La Opinión Popular
                  10:09  |  Jueves 20 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Que el Gobierno no trafique con el cuento de los cambios ni de las renovaciones. Todo está igual. Que les falten el respeto a los radicales, vaya y pase. Pero a la sociedad, no”. Jorge Asís
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 12-07-2018 / 12:07
INTERNAS EN LA ALIANZA CAMBIEMOS

Jorge Landra: Los afiliados y militantes radicales ya no apoyan más a al gobierno de Macri

Jorge Landra: Los afiliados y militantes radicales ya no apoyan más a al gobierno de Macri
Jorge Landra, convencional nacional de la UCR en representación de Entre Ríos, afirmó que Macri junto a Ernesto Sanz “terminaron de cocinar a los radicales”. Pidió que el radicalismo se aleje de Cambiemos y encontró avales a su postura. Foto: Babel
 
Mauricio Macri recibió a parte de la dirigencia nacional de la UCR con el objetivo de descomprimir los enojos que dejaron las imprudentes declaraciones de Elisa Carrió sobre que ella manejaba a la UCR desde afuera del partido.
 
Jorge Landra, convencional nacional de la UCR en representación de Entre Ríos, afirmó que Macri junto a Ernesto Sanz "terminaron de cocinar a los radicales". Pidió que el radicalismo se aleje de Cambiemos y encontró avales a su postura.
 
"Nunca he presentido con tanta claridad que anoche en la cena con Macri y con Sanz como artífice terminaron de cocinarnos a todos los radicales", disparó el entrerriano radical Landra, convencional nacional del centenario partido.

 
Al respecto, incluso, advirtió que pese a las cenas compartidas entre las cúpulas del partido con el macrismo "los afiliados y militantes radicales ya no apoyan más a este gobierno".
 
"Como dice el Dr. Jorge Sappia, el presidente de la Convención Radical, 'no hay argumentos para sostener Cambiemos´", consideró, directamente, Landra.
 
El dirigente boina blanca subió su enojo a las redes sociales en donde otros radicales coincidieron con su postura y pedido de alejamiento del PRO. "Totalmente de acuerdo con vos. Continuamos lamiendo botas y para la UCR nada. Posiblemente sea mejor así para no quedar tan pegado a estos tipos aunque ya es tarde", fue una de las respuestas.
 
"Te asiste la lógica y la razón correligionario", agregó una radical, mientras que otro agregaba sobre la comida "la última cena..."
 
Entre muchos otros comentarios, a Landra le dijeron: "Si seguimos metidos en esto, el año que viene la gente no va a tener una opción, como yo por ejemplo, hay que abrirse, hay tiempo para posesionar un candidato propio y que la gente pueda votar, ni los otros ni estos, basta de apoyar el saqueo más grande a los trabajadores, de apoyar un no plan de gobierno, porque no tienen ni idea que quieren hacer, es a prueba y error. En el Medio nosotros".
 
Fuente: Babel 
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-09-2018 / 09:09
19-09-2018 / 15:09
18-09-2018 / 17:09
18-09-2018 / 09:09
En la Casa Gris no paran de sacar números. A los funcionarios entrerrianos los desvela encontrar la fórmula para amortiguar el brutal ajuste que pretende implementar Mauricio Macri en las provincias como corolario de la drástica reducción del déficit fiscal acordada por la alianza PRO-UCR con el FMI. El principal reclamo: que el Ejecutivo nacional deje de beneficiar a las provincias gobernadas por Cambiemos.
 
La cuenta principal que tiene Gustavo Bordet para sostener sus argumentos es que Entre Ríos, con las medidas de ajuste que impulsa el macrismo, perdería unos 10.000 millones de pesos entre lo que resta de este 2018 y el año próximo. La mitad del tijeretazo afectaría al sector público: la eliminación del Fondo Soja, de los subsidios al transporte y de las tarifas sociales representará una caída de más de 5.000 millones de pesos.
 
El resto ajustará en el sector privado, con el impuesto a las exportaciones, que plantea recaudar $ 4 pesos por dólar. Esto representa (con un dólar a $ 40) el 10% de las ventas al exterior. Sobre los 1.000 millones de dólares que exportará Entre Ríos, más de $ 4.000 millones de pesos. Es plata que no ingresará al territorio provincial.
 
A cambio del recorte, aseveran en la Casa Gris, la Nación ofrece como única moneda de cambio -hasta hoy- dejarles las manos libres a los gobernadores con el impuesto a los ingresos brutos. Pero si las cuentas ya hablan de que hay 10.000 millones de pesos menos para volcar al consumo en la provincia, el primer daño colateral será el de la recaudación.
 
Además, ese impuesto recesivo -grava cada instancia de la producción- ya está al 3,5% en buena parte de las actividades. Subirlo parece un disparate. Se encarecerá la producción, que se trasladará a los precios, que elevará la inflación, que resentirá el consumo, que afectará la recaudación...
 
El segundo daño colateral refiere específicamente a los recursos de la gestión local. No dejan de ser dineros de los entrerrianos, pero que afectan particularmente al Gobierno: la inflación desbocada activó, como si fuera una pistola sobre la sien del erario provincial, el reclamo de ajuste de los salarios de docentes y estatales.
 
La paritaria fue del 17% y la inflación ya se calcula en 42%. A la diferencia del 25% deberá afrontarla la Provincia con recursos propios. Ya a partir del mes que viene se empezará a pagar parte del desfase. El cálculo final aún se está ajustando, pero el impacto se mide en cifras de 10 dígitos. Este es el intríngulis de Bordet.
 
La Opinión Popular

18-09-2018 / 08:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar