Ya como juez suma a su prontuario un fallo que fue repudiado por las movilizaciones que se desarrollaron en todo el país. Fue promotor de la sentencia que estableció el beneficio del 2x1 para los genocidas que intentó poner en jaque el modelo de "memoria, verdad y justicia", y nunca fue revertido  por la Corte pese a la condena social. El otro cortesano propuesto por Macri, Horacio Rosatti, junto a Elena Highton de Nolasco, votaron a favor de este fallo.
 
Los mismos tres jueces que votaron el 2x1 para los genocidas en mayo del año pasado, son los que llegaron al acuerdo de la Corte de ayer con la decisión de desbancar a Lorenzetti: además de Rosenkrantz, la jueza Highton de Nolasco -quien le debe al Gobierno su continuidad en el tribunal después de la edad jubilatoria de 75 años- y Rosatti, el otro juez nombrado por Macri, en su caso a instancias de Elisa Carrió. La dirigente de la alianza gobernante fue una de las que más celebró la decisión de ayer.
 
En Tribunales reina la impresión de que la cabeza del Poder Judicial va camino a retrotraerse a una modalidad hermética, con un nuevo titular de buenos vínculos con el establishment, además de afinidad con Clarín y la Casa Rosada. 
 
La Opinión Popular
'/> Rosenkrantz: el abogado de Clarín y Macri que fue artífice del 2x1 / La Opinión Popular
La Opinión Popular
                  09:23  |  Martes 11 de Diciembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Han venido a saquear al país, y lo saquearon: deuda externa eterna, fuga de capitales, condonación de deudas privadas, bicicleta financiera y un plan de Macri con el FMI que es irrealizable”. “Pino” Solanas
Recomendar Imprimir
Nacionales - 12-09-2018 / 09:09
REEMPLAZARÁ A LORENZETTI COMO PRESIDENTE DE LA CORTE

Rosenkrantz: el abogado de Clarín y Macri que fue artífice del 2x1

Rosenkrantz: el abogado de Clarín y Macri que fue artífice del 2x1
El gobierno de Mauricio Macri consiguió colocar a su hombre al frente de la Corte Suprema. Después de once años, Ricardo Lorenzetti será reemplazado en la presidencia del cuerpo por Carlos Rosenkrantz, el juez impulsado por Macri y todas las grandes corporaciones para las que trabajó, famoso por el frustrado fallo del 2x1.
El gobierno de Mauricio Macri consiguió colocar a su hombre al frente de la Corte Suprema. Después de once años, Ricardo Lorenzetti será reemplazado en la presidencia del cuerpo por Carlos Rosenkrantz, el juez impulsado por Macri y todas las grandes corporaciones para las que trabajó, famoso por el frustrado fallo del 2x1.
 
El nombre del sucesor elegido, Rosenkrantz, permite entender que desde el punto de vista político lo ocurrido representa un fuerte triunfo del Gobierno, que encontraba en Lorenzetti una amenaza constante, no sólo a través de fallos pendientes sino por sus muestras de aspiración personal.
 
Rosenkrantz, uno de los dos jueces que Macri intentó nombrar por decreto (aunque finalmente debió intervenir el Senado), tiene como sello personal el de haber sido abogado de un amplio abanico de grandes empresas y llegó al máximo tribunal postulado por un hombre ligado a esas corporaciones y clave en la mesa chica de asuntos judiciales del Presidente, Fabián "Pepín" Rodríguez Simón
 
Rosenkrantz, antes de asumir su cargo en la Corte fue socio del estudio Bouzat, Rosenkrantz & Asociados. En su bufete atendía importantes clientes corporativos como el Grupo Clarín, YPF, Musimundo, América TV, Cablevisión, La Nación, La Rural Predio Ferial de Palermo, Carbap, McDonald's, Quilmes e IRSAE, entre otros.
 
Ya como juez suma a su prontuario un fallo que fue repudiado por las movilizaciones que se desarrollaron en todo el país. Fue promotor de la sentencia que estableció el beneficio del 2x1 para los genocidas que intentó poner en jaque el modelo de "memoria, verdad y justicia", y nunca fue revertido  por la Corte pese a la condena social. El otro cortesano propuesto por Macri, Horacio Rosatti, junto a Elena Highton de Nolasco, votaron a favor de este fallo.
 
Los mismos tres jueces que votaron el 2x1 para los genocidas en mayo del año pasado, son los que llegaron al acuerdo de la Corte de ayer con la decisión de desbancar a Lorenzetti: además de Rosenkrantz, la jueza Highton de Nolasco -quien le debe al Gobierno su continuidad en el tribunal después de la edad jubilatoria de 75 años- y Rosatti, el otro juez nombrado por Macri, en su caso a instancias de Elisa Carrió. La dirigente de la alianza gobernante fue una de las que más celebró la decisión de ayer.
 
En Tribunales reina la impresión de que la cabeza del Poder Judicial va camino a retrotraerse a una modalidad hermética, con un nuevo titular de buenos vínculos con el establishment, además de afinidad con Clarín y la Casa Rosada. 
 
La Opinión Popular

ROSENKRANTZ REEMPLAZARÁ A LORENZETTI COMO PRESIDENTE DE LA CORTE
 
Juez y parte
 
Desde varias semanas antes, el propio presidente saliente planteaba a sus colegas que se debía hacer la elección de autoridades para "dar muestras de fortaleza".
 
Ese era un concepto recurrente de Lorenzetti, que entre sus consejos habituales a los jueces de Comodoro Py -los reyes de las causas con efecto sobre la vida política- les planteaba que su gran fuente de poder era el de generar miedo.
 
Cuidaba celosamente, de todos modos, su relación con el mundo empresario y se juntaba a comer con los principales referentes.
 
Sin embargo, algo se quebró, y en el Palacio de Justicia, en varios despachos las deducciones señalaban que el respaldo público a la causa de las fotocopias de los cuadernos, que empiezan a apuntar a la familia Macri, así como la difusión de un anuncio de procesamientos aún no dispuestos, influyó en su suerte.
 
El establishment se volcó a jugar su partido con el Gobierno, confiado en esencia en que se carguen las tintas contra Cristina Kirchner.
 
La insistencia en precipitar la elección de autoridades finalmente puede haberse vuelto en contra de Lorenzetti. En el acuerdo de ayer dijo que quería seguir en la presidencia, pero sus colegas le exhibieron una larga lista de reclamos y reproches.
 
La reunión duró casi cuatro horas, algo inusual. En el plano institucional, plantearon la mala imagen del Poder Judicial -que las encuestas sitúan en un rechazo del 70 por ciento-, la gestión personalista y su amague con convertirse en una alternativa política en un escenario de debilidad del Gobierno.
 
También el cajoneo de causas por largos períodos como herramienta de presión, la falta de avances en supuestos compromisos de reforma -algunos pactados con el Gobierno- como la renuncia a privilegios (como el pago de impuesto a las ganancias, que rige a medias) y la extensión del horario de tribunales, incluso el cambio del régimen de feria, y los esfuerzos puestos en estructuras como la de las escuchas telefónicas (para la que pidió cuatro veces más de presupuesto).
 
El hecho de que la mayoría suprema de la era Macri pida pluralismo en el manejo de las decisiones internas, no implica una apertura hacia la sociedad ni a sus necesidades.
 
De hecho, todo se encamina en sentido inverso, como con los juicios laborales, con mayoría de fallos contrarios a los trabajadores. Rosenkrantz trata de mostrar bajo perfil y no es afecto a comunicar. El día de su jura impidió el ingreso de periodistas a la sala donde se realizaba la ceremonia. Un abismo respecto de Lorenzetti.
 
Highton, que en otro tiempo fue una aliada de Lorenzetti a quien acompañó como vicepresidenta, puso sobre la mesa ayer la candidatura de Rosenkrantz. Este la propuso a ella como su vice. Se votaron mutuamente, luego apoyó Rosatti, y también Lorenzetti, quien optó por la diplomacia para quedar menos expuesto. Juan Carlos Maqueda, en cambio, propuso un nuevo mandato para Lorenzetti.
 
La acordada no explicita las razones por las que se resolvió cortar antes el mandato. Solo dice que aunque el mandato vencería el 31 de diciembre "es aconsejable, mediante la presente acordada, excepcionar en este caso lo dispuesto por el reglamento de tal modo que las nuevas autoridades comiencen su mandato de 3 años a partir del 1 de octubre".  
 
El Gobierno dejó expuesta su intención de empujar la caída de Lorenzetti en junio pasado, cuando hizo circular versiones de que dejaría la presidencia después de un almuerzo con Macri en la Casa Rosada.
 
En ese entonces, rápidamente llegó una desmentida, pero la tensión se percibía. Eran días en que crecía la preocupación oficial por los juicios de jubilados que reclaman actualizaciones: ya hay unas 150.000 demandas pendientes y los supremos demoran la decisión.
 
Los antecedentes supremos no ayudan al Gobierno, ya que la Corte supo respaldar el índice ISBIC (el de salario de la industria y la construcción) que Anses no quiere aplicar, ya que el RIPTE, que arroja haberes inferiores. Fue un tema clave -aún pendiente- en la pulseada, pero no el único.
 
Desde fines de 2015 la Corte jugó en línea con el Ejecutivo en temas como los juicios laborales (donde Rosenkrantz siempre vota a favor de las empresas o no vota), pero no ha sido lineal en asuntos como el de los tarifazos.
 
Por otro lado, todo se encamina hacia el crecimiento de reclamos vinculados con derechos sociales (salud, vivienda, educación, entre otros). El manejo de la agenda pasará ahora a manos de Rosenkrantz y Highton. El temario también incluirá la discusión sobre las prisiones sin juicio, el Correo Gate, el caso para que Farmacity opere en provincia de Buenos Aires y llegarán los cuadernos. 
 
El ocaso de Lorenzetti empezó ya en el último año del gobierno de CFK, pese a que estaba enfrentado a ella. Por eso convocó a una elección de autoridades anticipadísima: se hizo en abril, cuando además la salida de Carlos Fayt era un hecho pero necesitaba su voto. Ahí se lo eligió para el mandato que debería terminar a fin de este año.
 
La llegada de Rosenkrantz y Rosatti, que encarnó la primera medida importante del gobierno de Macri, empezó a jaquear el poderío que construyó durante más de una década. Las denuncias de Carrió fueron de las peores pesadillas para el supremo.
 
El fallo que mandó la causa de Alberto Nisman al fuero federal, fue sello inaugural de la nueva Corte. Pero lo que marcó su impronta renovada y un nuevo mapa de poder interno que demostró las ambiciones de Rosenkrantz, fue el del 2x1.
 
Lorenzetti fue parte de una Corte ejemplar, inaugurada por Néstor Kirchner, que construyó una jurisprudencia caracterizada por ampliar derechos cuya desconfiguración empieza a perfeccionarse.
 
Por Irina Hauser
 
Fuente: Página 12
 

Agreganos como amigo a Facebook
11-12-2018 / 09:12
11-12-2018 / 08:12
El padre y el hermano del Presidente, Franco y Gianfranco Macri, tendrán que presentarse el jueves a declarar como sospechosos de haber pagado coimas al gobierno K a cambio de la renovación de contratos de peajes en autopistas. Insólitamente, Mauricio Macri no figura en el llamado a indagatoria aunque era el alma mater del grupo empresario propietario de Autopistas del Sol.
 
En casi todo el período en el que supuestamente se pagaron las coimas, de 2003 a 2007, Franco Macri había cedido las acciones a sus hijos. En Tribunales está instalado el rumor de que estos movimientos en la causa por las fotocopias de los cuadernos tienen como trasfondo el "golpe de estado" que destituyó de su cargo al ex presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti. "Hay vendetta", afirman.
 
El polémico juez Claudio Bonadio no sólo convocó a indagatoria a Franco y Gianfranco Macri sino a buena parte de los empresarios de concesiones viales. Entre ellos figura otro referente de los empresarios argentinos, Eduardo Eurnekian, citado para el 19 de diciembre.
 
La base de la acusación es la declaración del "arrepentido" Claudio Uberti, ex titular del Órgano de Control de Concesiones Viales (Occovi). Bajo amenaza de ir a la cárcel, Uberti "confesó" que todos los concesionarios juntaban plata mensualmente para retener las concesiones y que entre 2003 y 2007, le entregaron 150.000 dólares.
 
El ex funcionario dijo ante el fiscal Carlos Stornelli que le llevaba el dinero a Julio De Vido y en algunas oportunidades a la Casa Rosada, directamente a Néstor Kirchner. No aportó  evidencias. Y ni a los Kirchner ni a De Vido se le encontraron bienes no declarados ni cuentas ni sociedades ocultas.
 
"Lo esperábamos", señaló uno de los funcionarios del Gobierno que monitorea particularmente el Poder Judicial. La citación tuvo un impacto indisimulable en la Rosada. Pero, aún así, hicieron la prueba de disimular: "Lo tomamos bien. Se sabe que Mauricio no es Franco", fruteó un ministro. No obstante, en el macrismo volvieron a surgir las hipótesis conspirativas que ligan la causa a Sergio Massa.
 
La versión más extendida en Tribunales es que se trata de una consecuencia de la maniobra que hubo en la Corte Suprema y que significó, de manera sorpresiva, el desplazamiento de Ricardo Lorenzetti de la presidencia. Esa jugada -según opinión generalizada- se armó en la Casa Rosada y no faltó quien en su momento habló de juramentos de venganza. Ese es el río que suena.
 
El Gobierno decidió tomar distancia de la citación a Franco Macri para "blindar" la imagen del Presidente. Mauricio Macri, por el momento, se hace el sota y no parece dispuesto a hablar del tema. Si Jaime Durán Barba no está trabajando ya en esto, lo estará pronto.
 
La Opinión Popular

10-12-2018 / 09:12
La crisis socioeconómica y la recesión que acorralan las chances de reelección del presidente Mauricio Macri el año próximo y la posibilidad cierta de que la senadora Cristina Fernández -cada día más arriba en las encuestas- decida participar en la contienda, son algunos de los principales argumentos que impulsan a la mayoría de las provincias a adelantar sus comicios a gobernador.
 
El desempleo, el cierre de empresas, la depresión económica y la recesión, sumado a los duros recortes fijados al gobierno de Cambiemos por el FMI, han puesto en alerta a la mayoría de los mandatarios provinciales, varios de los cuales aspiran a ir por su reelección.
 
En ese escenario, los distritos más perjudicados son los comandados por Cambiemos y sus aliados, los que ante la alternativa de que perdure la crisis o se profundice durante los primeros meses de 2019 -lo que al decir de las encuestas viene haciendo estragos en el humor social-, verían en jaque la chance de retener sus provincias.
 
A la fecha, sólo cinco distritos venían sosteniendo la intención de mantener el calendario unificado: Buenos Aires, la Ciudad Autónoma, Jujuy, Salta y Formosa. Sin embargo, dos de ellos ya comenzaron a virar de posición.
 
La gobernadora María Eugenia Vidal pese a su oposición inicial, comenzó a evaluar esa alternativa, en primer término, porque una derrota de Macri en las presidenciales la podría arrastrar a perder la provincia, mientras que una victoria anticipada, le trasvasaría al mandatario un espíritu triunfalista.
 
En segundo lugar, porque al despegar a la provincia de las elecciones, le estaría dando mayor oxígeno a los sectores del peronismo que en ese distrito no comulgan con Cristina -los que además le resultan clave en la Legislatura a la hora de votar las leyes que necesita- evitándoles de esa manera el ir colgados a la boleta de la ex presidenta para no perder las intendencias.

10-12-2018 / 09:12
Se trataba del partido clave, el que "no podía perder", pero todo salió mal y terminó complicando a Mauricio Macri. River impuso su fortaleza: la capacidad de remontar la adversidad que demostró en toda esta competencia, especialmente en esta serie final contra su rival de toda la vida. Boca estuvo 3 veces en ventaja (dos veces en la Bombonera, una vez en Madrid cuando comenzó ganando) pero el plantel del Muñeco Galllardo hizo una marca registrada de ese carácter.
 
El partido de este domingo era vital para el plan de continuidad de Daniel "Tano" Angelici en Boca, que busca dejar como delfín a Christian Gribaudo y ya arrancó la campaña de cara a las elecciones del año próximo. Sin embargo, la derrota podría complicar sus planes.
 
No sólo se trata de un golpe duro para Angelici sino también para el propio Macri, que arrancó con su poder en Boca en 1995. Por eso, también podría ser un impulso para que se decida a lanzar al vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra, que goza de su máxima confianza.
 
La continuidad de Angelici comenzó a ponerse en duda sobre todo desde que le surgió un competidor taquillero en la sucesión del club. Juan Román Riquelme, el máximo ídolo de los hinchas, le viene como anillo al dedo al sector antimacrista que ve en la figura de Riquelme una oportunidad para golpear a Macri y Angelici en la conducción.
 
El ex jugador estrella del club no confirmó que vaya a competir, pero ya genera mucha preocupación a la gestión actual. Acaso por eso en el último mes Macri lo invitó a Olivos a jugar un partido de fútbol con funcionarios y le habría propuesto que haga cargo del sindicato de los jugadores como un gesto de distensión.
 
Además de impulsar las chances de la oposición, la derrota golpea muy fuerte a Angelici en sus aspiraciones de saltar a la política partidaria. Cuando asumió en Boca en 2011, el Tano le pidió a los socios -con un dejo de pedantería- que tuvieran el pasaporte al día para poder viajar a Japón, que es donde históricamente, con algunas excepciones, se disputó la final del mundo en materia de clubes.
 
Pero durante los 7 años de presidencia de Angelici, Boca no pudo ganar la Libertadores y por eso era crucial para las aspiraciones del macrismo de perpetuarse en el club la obtención de esta edición de la Copa, mientras que River este año ganó también la final de la súper copa en Mendoza y dejó expuesta una vez más su debilidad.  
 
El escándalo desatado por el River-Boca lo golpeó como no habían podido las decenas de ataques de Elisa Carrió, su máxima enemiga en Cambiemos. Las pedradas al micro de Boca se llevaron puesto a Martín Ocampo, uno de sus hombres de mayor confianza y que estaba a cargo del Ministerio de Seguridad y profundizaron la grieta con Macri.
 
La Opinión Popular

09-12-2018 / 10:12
Florentino Pérez es como los Rocca o los Macri: un mega empresario de grandes obras públicas. Presidente del Real Madrid, se transformó en el dueño de la súper final que el Estado y los directivos de Boca y River birlaron a los argentinos.
 
Hoy puede ser su día de fiesta. Le vendrá bien, porque después del partido llegará un trago amargo. El miércoles 12 será interrogado en el Congreso para determinar su responsabilidad en el financiamiento ilegal de los conservadores españoles. El dinero de Pérez es de origen global, la Argentina incluida.
 
Para la revista Forbes española, Don Florentino es el CEO número uno del reino. Y el Real Madrid, el club de fútbol financieramente más cotizado del mundo. Pérez es el ejecutivo principal de ACS, la constructora con 200 mil empleados fundada en 1997. En 2016 tenía un ingreso de 36 mil millones de dólares y obtuvo una ganancia neta de 855 millones de dólares.
 
El señor Pérez, a la vez principal accionista de ACS, consiguió forjar un despliegue mundial. ACS tiene ramificaciones en el sudeste asiático, Alemania y América Latina. En la Argentina sus conquistas fueron más allá del fútbol. ACS es la sexta adjudicataria de obra pública, con actividades soterramiento y una trayectoria rutilante en un rubro muy caro al ser nacional: el peaje.
 
Mauricio Macri trata con intensidad a Pérez desde 2009. Ese año, como jefe del gobierno porteño interesó a Don Florentino en que hiciera negocios en la Argentina. Lo hizo durante una gira por Madrid en la que consolidó los lazos con el Partido Popular de José María Aznar y Mariano Rajoy. El PP fue siempre un modelo para el Pro.
 
Un hecho resonante que unió a Pérez con Macri ocurrió en julio último, cuando el gigante europeo Abertis renovó por 12 años, hasta 2030, la concesión de las autopistas Acceso Oeste y Acceso Norte. Por los 119 kilómetros del primero pasan 85 mil autos por día. Por los 56 kilómetros del segundo, 77 mil. Según la agencia Europa Press las dos concesiones aportan 60 millones de dólares por año a los ingresos de Abertis.
 
Abertis está controlada por Atlantia y por ACS tras una operación de 19 mil millones de dólares que convirtió al nuevo grupo en el mayor concesionario de autopistas con peajes del mundo. La constructora española de Pérez detenta el 30 por ciento de las acciones. La filial alemana de ACS, Hochtief, el 20 por ciento menos una acción. Atlantia, de los Benetton, es poseedora del 50 por ciento.
 
Otro hecho que volvió a juntar a Pérez y a Macri en un tema común fue la perspectiva de la rentabilidad que alcanzarían los amigos españoles del Presidente. El 10 de mayo de este año la influyente web española www.elconfidencial.com colocó este título: "Florentino Pérez se pone al frente de la crisis de Abertis en Argentina". Y agregaba que Pérez "lidera el equipo que negocia con el Gobierno de Macri minimizar el recorte de 250 millones (de euros) por la posible retirada de las concesiones de dos autopistas en Buenos Aires". 

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar