La Opinión Popular
                  18:48  |  Domingo 19 de Agosto de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Tenemos inflación, recesión, desempleo, endeudamiento y riesgo de default. Todo gracias a Macri, que en vez de resolver los problemas de la década K, los potenció. Y encima debemos bancarnos al FMI”. Alberto Fernández
Recomendar Imprimir
Nacionales - 04-08-2018 / 12:08
CINISMO AL PALO

Miserable frase de Macri a horas de las muertes en una escuela de Moreno

Miserable frase de Macri a horas de las muertes en una escuela de Moreno
MACRI ESTUVO CON VIDAL Y DIJO QUE HABRÁ CRÉDITOS PARA “PROBLEMITAS” COMO “UN ESCAPE DE GAS”. El presidente encabezó un acto en Quilmes tras la muerte de la vicedirectora Sandra Calamano y Rubén Rodríguez por la explosión de una garrafa en una escuela de Moreno, no hubo ninguna mención al hecho ni un minuto de silencio para recordar a las víctimas. Macri hizo quedar a Vidal en offside cuando dijo de que los préstamos podían servir “para arreglar esa habitación que tenemos problemitas o ese escape de gas, como le pasó a la vecina”. Justo en ese momento señaló al sector en el que estaba la gobernadora.
Las terribles muertes de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, producto de la explosión en la escuela Nº 49 de Moreno, hicieron visible dos cosas.
 
Por un lado, las horrorosas condiciones, producto del desfinanciamiento de los gobiernos de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, a la escuela pública, en la que los docentes y el resto de los trabajadores de la educación deben cumplir sus funciones y en la que los chicos, sobre todo aquellos de los sectores más pobres, tienen que intentar estudiar.
 
Pero también hizo visible otra cosa, y es que el cinismo de los máximos responsables del Estado nacional, Mauricio Macri, y del Estado de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, no tiene límites.
 
El presidente de la Nación, mientras anunciaba la ampliación de los créditos ANSES en Quilmes tuvo una desafortunada frase un día después de la tragedia en la escuela de Moreno. "Queremos volver a compartir con ustedes que vuelven los préstamos ANSES (...). Para arreglar esa habitación que tenemos problemitas, o un escape de gas como le pasó a la vecina", manifestó Macri, mirando de manera cómplice a Vidal, mientras ella se divertía haciéndole monerías a una nena.
 
Por su parte, Vidal se tomó casi 36 horas para hacer alguna referencia concreta y cuando lo hizo fue también lamentable. "Para todos los bonaerense, y también para mí, estos son días de duelo por el fallecimiento de Sandra y Rubén en la escuela 49 de Moreno. Por respeto al duelo de las familias de las víctimas, y para evitar la utilización política que veo en ciertos sectores sobre esta tragedia, me mantengo en silencio hoy, pero vamos a aclarar como siempre, todo lo que sea necesario", dijo la gobernadora vía Twitter.
 
El cinismo tanto de Macri como Vidal, que además son los máximos dirigentes y apuestas presidenciales de Cambiemos, no tiene límites. ¿Será que para evitar "la utilización política" desde la gobernación no se acercó ningún funcionario a la escuela desde el jueves? ¿Será por eso que las vecinas y madres de los chicos que concurren a esa escuela tuvieron que improvisar, en una carpa y con comida donada por la población, un comedor para que los chicos no se queden sin su comida diaria?
 
Por supuesto que esa no es la razón. La razón es que no tienen argumentos para enfrentar a los miles de trabajadores y familias de la educación pública que saben y señalan al Gobierno macrista como el responsable del crimen de Sandra y Rubén.
 
Seguramente en los próximos días funcionarios macristas, que son los responsables políticos de este crimen, quieran poner la lupa en la responsabilidad de quienes revisaron las instalaciones de gas en la escuela el día previo. Seguramente algunos medios masivos de comunicación ultra oficialistas, como Clarín, La Nación o Infobae, presten su colaboración. Pero por más que quieran no podrán tapar el sol con una mano. El gobierno de Vidal es responsable.
 
La Opinión Popular

LA INSÓLITA FRASE DE MACRI UN DÍA DESPUÉS DE LA TRAGEDIA DE MORENO
 
El problemita del escape de gas
 
El dolor y la bronca por la muerte de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, tras la explosión de una garrafa en una escuela pública de Moreno no consiguieron empañar la jocosa puesta en escena oficial. Durante un acto en Quilmes por la entrega de créditos de la Anses a jubilados, el presidente Mauricio Macri no sólo no mencionó el hecho ni a las víctimas, sino que resaltó que los préstamos servirán "para arreglar esa habitación en la que tenemos un problemita o un escape de gas, como le pasó a la vecina".
 
Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal se deshicieron en sonrisas y abrazos con jubilados durante su entrada musicalizada -con la canción que dice "Pude ser tu fiel chofer", de Carlos Vives- al club de barrio donde se realizó el anuncio oficial.
 
En el centro de una ronda en la que, además de vecinos, se encontraban el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, y el intendente de Quilmes, Martiniano Molina, el Presidente habló en tono efusivo.
 
Sus palabras y ademanes, y los gestos simpáticos que intercambió con la mandataria bonaerense ocurrieron casi en simultáneo a la despedida -bajo una bandera negra con la frase "La educación pública está de luto"- de la vicedirectora Sandra Calamano y el auxiliar Rubén Rodríguez que fallecieron el jueves por la desidia de un estado provincial que ignoró, durante más de dos años, los reclamos y denuncias por un escape de gas. En ese contexto, el discurso entero de Macri pudo solamente leerse en clave de mal gusto o cinismo.
 
"Queremos estar cerca, queremos seguir cerca, porque para nosotros gobernar es cuidar. Gobernar es que el Estado esté ahí para dar una respuesta en la vida diaria de cada uno", fue una de las frases pronunciadas por el mandatario. "Decidimos ponernos a hacer, ponernos a trabajar", "tenemos que terminar con el doble discurso de decir una cosa y hacer otra" y "hay que poner los problemas sobre la mesa y ahí empezar a resolverlos", fueron algunas más.
 
"Queremos una sociedad donde el Estado esté al servicio de los argentinos, especialmente de los más vulnerables", otra. En el marco de una tragedia evitable, resultado de una suma de negligencias desencadenadas por la ausencia del Estado, y sumadas a la mención del "problemita del escape de gas de la vecina", las expresiones de Macri resultaron sorprendentes.
 
Por el contrario, el Presidente prefirió destacar otros temas. "En los últimos días hemos visto noticias que, si se confirman, son muy negativas en términos de consolidar confianza. Cuando ustedes escuchan de esos cuadernos y todas esas cosas, claro, cuesta creer que podemos todos juntos construir una Argentina distinta, empujando el carro de la misma manera", soltó Macri, en referencia a la causa que involucra a empresarios y ex funcionarios del kirchnerismo.
 
En ese sentido, señaló que "el cambio tiene que ver con la libertad de decir y de expresarse, por parte de los periodistas que investigaron y por parte del juez que ahora está investigando". "No podemos dejar que nos hagan dudar, esto que está pasando es doloroso, pero estamos pudiendo sacar toda la verdad a la luz", sostuvo el mandatario que, además, aseguró formar parte de los "millones que hemos decidido vivir la aventura maravillosa que es la vida dentro de la ley, cumpliendo con todas las reglas".
 
Uno de los empresarios detenidos es Javier Sánchez Caballero, ex gerente general de Iecsa, la firma constructora que pertenecía a Angelo Calcaterra, el primo de Macri. Iecsa, además, también está implicada en el caso de coimas de la brasileña Odebrecht, con la cual estaba asociada en la megaobra de soterramiento del Sarmiento. El Presidente no hizo referencia a esa implicancia en el caso del grupo empresarial familiar.
 
El acto de ayer, que duró poco más de 15 minutos, cerró con una ensayada arenga interrumpida por momentos con los aplausos de los presentes. En ella, Macri continuó su línea elusiva y enumeró las victorias legislativas de su gobierno: "Sancionamos la ley de acceso a la información pública y ahora todo está en internet, ya no hay más trámites oscuros ni carpetas que puedan desaparecer", indicó, y continuó: "Además, hemos sancionado una ley de defensa de la competencia para que ninguna empresa abuse de su posición dominante".
 
"Nos falta una, que todavía no se terminan de poner de acuerdo los compañeros de la oposición con nuestras propuestas, que es la ley de extinción de dominio para poder recuperar la guita que nos afanaron", concluyó sin un minuto de silencio, ni un lamento, ni una referencia a las muertes de Calamano y Rodríguez.
 
Fuentes: Página 12 y La Izquierda Diario

Agreganos como amigo a Facebook
19-08-2018 / 12:08
19-08-2018 / 10:08
Meses antes de la elección del año pasado, luego de recibir uno de los tantos insultos de Elisa Carrió, el influyente Jaime Duran Barba, se sinceró ante un pequeño grupo de empresarios.
 
"Esto no es solo una cuestión personal. Entre Lilita y yo hay una diferencia de fondo. Ella cree que Mauricio fue votado para emprender una especie de cruzada purificadora. Yo, en cambio, pienso que fue votado para gobernar el país. Se sabe lo que ocurre con los gobernantes cuando se transforman en cruzados. Dilma quiso hacer algo así en Brasil cuando aprobó la ley del arrepentido. ¿Dónde está Dilma ahora? Y Brasil, ¿está mejor o peor?".
 
La preocupación que expresaba Durán Barba se extiende en estos días entre banqueros, empresarios y políticos que durante años formaron parte de un sistema que se lubricaba con montañas de dinero ilegal.
 
-Estos tipos están locos. ¿Cómo van a detener a empresarios? ¿No entienden que el capitalismo y la política funcionan en base a la corrupción? Esto es como detener en seco a toda una maquinaria. No solo frena, sino que el impacto es grandísimo. Es suicida lo que están haciendo- se sinceraba en estos días un ex ministro de Cristina.
 
Esos diagnósticos expresan un sentimiento común a todos los procesos de transición. Cuando un sistema cruje, eso genera angustias entre las personas que estaban acostumbradas a sus coordenadas, incluidos sus rasgos más cuestionados o agobiantes. El pasado desaparece, el presente se hace incierto y el futuro solo se puede percibir como un peligro.
 
Macri atraviesa su peor momento como presidente, agobiado por la situación económica y por las denuncias de corrupción, que también llegan a su familia. Cristina está en el peor momento de su carrera, con serios riesgos, por primera vez, de ir presa. Los empresarios se presentan con frecuencia diaria ante el juez Bonadío para confesar delitos e intentar, así, no ir presos. En el medio, la inflación se dispara. ¿Alguien quedará en pie?

18-08-2018 / 10:08
El impacto dramático de la crisis y los empresarios que denuncian a la corrupción K, parecen disputar el interés de los argentinos. Los empresarios corruptos entusiasman a los zocaleros de la tele y a los tituleros de los medios oficialistas.
 
Pero la sensación es que esa construcción, esas tapas que inundan los kioscos y los programas gritones, se han despegado de la preocupación general más extendida y más profunda.
 
Para muchos ya no se trata de preocupación sino de desesperación, porque la quiebra de empresas, el cierre de fuentes de trabajo y la disparada de la carestía de la vida ya conforman un drama nacional. Y es difícil que las tapas y los zócalos puedan competir con la desesperación.
 
Hay un disloque entre la profusa información que ha caracterizado a las operaciones mediáticas anti K, y la preocupación instalada en la sociedad.
 
En otros momentos, esas operaciones conseguían crear un clima que ocupaba todo, la charla de los taxistas, las discusiones de sobremesa o los comentarios en el trabajo.
 
La bomba psíquica de indignación denuncista y griterío mediático que induce al odio linchador está en su máxima expresión. Y lo que en otro momento podría haber sido una sociedad enardecida, ahora le presta poca atención.
 
Está absorta en las facturas de los servicios y el precio de los alimentos. "Absorta" es el punto previo a la rabia, primero rabia individual y después la reacción colectiva, el hecho social y su consecuencia política.
 
Esta ofensiva mediático judicial funcionó como la herramienta que el gobierno guardaba para contrarrestar su momento más crítico.  Habría que ser muy ingenuo para pensar que la aparición de fotocopias de supuestos cuadernos coincidió por puro azar con el punto de inflexión más grave de la crisis.
 
Habría que ser más ingenuo  para pensar que toda la movida en la justicia no estaba hablada previamente con los empresarios que fueron a declarar y con las altas esferas del Poder Judicial.
 
Toda la aparatosa movida no se implementa de la noche a la mañana. Implica largas negociaciones donde cada uno trata de preservar su interés y deslindar concesiones y ganancias, donde se dibujan y recortan los alcances y los imputados y se subrayan los perdones y sus mecanismos.
 
Por eso resulta más sospechoso aún que intenten presentarla como algo repentino y casual.

17-08-2018 / 10:08
En los próximos días, el triunvirato de la CGT hará una fuerte ofensiva contra el Gobierno de Mauricio Macri: reclamará que se suspendan los despidos, por lo menos hasta fin de año. Lo hará como respuesta a lo que los gremialistas consideran una pasividad de la Casa Rosada frente a la crisis. Y en reacción a lo que, señalan, fue una provocación del lado oficial: la convocatoria inconsulta a una cumbre con los empresarios.
 
Los gremios más combativos -con Camioneros a la cabeza- vienen reclamando que la cúpula de la CGT active un plan de lucha. Critican con suma dureza al triunvirato (Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña) por su "buena onda" con Macri. Lo hizo Hugo Moyano, quien fue el principal orador del acto de lanzamiento de la Multisectorial 21F que se realizó en el microestadio de Atlanta.
 
Durante su discurso calificó a los integrantes del Gobierno de Macri como "mamarrachos" que responden a las órdenes de los poderes establecidos y al FMI pero también convocó a los sectores gremiales, sociales y políticos a unirse y advirtió que "o se suman a la lucha de los trabajadores o se quedan con los oligarcas".
 
Moyano no tuvo piedad con Macri y llegó a decir que "si comparamos el Gobierno de De la Rúa con el que tenemos ahora, De la Rúa era un estadista al lado de este Presidente. ¡No sabe qué hacer!", dijo para deleite de los participantes que comenzaron a entonar el cántico que se conoció como el hit del verano: MMLPQTP.
 
Moyano le aseguró a los participantes de la Multisectorial que el Gobierno de Macri "se quiere quedar con el dinero de las organizaciones gremiales, el de los jubilados, las asignaciones familiares y todo para pagar a los dueños del país que hoy ejercen el gobierno y el FMI".
 
Y agregó en este grupo de beneficiarios a "los sectores de poder permanente que en otras épocas usaban las dictaduras para aplicar política de hambre y hoy utilizan estos mamarrachos que tenemos que lo único que hacen es obedecer todo lo que sea en contra de los trabajadores y los humildes".
 
Recordó las multas que le impuso el Ministerio de Trabajo a su gremio y a Suteba: "Quieren tapar el hambre, la miseria y la desocupación. Pero no hay que abandonar la lucha por más presiones que nos quieran meter", dijo. Luego insistió en la presión que realiza el Gobierno sobre jueces y fiscales para perseguirlo a él y su hijo Pablo luego de que lograran frenar la reforma laboral y rompieran el techo a las paritarias de este año. 
 
Por último, Moyano convocó a todos a continuar trabajando por la unidad "porque una vez más el triunfo será de los trabajadores".
 
La Opinión Popular

17-08-2018 / 09:08
En el gobierno de Mauricio Macri se disponen a capitalizar la causa de los "cuadernos de las coimas", novela con aires de burlesque, y poner al Presidente -un hombre que fue por años un empresario de la obra pública- del lado de la transparencia y la anticorrupción.
 
Los cuadernos, el show mediático, el desfile por Comodoro Py, resulta para los empresarios una traición de quien consideraban un par: el hijo rico nacido en las entrañas de la "Patria contratista", testigo y partícipe de la corrupción con Socma, la empresa que le legó su padre; o Iecsa, de Ángelo Calcaterra, el primo testaferro y "arrepentido" al que, no obstante, le otorgó el soterramiento del tren Belgrano.
 
Macri en su momento fue procesado por contrabando y luego sobreseído por la Corte menemista, sin embargo ayer, ante sus antiguos colegas, pronunció palabras que rozaron la burla y el cinismo: "Vayan para adelante. Ustedes son los generadores de riqueza", les dijo. Y, tras el desplante, les propuso: "Si alguno se encuentra con un pedido indebido, acá tienen un Presidente al cual acudir". "¿Y Macri, a quién acudirá", deslizó con irónica bronca un alto empresario.
 
No será gratuito que la Justicia alcance al gran poder económico de la Argentina, que incluye al clan Macri. Lo grave es que, más allá de las condenas, del efecto judicial e individual que la causa tenga en cada uno de los imputados, ellos son empresarios que tienen a su cargo algunas de las obras más importantes del país. De ellos depende la inversión que emplea a tantos obreros, que mueven el débil consumo, que hacen que la economía no desfallezca más.
 
Hoy vemos arrepentirse o negar el pago de coimas al poderoso Paolo Rocca, presidente del Grupo Techint, mayor productor de acero de la Argentina y el mayor productor del mundo de tubos sin costura, comprometido en la explotación de Vaca Muerta. También a Aldo Roggio, que, tras declarar como "arrepentido", renunció a la presidencia del holding que carga con más de un siglo de historia; pero también a Carlos Wagner, expresidente de la Cámara de la Construcción, y actual titular de Esuco, de quien dependen varias de las obras públicas en marcha.
 
También, aparece ahora el banquero Luis María Ribaya, exdirectivo del Galicia y Nación (donde se desempeñó hasta el año pasado), quien se sumaría a la ola de "arrepentidos" y podría provocar un tembladeral en el sistema financiero argentino. Los bancos, encargados de blanquear el dinero negro, podrían ventilar nuevos males.
 
Nada importaría si esto fuera simplemente una escena de empresarios delatores y vengativos, pero si la Justicia, o el propio humor de estos magnates, lo dispone, las pocas obras públicas en marcha podrían paralizarse, empujando a más trabajadores fuera del sistema, agregando más sal a la herida de la recesión.
 
La difusa meta de campaña del Presidente se pervierte: de la pobreza cero, pasaremos a la obra pública cero, nos volveremos todos un poco más pobres. Si eso sucede, el hilo se habrá cortado por lo más delgado, por el pueblo que nada hizo y sufre la corrupción enquistada. Los inmorales deben recibir su castigo. Pero, ¿pagarán los responsables?
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar