La Opinión Popular
                  04:40  |  Viernes 16 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Han venido a saquear al país, y lo saquearon: deuda externa eterna, fuga de capitales, condonación de deudas privadas, bicicleta financiera y un plan de Macri con el FMI que es irrealizable”. “Pino” Solanas
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 14-08-2018 / 07:08
PANORAMA POLÍTICO PROVINCIAL

Las conjeturas del peronismo, la jugada de Bordet y la molestia K

Las conjeturas del peronismo, la jugada de Bordet y la molestia K
En la reunión del PJ, el mandatario defendió el adelantamiento de las elecciones y priorizó ganar en la provincia, lo que fue avalado por todos los integrantes del Consejo Provincial del PJ, en los que están un buen número de los principales dirigentes de la provincia. Un dato no menor, el único ausente sin aviso fue Sergio Urribarri. La hegemonía de Bordet dentro del PJ se está haciendo cada día más notoria. Pareciera que el que no está con Bordet está más cerca de ir por fuera del PJ. Una piedra K en el zapato del PJ.
Las derivaciones del escándalo por los escritos del chofer- escribano Oscar Centeno, un cuaderno sobre la corrupción empresarial y política durante el gobierno K, no parece el marco más amigable para que el peronismo entrerriano ensaye nuevos movimientos de cara a las elecciones de 2019.
 
En medio de la tensión, se especula con un recrudecimiento de las diferencias internas entre pejotistas y cristinistas como consecuencia, justamente, del nerviosismo reinante. Días pasados, el PJ y el cristinismo, los dos principales opositores de la alianza anti peronista Cambiemos, salieron al ruedo provincial con movidas de fuerte peso simbólico y que arrojan pistas sobre lo que vendrá.
 
El jueves por la noche se reunió en Paraná el Consejo Provincial del PJ, encuentro que fue encabezado por el Presidente del partido, Gustavo Bordet. "La situación social se va a ir agravando", afirmó el mandatario. En este contexto, certificó que, desde la provincia y para el 2019, apuntarán a fortalecer los presupuestos en salud y en desarrollo social para combatir los deterioros sociales que se producirán.
 
La impresión que transmite esta reunión en la sede partidaria, más otros elementos del contexto político provincial, es que el gobernador juega afirmarse en el PJ, para desarrollar, desde una identidad más peronista, su propuesta frente a la elección de 2019.
 
En la reunión del PJ, el mandatario defendió el adelantamiento de las elecciones y priorizó ganar en la provincia, lo que fue avalado por todos los integrantes del Consejo Provincial del PJ, en los que están un buen número de los principales dirigentes de la provincia.
 
Un dato no menor, el único ausente sin aviso fue Sergio Urribarri. La hegemonía de Bordet dentro del PJ se está haciendo cada día más notoria. Pareciera que el que no está con Bordet está más cerca de ir por fuera del PJ. Una piedra K en el zapato del PJ.
 
Por otra parte, a más tardar entre octubre y noviembre próximo el peronismo deberá definir un primer esquema de candidaturas. Si se adelantan las elecciones, se vota entre marzo y mayo, o días antes o después por lo que los armados del PJ ya están calentando motores. Para diciembre ya se tienen que tener las listas escritas en borrador.
 
La jugada del adelantamiento agranda la división interna del PJ, entre pejotistas y cristinistas, en especial porque le quita a Unidad Ciudadana en la provincia su mejor (¿y tal vez única?) estrategia electoral: pegar su boleta a la de Cristina.
 
Lo cierto es que en la interna provincial se debate en la idea de que Cristina encarnará una candidatura "de centro izquierda" con el sello de Unidad Ciudadana y que el PJ debe tener un candidato que de pelea en primera vuelta para posicionarse en un eventual ballotage contra Macri.
 
La Opinión Popular

 Las conjeturas del peronismo, la jugada de Bordet y la molestia K

Arrepentidos truchos
 
El desfile de empresarios por los tribunales fue el rasgo distintivo de la semana. El gobierno de Mauricio Macri aprovecha este desfile obligado de hombres de negocios que se victimizan y de ex funcionarios detenidos para tapar su total fracaso político y económico.
 
El disparador fueron unos cuadernos que no aparecen: si hubieran aguantado un peritaje, esos cuadernos no hubieran sido quemados. Además, no hubo sorteo de tribunal, sino que con el forum shopping se eligió "a dedo" a un juez, Claudio Bonadio, que tiene especial inquina contra los K.
 
Como es difícil que las fotocopias sirvan como prueba, todo depende de la declaración de los empresarios bajo la ley del arrepentido. Detenidos por las fotocopias que no sirven como prueba, los empresarios fueron apretados con la cárcel para que declaren. Y negociaron que, si lo hacían, quedarían en libertad.
 
Asombra la arbitrariedad del "juez de la servilleta" Bonadío para dejar libres a algunos y presos otros, que nubla la lógica jurídica. Dicho mal y pronto es raro que un empresario vaya al tribunal, entre por una puerta, confiese que es un coimero y salga como si nada por la otra puerta.
 
Por eso Comodoro Py es, por estos días, escenario del festival de "arrepentidos" con la graciosa excusa de ser apretados por una administración de matones. Todavía la puerta giratoria de tribunales, una suerte de blanqueo de empresarios coimeros arrepentidos, no califica de "Lava Jato", pero las consecuencias aún son impredecibles
 
Pero, los cuadernos del chofer Centeno cubren de impunidad a la gestión de Macri que no le encuentra rumbo a la economía y que debe explicar cómo se financió su propia campaña política. El desfile de empresarios quizás aporte nueva pruebas que cambien los ejes de este debate. Mientras tanto, unas fotocopias, el forum shopping y la ley del arrepentido constituyen la base endeble de este show anticorrupción.
 

Las conjeturas del peronismo, la jugada de Bordet y la molestia K

La investigación del juez Bonadío podría dar un gran paso adelante, por ejemplo, si el magistrado pide al Ejecutivo que le informe si alguno de los imputados o de los dueños de las compañías que figuran en los cuadernos participó del último blanqueo de capitales. La ley es explícita: no pueden gozar de sus beneficios quienes hayan obtenido el dinero de la comisión de delitos.
 
¿Por qué aparecen los cuadernos justo en medio de la crisis económica? ¿Por qué no se investiga a la familia presidencial y liberan a Calcaterra? ¿No piensan mirar las derivaciones de la causa de los aportes truchos a María Eugenia Vidal? ¿Al juez Bonadio le van a dar credibilidad que se "chupó" la causa de prepo y sin respetar la competencia? Todas preguntas sin respuestas.
 
Esas prácticas oscuras vienen de lejos en la política argentina. Y no se han detenido: la denuncia sobre la existencia de aportantes falsos a la campaña de Cambiemos en Buenos Aires el año pasado dice que los fondos fueron aportados por empresarios y que luego aparecieron repartidos a nombre de beneficiarios de planes sociales y afiliados partidarios. La Justicia electoral debería investigarlo y no lo hace.
 
Las investigaciones judiciales -tardías o tiempistas- se imponen en la agenda política sobre debates medulares para la sociedad como el de la crisis económica o la legalización del aborto. Y ya hay advertencias respecto de que el "Lava Jato argentino" puede llevarse puesta a toda la política o perjudicar a la ya de por sí golpeada actividad económica.
 
 
Objetivo: la destrucción del peronismo
 
Obviamente, el escándalo difícilmente pueda tapar los desequilibrios de la economía: déficit fiscal profundo; déficit externo récord histórico; riesgo país e inflación en alza (impulsada por los tarifazos); desborde de la deuda externa que financia una fuga de capitales sin precedentes...
 
En un año electoral y con el macrismo muy desgastado por su pésima gestión, el objetivo esencial de este show mediático judicial no es la corrupción K sino la destrucción de la fuerza política que sostuvo al gobierno anterior: el peronismo.
 
El sentido de esta campaña anticorrupción es esencialmente ideológico y clasista. No apunta solamente al peronismo, sino a cualquier fuerza político-social que aspire a producir cambios en la realidad política y en el modelo de país neoliberal que sostiene el poder económico.
 
 
Lo positivo y negativo de este simulacro de lava jato
 
La parte positiva es que este proceso puede traer una renovación política, empresarial y dirigencial nunca vista en la política y la economía argentina. Lo negativo es que, mientras este proceso se desarrolle, los escasos planes de inversión serán congelados para más adelante, lo que potenciara la recesión que anunciaban para el tercer trimestre del año. Los próximos meses serán muy difíciles de sobrellevar.
 
Este simulacro de Lava Jato argentino puede espantar a inversores ya hartos de ver pasar la gorra a los gobiernos argentinos. Pero también puede terminar ayudando a Wall Street a alzarse con empresas argentinas a precio de ganga, como hicieron los brasileños después de la crisis de 2001.
 
 Las conjeturas del peronismo, la jugada de Bordet y la molestia K

Relación Provincias - Nación
 
La crisis económica y política comenzó a mostrar su impacto más fuerte en la provincia. Ante el frágil escenario, la "tormenta" inflacionaria al igual que la reducción salarial se profundiza y tiene perspectivas de continuar esa tendencia. Ni hablar de los "tarifazos" y los números de los aumentos a los servicios públicos en las boletas domiciliarias.
 
Ante esta realidad, algunos gobernadores peronistas han optado por el perfil bajo; otros prefieren el silencio. Y también están los que defienden la parada. Una cumbre de la liga de mandatarios de provincias que responden al Partido Justicialista (PJ) es hoy casi imposible.
 
Sólo se mueven los ministros de Economía en encuentros informales. En esas reuniones sale a la luz una polémica cifra: los $ 140.000 millones que la Nación pretende recortar a las 23 provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a partir del año que viene. Ajuste brutal, sin rodeos.
 
El Gobierno nacional acelera el ajuste fiscal para cumplir con el FMI y se lo exige a las provincias. Para Gustavo Bordet es un dolor de cabeza ante un clima de descontento social que puede afectar sus posibilidades electorales del año que viene.
 
Desde Nación han dejado en claro que la "primera víctima" del acuerdo que el FMI arribó con el gobierno de Macri "será la obra pública". Y por allí pasa gran parte de las restricciones que, al menos desde hace un año y medio, se observa en jurisdicciones del interior del país.
 
En un año electoral, como será 2019, que no haya nada que inaugurar implicará inacción. El Gobernador lo sabe. El Presupuesto del distrito apenas le alcanza para cubrir los salarios de los empleados públicos y el endeudamiento lo condiciona a tomar créditos. Además, ¿qué mandatario se arriesgará a salir al mercado a buscar financiamiento con tasas tan elevadas?
 
Pronunciamientos como los de Bordet, respecto a la poda presupuestaria sólo sirven para marcar la cancha. Nada más. El gobernador entrerriano, como el resto de sus pares, no darán un paso más. Una crítica descarnada al modelo económico neoliberal vigente significaría empujar al presidente Macri a una crisis todavía más profunda.
 
"Ningún gobernador puede aceptar que Nación les recorte más recursos para un año complicado. Eso sería suicida", exclamó hace unos días un dirigente de peso dentro del PJ. Los cálculos que hizo la Provincia respecto de un probable recorte implican el equivalente a la inversión de un plan de obras públicas; unos $ 4.000 millones, según cifras preliminares.
 
Los gobernadores del PJ hablan entre ellos y, en esas charlas, hay una frase que va corporizándose: "la Nación no nos da nada; nos quieren quitar más fondos". El escándalo por los "cuadernos Gloria" también obliga a varios a salir, momentáneamente, de la escena política.
 
La revisión general de la obra pública en tiempos K es un ejercicio cotidiano de la actual administración provincial. Varias vertientes del peronismo nacional han encontrado en esa polémica judicial el argumento central para alejarse, definitivamente, del cristinismo.
 
Sin embargo, Cristina Fernández no está para nada fuera de la carrera electoral. Los próximos comicios se debatirán entre estos escándalos de corrupción y el rumbo económico neoliberal fracasado.
 
 Las conjeturas del peronismo, la jugada de Bordet y la molestia K

Una inflación que no cesa
 
Cada semana, el Gobernador pide informes a su gabinete acerca del impacto de la suba sostenida de precios en los servicios que brinda el Estado. Bordet considera que el incremento del precio de la nafta ha impactado tanto como al ciudadano común, en torno de un 30% en lo que va del año.
 
También sostiene que los medicamentos que adquiere el Gobierno para atender la demanda en los hospitales y en centros asistenciales públicos ha subido un 41% en promedio. Y los descartables no se quedaron atrás: un 37%.
 
En la actualidad, la Provincia solo está en condiciones de tapar algunos agujeros financieros que se abren por la reducción de partidas o bien la demora en el envío de remesas federales que financian programas asistenciales.
 
Sin embargo, 2019 no tendrá la misma dinámica. El freno económico, la anualización de los aumentos salariales y el ajuste de partidas discrecionales de Nación marcarán el ritmo de un año con restricciones financieras forzosas y con un gasto público que rondará los $ 70.000 millones.
 
 Las conjeturas del peronismo, la jugada de Bordet y la molestia K

¿Los K locales enfrentarán a Bordet?
 
Los cristinistas entrerrianos, por lo pronto, parecen haber ya jugado su carta. Así quedó demostrado en el masivo acto de Unidad Ciudadana en Paraná con el ex ministro de Economía y actual diputado nacional, Axel Kicillof. Fue el único orador y realizó una fuerte crítica al gobierno de Cambiemos. Hubo un fuerte llamado a la unidad del campo "nacional y popular". A Bordet le molestaron los cánticos de algunas barras K en el acto, en los que se lo tildaba de socio político de Macri.
 
Kicillof estuvo acompañado por Urribarri, los diputados nacionales Julio Solanas y Juan Manuel Huss, los legisladores provinciales Pedro Báez y Gustavo Guzmán, la ex intendenta Blanca Osuna y el ex diputado Jorge Barreto. El evento contó con una amplia participación de dirigentes y agrupaciones de todo el espacio K, que coparon con banderas y pancartas las gradas y la cancha del Echagüe.
 
El encuentro militante de Unidad Ciudadana se dio en una de las semanas más difíciles para los K en términos judiciales. La potencia y cantidad de pistas sobre pago de coimas derivó en una avalancha de "arrepentidos" brindando detalles del mecanismo de recaudación K. "Ante la adversidad, movilización", parece ser el lema que llevó a que la convocatoria superara los cálculos más optimistas.
 
La causa de los cuadernos y la embestida mediática contra CFK obliga a bajar el perfil a los cristinistas entrerrianos, que se debaten entre ir por dentro o por fuera del PJ. Algunos dirigentes de la Unidad Ciudadana vernácula parecen ser seducidos por la reforma electoral abreviada que propone la incorporación de las minorías, con un piso del 15%. Otros, especialmente los que no se imagina en las primeras candidaturas o lejos de sacar siquiera el 15% de la interna, parecen apostar sus fichas a ir por fuera del PJ.
 
 Las conjeturas del peronismo, la jugada de Bordet y la molestia K

La reforma electoral abreviada, a todo o nada
 
A la hora señalada y mirando el calendario, el gobernador bajó la orden de jugar la posibilidad de la reforma electoral abreviada, esa que le permite a la provincia fijar la fecha de las elecciones. De aquí en más, el oficialismo provincial intentará maximizar los contactos con diputados de la oposición y con algunos que forman parte del sector urricristinista.
 
El desdoblamiento es indiscutible visto desde el federalismo, pero para que la aprobación vea la luz faltan algunos votos. Para eso, habrá en las próximas semanas innumerables reuniones que, con seguridad, no tomarán estado público. "A nosotros nos sirve jugar a todo o nada, así quedarán expuestos los que dicen estar a favor del PJ, pero al final son funcionales a Cambiemos", dicen en los pasillo de la Casa Gris.
 
En la reunión del PJ provincial del jueves se decía, en off de record: "los votos para el adelantamiento ya están, tenemos los necesarios para sacarlo". Pero eso apuntaban también de la reforma electoral más amplia que se impulsó en primera instancia.
 
Algunos diputados K palmean al gobernador, le prometen apoyo a la modificación, son todos muy amigos, pero "el poncho no aparece". Ahora bien, tampoco hay que hacer una lectura naïf de lo que sucederá. Es más que obvio que entre quienes voten a favor y los que sufraguen en contra en la Legislatura se trazará una raya, sobre todo de cara a las elecciones de 2019.
 
Y si de posiciones orgánicas se trata, el PJ le dejó una grieta abierta al gobernador: nunca se pronunció ni se reunió el congreso partidario. Esa ausencia de posición dogmática le permitirá al oficialismo maniobrar por estos días con un gambito individual. Se sabe: en política es más fácil convencer de a uno.
 
También se mencionó en los pasillos la posibilidad de un acuerdo entre el gobierno nacional y la Casa Gris. Es más, de manera oficiosa, habría información al respecto. Refuerzan la idea de la buena relación entre Macri y Bordet para no descartar un acuerdo de última hora, no por amor, sino por la necesidad del Presidente de dividir en varios bloques a la oposición. Esto dejará helado a los dirigentes de Cambiemos en la provincia, que se deberán resignar a ser acompañantes privilegiados otra vez. "No hay nada de eso, es bad information", aseguran desde la nueva Alianza.
 
Según encuestas, hay apoyo mayoritario de los entrerrianos a la modificación. En el mismo sentido las encuestas hoy muestran a Bordet muy por encima del resto de los candidatos. Por todo eso, el gobierno quiere ir por sí o por no, a jugar todas las cartas y escuchar todas las voces. Mientras tanto, empiezan a perfilarse las opciones y las estrategias electorales. No hay que perder de vista que, apenas inaugurado el 2019, deberán estar listas las nóminas de candidatos.
 
 Las conjeturas del peronismo, la jugada de Bordet y la molestia K

Recuperando el control de la agenda
 
En sus salidas al ruedo mediático, Bordet expone su perfil distintivo peronista al hablar sobre la pobreza y asegurar que su gobierno "acompañará" y asistirá en los próximos meses, los más duros según entiende. Igualmente intensifica sus recorridos provinciales, está políticamente más activo que nunca.
 
De esta manera intenta recuperar el control de la agenda tras el escándalo político nacional y busca sacudir la modorra pejotista dejando algunas definiciones que funcionan de pistas para entender cómo están leyendo los gobernadores del PJ el complicado escenario nacional.
 
Eso, mientras en la Legislatura sus principales espadas políticas despliegan una estrategia que resulte exitosa para impulsar comicios provinciales y nacionales separados, aislando al urricristinismo.
 
De esta manera, el PJ y Bordet volverán a competir por la Provincia, una pelea en la que todavía no hay ningún rival de peso que asome en el horizonte, ni en la interna ni en la general. No hay discusión hoy en que es quien tiene las mayores chances de ganar, ya que oficialistas y opositores coinciden en que el Gobernador posee una elevada imagen positiva en la sociedad entrerriana.
 
La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
15-11-2018 / 12:11
15-11-2018 / 11:11
15-11-2018 / 09:11
14-11-2018 / 11:11
13-11-2018 / 16:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar