La Opinión Popular
                  21:59  |  Martes 23 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
"Los diarios inventan la mitad de lo que dicen. Y si a eso le sumamos que no dicen la mitad de lo que pasa resulta que los diarios no existen". Mafalda
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 10-09-2018 / 18:09
SILENCIO DE LA UCR PROVINCIAL ANTE LA DIFAMACIÓN DE CARRIÓ

Sólo 5 dirigentes radicales entrerrianos firmaron un repudio contra Carrió por agraviar a Raúl Alfonsín

Sólo 5 dirigentes radicales entrerrianos firmaron un repudio contra Carrió por agraviar a Raúl Alfonsín
La UCR entrerriana no emitió opinión alguna sobre la denuncia de Elisa Carrió de que el ex presidente y caudillo radical Raúl Alfonsín había hecho un golpe de Estado contra el gobierno de Fernando De La Rúa.
Jorge Landra, Rafael Arévalo, Luis Kirpach, María Elena Herzovich y Sergio Avero fueron los únicos cinco dirigentes radicales de toda la provincia en firmar un documento en repudio a las palabras de Elisa Carrió contra la figura del ex presidente Raúl Alfonsín.
 
"Una serie de disparates, fabulaciones y afirmaciones de la diputada Carrió", valoró el radical Jorge Landra, el responsable de leer el comunicado que rechazaba la denuncia de la chaqueña. Landra aclaró que los que no figuraban en las firmas del documento fue porque no se los ubicó "o no quisieron firmar".
 
La UCR de Entre Ríos no salió en defensa de su ex padre de la democracia. No obstante, el sábado por la tarde un grupo de dirigentes radicales, cinco solamente, utilizaron el marco del acto de lanzamiento por la conducción de la UCR de Jorge Lacoste para criticar las palabras de la diputada chaqueña.
 
"Alfonsín, padre de la democracia, fue el político honesto, austero y ejemplar que luego de décadas de golpes, de dictaduras de desaparecidos y muertes en uno de los momentos más difíciles de la argentina fue capaz de abrazar al pueblo y conducirlo por el camino de la Constitución", señaló Landra.
 
En este marco, remató: "Alfonsín no fue empleado ni colaborador de los golpistas. Alfonsín no fue golpista". 

 
Raúl Alfonsín, el "ex" padre de la democracia para la UCR
 
La UCR entrerriana, en general, y la de Concepción del Uruguay, en particular, no emitió opinión alguna sobre la denuncia de Elisa Carrió de que el ex presidente y caudillo radical Raúl Alfonsín había hecho un golpe de Estado contra el gobierno de Fernando De La Rúa.
 
Una vez más, la chaqueña Elisa "Lilita" Carrió denostó a los radicales. En esta oportunidad atacó a lo que era uno de los símbolos más consagrados del partido, Raúl Alfonsín.
 
El tiempo verbal pasado para referirse a la elevación de Alfonsín entre los boinas blancas es correcto, ya que el centenario partido nada dijo en Entre Ríos sobre la grave denuncia que hizo Carrió.
 
El lunes 3 de septiembre, la chaqueña disparaba: "A ver, vamos al 2001. Yo estaba en el 2001. Ese fue un golpe civil Alfonsín y Duhalde". Al día de hoy, domingo 9, ni la UCR de Entre Ríos, ni la de Concepción del Uruguay emitieron comunicado alguno que salga en defensa de su ex ponderado presidente.
 
Los boinas blancas solían recordar a Alfonsín como "el padre de la democracia" en cada acto que se hacía en su nombre. No obstante, a partir de la denuncia de Carrió y del silencio radical difícilmente puedan volver a hacerlo. ¿Cómo podrían señalar de tal modo a un dirigente que promovió un golpe de Estado contra De La Rúa?, según siempre las palabras de Carrió, no rechazadas hasta ahora por la UCR de la provincia.
 
Anteriormente, Carrió en Paraná, había dicho que ella "manejaba a los radicales desde afuera del partido". Entonces, por lo menos, algunos dirigentes salieron a negar que la situación sea así. Raúl Alfonsín, el ex padre de la democracia para los boinas blancas, no tuvo esa suerte.
 
Fuente: Babel
 

Agreganos como amigo a Facebook
23-07-2019 / 14:07
23-07-2019 / 13:07
23-07-2019 / 13:07
23-07-2019 / 07:07
Gustavo Bordet debe trepidar de sólo pensar en otro mandato de Mauricio Macri coincidiendo con su segunda gestión como gobernador. Al reelecto gobierno federal entrerriano le altera la posible reelección del Presidente, con el ajuste del FMI incluido.
 
Aunque alude a la escasa sensibilidad popular del mandatario nacional para justificar su inquietud, el Gobernador alimenta sus temores por el lado de las diferencias ideológicas y por la tensa relación institucional durante la campaña electoral que se mantienen a la hora de pensar en futuros acuerdos, por ejemplo, en materia de obras públicas.
 
En ese marco son las acciones que desarrolla el Gobernador en el plano nacional del peronismo y su prédica en favor del binomio de los Fernández para las presidenciales. El mandatario no se guarda nada a la hora de apostar por Alberto y Cristina. Usa toda su capacidad de intermediario entre gobernadores y dirigentes para provocar acercamientos entre los que antes deambulaban en veredas distintas.
 
Él mismo llegó a decir que Cristina ya fue cuando pensaba en una tercera alternativa peronista -disidente, federal, republicana, perdonable o moderada- para enfrentar al Gobierno de los CEOs. Esa mirada política, también, ya fue. Aquella opción no se pudo consolidar y, ahora, a la mayoría de los compañeros los une el espanto a Macri: prefirieron taparse las narices y perdonarse antiguos distanciamientos políticos para darle batalla y derrotar al inepto Presidente.
 
Por una cuestión de supervivencia institucional y ecuanimidad de gestión, Bordet necesita que cambie de camiseta el Poder Central, para aspirar a que la identidad peronista común le permita obtener más beneficios para la provincia que los conseguidos en la era macrista.
 
Como consecuencia de la desastrosa política económica nacional, el Gobierno local comenzó a tener problemas y agudiza la imaginación para afrontar los gastos que se le vienen. De ahí que no vean bien un triunfo de Macri. En ese marco, que sea reelecto, será la peor noticia para el Ejecutivo provincial, porque intuyen lo que pueden esperar: escasos beneficios futuros para la provincia.


Si gana Macri, los gobernadores del PJ saben que verán cómo, en las pocas obras que permita el FMI, no aparecerán en el cuadro ni siquiera como invitados. Además, el posible intento de llevar adelante las reformas laboral, previsional y tributaria garantiza las diferencias, la distancia, las peleas y los desencuentros. 
Cuatro años más de Macri serían devastadores.


Pero, durante esta semana hubo un dato que provocó sonrisas peronistas: en la Casa Gris se comentó que, según encuestas, los Fernández estaba a unas cuantas décimas de ganar en primera vuelta. Sea o no cierto, el rumor alienta esperanza de afinidad política y comunidad de intereses. Pero antes hay que ganar las PASO.

La Opinión Popular

22-07-2019 / 10:07
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar