La Opinión Popular
                  16:07  |  Miércoles 19 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Que el Gobierno no trafique con el cuento de los cambios ni de las renovaciones. Todo está igual. Que les falten el respeto a los radicales, vaya y pase. Pero a la sociedad, no”. Jorge Asís
Recomendar Imprimir
Nacionales - 08-08-2018 / 09:08
EL MOVIMIENTO DE MUJERES PREVÉ UNA ENORME MOVILIZACIÓN QUE PONGA EN CRISIS LOS PRONÓSTICOS

El Senado vota hoy el proyecto por el aborto legal, seguro y gratuito

El Senado vota hoy el proyecto por el aborto legal, seguro y gratuito
En nuestro país, el aborto es la principal causa de mortalidad materna. Pero no sólo eso: golpea, sobre todo, a los sectores más pobres de la sociedad. Las que más lo padecen son aquellas que viven en asentamientos, tienen muchos hijos que no tienen acceso ni siquiera a una alimentación decente ni mucho menos a un sistema de salud que los contenga. A pesar de esta realidad, hay 37 senadores que adelantaron su rechazo por la medida y 31 que la acompañan. Aunque los últimos conteos se inclinan por el rechazo, el movimiento de mujeres prevé una enorme movilización que ponga en crisis los pronósticos. Pero sea cual sea el resultado de hoy, esta lucha por abortar de forma legal recién empieza, y a partir de mañana, seguramente, el debate se pondrá mucho más caliente de lo que está.
Tras años de lucha del movimiento feminista, el debate por la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) llegará hoy a la Cámara de Senadores, luego de su aprobación en Diputados el 14 de junio. Se prevé una larga sesión y una movilización histórica, con millones de mujeres en la calle reclamando por la ampliación de sus derechos y por el fin de las muertes por abortos clandestinos.
 
El sector anti legalización, integrado por grupos conservadores como la Iglesia Católica y Evangélica, ejerció una fuerte presión sobre los legisladores y también convocó a manifestarse en las inmediaciones del Congreso, que desde ayer permanecía vallado y con un fuerte operativo de seguridad.
 
En la reunión de Labor Parlamentaria se resolvió adelantar una hora el inicio de la jornada, previsto entonces para las 9.30. Según los números que se manejaban hasta anoche, el escenario se inclinaba hacia el rechazo y se mantenía una leve expectativa en la potencia del reclamo popular.
 
"Estamos transitando un camino histórico. Somos protagonistas de esta conquista. Por eso te esperamos para que le exijamos al Senado lo que la sociedad ya definió. La ley la ganamos en la calle. El derecho al aborto, ¡será ley!", aseguran desde la campaña verde.
 
Convocaron también la Red de Actrices Argentinas: "El 8A tenemos que salir a la calle todes. Llenemos las calles. Fuimos un millón y medio, el 8A seamos tres millones". Además, desde el "ala verde" han hecho un llamado a "todos los países del mundo" a que apoyen la lucha por la legalización del aborto.
 
Este jueves será un día caliente en la Argentina, y es que se generó un debate histórico del que hasta ahora no se tiene veredicto final, pero si no hay cambios repentinos dentro del Senado, legalizar la práctica abortista en la Argentina no será posible.
 
Y es que no bastó que todo el movimiento llenara el país de pañuelos verdes con válidos argumentos a favor de la despenalización del aborto en el país, y que a simple vista eran mayoría que los pro vida de los pañuelos celestes, al fin y al cabo la decisión quedó en mano de los senadores de la nación, que algunos votaron por convicción y otros con temor por las posibles consecuencias que dejará su voto en sus carreras políticas.
 
Hasta el momento la cosa va así: hay 37 senadores que adelantaron su rechazo por la medida y 31 que la acompañan. Aunque los últimos conteos se inclinan por el rechazo, el movimiento de mujeres prevé una enorme movilización que ponga en crisis los pronósticos. Pero sea cual sea el resultado de hoy, esta lucha por abortar de forma legal recién empieza, y a partir de mañana, seguramente, el debate se pondrá mucho más caliente de lo que está.
 
La Opinión Popular

 
La semana pasada, en una tensa reunión del plenario de comisiones de Salud, Justicia y Asuntos Constitucionales, 26 senadores acompañaron un proyecto con modificaciones a la media sanción proveniente de la Cámara baja.
 
Centralmente los cambios que incluyeron establecían adelantar de la semana 14 a la 12 el plazo para la realización de un aborto, incorporar la figura de la objeción de conciencia institucional, eliminar las sanciones penales para los médicos que se nieguen a practicar una IVE y asignar una partida presupuestaria específica para las provincias, con producción pública de misoprostol inclusive.
 
En esa oportunidad, los opositores a la legalización representados por figuras como Federico Pinedo, Silvia Elías de Pérez y José Mayans no presentaron una iniciativa de rechazo, ya que no contaban con las firmas suficientes para superar a los "verdes". Sin embargo, impugnaron reglamentariamente el proyecto con el argumento de que no conseguía las firmas suficientes para convertirse en dictamen y ser tratando en el recinto.
 
En este contexto y dada la correlación de fuerzas entre ambos sectores, lo más probable es que directamente se trate en el recinto la iniciativa tal como vino de Diputados y, en caso de ser aprobada en general, los cambios sean incoporados en el tratamiento en particular, artículo por artículo.
 
Anoche, el jefe del Bloque Justicialista del Senado, Miguel Pichetto y uno de los referentes del sector "verde" aseguró que no aceptarán "nada que tergiverse el espíritu de la lucha y el reclamo del colectivo de mujeres". "Nosotros mañana en la discusión vamos con la media sanción que viene de la Cámara de Diputados", completó el rionegrino. De ésta manera se descartó también el respaldo a otros proyectos alternativos como los que en los últimos días impulsaron el peronista santafecino Omar Perotti y la neuquina Lucila Crexell.
 
Según se acordó ayer en la reunión de Labor Parlamentaria, los senadores tendrán 10 minutos cada uno para exponer. Los miembros informantes contarán con 15 y los cierres de los presidentes de bloque llegarán a 30 minutos cada uno. Confiados en un resultado a su favor, desde el sector celeste especulaban con la posibilidad de que no todos sus senadores hagan uso de la palabra y así acortar la duración de la sesión. De todas maneras, fuentes parlamentarias estimaban que la votación recién se produciría alrededor de la medianoche.
 
 
Los porotos
 
La IVE llega al recinto de la Cámara de Senadores luego de tres semanas de debate en el plenario de comisiones, con exposiciones escandalosas como la del médico Abel Albino, quien negó contra toda evidencia científica que el preservativo no previene la transmisión del Sida.
 
Las posiciones en torno a la IVE atraviesan transversalmente todos los bloques políticos pero el corte no se realiza en el mismo nivel. El espacio que -proporcionalmente- más votos a favor sumaría es el Frente para la Victoria con 8 de sus 9 integrantes.
 
La sorpresa la dio la rionegrina Silvina García Larraburu, quien adelantó este domingo su rechazo al proyecto, desmintiendo el anuncio público que había hecho su propia bancada, en el que aseguraba que todo el bloque votaría a favor, incluida la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
 
En contraposición, el radicalismo es el que más votos suma por el rechazo, con 9 votos sobre 12 y solo 3 favorables. En las últimas semanas se definieron en contra el pampeano Juan Carlos Marino y el chaqueño Angel Rozas, que mantienen aspiraciones a gobernar sus provincias.
 
En otros bloques el reparto es más parejo: el PRO tiene 4 senadores a favor y 5 en contra mientras que el Bloque Justicialista, que lidera Pichetto tiene confirmados 8 positivos y 10 negativos. Todavía hay 2 que no adelantaron postura: el tucumano José Alperóvich, con tendencia a favor, y el santafecino Omar Perotti, que votaría en contra.
 
Ayer la peronista puntana Eugenia Catalfamo, compañera de bancada de Adolfo Rodríguez Saá, ratificó que no asistirá a la votación por estar de licencia por embarazo. Sin embargo, dijo que está a favor de la legalización en una columna de opinión titulada: "El nacimiento de un hijo no debe ser una imposición social".
 
En este contexto y teniendo en cuenta las posiciones públicas de otras bancadas más pequeñas, el rechazo sumaría 37 votos y el respaldo a la media sanción 31. Aún si se produjeran los votos favorables de Perotti y Alperovich, no alcanzarían para superar a los antiderechos. A menos que se ausente o cambie sorpresivamente de postura más de uno de ellos, el escenario será adverso.
 
En caso de que no sea aprobada por el Senado, la interrupción voluntaria del embarazo no podrá volver a tratarse durante el año en curso. La Constitución en su artículo 81 establece que un proyecto desechado completamente por una Cámara no puede volver a presentarse hasta el año siguiente.
 
Si se aprobara la introducción de modificaciones, la iniciativa debe volver a la Cámara de Diputados, que podría aceptar esos cambios o insistir con la redacción original. Para ello deberá obtener la misma mayoría (o una superior) a la que obtuvieron los cambios en Senadores.
 
 
El Palacio y la calle
 
Tanto las autoridades del Senado como las del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dispusieron un fuerte operativo de control y seguridad, adentro y afuera del palacio legislativo. La plaza Congreso será nuevamente dividida en dos como en la votación en Diputados.
 
Los "celestes" se ubicarán de Rivadavia hacia el sur hasta Belgrano, mientras que los verdes, con mayor espacio, desde Rivadavia hasta Corrientes. Las organizaciones que integran la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto instalarán carpas y pantallas para seguir la sesión en su sector. Prevén duplicar la cantidad de personas que se manifestaron durante el debate en Diputados.
 
Por su parte, Michetti dispuso que sólo se permitirá el ingreso de tres asesores por senador y se le dio asueto administrativo al personal que no esté directamente afectado al desarrollo de la sesión.
 
Por Sebastián Abrevaya
 
Fuentes: Página 12 y Urgente 24
 

Agreganos como amigo a Facebook
19-09-2018 / 08:09
19-09-2018 / 08:09
19-09-2018 / 08:09
Cinco dirigentes sociales, entre ellos el líder del Movimiento de Trabajadores Excluidos, Juan Grabois, fueron detenidos cuando reclamaban la liberación de dos de sus compañeros frente a la comisaría 18ª. Grabois consiguió enviar un mensaje denunciando la agresión policial.
 
Las organizaciones sociales convocaron a la militancia a la puerta de la comisaría para exigir la liberación de todos los detenidos. Dos horas más tarde, después que se concentraran en el lugar dirigentes políticos y gremiales, el ministerio de Seguridad porteño permitió su salida y la del resto de los militantes y trabajadores capturados.
 
"Nos vamos con todos los militantes y trabajadores liberados por el pueblo", gritó el dirigente de la CTEP Juan Grabois al nutrido grupo que, pasada la medianoche, festejaba entusiasmado el cese de la detención de Grabois y de otros once militantes y dirigentes apresados por protestar contra la brutalidad policial macrista.
 
"Todo esto es exclusiva responsabilidad del Gobierno, que generó un clima de odio y de persecución contra los trabajadores y los humildes, a los que quieren mostrar como enemigos de la sociedad", reflexionó ante los medios presentes el dirigente cercano al Papa.
 
"Está volviendo la xenofobia, está volviendo el fascismo. Es terrible lo que están haciendo con nuestra patria", concluyó antes de festejar la liberación de todos los detenidos.
 
Grabois es un dirigente social muy cercano al papa Francisco. Días atrás, recibió amenazas de parte de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y críticas de parte de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, cuando junto a los líderes de la CCC y Barrios de Pie anunció un plan de lucha para reclamar un aumento de emergencia en la AUH, en planes de empleo y jubilaciones.
 
"Si no está asegurada la comida para los compañeros, no hay posibilidad de contención. No queremos repetir un escenario como el de 2001", avisó entonces.
 
La Opinión Popular

18-09-2018 / 16:09
El Gobierno de Mauricio Macri anticipa ahora que la luz al final del túnel llegará en el segundo trimestre del próximo año, gracias a un incremento de las exportaciones agropecuarias.
 
La recesión se extendería entonces hasta marzo de 2019 y luego la actividad iniciaría una recuperación, según explicaron ayer fuentes del Palacio de Hacienda, pese a que anticipan que el contexto externo continuará siendo negativo y que no esperan el empujón de la obra en infraestructura vía contratos de Participación Público Privada (PPP), modalidad a la que "ya no apostamos ni una ficha", según dijeron.
 
El fondo de garantía de sustentabilidad, stock de respaldo de los aportes para los jubilados, comenzará a usarse a partir de abril próximo para el pago de los haberes previsionales, dado que para ese mes se habrán consumido los ingresos provenientes del blanqueo de capitales.
 
Como el Banco Central tiene prohibido por el acuerdo con el FMI financiar al Tesoro, será el Banco Nación el que aporte el año próximo 15.000 millones de pesos de sus utilidades. También se congelará el fondo de incentivo docente a las provincias en términos nominales, con el objetivo de que la inflación lo vaya licuando con el tiempo.
 
Desde el gobierno de los CEOs reconocen que hubo una enorme diferencia entre la previsión de variables del presupuesto de este año y lo que terminó sucediendo. Sin embargo, lo reducen a cuestiones externas e imponderables: sequía, volatilidad financiera externa, la crisis turca, la suba de tasas de interés de Estados Unidos y recientemente los problemas en Brasil.
 
Nada de esto está previsto que vaya a cambiar pero esta vez aseguran que una buena cosecha alcanzará para compensar todos esos problemas. "El contexto externo desfavorable se va a mantener, pero la apuesta es a una mejora en la cosecha. El agro va a traccionar", se esperanzan en Hacienda.
 
También esperan que el consumo mejore en términos interanuales recién en el último trimestre del año próximo, cerca de la elecciones presidenciales, en torno a 15 por ciento contra 2018. De todos modos, en el balance anual el consumo privado se proyecta con una contracción del 1,6 por ciento.
 
En resumen, el Gobierno de los Ricos proyecta una reducción nominal de 7 puntos en las partidas para obra pública, da por caído los PPP, echará mano al Fondo de Garantía de Sustentabilidad para pagar a jubilados, avanzará con privatizaciones y seguirá aumentando las tarifas.
 
Los intereses de deuda representan ya el 18 % del gasto público. Mientras, la educación y cultura sufrirán un fuerte recorte real, también salud, ciencia y técnica y los salarios de trabajadores del Estado. El gobierno sólo quiere la "bendición" del FMI para conseguir financiamiento de cara a 2019.
 
La Opinión Popular

18-09-2018 / 07:09
Como se esperaba, el juez federal de la "servilleta", Claudio Bonadio, procesó con prisión preventiva a la ex presidenta Cristina Fernández por considerarla jefa de una asociación ilícita destinada a recaudar dinero para enriquecerse.
 
En las 551 páginas del texto conocido ayer, no se aporta ninguna evidencia de dónde están los dólares ni los bienes ni las cuentas ni las sociedades ni las bóvedas con el dinero del enriquecimiento.
 
Tampoco hay testigos o arrepentidos que digan que arreglaron algo o le entregaron algo a la ex mandataria, salvo el caso de José López, quien se despachó con una nueva versión, la quinta que cambia, de que habló con Cristina sobre recaudación de plata y "supone" que ella le mandó los 9 millones de dólares que le encontraron cuando los tiró en el convento.
 
Los procesamientos de ayer abarcan a un amplio grupo de empresarios que se dividieron entre los que dicen que pusieron plata para campañas electorales -algunos presionados y otros por propia voluntad-; los que armaron el club de la obra pública y pagaron coimas; el club de los peajes, que también pagó coimas y el grupo Techint que dice que aportó para negociar una indemnización en Venezuela.
 
También fueron procesados funcionarios de todos los niveles, la mayoría de ellos negó haber recibido dinero y hasta alguno demostró que vive en la más absoluta modestia, con lo que refutan haberse enriquecido.
 
Bonadío lleva adelante, junto al fiscal Carlos Stornelli, una investigación que ha despertado sospechas y polémicas por las pruebas en que ha basado sus fallos, la arbitraria utilización de la figura del "arrepentido" y la direccionalidad de las acusaciones, que incluye un "blindaje" que hasta ahora rodea al presidente Mauricio Macri y sus responsabilidades empresarias y políticas.
 
El pretendido Lava Jato argentino es una causa enfilada contra el cristinismo. Quieren a Cristina presa durante la campaña electorral. Los empresarios que inculparon ex funcionarios K obtuvieron la libertad inmediata durante el proceso. Los arrepentidos que desplegaron versiones auto exculpatorias bajo intimidación fueron casi todos procesados.
 
Son claves las violaciones del debido proceso: detenciones abruptas, morbosamente transmitidas en directo e injustificadas. Completan el cuadro condiciones desdorosas de encarcelamiento, con amenazas de mantenerlas si no mediaban relatos que enlodaran a los procesados opositores a Macri.
 
Los hechos deben ser investigados, juzgados, sancionados si median evidencias contundentes. Y en esta cuestión abundan elementos probatorios verosímiles, muy en especial las autoinculpaciones. Pero las sospechas, los indicios, las declaraciones, requieren recorrer el debido proceso, en especial el ejercicio del derecho de defensa. La cárcel prematura, pensada para durar años constituye una condena anticipada, he ahí su injusta racionalidad.
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar