo y la Convocatoria a la Unidad Nacional- dan el marco para el Proyecto Nacional, que incorpora una categórica afirmación de las instituciones democráticas, el pluralismo y el régimen de partidos, superando resabios autoritarios de algunos sectores peronistas arcaicos.
 
Escribe: Blas García

En las elecciones que se celebraron el 23 de septiembre de 1973, Perón ganó con el 62% de los votos contra el candidato de la Unión Cívica Radical, Ricardo Balbín. Se convirtió en presidente por tercera vez con su esposa Isabel Martínez de Perón como vicepresidente.
 
A pesar de que el tercer gobierno de Perón estuvo signado por permanentes conflictos entre la izquierda y la derecha del peronismo; y donde grupos parapoliciales con apoyo estatal (la Alianza Anticomunista Argentina organizada por José López Rega) persiguieron y mataron a militantes de izquierda, Perón pudo desarrollar una importante accion de gobierno en su corta gestión.  
 
 
Modelo Argentino

En su última presidencia, Perón elabora su formulación doctrinaria que se sintetiza en un testamento político que llamó Modelo Argentino, y que resume su experiencia de gobernante y conductor, y lo expone en el mensaje a la Asamblea Legislativa del 1º de mayo de 1974. 

Estos conceptos, ratificados con hechos políticos inequívocos -el pacto social, la ley de contrato de trabajo y la convocatoria a la unidad nacional- dan el marco para el Proyecto Nacional, que incorpora una categórica afirmación de las instituciones democráticas, el pluralismo y el régimen de partidos, superando resabios autoritarios de algunos viejos peronistas.


La muerte de Perón

Perón falleció el 1 de julio de 1974 y fue sucedido por su esposa, María Estela Martínez quien fue derrocada el 24 de marzo de 1976 y sustituida por una dictadura militar.
 
La muerte del único estadista que tuviera nuestro país en el siglo veinte cambió la historia. Su ausencia hizo posible la larga noche de males que significó la dictadura militar. Con Perón todo era posible, pero murió, y ya nada tuvo retorno. 

Con Perón se fueron 30 años de historia, jalonada por triunfos y derrotas que hoy constituyen la experiencia política y social más importante de la clase obrera y el pueblo argentino.

La muerte de Perón desequilibró la arena política, creando un vacío de conducción que sería ocupado por la oligarquía ganadera y el gran capital trasnacional e imperialista.
 
Presencia indestructible de Eva Perón 
Escribe: Blas García

Agreganos como amigo a Facebook
12-12-2018 / 20:12
La matanza fue perpetrada el 13 de diciembre de 1976 por una patrulla del Ejército contra 22 presos políticos secuestrados a los que previamente habían arrancado de la cárcel de Resistencia y centros clandestinos de detención, de los cuales hay varios que aún están desaparecidos.

El Ejército argumentó que los prisioneros intentaron fugarse en dos vehículos ayudados por un comando guerrillero que supuestamente atacó al convoy del Ejército que los transportaba en la ruta a Formosa.

Sin embargo, en el juicio quedó demostrado que las víctimas fueron recogidas semiconscientes después de ser torturadas en la prisión clandestina de la ex Dirección de Investigaciones de la Policía, de la Alcaidía Policial y de la Unidad Federal 7. Horas después, fueron llevados por la ruta 11 y a la altura de Margarita Belén -70 kilómetros al norte de Resistencia- los hicieron ingresar a dos autos en los cuales fueron acribillados.

La masacre de Margarita Belén es un uno de los crímenes más espantosos, planeado y decidido en los más altos niveles, que expresa rotundamente lo siniestro que fue la dictadura militar.

La gran mayoría de los masacrados pertenecían a la Juventud Peronista y a Montoneros. Eran militantes políticos, luchadores sociales o guerrilleros, que no merecían morir en esas condiciones. Los militares intentaron justificar esos crímenes diciendo que estaban en guerra. Pero, ni en la guerra se recurre a esos métodos. Y en todo caso, quienes los practican luego serán juzgados como lo que son: criminales de guerra.

La Opinión Popular

12-12-2018 / 20:12
Los integrantes del grupo unitario rivadaviano, primeros endeudadores del país, tras dejar a un Estado nacional en ruinas, con una situación internacional gravísima y una guerra ganada a Brasil en los campos de batalla pero perdida en los papeles, se retiraron del gobierno, pero no del poder. Le dejaron a Manuel Críspulo Bernabé Dorrego Salas una maldita herencia con mínimos márgenes para innovar o cambiar el rumbo de la economía y la política.
 
Republicano, federal y democrático, Dorrego, enfrentando poderosos intereses, tratará de torcer lo que muchos imaginaban como un destino manifiesto del fracaso nacional. Suspenderá el pago de la deuda, aplicará medidas de gobierno en defensa de los sectores populares e intentará una política de acercamiento con los gobernadores de provincia buscando evitar el naufragio y la disolución de la nación.
 
El principal objetivo de la política financiera de Dorrego fue terminar con la especulación que tenía como sede al Banco Nacional creado por los rivadavianos. Resultaba imposible seguir endeudando al país. En favor de las clases populares, fijó precios máximos sobre el pan y la carne para bajar la presión del costo de la vida y prohibió el monopolio de los productos de primera necesidad. Tuvo éxito y en febrero y marzo de 1828 el peso recuperó casi todo el valor que había perdido gracias a la política de Dorrego.
 
A mediados de 1828, la mayor parte de la clase terrateniente, afectada por la prolongación de la guerra, retiró a Dorrego el apoyo político y económico. Le negó, a través de la Legislatura, los recursos para continuar la guerra, llevándolo así a transigir e iniciar conversaciones de paz con el Imperio esclavista del Brasil.
 
El 1º de diciembre de 1828 el general unitario Juan Galo de Lavalle encabezó una sublevación contra el gobierno del coronel Manuel Dorrego a quien depuso. Pocos días más tarde Dorrego fue capturado y condenado a muerte, sin proceso ni juicio previo.
 
Dorrego fue fusilado, por orden de Lavalle, en un corral a espadas de la iglesia del pueblo de Navarro, el 13 de diciembre de 1828. Pero a los "salvajes unitarios" no les alcanzó con fusilarlo sino que, como consta en la autopsia, le cortaron la cabeza y se la destrozaron a culatazos.
 
Cuando Simón Bolívar se enteró del fusilamiento de Dorrego, dijo que "en Buenos Aires se ha visto la atrocidad más digna de unos bandidos". San Martín, que llegó hasta Montevideo poco después del golpe de Lavalle, no tenía duda alguna sobre quién era el principal responsable del crimen: "los autores del movimiento del 1° de diciembre son Rivadavia y sus satélites, y a usted le consta los inmensos males que estos hombres han hecho, no solamente a este país, sino al resto de América, con su conducta infernal".
 
La Opinión Popular

11-12-2018 / 18:12
10-12-2018 / 20:12
10-12-2018 / 20:12
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar