La Opinión Popular
                  07:39  |  Martes 16 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Pocas veces he visto un gobierno con tanta capacidad de destrucción como éste gobierno de derecha de Macri”. Jorge Busti, ex Gobernador de Entre Ríos
Recomendar Imprimir
Nacionales - 03-08-2018 / 10:08
CONSECUENCIAS DEL AJUSTE EDUCATIVO DE CAMBIEMOS

Muertes en las escuelas: el gobierno macrista de Vidal es responsable

Muertes en las escuelas: el gobierno macrista de Vidal es responsable
CULPABLES. La denuncia por la existencia de una fuga de gas había sido realizada por lo menos en 8 ocasiones. No se trató de un accidente. La explosión podría haber sido evitada si las autoridades provinciales hubiera actuado. La desidia hacia lo estatal de Cambiemos es la causante de estas dos muertes. Por lo tanto, hay claramente responsabilidades de los funcionarios políticos. La bronca inundó las calles de Moreno y otras ciudades. Miles de docentes, estudiantes y vecinos se movilizaron reclamando justicia.
"Empapados en lágrimas por lo que ocurrió. Con el corazón estrujado porque podría haber sido todavía peor. Desolados, angustiados y plenos de bronca porque lo que pasó era la crónica de muertes anunciadas. Porque se pudo haber evitado. Porque, como se indignó un maestro, no fue un accidente, sino "un asesinato", y no dudó en apuntar a la responsable: María Eugenia Vidal.
 
Eran poco más de las 8 cuando la tragedia movió los cimientos de la escuela 49 de Moreno, víctima de la precariedad y la ausencia de un Gobierno que desoyó todos los reclamos. El combo: una estufa de tiro balanceado conectada a una garrafa; la acumulación de gas denunciada en más de ocho oportunidades, durante un año; arreglos provisorios. El resultado: la explosión letal apenas apretaron las llaves de luz el auxiliar Rubén Rodríguez (45) y la vicedirectora Sandra Calamano (48), los primeros en llegar al lugar para disponer, como cada jornada, los platos para el desayuno de los alumnos.
  
Rubén y Sandra, quijotescos héroes de la educación como tantos otros, están muertos. La explosión lo elevó a él hasta uno de los patios; ella voló 50 metros, por encima del paredón que cerca el colegio, hasta que su cuerpo se detuvo al chocar contra la vivienda de enfrente, con un golpe tan brusco que dobló la puerta enrejada de la casa.
 
Los alumnos, que todavía no habían ingresado, se salvaron por 20 minutos. "¿Cómo hago para irme tranquila al dejar a mi hijo en la puerta del colegio?", se preguntaba ayer una madre y era la expresión de muchas. Y, más aún: ¿cómo harán los padres de la Provincia para volver a confiar en las escuelas públicas?
 
Porque Moreno es apenas la punta de un iceberg, la fotografía trágica y fiel que retrata un día en la vida de los que menos tienen: chicos alimentándose en una escuela abandonada del Conurbano, en un distrito en el que el 75% de sus habitantes no tienen gas natural; calentándose a garrafa, aunque presenten fallas y a veces no funcionen, o con artefactos prestados por padres o docentes que suplen las funciones del Gobierno ausente.
 
El caso Moreno se multiplica por cientos de miles en la que las denuncias por falta de infraestructura se replican en la mayoría de las escuelas. "Sin conexión", "falta de arreglo", "obra sin terminar", "gas con poca presión", "pérdida de gas", "estufas y cocinas en mal estado o con problemas de funcionamiento", "filtraciones", "inundaciones", "falta de puertas" son algunas de las cientos de irregularidades que afectan, por ejemplo, a decenas de colegios.
 
El listado completo, con estas y otras falencias, fue presentado por los docentes a María Eugenia Vidal, mucho antes de la explosión que mató a la vicedirectora y el auxiliar. Pero la Gobernadora no los recibió. Con un paro, los maestros intentarán ser escuchados hoy.


La Opinión Popular

 
DOS MUERTOS EN UNA ESCUELA DE MORENO POR UNA EXPLOSIÓN
 
Una tragedia que las denuncias previas no lograron evitar
 
Murieron la vicedirectora y un auxiliar por el estallido provocado por un escape de gas. Hubo seis reclamos por el desperfecto. Hoy paran los docentes de provincia y Capital.
 
A pesar de los numerosos reclamos por olor a gas hechos desde la escuela Nº 49 Nicolás Avellaneda, de Moreno, el edificio terminó explotando ayer por la mañana. El estallido le costó la vida a la vicedirectora, Sandra Calamano (48), y al auxiliar Rubén Rodríguez (45). Los padres y docentes manifestaron que la pérdida de gas ya había sido denunciada en seis oportunidades. "Hace un año venimos reclamando por las pérdidas de gas. Si pasaba cinco minutos más tarde podrían haber muerto los chicos. Se salvaron por unos minutos", advirtió un padre acongojado que se acercó a la escuela ni bien conocida la tragedia.
 
Por la tarde, la comunidad educativa y gremios docentes marcharon al Consejo Escolar local para exigir respuestas por parte del gobierno provincial de María Eugenia Vidal.
 
Hoy, el Frente de Unidad Docente bonaerense (FUDB) y ATE, que se concentrarán a partir de las 9 en la plaza San Martín de Moreno, paran por 24 horas en repudio por la desatención que derivó en la explosión y para exigir que se declare la emergencia edilicia y educativa en la provincia. A la medida se sumó la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) de Capital.
 
La explosión ocurrió alrededor de las 7.40, minutos antes del ingreso de los alumnos al colegio primario ubicado en Davaine y Félix Roldan, en el barrio San Carlos. Si bien faltan los peritajes, según los primeros testimonios, la causa de la detonación fue la fuga de gas de una estufa con conexión a gas envasado tipo zeppelin.
 
La fuerza de la explosión hizo que el cuerpo de Calamaro, tras sobrepasar un paredón de dos metros, quedara en el patio delantero de una propiedad vecina a la escuela, y el cadáver del auxiliar, tendido en el patio del colegio. La violencia del estallido dejó, además, roturas en la estructura edilicia: cascotes desparramados en el patio y cráteres abiertos en la cocina y parte del pasillo principal.
 
Tras la voladura, la conmoción en el establecimiento fue total. La explosión que mató a los dos integrantes del plantel de la escuela sacudió también los cimientos de la comunidad educativa. Con el correr de la mañana, mientras los docentes intentaban contener a las familias de los chicos y de las víctimas, que habían llegado al colegio, las quejas por una tragedia anunciada se multiplicaban: "Seis expedientes tenemos de reclamos y mirá cómo terminó", se lamentó una integrante de la cooperadora; "ya hicimos todos los reclamos. Soy una mamá de la escuela, esto es increíble", se quejó otra mujer.
 
"Esto iba pasar. No fue un accidente. Volaron 50 metros. Nunca pensamos que les iba a tocar a dos compañeros tan queridos", contó a PáginaI12 Patricia Lezcano, docente y dirigente de Suteba Moreno, mientras intentaba contener las lágrimas.
 
"Esta es la desidia del gobierno de la provincia que no hizo nada. Las escuelas de Moreno son un polvorín y nadie nos da pelota. Entregamos las denuncias en La Plata, directo en la Gobernación, las llevamos al Consejo Escolar, se las dimos al ministro Gabriel Sánchez Zinny y no hicieron nada. Esto iba a pasar", reclamó Lezcano.
 
En tanto, Hernán, docente de la escuela, contó que el miércoles estuvo junto a las víctimas intentando solucionar el inconveniente con el gas. "Ayer sentimos un olor muy fuerte a gas en una de las aulas y fuimos con Rubén y con Sandra para ver si podíamos encontrar la pérdida. Como no pudimos, la vicedirectora llamó al Consejo Escolar para que vinieran a revisar. Vinieron y claramente dejaron una pérdida peor porque cuando Rubén y Sandra fueron a abrir el salón volaron por el aire", contó el docente de la escuela.
 
Tras la explosión, la fiscal a cargo de la UFI 8 descentralizada de Moreno, Gabriela Urrutia, recorrió la escuela, que parecía haber sido bombardeada.
 
"Por los testimonios orales que tomamos tenemos que en principio se habría producido la explosión por una pérdida de gas en un artefacto calefactor de la sala de profesores", explicó la fiscal.
 
Urrutia sostuvo que la estufa se encontraba apagada y que la explosión de produjo cuando "se encendió una pava eléctrica o una lámpara". También confirmó lo que venían denunciando padres y docentes al sostener que se constató que hubo "varios llamados y denuncias para que se reparara la pérdida".
 
El subsecretario de Educación de la provincia de Buenos Aires, Sergio Siciliano, explicó que las instalaciones de la escuela habían sido revisadas el miércoles por un gasista matriculado, y sostuvo que explosión se produjo "por un trabajo mal realizado o por una situación no contemplada" por el profesional que realizó la tarea para una empresa contratada por el Consejo Escolar de Moreno.
 
El funcionario dijo que la empresa "debió garantizar" el funcionamiento de artefactos de la escuela, sostuvo que "hay que investigar qué falló", y en línea con la política bonaerense de fustigar a los docentes, criticó la jornada de paro de hoy al afirmar que es "la utilización política de esta trágica situación".
 
Por su parte, el titular del Suteba, Roberto Baradel, quien recorrió la escuela a media mañana, y participó luego de la multitudinaria marcha,  aseguró que presentará "una denuncia penal" porque "estas muertes no pueden quedar impunes". "Veníamos diciendo que había una situación de abandono, de desidia y hasta de corrupción en las escuelas, pero esto es un desastre", dijo Baradel.
 
En tanto, el intendente local, Walter Festa, se manifestó dolido por la trágica explosión, aseguró que "se podría haber evitado" e hizo responsable al interventor del Consejo Escolar local. "Tenemos el Consejo Escolar intervenido... Hay un responsable que se llama Sebastián Nasif, que fue designado por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires", sostuvo Festa.
 
Y explicó que el Consejo Escolar de Moreno "es la autoridad designada por la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) de la provincia para garantizar que las escuelas operen adecuadamente, como así también el mantenimiento de los edificios escolares en su totalidad. Para ese fin tiene asignado además el cargo de inspector de Infraestructura, que es la figura legal que articula entre la institución escolar y la DGCyE".
 
Fuente: Página12
 

Agreganos como amigo a Facebook
15-10-2018 / 16:10
15-10-2018 / 10:10
Este fin de semana la gobernadora María Eugenia Vidal le informo al presidente Mauricio Macri, a través de coincidentes trascendidos en los diarios, que hasta acá llego el amor. Se la puede acusar de demora, no de traición. Vidal pasó a ser víctima propiciatoria en la pirámide azteca del ajuste acordado con el FMI.
 
A principios de este año el ministro Nicolás Dujovne le impidió cerrar la paritaria docente apenas por arriba del 20 por ciento más cláusula gatillo. "Es 15 por ciento sin gatillo", fue la orden fulminante que recibió Federico Salvai, mano derecha de la gobernadora.
 
Luego vino la primera devaluación y el 25 por ciento que pedía Baradel casi sonaba tímido. Pero la inflexibilidad del ministro continuó. Después voló todo por el aire y Vidal terminará el 2018 con más de un mes de paro y probablemente la paritaria sin cerrar. Con este antecedente, nadie sabe en su gobierno como encarar esa negociación crucial en el 2019.
 
"Yo no manejo la macroeconomía", mastica Vidal. Aunque bien mirado el error no fue la indicación de Dujovne, sino su mansedumbre para aceptarla. Es una líder electa, no una funcionaria del Presidente. Pero, Macri dejó correr la denuncia por aportes ilegales contra Vidal e impuso a la provincia el grueso del ajuste.
 
Lo que había decidido -un acuerdo realista con los docentes- era prudente y hubiera ahorrado a los chicos de la provincia un año caótico. Para que se entienda, lo que hizo crisis en Vidal es el modelo de mejor alumna. Las leonas son cualquier cosa, menos buenas alumnas.
 
Entró por el aro y ahora se da cuenta que la política es algo más que hacer lo que quiere Mauricio. Su parábola no es la de colegiala ejemplar que se vuelve estrella del Punk Rock y toma por asalto la dirección del colegio.
 
Vidal se dio cuenta que pasó de niña minada de Macri a gobernadora del distrito que deberá cargar con el grueso del ajuste. En esa decepción se mezcla lo electoral: Un sector muy preciso del establishment la quiere de candidata a presidente.

15-10-2018 / 09:10
El 33º Encuentro de Mujeres realizó su marcha en Trelew, que vibró con una multitud de treinta cuadras (de calles anchas similares a una avenida) que transitó, con cantos y reivindicaciones, en un evento inédito en el lugar.
 
En escuelas, salones de usos múltiples (SUM) y sindicatos se alojaron 29.500 mujeres. Además, se abrió un Facebook solidario para alojamientos compartidos o en casas de familias y toda la disponibilidad hotelera o turística tenía carteles de camas agotadas.
 
La Gendarmería reviso micros y hubo treinta unidades que no dejaron avanzar en Bahía Blanca. Además, hubo pedreadas contra escuelas en las que se alojaban integrantes del Encuentro de Mujeres. Las piedras, en algunos casos, fueron arrojadas por niños y niñas. Pero no se trató de una travesura, sino de una manipulación hacia la infancia que podría provenir de sectores religiosos.
 
Por eso, el canto de la marcha surge como una victoria: "Qué momento, que momento, a pesar de todo, les hicimos el Encuentro". Las intimidaciones no terminaron ahí. Al final de la marcha, un grupo de manifestantes repudiaron a la Iglesia que estaba vallada y custodiado por uniformados con máscaras para tirar gases en el centro de Trelew.
 
El rechazo a la complicidad de la Iglesia católica con la dictadura y la participación y encubrimiento a los curas abusadores se expresaron en cantos. Al cierre, las fuerzas de seguridad tiraron gases lacrimógenos y balas de goma. Se produjeron incidentes en la Municipalidad y la Iglesia. Hubo detenciones.
 
Sin duda, la columna de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito fue una de las más numerosas. Y el reclamo, la gran consigna del feminismo en el 2018, fue reafirmado por el Encuentro Nacional de Mujeres.
 
El reclamo por la separación de la Iglesia y el Estado se hizo sentir más fuerte que nunca con pañuelos naranjas que se sumaron al verde de la Campaña por el aborto legal, seguro y gratuito y con cantos y pintadas contra la influencia de las iglesias en los derechos y deseos de las mujeres y cuerpos gestantes.
 
El glitter verde y violeta, con el brillo en el rostro, los ojos, la piel y los cuerpos multiplicados mostró a las mujeres más que nunca, unidas, diversas, plurales, movilizadas y con capacidad de llegar al sur y gritar tan fuerte que el desierto no puede hacer desaparecer el grito.

14-10-2018 / 11:10
14-10-2018 / 10:10
Por primera vez Chubut es sede del Encuentro Nacional de Mujeres, en su edición Nº 33. Durante la del sábado más de 50 mil mujeres llegaron a la Ciudad para participar del encuentro. "Ni la tierra ni las mujeres somos territorios de conquista", fue el grito que surgió en la apertura del Encuentro.
 
El discurso inaugural en Trelew, Chubut, estuvo marcado por la geografía y la historia patagónica en una clara huella de como la federalización del feminismo marca diferencias según cada punto cardinal desde donde se habla y se marcha.
 
Los puntos centrales del documento rechazaron la mega minería, el extractivismo, la represión a la protesta y los derechos de los pueblos originarios. También marcaron el aumento del desempleo y el impacto del ajuste sobre las mujeres. Y se pidió la aprobación del aborto legal, seguro y gratuito, la emergencia en violencia de género y el cupo laboral trans.
 
A partir de la mañana se abrió la discusión en setenta y tres talleres a los que se sumaron, este año, el de futbol y mujeres por la libre autodeterminación de los pueblos. Uno de los puntos fuertes en un año donde la campaña por el aborto motorizó la demanda en el Congreso, es reclamar por el derecho a decidir.
 
Los sectores anti derechos quisieron infiltrar los talleres, práctica que tiene una larga tradición de religiosas mandadas a quebrar los mandatos de las discusiones, pero no llega a ser masiva. Y sí la confirmación que se reclama por la aprobación de la norma.
 
Se criticó el avance de la Iglesia Católica y de las evangélicas como un foco global de organización conservadora contra los derechos sexuales y reproductivos y la disidencia sexual. Por eso se reclamó que no haya injerencia del evangelismo y el catolicismo en las políticas públicas y que no se subsidie a escuelas y actividades religiosas con fondos del Estado. También se criticó la reducción del Ministerio de Salud a Secretaría y se reclamó por la falta de anticonceptivos e insumos.
 
En medio del desierto patagónico, con la tierra entrando en los ojos y la garganta, con la sed en los poros y el horizonte como un fondo de estepas con el cielo abierto de horizonte, la convocatoria festejo: "Acá estamos: reunidas, empoderadas, politizadas, autopercibidas, rebeladas, organizadas, apasionadas, liberadas, abrazadas, encendidas, entusiamadas, emocionadas, encontradas".
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar