La Opinión Popular
                  07:38  |  Martes 16 de Octubre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Pocas veces he visto un gobierno con tanta capacidad de destrucción como éste gobierno de derecha de Macri”. Jorge Busti, ex Gobernador de Entre Ríos
Recomendar Imprimir
Nacionales - 03-08-2018 / 08:08

Más allá de las promesas de Macri, lo único cierto es el derrumbe económico

Más allá de las promesas de Macri, lo único cierto es el derrumbe económico
Los motivos para la caída en picada son varios. En primer lugar, la corrida cambiaria; luego el deterioro del poder adquisitivo; además, el descalabro financiero: la tasa de interés de referencia pegó un salto; de estar en 27 % en abril pasó a 40% hoy, lo que impacta negativamente en el financiamiento de las empresas; finalmente el recorte fiscal en la obra pública que pega de manera directa en la construcción, y repercute en industrias entrelazadas.
No cabe otra palabra que derrumbe para definir lo que ocurrió. La actividad industrial cayó 8,1% en junio como consecuencia de un mayor enfriamiento en la economía tras la devaluación, la suba en las tasas, la caída del poder adquisitivo y el congelamiento de algunos salarios. Así lo difundió ayer el Indec. Se trata de la caída interanual más fuerte durante el gobierno neoliberal de Mauricio Macri.
 
También, las luces de alarma se encendieron en la construcción, que tuvo su primera caída interanual en 15 meses, descendiendo un 0,1%. El indicio abre el camino de la recesión y su impacto en la economía real para lo que queda del año. A su vez, se espera que el enfriamiento se profundice, ante los recortes en obra pública que el Gobierno de los Ricos acordó con el FMI.
 
En cuanto a la industria, para encontrar un desplome semejante hay que remontarse a octubre de 2016, cuando el descenso fue del 8%. Con esta caída, las fábricas textiles fueron de las más afectadas por la depreciación del peso, la suba de las tasas de interés y la competencia   desleal frente a las importaciones, lo que hizo que el sector se desplomara un 10,8%.
 
También, la industria automotriz cedió un 11,8%. En tanto que la producción de la industria alimenticia cayó en junio un 5,4%, por las fuertes bajas en carnes blancas, bebidas, yerba mate y té. Otro rubro que anotó caídas fue el de electrodomésticos línea blanca, donde "se registran menores pedidos de los distribuidores", consignó el Indec.
 
De esta manera, se profundiza el escenario recesivo que empezó a asomar sus dientes con la corrida cambiaria de mayo, pero que muestra datos preocupantes desde la asunción de Macri: en el lapso de 2 años, se destruyeron 53.000 puestos de trabajo del sector manufacturero.
 
En este escenario, el optimismo de los empresarios se apaga de cara al futuro: más del 85% del sector industrial no esperan mejoras en la cantidad de demanda y un 21% prevé despedir empleados, tal como apuntó el Indec. Respecto a la demanda interna, "el 45,8% de las empresas anticipa una baja para el tercer trimestre de 2018 respecto al mismo período de 2017; el 41,2% prevé un ritmo estable y solo el 13,0%, un aumento".
 
Los motivos para la caída en picada son varios. En primer lugar, la corrida cambiaria; luego el deterioro del poder adquisitivo; además, el descalabro financiero: la tasa de interés de referencia pegó un salto; de estar en 27 % en abril pasó a 40% hoy, lo que impacta negativamente en el financiamiento de las empresas; finalmente el recorte fiscal en la obra pública que pega de manera directa en la construcción, y repercute en industrias entrelazadas.
 
Desde el gobierno de la alianza Cambiemos sostienen que el parate económico será breve. Lo afirman algunos de los millonarios funcionarios que meses atrás decían que la deuda del país y el desequilibrio externo no eran un gran problema. No hay ningún motivo para creer que esta vez sí acertarán.
 
La Opinión Popular

 
La industria se derrumbó 8,1% en junio y en la UIA prevén la profundización de la crisis fabril
 
Más del 45% de los empresarios augura un achique del mercado interno. La industria alimenticia cayó 5,4%, y acumula en el primer semestre una disminución de 0,5%
 
 
El Indec confirmó la caída en picada de la industria durante junio, con una contracción interanual del 8,1% en donde la retracción alcanzó a casi todos los rubros, a excepción de las industrias de metales básicos. Además de la estadística que confirmó las peores presunciones que la UIA había alertado el año pasado sin intervención del Estado, los empresarios adelantaron que la crisis tendrá una continuidad a partir de un hundimiento aún más pronunciado del mercado interno.
 
El organismo estadístico señaló además que "la variación interanual acumulada del primer semestre del año 2018 muestra un aumento de 1,0% respecto al mismo período del año anterior". Y que las previsiones que tienen para el tercer trimestre respecto a igual período de 2017 muestran que 45,8% de las empresas anticipa una baja en la demanda interna para el tercer trimestre; un 41,2% prevé un ritmo estable; y sólo un 13,0% espera un aumento.
 
La encuesta cualitativa del Indec además revela que casi la mitad de las fábricas prevé que las exportaciones se mantendrán en idéntico ritmo en los próximos tres meses, a pesar del objetivo del Gobierno de encontrar en ese rubro la salida de la crisis productiva. Un hecho que muestra la contracción del sector es que si bien el 70% no espera cambios en la dotación de su personal para el próximo trimestre (21% espera disminuciones), el 58,5% de las empresas no anticipa cambios en la utilización de la capacidad instalada; un 27,8% prevé una baja; y sólo un 13,7% vislumbra una suba.
 
Mientras la industria automotriz registró una disminución de 11,8% en junio de 2018 respecto al mismo mes del año pasado, las manufacturas de plástico presentaron disminuciones. En tanto que la metalmecánica -excluida la actividad automotriz- obtuvo un retroceso de 10,9%; la industria alimenticia mostró una disminución de 5,4% en comparación con el mismo mes de 2017, y acumula en el primer semestre de 2018 una disminución de 0,5% en comparación con el mismo período del año anterior. de 10,0%.
 
Este escenario fue adelantado por la UIA, pero esa postura le valió conflictos de alta tensión con el Gabinete económico. Hoy, además de ratificar las malas expectativas, se lamentan de estar frente a un Gobierno "autista". "Este Gobierno es autista o te lo hace creer. O es muy optimista. Ya lo veíamos venir", afirmó una fuente de importancia dentro de la entidad fabril más importante del país.
 
Si bien esperan que el ministro de Producción Dante Sica "tenga razón y que la recesión sea corta, dura pero corta", dejaron claro que ese pronóstico no es uniforme en ninguna de las proyecciones de economistas. "Los presidente de los bancos decían que no tenían caídas de créditos. Pero va a pasar un tiempo para que se vean los resultados de algo que nosotros ya vemos como realidad", aseguró la misma fuente.
 
El problema para los empresarios del sector es el círculo viciado de pesimismo que reina en los fabricantes nacionales. Se espera que la caída del empleo se mantenga en el ritmo de casi 4.000 puestos de trabajo menos por mes. La encuesta cualitativa reflejó parte de esta advertencia cuando señala que "respecto a la cantidad de horas trabajadas del personal afectado al proceso productivo, 63,4% de las empresas no anticipa cambios; 27,1% anticipa una caída; 9,5% prevé un aumento".
 
Lo cierto es que el cambio en el ritmo confirmó que la marcha, lejos de las tres planteadas en diciembre del 2017 y de dos del primer semestre, es única: para atrás. "El Gobierno escucha pero no dialoga. Esperemos que se disponga a encontrar de manera conjunta las soluciones", enfatizó un empresarios con fábricas en las economías regionales.
 
Por Ariel Maciel
 
Fuente: BAE Negocios
 

Agreganos como amigo a Facebook
15-10-2018 / 16:10
15-10-2018 / 10:10
Este fin de semana la gobernadora María Eugenia Vidal le informo al presidente Mauricio Macri, a través de coincidentes trascendidos en los diarios, que hasta acá llego el amor. Se la puede acusar de demora, no de traición. Vidal pasó a ser víctima propiciatoria en la pirámide azteca del ajuste acordado con el FMI.
 
A principios de este año el ministro Nicolás Dujovne le impidió cerrar la paritaria docente apenas por arriba del 20 por ciento más cláusula gatillo. "Es 15 por ciento sin gatillo", fue la orden fulminante que recibió Federico Salvai, mano derecha de la gobernadora.
 
Luego vino la primera devaluación y el 25 por ciento que pedía Baradel casi sonaba tímido. Pero la inflexibilidad del ministro continuó. Después voló todo por el aire y Vidal terminará el 2018 con más de un mes de paro y probablemente la paritaria sin cerrar. Con este antecedente, nadie sabe en su gobierno como encarar esa negociación crucial en el 2019.
 
"Yo no manejo la macroeconomía", mastica Vidal. Aunque bien mirado el error no fue la indicación de Dujovne, sino su mansedumbre para aceptarla. Es una líder electa, no una funcionaria del Presidente. Pero, Macri dejó correr la denuncia por aportes ilegales contra Vidal e impuso a la provincia el grueso del ajuste.
 
Lo que había decidido -un acuerdo realista con los docentes- era prudente y hubiera ahorrado a los chicos de la provincia un año caótico. Para que se entienda, lo que hizo crisis en Vidal es el modelo de mejor alumna. Las leonas son cualquier cosa, menos buenas alumnas.
 
Entró por el aro y ahora se da cuenta que la política es algo más que hacer lo que quiere Mauricio. Su parábola no es la de colegiala ejemplar que se vuelve estrella del Punk Rock y toma por asalto la dirección del colegio.
 
Vidal se dio cuenta que pasó de niña minada de Macri a gobernadora del distrito que deberá cargar con el grueso del ajuste. En esa decepción se mezcla lo electoral: Un sector muy preciso del establishment la quiere de candidata a presidente.

15-10-2018 / 09:10
El 33º Encuentro de Mujeres realizó su marcha en Trelew, que vibró con una multitud de treinta cuadras (de calles anchas similares a una avenida) que transitó, con cantos y reivindicaciones, en un evento inédito en el lugar.
 
En escuelas, salones de usos múltiples (SUM) y sindicatos se alojaron 29.500 mujeres. Además, se abrió un Facebook solidario para alojamientos compartidos o en casas de familias y toda la disponibilidad hotelera o turística tenía carteles de camas agotadas.
 
La Gendarmería reviso micros y hubo treinta unidades que no dejaron avanzar en Bahía Blanca. Además, hubo pedreadas contra escuelas en las que se alojaban integrantes del Encuentro de Mujeres. Las piedras, en algunos casos, fueron arrojadas por niños y niñas. Pero no se trató de una travesura, sino de una manipulación hacia la infancia que podría provenir de sectores religiosos.
 
Por eso, el canto de la marcha surge como una victoria: "Qué momento, que momento, a pesar de todo, les hicimos el Encuentro". Las intimidaciones no terminaron ahí. Al final de la marcha, un grupo de manifestantes repudiaron a la Iglesia que estaba vallada y custodiado por uniformados con máscaras para tirar gases en el centro de Trelew.
 
El rechazo a la complicidad de la Iglesia católica con la dictadura y la participación y encubrimiento a los curas abusadores se expresaron en cantos. Al cierre, las fuerzas de seguridad tiraron gases lacrimógenos y balas de goma. Se produjeron incidentes en la Municipalidad y la Iglesia. Hubo detenciones.
 
Sin duda, la columna de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito fue una de las más numerosas. Y el reclamo, la gran consigna del feminismo en el 2018, fue reafirmado por el Encuentro Nacional de Mujeres.
 
El reclamo por la separación de la Iglesia y el Estado se hizo sentir más fuerte que nunca con pañuelos naranjas que se sumaron al verde de la Campaña por el aborto legal, seguro y gratuito y con cantos y pintadas contra la influencia de las iglesias en los derechos y deseos de las mujeres y cuerpos gestantes.
 
El glitter verde y violeta, con el brillo en el rostro, los ojos, la piel y los cuerpos multiplicados mostró a las mujeres más que nunca, unidas, diversas, plurales, movilizadas y con capacidad de llegar al sur y gritar tan fuerte que el desierto no puede hacer desaparecer el grito.

14-10-2018 / 11:10
14-10-2018 / 10:10
Por primera vez Chubut es sede del Encuentro Nacional de Mujeres, en su edición Nº 33. Durante la del sábado más de 50 mil mujeres llegaron a la Ciudad para participar del encuentro. "Ni la tierra ni las mujeres somos territorios de conquista", fue el grito que surgió en la apertura del Encuentro.
 
El discurso inaugural en Trelew, Chubut, estuvo marcado por la geografía y la historia patagónica en una clara huella de como la federalización del feminismo marca diferencias según cada punto cardinal desde donde se habla y se marcha.
 
Los puntos centrales del documento rechazaron la mega minería, el extractivismo, la represión a la protesta y los derechos de los pueblos originarios. También marcaron el aumento del desempleo y el impacto del ajuste sobre las mujeres. Y se pidió la aprobación del aborto legal, seguro y gratuito, la emergencia en violencia de género y el cupo laboral trans.
 
A partir de la mañana se abrió la discusión en setenta y tres talleres a los que se sumaron, este año, el de futbol y mujeres por la libre autodeterminación de los pueblos. Uno de los puntos fuertes en un año donde la campaña por el aborto motorizó la demanda en el Congreso, es reclamar por el derecho a decidir.
 
Los sectores anti derechos quisieron infiltrar los talleres, práctica que tiene una larga tradición de religiosas mandadas a quebrar los mandatos de las discusiones, pero no llega a ser masiva. Y sí la confirmación que se reclama por la aprobación de la norma.
 
Se criticó el avance de la Iglesia Católica y de las evangélicas como un foco global de organización conservadora contra los derechos sexuales y reproductivos y la disidencia sexual. Por eso se reclamó que no haya injerencia del evangelismo y el catolicismo en las políticas públicas y que no se subsidie a escuelas y actividades religiosas con fondos del Estado. También se criticó la reducción del Ministerio de Salud a Secretaría y se reclamó por la falta de anticonceptivos e insumos.
 
En medio del desierto patagónico, con la tierra entrando en los ojos y la garganta, con la sed en los poros y el horizonte como un fondo de estepas con el cielo abierto de horizonte, la convocatoria festejo: "Acá estamos: reunidas, empoderadas, politizadas, autopercibidas, rebeladas, organizadas, apasionadas, liberadas, abrazadas, encendidas, entusiamadas, emocionadas, encontradas".
 
La Opinión Popular

NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar