La Opinión Popular
                  23:57  |  Martes 23 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Han venido a saquear al país, y lo saquearon: deuda externa eterna, fuga de capitales, condonación de deudas privadas, bicicleta financiera y un plan de Macri con el FMI que es irrealizable”. “Pino” Solanas
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 06-08-2018 / 11:08
DESCARTÓ SU CANDIDATURA A INTENDENTE DE GUALEGUAYCHÚ

Pemo Guastavino: Es patético que Kicillof venga a poner condiciones para la unidad y a decir qué cosas se deben hacer

Pemo Guastavino: Es patético que Kicillof venga a poner condiciones para la unidad y a decir qué cosas se deben hacer
El senador nacional Pedro “Pemo” Guastavino (PJ – Entre Ríos) criticó las declaraciones del diputado nacional y ex ministro de Economía del kirchnerismo, Axel Kicillof, durante un acto que encabezó el sábado junto a Sergio Urribarri en Paraná.
El senador nacional Pedro "Pemo" Guastavino (PJ - Entre Ríos) criticó las declaraciones del diputado nacional y ex ministro de Economía del kirchnerismo, Axel Kicillof, durante un acto que encabezó el sábado junto a Sergio Urribarri en Paraná.
 
"Es una cosa de locos, es patético que venga a decir qué cosas se deben hacer y qué cosas no, porque es alguien que tuvo una responsabilidad en Argentina siendo ministro de Economía y tuvo la responsabilidad de no haber resuelto cuestiones medulares en Entre Ríos", apuntó el legislador.
 
Aunque admitió que nunca tuvo "relación con Kicillof" cuestionó que "venga a poner condiciones para la unidad". En tanto, confirmó que "no me han llamado ni he sido convocado" a los actos que organizó Urribarri y aclaró: "Si me convocaran tampoco iría".
 
Por otra parte, volvió a desmentir una posible candidatura a la Intendencia de Gualeguaychú en 2019: "Para cualquier dirigente político gobernar su ciudad es una de las mejores cosas que le puede pasar pero hoy por hoy no está en mi cabeza algo así".
 
Además, sobre el armado electoral sostuvo: "No sé si Unidad Ciudadana se va a constituir como un partido propio, si irá por fuera del peronismo o competirá por dentro en unas PASO amplias. Será una decisión que tomará Unidad Ciudadana. Ya veremos".
 
En cuanto al proyecto de legalización del aborto, señaló que "sería una pena" que no aprobara la ley en el Senado y habló de "presiones de la Iglesia" y de "senadores que han esperado encuestas y han hecho cálculos políticos y electorales para decidir su voto, dejando de lado las convicciones".

En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza) Guastavino confirmó que por el momento "daría la impresión de que, a medida que se fueron definiendo algunos senadores y cambiando su posición primaria, no se tendrían los votos suficientes para aprobar la ley, lo que sería una pena".
 
Ante ello, admitió haber "visto en algunos senadores que han tenido presiones muy importantes en sus provincias de sectores ligados a la Iglesia" especialmente "en las provincias del norte que tienen gran raigambre católica donde los senadores han recibido presiones y han marcado su voto sobre la base de esto".
 
"Además también hubo senadores que han esperado encuestas y han hecho cálculos políticos y electorales para decidir su voto, dejando de lado las convicciones. Me doy cuenta que hay senadores que piensan de una manera pero van a votar de otra, lo que es una pena", advirtió el legislador.
 
Reiteró que "algunos senadores piensan de una manera pero van a votar distinto porque han hecho una evaluación política y electoral en sus provincias; han dejado de lado sus convicciones para tomar una decisión sobre la base del cálculo electoral y político". Ante ello, aclaró que no juzga "si está bien o está mal".
 
En cuanto al proceso del análisis de la norma, Guastavino sostuvo que "ha sido un debate muy enriquecedor, pasaron alrededor de 150 expositores a favor y en contra con exposiciones de mucho argumento y vuelo intelectual, lo cual enriquece mucho el debate de un tema complejo, que atraviesa cuestiones que tienen que ver con lo ético, con lo moral, lo jurídico, lo científico, lo religioso".
 
"Al ser un tema tan complejo la opinión de cada uno se ha ido formando en base a lo escuchado, al igual que sucedió en Diputados donde fue un debate muy intenso también", acotó.
 
Consultado por posibles presiones recibidas, Guastavino sostuvo que "el único que me llamó y nos sentamos a conversar fue Cacho Pfieffer, que es un viejo cura y también fue obispo de Corrientes, y con quien hubo una charla muy respetuosa porque él quería que supiera lo que pensaba y me dio algun material escrito".
 
Además, contó que "en una de las primeras marchas que hizo la gente pro vida, unas 20 a 30 personas vinieron frente a mi domicilio a cantar algunas consignas y después se fueron, pero no tengo nada que decir porque en general ha sido todo tranquilo".
 
 
Temas políticos
 
En relación a la investigación por la aparición de "los cuadernos de las coimas" el senador entrerriano dijo que lo ve "con mucha sorpresa y preocupación, viendo cómo se irá desarrollando el tema y el proceso judicial". Consultado por su lo conocía, dijo: "Lo debo haber conocido pero nunca tuve relación con él".
 
En lo estrictamente político y electoral, dijo que la participación en las elecciones provinciales "será una definición que tomará Unidad Ciudadana" y recordó que "la única experiencia que hay es de cuando fue por fuera del Partido Justicialista en la provincia de Buenos Aires cuando Cristina decidió no darle la interna a Randazzo".
 
"No sé si Unidad Ciudadana se va a constituir como un partido propio, si irá por fuera del peronismo o competirá por dentro en unas PASO amplias. El gobernador ha garantizado que todo el que quiera competir tendrá la posibilidad de hacerlo sin ningún tipo de problemas dentro del peronismo, pero será una decisión que tomará Unidad Ciudadana. Ya veremos", explicó.
 
Sobre la relación entre el gobernador Gustavo Bordet y el presidente de la Cámara de Diputados y ex mandatario provincia, Sergio Urribarri, evitó referencias: "No tengo información de primera mano para aseverar una cosa u otra".
 
Respecto de las convocatorias que efectuó Urribarri en distintos puntos de la provincia con presencia de referentes nacionales, Guastavino confirmó: "No me han llamado ni he sido convocado y si lo fuera tampoco iría".
 
En ese marco, criticó que "(Axel) Kicillof vino a poner condiciones para la unidad y a decir cómo se deben hacer las cosas". "Es una cosa de locos, es patético que venga a decir qué cosas se deben hacer y qué cosas no, porque es alguien que tuvo una responsabilidad en Argentina siendo ministro de economía y tuvo la responsabilidad de no haber resuelto cuestiones medulares en Entre Ríos, como no haber atacado el déficit de la provincia, el tema de la UADER y otras cuestiones en las que Kicillof no quiso dar el okey siendo parte de un mismo proyecto político". Asimismo, dijo que "nunca tuve relación con Kicillof, salvo alguna vez que expuso en el Senado por algún proyecto de ley".
 
En cuanto a su postura de apoyo al kirchnerismo, reconoció: "Yo apoyé todo. Mientras el gobierno fue nuestro gobierno y fui legislador de nuestro gobierno, apoyé con mi voto en el Senado cuanto proyecto de ley enviara el Poder Ejecutivo, estuviera o no de acuerdo, pero ahora hay condiciones distintas".
 
En tanto, dijo que no le sorprendió la presencia del intendente de Concepción del Uruguay, José Lauritto, en el acto que Urribarri organizó en Tala porque "Lauritto es un compañero que le gusta ir a las distintas reuniones a escuchar, así que no me llamo la atención que estuviera porque lo deben haber invitado y siempre va a esas reuniones". "Esto no quiere decir que con la presencia de Lauritto haya lineamientos", aclaró.
 
Sobre su posible candidatura a intendente de Gualeguaychú en 2019, explicitó: "Trascendió, se generó el rumor y un periodista lo tiró al aire, pero obviamente para cualquier dirigente político gobernar su ciudad es una de las mejores cosas que le puede pasar pero hoy por hoy no está en mi cabeza algo así".
 
"Obviamente uno no descarta nada, pero hoy estoy haciendo el trabajo que más me gusta que es ser legislador nacional y lo hago de la mejor manera posible", concluyó.
 
Fuente: Análisis Digital

Agreganos como amigo a Facebook
23-10-2018 / 19:10
22-10-2018 / 20:10
Cuando cada paso y cada gesto se miden al milímetro, sin decir una palabra, el gobernador Gustavo Bordet envió esta semana una señal potente al seno del PJ, con la que ordenó cuáles son sus prioridades en materia electoral. El objetivo de su doble jugada electoral para 2019 es retener la Provincia y reconquistar para su partido la esquiva Paraná.
 
Un funcionario de peso del gabinete provincial lo comentó en los últimos días: "Me negaba a creer que Gustavo tuviese esperanza de ganar la Capital, pero tengo que admitirlo: me convencieron", lanzó, descreído hasta entonces, un dirigente que recordaba que tal como se hizo el armado de la capital provincial en 2015 fue una forma de entregarle Paraná a la alianza Cambiemos.
 
Adán Bahl sería el candidato de Bordet a intendente de Paraná, en un contexto favorable, por la causa judicial de narcotráfico de Sergio Varisco. Además, la tirria de Mauricio Macri con Varisco lo saca de la posibilidad de gobernar Paraná, e incluso de tener alguna incidencia en la definición de los postulantes en la capital provincial.
 
Esa determinación, adelantada por este medio hace semanas, es el reverso del cachetazo electoral que hace un año recibió el PJ de manos de Cambiemos, en lo que fue la peor derrota del peronismo de los últimos años. Pese a eso, 365 días después, el horizonte ya no es tan sombrío para el PJ.
 
Bordet y el justicialismo tomaron nota de aquel cachetazo. Tras el cimbronazo y la amenaza de un futuro cercano alejado del poder provincial, el músculo militante del PJ se reactivó con una capacidad que envidian sus opositores.
 
Bordet se lanzará de lleno por la reelección, intentará recuperar la Capital y desafiará al que lo catapultó hasta la cima del poder. Habrá alineamiento de la tropa y cautela en la relación con la Nación respecto del trato hacia Entre Ríos. ¿Se atreverá Sergio Urribarri a continuar con su presunta cruzada ante tremenda muestra de poder?
 
Lo primero que hizo Bordet fue asegurarse para sí las herramientas electorales para la puja por venir. Sin perder el tiempo, y pese a las críticas, hizo más discrecional la potestad de fijar la fecha de los comicios, estructurando un posible calendario electoral que le da margen para negociar.
 
Con esta herramienta bajo el poncho, la pretendida construcción de Cambiemos asoma en problemas. Desde aquel triunfo contundente en 2017, la versión provincial de la alianza se la pasó autodestruyéndose, el hobby en el que ocupa la mayor parte del tiempo.
 
No hay registros, al menos en el último año, de un cónclave entre los socios para sentar las bases del proyecto político que tienen como norte jubilar al PJ del poder provincial en el que permanece, después de la experiencia ruinosa del radical Sergio Montiel. Dentro de algunos meses, los socios de Cambiemos deberán renovar el acuerdo ante la Justicia electoral. La clase política da por descontado que eso sucederá. Podría equivocarse.
 
 La Opinión Popular

22-10-2018 / 18:10
22-10-2018 / 12:10
22-10-2018 / 11:10
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar