La Opinión Popular
                  00:29  |  Miércoles 24 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Han venido a saquear al país, y lo saquearon: deuda externa eterna, fuga de capitales, condonación de deudas privadas, bicicleta financiera y un plan de Macri con el FMI que es irrealizable”. “Pino” Solanas
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 07-08-2018 / 10:08
PANORAMA POLÍTICO PROVINCIAL

Los gobernadores del PJ rechazan la oferta de ajuste de Macri y se complica el acuerdo

Los gobernadores del PJ rechazan la oferta de ajuste de Macri y se complica el acuerdo
Fiel a su estilo, Bordet se diferencia de Macri sin perder su perfil dialoguista. En sus referencias no aparecen los nombres propios por especial cuidado del propio gobernador que, a lo sumo, expresa que “mientras cuidamos la economía provincial, la Nación sube las tarifas”. Se pone del lado de los afectados. No menciona a Macri, sino a la Nación; con atención a las palabras. Su conducta respondería a una estrategia del peronismo a nivel nacional. Así Bordet elude una referencia directa al Presidente, sólo opina sobre los efectos negativos de la gestión económica en el plano nacional y se preocupa por destacar sus logros locales. Evita el enfrentamiento político y apuesta al desgaste de Cambiemos sin necesidad de darle empujoncitos verbales. Hoy no cree necesitarlo.
Los números del Presupuesto Nacional 2019, para que Mauricio Macri pueda conformar al FMI, son catastróficos. Recortes en los programas sociales, en los programas de ayuda alimentaria, en los fondos a provincias y hospitales, en la obra pública, en las partidas del Conicet, en lo que se quiera hurgar. Nada se salva de la tijera macrista.
 
Van casi 2 meses de negociaciones entre la Nación y las Provincias para ver quién paga el costo y la negociación por el ajuste alcanzó un punto crítico. Ante la decisión de no tocar el gasto social -que representa el 68% de las erogaciones-, el gobierno de Macri avanzó con una primera propuesta de recortes muy agresiva que toca aspectos sensibles para las provincias.
 
Entre ellos, se destaca la postergación del pago de la deuda por el 15% de la coparticipación y un tijeretazo sobre el Fondo Nacional de Incentivo Docente y las campañas de vacunación. El proyecto se comunicó en reuniones separadas de a grupos de provincias, todas jurisdicciones con buen diálogo con la Casa Rosada, pero el rechazo fue unánime.
 
El objetivo de Macri es que los gobernadores sean los que elijan finalmente los temas en las cuales ajustar y paguen el costo político. Para ello, la oferta presentada incluyó opciones de recortes por hasta $180.000 millones, de los cuales las provincias deben optar para llegar a los $100.000 millones acordados.
 
"Preferimos que el costo político lo asuma Macri. Si nosotros elegimos donde ajustar, nos va a pasar como en el pacto fiscal. Yo no me imagino a ningún gobernador sentándose en esa foto. Por lo tanto, no creo que logren aprobar el presupuesto. Van a terminar sacándolo por decreto y reconduciendo el de 2018", aseguró un gobernador.
 
Ante esta situación y dada la dificultad para reducir el gasto, desde el gobierno de los CEOs ya se evalúa trabajar en un aumento de los ingresos, que es un eufemismo para decir subir los impuestos, algo que afectaría uno de los pocos núcleos diferenciadores neoliberales que le queda a Macri, luego del fracaso en la contención de la inflación y la fuerte caída del crecimiento.
 
Sin embargo, en las provincias creen que Macri avanzará de todas formas con la primera propuesta que les acercaron. "Está en un punto de desesperación en el que no mide el costo político de nada y eso quedó demostrado con las asignaciones familiares de la Patagonia. Era algo insignificante en términos de gasto, pero con un impacto social enorme", opinan desde el peronismo.
 
Por ejemplo, el presupuesto del Programa Nacional de Inmunizaciones del Ministerio de Salud Nacional es de solamente $4.500 millones, mientras que el Fondo Nacional de Incentivo Docente alcanza los $20.000 millones, pero tiene una importancia vital en el interior del país. La mayor parte del empleo de los distritos más chicos proviene de los docentes, por lo que una caída en sus salarios tiene una incidencia directa en el consumo en las provincias.
 
 La Opinión Popular

 Los gobernadores del PJ rechazan la oferta de ajuste de Macri y se complica el acuerdo

Los famosos cuadernos Gloria que nunca aparecieron
 
La resonante denuncia mediático-judicial provocada por los famosos cuadernos que nunca aparecieron detonó la agenda política. Los "Gloria" escritos por el ex chofer-novelista Oscar Centeno no pudo llegar en el mejor momento para el gobierno de Mauricio Macri: Justo cuando la causa por los aportantes "truchos" seguía escalando y se confirmaba que el proyecto de Ley de Despenalización del Aborto no pasará el Senado, lo que generará un inmenso escándalo socio-político.
 
La opereta judicial - mediática tiene dos objetivos centrales: desplazar de la agenda de medios las evidencias del deterioro socioeconómico creciente, en particular tras la última mega devaluación, y detener la erosión sobre el Gobierno en general y la figura de María Eugenia Vidal en particular, después de la explosión que produjo dos muertes evitables en una escuela de Moreno.
 
El relato del caso son las mañas de una democracia joven, pero siempre más respirable que la menos sobornable de las dictaduras. Las imágenes de empresarios y ex funcionarios arrestados por las Fuerzas de Seguridad, se convirtieron en un recordatorio de la corrupción K, despertaron la fantasía de una pronta detención de Cristina Fernández e hicieron que muchos antiperonistas que no tenían intenciones de votar por Cambiemos el año que viene vuelvan a repensar su decisión.
 
Sin embargo, como consecuencia que la inflación arrecia, la recesión apremia y el poder de compra del salario merma, la alianza Cambiemos volverá a la sangría de votantes en la clase media baja, donde el peronismo No K quiere hacerse fuerte.
 
En verdad, muchos votantes se encuentran cada día más desencantados con todas las opciones políticas. En este escenario, es probable que todos pierdan, y la anti-política exhiba un crecimiento del "que se vayan todos".
 
 Los gobernadores del PJ rechazan la oferta de ajuste de Macri y se complica el acuerdo

Macri está exultante
 
Macri está contento, ha dado varias vueltas olímpicas por el descubrimiento y el proceso desatado. Con esto, esquiva explicar la debacle de la economía. Ni parece reparar su vecindad con los ilícitos denunciados:
1) es primo de quien fuera titular de Iecsa (soterramiento del Sarmiento), Ángelo Calcaterra, a quien le había vendido la compañía en su momento desde Sideco tipo "pagámela como puedas", con fuerte olor a testaferro,
2) participación en un negocio de fulminante ganancia con otra empresa vinculada, Isolux, de triste historia y
3) el parentesco de su esposa y él mismo con un socio de su familiar detenido en el caso de los cuadernos, Glazman.
 
 Los gobernadores del PJ rechazan la oferta de ajuste de Macri y se complica el acuerdo

¿Es funcional a Cambiemos las anotaciones de Oscar Centeno?
 
Lo es desde el punto de vista de sacar el ajuste de escena y de ratificar el discurso "honestista" (a pesar de los Panama Papers, la estafa de la familia Macri con el Correo Argentino, de los negociados de la deuda externa como el bono a cien años de Caputo, de los aportantes truchos, etcétera) contra la "pesada herencia", la operación es funcional al Gobierno en una proporción muy alta.
 
Pero los cuadernos de Centeno tocan a la puerta del clan Macri: el detenido Javier Sánchez Caballero fue gerente general de Iecsa cuando era propiedad de Calcaterra. Iecsa también está implicada en el caso Odebrecht. En marzo de 2017, Marcelo Mindlin de Pampa Energía, adquirió Iecsa. La familia Macri, tal vez, quiso borrar las huellas del delito.
 
Se abre una caja de Pandora con efectos difíciles de medir, porque existe el riesgo de que esto se extienda. No solo el apellido Macri puede ser enchastrado por la investigación, los cuadernos abren la puerta de un proceso de posible alcance masivo, que originado en la justicia puede terminar derrumbando a buena parte del sistema político-económico.
 
 Los gobernadores del PJ rechazan la oferta de ajuste de Macri y se complica el acuerdo

A Cristina no le causa ninguna gracia
 
Al revés de Macri, a Cristina Fernández no le causa gracia la novedad de este juicio, ya que fue convocada a declarar y le reclaman permiso al Senado para allanarle el departamento. La causa de los cuadernos Gloria apunta también a esmerilar la figura de CFK frente a su crecimiento electoral -que ya supera el 30% de la intención de voto-, uniéndola en la saga de operaciones jurídico - mediáticas a prácticas de corrupción.
 
Los cuadernos Gloria, más la acumulación de pruebas que irán apareciendo con el correr de las semanas y con gran sincronización informadas por los grandes medios pro macristas, si bien no van a lograr el desafuero de la senadora ni una condena judicial, sin duda ella no podrá salvarse de la condena social y la puede dejar fuera de la carrera electoral.
 
Según los K, son solo maniobras de La Nación y Clarín, intriga de los jueces venales, manipulación del régimen macrista, piratería de periodistas vendidos al presupuesto oficial, campañas odiosas de los gorilas de siempre. Y los efectos sobre la opinión pública de esta nueva operación serán menos que discretos. Según ellos, la repetición sine die de estrategias pierde fortaleza en el tiempo y sus efectos se angostan al límite.
 
Así las cosas, el actual oficialismo y su sistema de medios afines, tras dos años y medio de gestión con resultados paupérrimos (se tome el indicador que se tome y lo mida quien lo mida), ya no logra motivar exitosamente a segmentos sociales amplios, por lo que los efectos de estas maniobras reiteradas se encapsulan en su núcleo duro anti peronista, sin expansión al resto de la ciudadanía.
 
Asistimos al espectáculo habitual que sucede inexorablemente con los gobiernos que no dan respuestas positivas a las demandas ciudadanas mejorando las condiciones de vida material: se repliegan en sí mismos hasta ser sostenidos solo por aquellos que constituyen su feligresía, los fanáticos que hacen del acompañamiento una cuestión de fe.
 
 
El escándalo favorece al macrismo
 
Políticamente, el escándalo es altamente funcional a las necesidades del macrismo para un nuevo intento de polarizar el escenario con Cristina, como herramienta de temprana campaña electoral ante la debacle del programa económico y el descenso irremontable en las encuestas.
 
Todavía hay que medir las dimensiones que toma la causa, pero los antecedentes del juez Claudio Bonadío y del fiscal Carlos Stornelli, así como la línea política en la que se enmarcan, son muestra suficiente de que los intereses de fondo de este "lava jato" criollo no responden a la intención de hacer justicia.
 
Lo que importa, en la causa, es verificar si las denuncias tienen correlato en hechos concretos. ¿Pueden los cuadernos solos mandar a la cárcel a los acusados? Desde ya que no. Un alumno de primer año de la facultad de derecho sabe que una fotocopia es impropia para una pericia y, peor, que una mera afirmación de delito no da por probado el ilícito.
 
¿Alcanza para poner presos a 20 de un sopapo? Claro que tampoco. Le toca a un fiscal y a un juez, cuando el secreto sumarial lo permita, explicar en qué se basaron: documentales, testigos, evidencias y pericias. Ellos deberán demostrar que no basta el odio personal de macristas y kirchneristas para impulsar un proceso.
 
Lo único seguro es que, cualquiera sea el resultado judicial de este revoltijo, el macrismo acaba de exponer cuál es su táctica madre y muy probablemente única para afrontar las elecciones próximas.
 
 Los gobernadores del PJ rechazan la oferta de ajuste de Macri y se complica el acuerdo

El Senado: con la brasa en la mano
 
Salvo ausencias inesperadas o una decisión política del presidente de la Nación, Mauricio Macri, que discipline a senadores del PRO y de la UCR, el miércoles 8 de agosto se clausurará la posibilidad de que el país disponga de una ley de aborto legal.
 
El posicionamiento del gobierno de Cambiemos -o mejor dicho, el no posicionamiento- es inédito. No debe haber antecedentes en la historia contemporánea de un gobierno que promueva el tratamiento legislativo de un proyecto de ley tan trascendente y que, luego, no tome una posición oficial para los legisladores oficialistas.
 
Dos de cada tres senadores macristas votarán en contra de la ley. Y lo propio sucede con los radicales, que tienen nueve legisladores dispuestos a rechazar la iniciativa de aborto legal. El interbloque Cambiemos aportaría 8 votos a favor y 17 en contra, sobre un total de 25.
 
Macri no quedará en una posición cómoda, sea cual fuere el resultado de la votación. Si gana el "no", los verdes seguirán movilizados y, ahora sí, obligándolo a tomar una posición. Si ganase el "sí", casi todo el núcleo fanático de sus votantes se lo reprocharía.
 
Hay un dato que sorprende: en un tema de género, las mujeres con más peso específico adentro de Cambiemos se alinearon con los posicionamientos más retrógrados: María Eugenia Vidal, Gabriela Michetti y Elisa Carrió.
 
 Los gobernadores del PJ rechazan la oferta de ajuste de Macri y se complica el acuerdo

Síntesis bordetista: a la Nación le va mal, a la Provincia le va bien
 
Fiel a su estilo, Bordet se diferencia de Macri sin perder su perfil dialoguista. En sus referencias no aparecen los nombres propios por especial cuidado del propio gobernador que, a lo sumo, expresa que "mientras cuidamos la economía provincial, la Nación sube las tarifas". Se pone del lado de los afectados. No menciona a Macri, sino a la Nación; con atención a las palabras.
 
Su conducta respondería a una estrategia del peronismo a nivel nacional. Así Bordet elude una referencia directa al Presidente, sólo opina sobre los efectos negativos de la gestión económica en el plano nacional y se preocupa por destacar sus logros locales. Evita el enfrentamiento político y apuesta al desgaste de Cambiemos sin necesidad de darle empujoncitos verbales. Hoy no cree necesitarlo.
 
En cambio, optó por hacer una descripción crítica de la realidad al decir que los gobernadores están muy preocupados por la quita de las asignaciones familiares, por la suba del precio de la garrafa y por el aumento de la tarifa de la luz, que afectan a los sectores más vulnerables. No precisó por culpa del Presidente. Los servicios no se pueden pagar; apuntó hablando de la Nación, pero sin cuestionar a Macri.
 
La explicación sobre esta actitud no beligerante contra el Jefe de Estado vendría por el lado de encuestas que estarían manejando los justicialistas a nivel nacional con muy malos resultados para el Gobierno de Macri. Los valores permitirían una conducta que se resumiría en "para qué pegarle al caído, si va de tropiezo en tropiezo".
 
 
Escenario probable
 
En la Casa Gris se analiza la posibilidad de que al desdoblar las elecciones y anticiparlas a la nacional, se permitiría cierto juego para algunos dirigentes que, aún sin estar convencidos, decidieron atar su suerte a la de Cristina. La ex presidenta aparece como un imán difícil de eludir en distritos donde se figura logra una cierta ponderación.
 
La ley que fogonea Bordet permitiría a varios de esos dirigentes asegurarse primero el distrito y luego tener la libertad de apoyar a otro candidato. La cuestión no parece de fácil resolución. Existen las razones políticas apuntadas, pero también están las económicas que pesan, y mucho.
 
El adelantamiento de las elecciones precisa salir por ley, para ello el gobernador necesita alinear la tropa propia en la legislatura. Algunos dicen que ya tiene los votos, otros dicen que aún le faltan algunos diputados. El juego de Sergio Urribarri parece pasar de la diferenciación al obstruccionismo.
 
El bordetismo no tiene claro si Urribarri quiere romper con Bordet o utiliza la negociación de las leyes electorales como instancia para un acuerdo político con el gobernador. Cualquiera sea la razón parece que a Bordet no le interesa sacarse fotos con Urribarri por el momento.
 
En el bordetismo entienden que el adelantamiento es razonable y útil para el conjunto del peronismo entrerriano, tanto a nivel provincial como los intendentes, al igual que las senadurías provinciales y entienden que el nivel de presión de Urribarri en la brevedad quedará como un planteo personal más que un planteo político.
 
El argumento que no tiene sentido ganar la provincia si se pierde la Nación y por lo tanto hay que ir hacia elecciones conjuntas es absurdo para cualquier peronista racional, además de irresponsable. "Se imaginan que hubiera sido de esta provincia si gobernaba De Ángeli", dijo José Cáceres, ex vice de Urribarri, cuando se expresó a favor del adelantamiento de las elecciones provinciales.
 
La gran mayoría de los peronistas parece compartir esa postura. En esto, en cuestión de días aclarará el panorama.
 
En el Senado parece más sencillo el trámite, por eso la reforma política abreviada entró por ahí. Muchos especulan que la Cámara alta será territorio favorable para Bordet y que el inminente acuerdo del Gobernador con el vice Adán Bahl para que este último sea el candidato a intendente de Paraná también facilitan las cosas.
 
 
En Cambiemos empieza a tallar otro debate
 
Por su parte, en Cambiemos Entre Ríos empieza a tallar otro debate, soterrado por el momento por las malas noticias que llegan desde el campo de la economía nacional. Una primera aproximación surgió en un encuentro que hace unos días mantuvieron dirigentes del interior de la Provincia con Rogelio Frigerio. Allí se debatió acerca de la necesidad de abrir el juego a sectores que han sido relegados y que empiezan a sentir como ajena la propuesta de Cambiemos.
 
La máxima de no habilitar internas es lo que algunos dirigentes pretenden que se ponga en revisión. Anotan que el corset que significa que Frigerio sea patrón y sota en su distrito, no sólo está generando rupturas sino también se empieza a transformar en el germen del armado de fuerzas locales que terminarán compitiendo contra la propia fuerza amarilla.
 
Se especula con que Frigerio sea candidato a gobernador,  pero de esto nadie tiene muchas certezas. Parece más una suerte de carta del PRO para cerrar a su favor la interna provincial de Cambiemos, y sobre todo morigerar las ambiciones de Atilio Benedetti.
 
Pero en los hechos suena riesgoso lo de Frigerio, que el ministro político de Macri deje sus responsabilidades para jugar una provincia no parece señal de un Macri que marche a paso firme a su reelección. Es una apuesta muy grande también. ¿Qué pasa si Frigerio pierde? Es un costo muy alto para el macrismo, altísimo.
 
No parece el mejor de los escenario para Frigerio, con una economía en picada, con pobreza y desempleo en ascenso, con nada positivo para mostrar, la campaña de un funcionario de primera línea como el Ministro nacional en la provincia es un cuesta arriba en donde se plebiscitara la gestión económica y social de Macri por encima de la figura de Frigerio y su gestión como Ministro del Interior.
 
El 2019 no parece ni cerca el 2017 para el PRO. Además se juegan todos los cargos ejecutivos municipales. El otro interrogante es: ¿Tiene sentido para Frigerio bajar a Entre Ríos? Dejar los primeros planos nacionales para ser candidato en una provincia donde prácticamente no conoce a nadie y si por esas cosas de la política fuera gobernador seria un extraño entre sus gobernados.
 
Desde estas lecturas son muchos los que entienden que la candidatura de Frigerio es solo una operación política para disciplinar al sector radical de Cambiemos en la provincia. El tiempo dirá.
 
De cualquier manera, en el PJ local pocos creen que, aún con Bordet a la cabeza de la lista, la elección entrerriana vaya a ser un trámite. Algunos dirigentes sacan cuentas y estiman que los grupos ultra K locales, jugando sueltos, pueden sacar según los distritos ente el 5 y el 10 por ciento de los votos. Sumados, representan un caudal nada desdeñable para un peronismo que no ofrece esa impronta de imbatible de otros tiempos.
 
La Opinión Popular
 

Agreganos como amigo a Facebook
23-10-2018 / 19:10
22-10-2018 / 20:10
Cuando cada paso y cada gesto se miden al milímetro, sin decir una palabra, el gobernador Gustavo Bordet envió esta semana una señal potente al seno del PJ, con la que ordenó cuáles son sus prioridades en materia electoral. El objetivo de su doble jugada electoral para 2019 es retener la Provincia y reconquistar para su partido la esquiva Paraná.
 
Un funcionario de peso del gabinete provincial lo comentó en los últimos días: "Me negaba a creer que Gustavo tuviese esperanza de ganar la Capital, pero tengo que admitirlo: me convencieron", lanzó, descreído hasta entonces, un dirigente que recordaba que tal como se hizo el armado de la capital provincial en 2015 fue una forma de entregarle Paraná a la alianza Cambiemos.
 
Adán Bahl sería el candidato de Bordet a intendente de Paraná, en un contexto favorable, por la causa judicial de narcotráfico de Sergio Varisco. Además, la tirria de Mauricio Macri con Varisco lo saca de la posibilidad de gobernar Paraná, e incluso de tener alguna incidencia en la definición de los postulantes en la capital provincial.
 
Esa determinación, adelantada por este medio hace semanas, es el reverso del cachetazo electoral que hace un año recibió el PJ de manos de Cambiemos, en lo que fue la peor derrota del peronismo de los últimos años. Pese a eso, 365 días después, el horizonte ya no es tan sombrío para el PJ.
 
Bordet y el justicialismo tomaron nota de aquel cachetazo. Tras el cimbronazo y la amenaza de un futuro cercano alejado del poder provincial, el músculo militante del PJ se reactivó con una capacidad que envidian sus opositores.
 
Bordet se lanzará de lleno por la reelección, intentará recuperar la Capital y desafiará al que lo catapultó hasta la cima del poder. Habrá alineamiento de la tropa y cautela en la relación con la Nación respecto del trato hacia Entre Ríos. ¿Se atreverá Sergio Urribarri a continuar con su presunta cruzada ante tremenda muestra de poder?
 
Lo primero que hizo Bordet fue asegurarse para sí las herramientas electorales para la puja por venir. Sin perder el tiempo, y pese a las críticas, hizo más discrecional la potestad de fijar la fecha de los comicios, estructurando un posible calendario electoral que le da margen para negociar.
 
Con esta herramienta bajo el poncho, la pretendida construcción de Cambiemos asoma en problemas. Desde aquel triunfo contundente en 2017, la versión provincial de la alianza se la pasó autodestruyéndose, el hobby en el que ocupa la mayor parte del tiempo.
 
No hay registros, al menos en el último año, de un cónclave entre los socios para sentar las bases del proyecto político que tienen como norte jubilar al PJ del poder provincial en el que permanece, después de la experiencia ruinosa del radical Sergio Montiel. Dentro de algunos meses, los socios de Cambiemos deberán renovar el acuerdo ante la Justicia electoral. La clase política da por descontado que eso sucederá. Podría equivocarse.
 
 La Opinión Popular

22-10-2018 / 18:10
22-10-2018 / 12:10
22-10-2018 / 11:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar