La Opinión Popular
                  19:52  |  Lunes 12 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Han venido a saquear al país, y lo saquearon: deuda externa eterna, fuga de capitales, condonación de deudas privadas, bicicleta financiera y un plan de Macri con el FMI que es irrealizable”. “Pino” Solanas
Recomendar Imprimir
Nacionales - 08-08-2018 / 09:08
EL MOVIMIENTO DE MUJERES PREVÉ UNA ENORME MOVILIZACIÓN QUE PONGA EN CRISIS LOS PRONÓSTICOS

El Senado vota hoy el proyecto por el aborto legal, seguro y gratuito

El Senado vota hoy el proyecto por el aborto legal, seguro y gratuito
En nuestro país, el aborto es la principal causa de mortalidad materna. Pero no sólo eso: golpea, sobre todo, a los sectores más pobres de la sociedad. Las que más lo padecen son aquellas que viven en asentamientos, tienen muchos hijos que no tienen acceso ni siquiera a una alimentación decente ni mucho menos a un sistema de salud que los contenga. A pesar de esta realidad, hay 37 senadores que adelantaron su rechazo por la medida y 31 que la acompañan. Aunque los últimos conteos se inclinan por el rechazo, el movimiento de mujeres prevé una enorme movilización que ponga en crisis los pronósticos. Pero sea cual sea el resultado de hoy, esta lucha por abortar de forma legal recién empieza, y a partir de mañana, seguramente, el debate se pondrá mucho más caliente de lo que está.
Tras años de lucha del movimiento feminista, el debate por la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) llegará hoy a la Cámara de Senadores, luego de su aprobación en Diputados el 14 de junio. Se prevé una larga sesión y una movilización histórica, con millones de mujeres en la calle reclamando por la ampliación de sus derechos y por el fin de las muertes por abortos clandestinos.
 
El sector anti legalización, integrado por grupos conservadores como la Iglesia Católica y Evangélica, ejerció una fuerte presión sobre los legisladores y también convocó a manifestarse en las inmediaciones del Congreso, que desde ayer permanecía vallado y con un fuerte operativo de seguridad.
 
En la reunión de Labor Parlamentaria se resolvió adelantar una hora el inicio de la jornada, previsto entonces para las 9.30. Según los números que se manejaban hasta anoche, el escenario se inclinaba hacia el rechazo y se mantenía una leve expectativa en la potencia del reclamo popular.
 
"Estamos transitando un camino histórico. Somos protagonistas de esta conquista. Por eso te esperamos para que le exijamos al Senado lo que la sociedad ya definió. La ley la ganamos en la calle. El derecho al aborto, ¡será ley!", aseguran desde la campaña verde.
 
Convocaron también la Red de Actrices Argentinas: "El 8A tenemos que salir a la calle todes. Llenemos las calles. Fuimos un millón y medio, el 8A seamos tres millones". Además, desde el "ala verde" han hecho un llamado a "todos los países del mundo" a que apoyen la lucha por la legalización del aborto.
 
Este jueves será un día caliente en la Argentina, y es que se generó un debate histórico del que hasta ahora no se tiene veredicto final, pero si no hay cambios repentinos dentro del Senado, legalizar la práctica abortista en la Argentina no será posible.
 
Y es que no bastó que todo el movimiento llenara el país de pañuelos verdes con válidos argumentos a favor de la despenalización del aborto en el país, y que a simple vista eran mayoría que los pro vida de los pañuelos celestes, al fin y al cabo la decisión quedó en mano de los senadores de la nación, que algunos votaron por convicción y otros con temor por las posibles consecuencias que dejará su voto en sus carreras políticas.
 
Hasta el momento la cosa va así: hay 37 senadores que adelantaron su rechazo por la medida y 31 que la acompañan. Aunque los últimos conteos se inclinan por el rechazo, el movimiento de mujeres prevé una enorme movilización que ponga en crisis los pronósticos. Pero sea cual sea el resultado de hoy, esta lucha por abortar de forma legal recién empieza, y a partir de mañana, seguramente, el debate se pondrá mucho más caliente de lo que está.
 
La Opinión Popular

 
La semana pasada, en una tensa reunión del plenario de comisiones de Salud, Justicia y Asuntos Constitucionales, 26 senadores acompañaron un proyecto con modificaciones a la media sanción proveniente de la Cámara baja.
 
Centralmente los cambios que incluyeron establecían adelantar de la semana 14 a la 12 el plazo para la realización de un aborto, incorporar la figura de la objeción de conciencia institucional, eliminar las sanciones penales para los médicos que se nieguen a practicar una IVE y asignar una partida presupuestaria específica para las provincias, con producción pública de misoprostol inclusive.
 
En esa oportunidad, los opositores a la legalización representados por figuras como Federico Pinedo, Silvia Elías de Pérez y José Mayans no presentaron una iniciativa de rechazo, ya que no contaban con las firmas suficientes para superar a los "verdes". Sin embargo, impugnaron reglamentariamente el proyecto con el argumento de que no conseguía las firmas suficientes para convertirse en dictamen y ser tratando en el recinto.
 
En este contexto y dada la correlación de fuerzas entre ambos sectores, lo más probable es que directamente se trate en el recinto la iniciativa tal como vino de Diputados y, en caso de ser aprobada en general, los cambios sean incoporados en el tratamiento en particular, artículo por artículo.
 
Anoche, el jefe del Bloque Justicialista del Senado, Miguel Pichetto y uno de los referentes del sector "verde" aseguró que no aceptarán "nada que tergiverse el espíritu de la lucha y el reclamo del colectivo de mujeres". "Nosotros mañana en la discusión vamos con la media sanción que viene de la Cámara de Diputados", completó el rionegrino. De ésta manera se descartó también el respaldo a otros proyectos alternativos como los que en los últimos días impulsaron el peronista santafecino Omar Perotti y la neuquina Lucila Crexell.
 
Según se acordó ayer en la reunión de Labor Parlamentaria, los senadores tendrán 10 minutos cada uno para exponer. Los miembros informantes contarán con 15 y los cierres de los presidentes de bloque llegarán a 30 minutos cada uno. Confiados en un resultado a su favor, desde el sector celeste especulaban con la posibilidad de que no todos sus senadores hagan uso de la palabra y así acortar la duración de la sesión. De todas maneras, fuentes parlamentarias estimaban que la votación recién se produciría alrededor de la medianoche.
 
 
Los porotos
 
La IVE llega al recinto de la Cámara de Senadores luego de tres semanas de debate en el plenario de comisiones, con exposiciones escandalosas como la del médico Abel Albino, quien negó contra toda evidencia científica que el preservativo no previene la transmisión del Sida.
 
Las posiciones en torno a la IVE atraviesan transversalmente todos los bloques políticos pero el corte no se realiza en el mismo nivel. El espacio que -proporcionalmente- más votos a favor sumaría es el Frente para la Victoria con 8 de sus 9 integrantes.
 
La sorpresa la dio la rionegrina Silvina García Larraburu, quien adelantó este domingo su rechazo al proyecto, desmintiendo el anuncio público que había hecho su propia bancada, en el que aseguraba que todo el bloque votaría a favor, incluida la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
 
En contraposición, el radicalismo es el que más votos suma por el rechazo, con 9 votos sobre 12 y solo 3 favorables. En las últimas semanas se definieron en contra el pampeano Juan Carlos Marino y el chaqueño Angel Rozas, que mantienen aspiraciones a gobernar sus provincias.
 
En otros bloques el reparto es más parejo: el PRO tiene 4 senadores a favor y 5 en contra mientras que el Bloque Justicialista, que lidera Pichetto tiene confirmados 8 positivos y 10 negativos. Todavía hay 2 que no adelantaron postura: el tucumano José Alperóvich, con tendencia a favor, y el santafecino Omar Perotti, que votaría en contra.
 
Ayer la peronista puntana Eugenia Catalfamo, compañera de bancada de Adolfo Rodríguez Saá, ratificó que no asistirá a la votación por estar de licencia por embarazo. Sin embargo, dijo que está a favor de la legalización en una columna de opinión titulada: "El nacimiento de un hijo no debe ser una imposición social".
 
En este contexto y teniendo en cuenta las posiciones públicas de otras bancadas más pequeñas, el rechazo sumaría 37 votos y el respaldo a la media sanción 31. Aún si se produjeran los votos favorables de Perotti y Alperovich, no alcanzarían para superar a los antiderechos. A menos que se ausente o cambie sorpresivamente de postura más de uno de ellos, el escenario será adverso.
 
En caso de que no sea aprobada por el Senado, la interrupción voluntaria del embarazo no podrá volver a tratarse durante el año en curso. La Constitución en su artículo 81 establece que un proyecto desechado completamente por una Cámara no puede volver a presentarse hasta el año siguiente.
 
Si se aprobara la introducción de modificaciones, la iniciativa debe volver a la Cámara de Diputados, que podría aceptar esos cambios o insistir con la redacción original. Para ello deberá obtener la misma mayoría (o una superior) a la que obtuvieron los cambios en Senadores.
 
 
El Palacio y la calle
 
Tanto las autoridades del Senado como las del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dispusieron un fuerte operativo de control y seguridad, adentro y afuera del palacio legislativo. La plaza Congreso será nuevamente dividida en dos como en la votación en Diputados.
 
Los "celestes" se ubicarán de Rivadavia hacia el sur hasta Belgrano, mientras que los verdes, con mayor espacio, desde Rivadavia hasta Corrientes. Las organizaciones que integran la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto instalarán carpas y pantallas para seguir la sesión en su sector. Prevén duplicar la cantidad de personas que se manifestaron durante el debate en Diputados.
 
Por su parte, Michetti dispuso que sólo se permitirá el ingreso de tres asesores por senador y se le dio asueto administrativo al personal que no esté directamente afectado al desarrollo de la sesión.
 
Por Sebastián Abrevaya
 
Fuentes: Página 12 y Urgente 24
 

Agreganos como amigo a Facebook
12-11-2018 / 10:11
12-11-2018 / 09:11
El bono que acordaron el gobierno conservador de Mauricio Macri, la CGT, la Unión Industrial y las cámaras de Comercio y de la Construcción apenas compensa la pérdida del salario frente a la inflación ocurrida durante el año.
 
Un trabajador del sector privado registrado obtuvo en septiembre un salario promedio de $26.514 en mano. Si el salario promedio hubiera acompañado durante el año la inflación, en septiembre tendría que haber cobrado de $29.007. Es decir que el salario promedio perdió $2.493 en septiembre frente a la inflación. 
 
Esa insuficiencia salarial corresponde sólo al mes de septiembre, pero en todos los meses existe una pérdida del salario frente a la inflación. Ese saqueo mensual al poder de compra de los trabajadores acumularía en el año $ 23.559. Este debería ser el monto del bono para compensar la pérdida del salario frente a la suba de precios.
 
El borrador del bono de fin de año por $5.000 le alcanzó al Gobierno para frenar el paro de la CGT. Los $ 5.000 acordados en dos cuotas, a pagar con los salarios de noviembre y enero, apenas cubren el 21 % de lo que los empresarios se ahorraron por la inflación.
 
Para los privados el carácter del adicional es obligatorio, pero su ampliación a empleados públicos se la adjudican a la gestión política de uno de los titulares cegetistas, Héctor Daer. La misma consta de negociación por los municipales porteños y ante gobernadores e intendentes del Conurbano para que cobren este beneficio.
 
Incluso en las cercanías del líder de Sanidad, ante la consulta, apostaron fuerte al anticipar que: "un sector de los estatales va a sorprender, porque lograrán el bono y la reapertura de paritarias".
 
Entre noviembre de 2015 y septiembre de 2018, el salario real en el sector público perdió 21 %. En el último trimestre del año, el Observatorio de la CTA, señala que la caída alcanzará el 25 %. Toda esa pérdida salarial desde que asumió Cambiemos ni siquiera se pudo meter en la mesa de discusión.
 
En el período que va desde noviembre de 2015 a septiembre de 2018, en el área metropolitana de Buenos Aires, el transporte se incrementó 142 %, el agua 480 %, el gas 498 % y la electricidad 1.317 %.
 
Ahora, se espera la edición final del texto y la firma del presidente Macri que la central obrera daba por descontada para hoy. Se desconoce el ropaje legal del aumento. A qué empresas se dispensará o reducirá la obligación y, en su caso, contra qué recaudos. Según cómo se imputen los pagos pueden funcionar con un plus o como un adelanto a cuenta que se descontará de futuros haberes. Falta precisar la "letra chica", mote piadoso para designar la mala fe oficial.
 
La Opinión Popular

11-11-2018 / 10:11
11-11-2018 / 10:11
El último estudio de opinión del CEOP revela una clarísima mayoría de los que dicen que van a votar a candidatos opositores en 2019 sostienen que la oposición debe ir unida, hacer una gran PASO y que de ahí salga un candidato único. Semejante voluntad surge de la desesperación por la gravísima situación económica, que sigue dominando el alma y la mente de los argentinos.
 
El cuadro completo es que el 45 por ciento de los consultados dice estar resuelto a votar por una opción opositora, mientras que el 31 por ciento afirma que le dará el voto al oficialismo. Como viene sucediendo, el dato clave de la ecuación es que la oposición está dividida. Y allí es dónde se plantea el interrogante, con respuesta nítida.
 
Una amplia mayoría de los que anticipan que van a votar a candidatos opositores sostiene que debe haber unidad y una gran PASO, mientras que una minoría sostiene que cada espacio vaya con sus ideas y por separado.
 
También en el día a día hay una evaluación tamizada con mirada opositora: la sociedad está dividida casi por mitades respecto del presupuesto, pero cuando al encuestado se le pide que asuma el papel de senador, son más los que votarían en contra que los que votarían a favor.
 
Las opiniones sobre la economía son categóricas y vienen inamovibles desde hace meses:
 
-78 por ciento tiene opinión negativa o muy negativa sobre la situación económica.
-70 por ciento dice que tiene poca o ninguna confianza en el Gobierno.
-54 por ciento dice que Mauricio Macri no va a resolver los problemas.
-63 por ciento afirma que las medidas del Gobierno lo afectaron.
 
Como se ve, todo es ampliamente desfavorable para la administración Cambiemos y para el propio presidente.
 
Las conclusiones surgen de una amplia encuesta realizada por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), que dirige el sociólogo Roberto Bacman. En total fueron entrevistadas 1.200 personas de todo el país, con respeto por las proporciones de edad, sexo y nivel económico-social. Las entrevistas fueron telefónicas y la encuesta se terminó de procesar ayer. 

10-11-2018 / 11:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar