La Opinión Popular
                  08:44  |  Miércoles 22 de Mayo de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“El carácter inevitable de la derrota solo desalienta a los cobardes”. Alejandro Dolina
Recomendar Imprimir
Nacionales - 09-08-2018 / 11:08
LA ESTRATEGIA DE PONERSE EN VÍCTIMA

Oyarbide dijo que lo acogotaron y los empresarios que los extorsionaron

Oyarbide dijo que lo acogotaron y los empresarios que los extorsionaron
LA ESTRATEGIA DE PONERSE EN VÍCTIMA, El “rubio” ex juez Oyarbide declaró que nunca conoció a De Vido, pero, igual que los empresarios afines al macrismo, dijo que recibió aprietes bajo el kirchnerismo. También testificó Parrilli y negó que Baratta le hubiera entregado dinero. Por ahora no hay pruebas de lo que sostiene Centeno.
"Me apretaban del cogote para que sacara las causas de los Kirchner", dijo el ex juez federal Norberto Oyarbide. "No era fácil para nosotros trabajar metidos en un sistema político de guerra, donde yo era el rehén", lo había antecedido el ex titular de IECSA y primo del presidente Mauricio Macri, Angelo Calcaterra.
 
En uno y otro caso, con diferente nivel de gravedad, hay preguntas que no se responden. ¿Qué hacía que el juez Oyarbide fuera susceptible de que se torciera su voluntad? Los magistrados federales son los más poderosos de todo el país y tienen acceso a los medios de comunicación.
 
También tienen un cuerpo superior, la Cámara de Apelaciones, que reprendió varias veces al extravagante Oyarbide por sus fallos. ¿Nunca se le ocurrió al magistrado denunciar que lo acosaban? La vulnerabilidad ingenua que ostenta coloca sombras en la Justicia, que es la que debe ahora dar certezas y no buscar que los acusados salven sus propios cogotes.
 
Los empresarios afines al macrismo también se presentaron como víctimas, pese a que nunca denunciaron nada, ni siquiera en los dos años y medio que el kirchnerismo lleva fuera del gobierno. Con muy poco se fueron del juzgado a sus casas, libres.
 
Los grandes medios, que ignoraron el monumental fraude con los aportes de campaña de Cambiemos, se desbordan en títulos con los empresarios "arrepentidos" y sus supuestos aportes de campaña, pero para el kirchnerismo.
 
Es casi seguro que, sobre esa base, el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli digan que algo de cierto había en los cuadernos y procesarán a todos los K con el grotesco delito de la asociación ilícita para poder meterlos presos. Así es la "justicia" en la Argentina, con Oyarbide y Bonadio.
 
La Opinión Popular

 
NUEVAS DECLARACIONES EN LA CAUSA POR LAS FOTOCOPIAS DE LOS CUADERNOS DEL CHOFER
 
La estrategia de ponerse en víctima
 
El ex juez Norberto Oyarbide y el ex secretario Legal y Técnico de la Presidencia Oscar Parrilli pasaron ayer por Comodoro Py, negaron las acusaciones y se fueron a sus casas.
 
Toda la causa de las fotocopias de los cuadernos abre un enorme interrogante: ¿cómo se va a probar? Por ejemplo, en la imputación basada en lo que escribió el chofer-escribano se sostiene que Oyarbide se vio con Julio De Vido en el restaurante Sagardi el 26 de septiembre de 2013. Oyarbide, en cambio, sostuvo que no conoció ni vio nunca a De Vido.
 
Respecto de Parrilli, la imputación es que recibió de Roberto Baratta una bolsita con dinero. Parrilli respondió que nunca recibió nada de Baratta. Parece claro que no habrá forma de probar lo que dice Oscar Centeno.
 
El punto con el que juega la dupla de Carlos Stornelli-Claudio Bonadio es que los empresarios amigos al menos admitieron que entregaron unos miles de dólares -no millones- para campañas electorales.
 
Nadie sabe si es cierto o si son declaraciones pactadas por los empresarios macristas que aceptaron tirarle un hueso al fiscal y al juez a cambio de irse a sus casas. Esto último, también arreglado de antemano.
 
Las entrevistas concedidas por el primo presidencial Angelo Calcaterra a Clarín y La Nación exhiben niveles de contubernio asombrosos: no facturaron con sobreprecios, no cometieron ningún delito, fueron extorsionados para poner plata y pusieron muy poquita para campañas electorales.
 
Todos arrepentimientos que no son arrepentimientos, después de conversar con el Presidente y acordar con la fiscalía y el juzgado durante el fin de semana.
 
Con la misma lógica que los empresarios, Oyarbide también se puso en víctima: dijo que el operador Javier Fernández y el jefe de espías Antonio "Jaime" Stiuso lo apretaban para que resolviera -seguramente a favor- la causa por enriquecimiento de los Kirchner. Eso sí, nunca recibió un peso, dijo.
 
El desfile por Comodoro Py continuará hoy con el ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina y quien fuera mano derecha de De Vido, José Manuel Olazagasti. En el caso de Abal Medina se lo acusa de recibir 300 mil dólares que, según Centeno, le fueron entregados a Hugo Larraburu, un secretario. Después se menciona otra entrega, pero sin estipular monto. Respecto de Olazagasti, la imputación habla de que se le dieron, a través de un tal Hernán, un millón de dólares en 2015 para que se los llevara a De Vido.
 
Los juristas consultados por este diario coinciden en que no hay forma de probar realmente ninguno de los hechos, de la manera en que está planteada la investigación. El chofer dice una cosa y los indagados dicen lo contrario.
 
Algunos de los habitués de Comodoro Py piensan que luego Bonadio recurrirá a que tiene la geolocalización de los celulares de los acusados y que utilizará eso para procesar, aunque existen dudas de que exista geolocalización posible de hechos ocurridos en 2008 o 2013. Aún así, no se probaría gran cosa. La presencia de unos y otros en los distintos lugares era habitual, parte de su trabajo.
 
En parte de las investigaciones de Brasil aparecían cuentas, sociedades, en Hong Kong o Suiza o Islas Caimán. A través de los cambistas arrepentidos se encontraron millones y millones de dólares. Hasta ahora, en el expediente de los cuadernos no apareció nada semejante.
 
Tal vez se termine utilizando una acusación al estilo Lula: "No tengo pruebas, pero tengo la convicción de que el departamento es suyo", dijo el juez Sergio Moro respecto del departamento en el que el ex presidente brasileño nunca pasó una noche ni jamás tuvo a su nombre.
 
Todo indica que en la causa de las fotocopias de los cuadernos usarán a los empresarios macristas como respaldo. No confiesan nada, dicen que no pagaron coimas ni facturaron con sobreprecios, pero -como sostuvo ayer Calcaterra- fueron extorsionados para entregar dinero para las campañas electorales. Calcaterra habla de 200 mil dólares en varios pagos y el chofer de 11.300.000 dólares, sesenta veces más.
 
Durante la jornada de ayer, también Oyarbide se puso en víctima. Dijo que nunca recibió un peso, que lo que dicen los cuadernos es falso, pero que fue víctima de aprietes vía Javier Fernández y Jaime Stiuso, que lo "acogotaron".
 
Las operaciones del dúo Fernández-Stiuso eran un secreto a voces en Comodoro Py, aunque a veces jugaban a favor del kirchnerismo y otras veces en contra. En particular, Oyarbide mencionó las causas respecto de los Kirchner, claro que -seguramente dirá- no dictó fallos en función de los aprietes, sino que solo tuvo que apurarse.
 
Lo que sería deseable es que en el expediente aparezcan pruebas. Se habla de cifras inmensas de dinero, pero no para campañas electorales, sino para enriquecimiento personal. Así está formulado en la acusación. De manera que deberían aparecer propiedades, bienes, dinero oculto, cuentas en el exterior, algo que les dé solidez a las fotocopias de los escritos del chofer. También sería deseable que aparezcan los cuadernos para peritarlos.
 
La temperatura del expediente seguramente crecerá mañana cuando le toque declarar a Julio De Vido. Sus abogados, Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro, pidieron que declare por videoconferencia desde Marcos Paz, pero anoche el juez lo rechazó. No faltan quienes piensan que el ingrediente del show es esencial, por lo que también harían desfilar al ex ministro por los tribunales de Retiro.
 
Por supuesto, el punto culminante será el lunes, cuando le toque el turno a Cristina Kirchner. No es difícil pronosticar lo que va a ocurrir. La ex mandataria concurrirá con su abogado, Carlos Beraldi, entregará un escrito respondiendo a la acusación, que es la cuarta vez que consiste en imputarle ser jefa de una supuesta asociación ilícita que no es otra cosa que el gobierno que encabezó.
 
El texto contestará a lo que figura en el cuaderno. Seguramente, al inicio, CFK no saludará al juez porque, como ya ha dicho en una oportunidad anterior, "no lo saludo ni por escrito".
 
Por Raúl Kollmann y Irina Hauser
 
Fuente: Página 12
 

Agreganos como amigo a Facebook
22-05-2019 / 08:05
Hubo cena de los dirigentes de Alternativa Federal en Tigre pero el dueño de casa, Sergio Massa, tan amable, recordó que no tomará decisiones políticas hasta el congreso del Frente Renovador, el 30 de mayo en Parque Norte.
 
Pero hay 4 datos irrefutables:
 
** La mayoría de los 'renovadores' en las provincias ya han tomado decisiones distritales sobre cómo resolverán sus alianzas, y esto ocurrió con la conformidad de Massa, quien autorizó a la 'supervivencia'.
 
** Massa quedó 'arropado' por su fuerza bonaerense, cuyo vocero, autorizado por el propio Massa, es el diputado provincial Jorge D'Onofrio, a cargo de la organización del congreso partidario. Y D'Onofrio afirma que los 'renovadores' bonaerenses quieren un acuerdo distrital de unidad opositora. D'Onofrio lo ratificó: "Vamos al congreso por la unidad opositora".
 
** Roberto Lavagna persiste en su negativa a participar e las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) en competencia con las otras fuerzas concurrentes en el espacio del peronismo no K. En esto lo alienta su referente político, el sindicalista Luis Barrionuevo, quien sin embargo ha sufrido una derrota porque su esposa, la diputada nacional Graciela Camaño, cercana a Massa, pareciera no lograr que el cofundador del Frente Renovador desista de la invitación al diálogo que extendió Alberto Fernández.
 
** El peronismo no K no tiene un Jefe. No es cierto que el gobernador cordobés reelecto Juan Schiaretti tenga autoridad sobre el resto sino que es considerado uno más, ocupando el espacio del fallecido José Manuel De la Sota, quien sin embargo había avanzado mucho más en la unidad opositora que lo que hizo hasta ahora Schiaretti.
 
Con la fuga de gobernadores, el espacio deberá salir a reclutar candidatos a legisladores nacionales en cada distrito. La apuesta de los armadores de Alternativa Federal es ambiciosa: colarse en el balotaje. Pero si la elección se presenta lo polarizada que se prevé, ¿a quién le robará votos? ¿Al PJ o a Cambiemos?
 
La Opinión Popular
21-05-2019 / 09:05
A pesar de la advertencia de la Corte Suprema acerca de que es posible que el proceso sea interrumpido o se declare nulo o sea interrumpido, el Tribunal Oral Federal 2 dará comienzo al juicio por la causa conocida como Vialidad, que tiene a Cristina Fernández como principal protagonista entre los acusados. A horas del arranque de las audiencias, Cristina se refirió al respecto en un texto que difundió en las redes sociales.
 
En unas horas comenzará en Comodoro Py un juicio oral al que jamás debí haber sido citada. Se trata de un nuevo acto de persecución con un único objetivo: colocar a una ex presidenta opositora a este gobierno en el banquillo de los acusados en plena campaña presidencial.
 
Igualmente, una vez más y como siempre lo he hecho, volveré a ir. Si... pese a todo volveré a ir. No como otros que desde Comodoro Py acusan y piden detenciones a mansalva y cuando los pescan infraganti no respetan las citaciones judiciales porque dicen que no tienen garantías.
 
La citación de hoy se trata de una denuncia efectuada por el gobierno de Mauricio Macri sobre obras públicas viales llevadas a cabo enteramente en la provincia de Santa Cruz. No se trata de una denuncia original sino de un refrito de denuncias desde el año 2008 armadas por diputados de la Coalición Cívica, en las cuales Comodoro Py se declaró incompetente en el año 2011 y la justicia de Santa Cruz las sobreseyó por inexistencia de delito.
 
Para que se entienda: se trata de licitaciones de obras públicas viales realizadas por un órgano provincial que depende del ministerio de economía y de la gobernación de la provincia. Jamás tomé intervención alguna en los expedientes administrativos que se realizaron por cada una de estas obras. Entre la Presidencia de la Nación y las obras denunciadas existen doce instancias administrativas de carácter nacional y provincial.
 
Las "pruebas" por las que fui acusada son las leyes nacionales de presupuesto aprobadas por ambas cámaras del Congreso de la Nación, los DNU de ajustes presupuestarios de toda la Administración Pública Nacional y las Decisiones Administrativas dictadas por los Jefes de Gabinete.
 
Como frutilla del postre, también utilizan la "declaración" del "arrepentido" coucheado Fariña, quien se encuentra sujeto a una investigación criminal en el escandaloso caso D'Alessio por armado de causas truchas que se lleva adelante en el Juzgado Federal de Dolores.
 
Los juicios deben buscar la verdad. Pero aquí no parece que esto vaya a ocurrir. Mientras a mi defensa le impiden contar con las pruebas más elementales, se incorpora la declaración de la Dip. Oliveto -alias Pau- y un libro de Daniel Santoro, ambos imputados en la causa D'Alessio
 
Claramente no se trata de hacer justicia. Sólo armar una nueva cortina de humo que pretende distraer a los argentinos y las argentinas -cada vez con menos éxito- de la dramática situación que vive nuestro país y nuestro pueblo.
 
Cristina Fernández

21-05-2019 / 08:05
Entre ganar gracias a la volatilidad del dólar y ganar poniéndole fin a la volatilidad del peronismo, Alberto Fernández y Cristina Fernández apostaron por el segundo plan. Si esa hipótesis es correcta, la realidad parece darles la razón. Doblemente, porque el desafío está funcionando arriba y abajo.
 
Arriba, por el pronunciamiento a favor de gobernadores y dirigentes como Carlos Verna, Gustavo Bordet, Gerardo Zamora, Juan Manzur, Felipe Solá, Agustín Rossi, Rosana Bertone, Hugo Yasky, Hugo Moyano, José Luis Gioja, Héctor Daer, Domingo Peppo, Omar Perotti y Sergio Uñac. Muchos de ellos pidieron, además, la unidad de todo el peronismo.
 
A la vez, funciona a nivel de la sociedad por un fenómeno inédito: en capitales de provincia como La Pampa y Córdoba  perdieron los radicales y ganaron los peronistas. Un peronista clásico en Córdoba, Martín Llaryora. Un camporista en Santa Rosa, Luciano Di Nápoli.
 
El kirchnerismo empezó a perder votos en las grandes ciudades en 2007 y, por la crisis de la 125 en 2008, profundizó su caída en 2009. El 2011 fue la excepción. La pendiente hacia abajo continuó en 2013, 2015 y 2017. Centros urbanos menores siguieron la misma conducta en el interior de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires.
 
Cuando Cambiemos le añadió un componente electoral de trabajadores y sectores vulnerables no solo el kirchnerismo sufrió la pérdida de lo conquistado. Al peronismo en general le fueron remisas las grandes ciudades. Córdoba pero también Santa Fe, Paraná, Mendoza, La Plata, Mar del Plata y Bahía Blanca se hicieron radicales y remataron en Cambiemos. Rosario hace mucho que es socialista.
 
Las elecciones provinciales tienen un enorme componente local, pero no es absoluto. Mauricio Macri fue castigado en nueve comicios incluso por sus aliados, que lo escondieron en la publicidad de campaña. En el peronismo podrá discutirse cuánto de cada triunfo le toca a cada uno. Lo que está claro es que cuando los peronistas y sus aliados van juntos Cambiemos pierde.
 
Hay dos procesos de reconciliación al mismo tiempo. Uno es entre el peronismo y las clases medias urbanas. Están espantadas por la pobreza que experimentan con Macri o vislumbran si Macri sigue. La otra reconciliación se produce dentro del propio peronismo. El justicialismo subió su autoestima. Se percibe potente y siente el cosquilleo del poder. ¿Se arriesgará a dilatar cuatro años su chance de victoria?
 
Esa doble reconciliación explica el ánimo favorable a la candidatura de Alberto Fernández dentro del peronismo. También explica tanto la duda de Sergio Massa como la estrategia de Juan Schiaretti y Roberto Lavagna. Massa está buscando levantar su cotización popular para acercarse a la nueva fórmula o competir con ella en las PASO. Ese panorama no les disgusta ni a Fernández ni a Fernández.
 
La experiencia de Cambiemos en 2015 es reveladora. Sumó 30,12% por el 24,5% de Macri, el 3,34 de Ernesto Sanz y el 2,28 de Elisa Carrió. Los votos se cuentan uno por uno y el resultado nunca está puesto de antemano.
 
La Opinión Popular

20-05-2019 / 10:05
La fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández los sorprendió. Sin embargo, la principal preocupación en el gobierno de Mauricio Macri no radica tanto en el orden de los nombres de ese binomio como en su potencial para convocar y aglutinar a un sector del peronismo no K.
 
Atentos a la posibilidad de que el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, se sumen al "gran frente patriótico" propuesto por la ex presidenta, desde la UCR y una parte de PRO insisten en que es necesario replantear la estrategia electoral de la alianza antiperonista Cambiemos.
 
Para afuera, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se apuró a marcar la línea del gobierno. No sólo él dejó trascender que la jugada política de la actual senadora de Unidad Ciudadana no cambia en nada la dinámica del espacio que lidera el presidente Macri, sino que además horas después el consultor político del macrismo, Jaime Durán Barba, aseveró que la decisión de postular al ex jefe de Gabinete a la presidencia baja las chances de que el peronismo gane las elecciones próximas.
 
Otras son las voces que se escucharon puertas adentro del oficialismo. Desde quienes no se resignan a enterrar el "Plan V", aún cuando desde el gobierno de la provincia de Buenos Aires volvieron a desmentir cualquier posibilidad de que la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, vaya a disputar la primera magistratura; hasta los que sostienen que es imperioso ampliar la coalición gobernante.
 
En el radicalismo cada vez toma más fuerza la idea de crear un nuevo frente que contenga a referentes peronistas, como el ex ministro de Economía Roberto Lavagna, el senador del PJ Miguel Ángel Pichetto y el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.
 
Uno de los primeros en plantearlo fue el dirigente Ricardo Alfonsín; luego el propio titular de la UCR y gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, manifestó que le gustaría conformar un frente electoral con un ala del peronismo, algo con lo que coincide el mandatario jujueño, Gerardo Morales. Con distinto tono, cada uno de ellos llevará ese pedido a la convención radical el próximo 27 de mayo en Parque Norte.
 

20-05-2019 / 09:05
Sergio Ziliotto ratificó el invicto del peronismo pampeano en elecciones para gobernador desde 1983 con cómoda diferencia sobre el radical Daniel Kroneberger. Ziliotto expresa al sector del gobernador Carlos Verna, uno de los "hombres fuertes" de la provincia, como antes fueron Rubén Marín u Oscar Jorge. Verna se había excluido de la competencia por razones de salud.
 
La capital, Santa Rosa, sabe ser fiel al peronismo pero en 2015 venció el radical Leandro Altolaguirre con Cambiemos. Ayer, la intendencia fue recobrada por el peronismo, representado por el joven K Luciano Di Nápoli, quien será el primer dirigente de La Cámpora que gobierne una capital de provincia. No se concretó el temor a una eventual fuga de votos de quienes perdieron la interna.
 
Los radicales se habían dado el gusto de superar con amplitud al macrista Carlos Mac Allister en la interna. En campaña, habrán agradecido la ausencia de dirigentes nacionales de Cambiemos. Llevaron el nombre en las boletas pero usaron el slogan "Venceremos".
 
Prescindieron, asimismo, del color amarillo para disimular. No les bastó, por lo visto. Ayer se le fue de las manos a los correligionarios la intendencia de una capital de provincia, la segunda en dos semanas. La primera, de mucho mayor población y peso económico, fue Córdoba.
 
Si vencen oficialismos territoriales de distintos colores, en comarcas bien diferentes las claves son locales pero los resultados impactan en el escenario nacional. Más allá de las peculiaridades se reitera la tendencia: van cuatro gobernadores que revalidan, con score holgado. Van cuatro territorios con desastroso desempeño de Cambiemos.
 
Hace dos años, pareció que el oficialismo nacional coparía muchos distritos, como un Pacman jugando al TEG. Los radicales se restregaban las manos. Pasaron cosas, las provincias conservan sus ejecutivos y la espuma de Cambiemos bajó, mucho.
 
Tras los comicios, Verna vinculó el resultado con el escenario nacional. Aludió al enfrentamiento entre dos modelos: el peronista y el neoliberal del Gobierno nacional. Lo "bajó a tierra" con datos duros: en tiempos K se construían en La Pampa mil viviendas por año, cifra que bajó a cero durante el mandato del presidente Mauricio Macri.
 
Ensalzó cómo se conformaron las listas en su distrito. Un Frente provincial (FREJUPA) liderado por el peronismo y sumando al Frente Renovador, Nuevo Encuentro y el Partido Comunista entre otros. "La sabiduría" de todos los sectores al confluir en lista única.
 
Todas las votaciones que vienen serán con resultados desoladores para las huestes de Macri y sus aliados radicales. Habrá que esperar, de todas maneras: los partidos solo terminan con la pitada final.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar