La Opinión Popular
                  04:04  |  Miércoles 18 de Julio de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Quienes votaron a Macri aceptaron sacrificarse hoy para estar mejor mañana, pero están cada vez más descreídos. Ahora, lo que va a quedar va a ser peor que lo que dejó Menem”. Beatriz Sarlo
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 12-07-2018 / 11:07

Gustavo Zavallo: La Reforma Política es una propuesta eficiente para el ciudadano

Gustavo Zavallo: La Reforma Política es una propuesta eficiente para el ciudadano
En favor de la Reforma Política que impulsa el gobernador Bordet, el diputado Gustavo “Tavy” Zavallo le puso la firma a esta columna de opinión sobre el tema. Defendió que la fecha la defina el Ejecutivo y las cláusulas de equidad de género e incorporación de las minorías en las listas. Foto: Blas García para La Opinión Popular
 
El bustismo se sumó a las voces en favor de la Reforma Política que impulsa el gobernador Gustavo Bordet. En este caso, el diputado Gustavo "Tavy" Zavallo le puso la firma a esta columna de opinión sobre el tema. Defendió que la fecha la defina el Ejecutivo y las cláusulas de equidad de género e incorporación de las minorías en las listas.
 
Mucho se ha dicho -e incluso especulado- en torno a la reforma electoral que ya estamos viviendo a través del debate formalizado recientemente, en el recinto del Senado entrerriano, centrado en el nuevo Código Electoral. Por ello, creo que es importante comenzar recalcando el aspecto meramente positivo que resulta para la democracia la posibilidad de llevar adelante tan esperada y necesaria reforma para nuestro sistema de representación provincial propiciada por el Gobierno de Entre Ríos.
 
También, el proyecto posee otra fortaleza que es la de restituir al titular del Poder Ejecutivo provincial la facultad de fijar la fecha de elecciones. Una herramienta que han podido ejercer todos los gobernadores y que resulta imprescindible a la hora de garantizar la autonomía de la provincia en la definición de sus procesos eleccionarios, fortaleciendo así nuestra institucionalidad.

 
Más aún todavía, si desprendemos de su análisis la intencionalidad política que posee el proyecto al poner en el centro de la escena al elector y la necesidad de diseñar un sistema eficiente, austero y con sentido de la practicidad democrática; mellando en devolver al ciudadano la confianza y sentido de pertenencia para con las instituciones de la democracia y sus mecanismos de representación. Esto último, entendiendo que un sistema electoral no se limita solamente al mecanismo de votación, sino que representa una estructura aún más compleja, actuando sobre la legitimidad del sistema político en su totalidad.
 
En tal plano, ha sido un gran acierto su decisión de abrir al debate participativo y representativo con todos los partidos y espacios políticos (aún sin representación parlamentaria o ejecutiva), con el objeto puntual de que Entre Ríos cuente con un sistema que se nutra del aporte que nuestros partidos, instituciones fundamentales para la construcción colectiva de una provincia o país. En síntesis, se trata de una iniciativa asumida con una fuerte responsabilidad política institucional por parte del actual mandatario provincial, que se lleva adelante a través del accionar del Poder Legislativo, quien haciendo uso de esas facultades, deberá asumir la tarea de unificar criterios y pareceres, divergencias y perspectivas, necesarias para el entendimiento colectivo.
 
Respecto al proyecto en cuestión, y tal como lo hemos planteado desde el Frente Entrerriano Federal, el texto enviado por el Poder Ejecutivo no significa un parche a ninguna ley como algunos han aseverado erróneamente, sino que se trata de un nuevo Código Electoral que, desde su esencia, intenta absorber las necesidades de representación actuales, garantizando a los electores condiciones a la hora de emitir el sufragio, mayor transparencia en el momento de escrutar las mesas y agilización en cuanto a los tiempos de todo el proceso electoral.
 
 
Una propuesta novedosa
 
Son varias las ventajas y beneficios que del proyecto se pueden rescatar entendiendo como aspectos centrales del mismo la integración de las minorías y la necesidad de suplir el sistema de lista sábana, las cuales hacen de éste un proyecto con sentido de representación política e institucional; más aún poniendo en eje de debate la propuesta de la Boleta Única, el cual garantiza la transparencia, la igualdad y la representación partidaria, algo tan solicitado por la ciudadanía toda.
 
Así, desde un análisis de dichas particularidades, me interesa subrayar como una de sus principales características la de pretender fortalecer a los partidos políticos, confiriéndoles mayores facultades al momento de elegir precandidaturas para las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias. Además el proyecto brinda un plazo, desde la entrada en vigencia de la ley, para que adecuen sus cartas orgánicas, generando con esto homogeneidad e igual tratamiento para todos los partidos políticos que cumplan con los requisitos de conformación.
 
Por su parte, está expresamente prevista la participación de las minorías en las listas para cargos electivos en cuerpos colegiados, reservándose a cada agrupación política la facultad de establecer requisitos adicionales que resulten más ventajosos que los establecidos en la ley para la integración de las minorías.
 
En cuanto a la perspectiva de género, sostengo que se trata de un proyecto que se encamina a garantizar la igualdad entre varones y mujeres a la hora de la conformación de listas, estableciendo que todas las agrupaciones políticas que presenten precandidatos a diputados o convencionales, deban conformarse con precandidatos de diferente género de forma intercalada, desde el primer precandidato hasta el último suplente. De la misma manera, las listas de precandidatos a senadores deben conformarse alternando precandidatos de diferente género para los cargos de titular y suplente.
 
En síntesis, entiendo que son muchos los aciertos en este proyecto de Código Electoral posee a mi entender, y para lo cual destaco por último que la técnica legislativa utilizada en la elaboración del proyecto de Ley ha contado con la pericia y destreza necesarias para alcanzar una correcta y eficaz elaboración normativa, cuyo origen es la demanda social de mayor transparencia, participación de las minorías, igualdad entre partidos y de género, celeridad y eficiencia.
 
Por Gustavo Zavallo
Diputado provincial
 
Fuente: Página Política 
 

Agreganos como amigo a Facebook
17-07-2018 / 17:07
17-07-2018 / 00:07
Frente al futuro oscuro que impone el acuerdo de Mauricio Macri con el FMI, los gobernadores del PJ advirtieron, con tonadas y énfasis diversos, que no se someterán dócilmente a los recortes resueltos en la Casa Rosada. Ni de peronismo hablamos: apenas es defensa propia.
 
Aunque, lo real es que la oposición hoy está entre la espada y la pared, ya que si se opone y no aprueba el proyecto 2019, el gobierno de Macri amenaza seguir con el presupuesto 2018, que perjudicará notablemente a las provincias. Por ello, un grupo de gobernadores justicialistas está preparando una propuesta alternativa.
 
En el interior del país, a Horacio Rodríguez Larreta lo llaman irónicamente "el príncipe de Dubai". Grafican de ese modo la riqueza presupuestaria de la ciudad de Buenos Aires en comparación con las provincias argentinas. Con esa mezcla de humor e intencionalidad política, argumentan que la Capital Federal debe absorber una parte significativa del ajuste que pretende el Gobierno de los CEOs.
 
La mira de los gobernadores y legisladores del interior está enfocada de ese modo no sólo por la histórica demanda federal frente al centralismo porteño, sino también porque la Capital es el distrito de origen del macrismo, su base política. De ahí que se considere que si Macri reclama un fuerte recorte de gastos, entonces el achique "debe empezar por casa".  Y la casa del PRO es Buenos Aires.
 
En números, la pretensión de los gobernadores del interior -un bloque más o menos homogéneo con el que negocia la Casa Rosada- es que la Capital y la provincia de Buenos Aires se hagan cargo de al menos $80.000 millones de los $150.000 millones de ajuste que reclama Macri a las provincias. Una suma idéntica correría por cuenta de la Nación.
 
Vidal y Larreta se enfrentan, en este marco, a una fuerte presión política para que la Nación les traspase las empresas de distribución eléctrica Edenor y Edesur, y la de aguas Aysa. Además están los $70.000 millones que el año pasado destinó el Estado nacional a subsidios al transporte público -colectivos, trenes-, $ 66.000 millones se aplicaron al área metropolitana de Buenos Aires. La consecuencia es notoria: las tarifas son más caras en el interior del país.
 
Por otra parte, la idea de Macri es que las provincias utilicen créditos de organismos internacionales, como el BID o el Banco Mundial, para hacer las obras que no financiará más el Gobierno Nacional. Para cortar cintas durante el año electoral habrá que endeudarse. La cuestión es que el aval debe darlo la Nación. Además, se les pedirá a los gobernadores que financien temas que hoy se ejecutan con fondos nacionales, como el pago del Incentivo docente y programas de salud.
 
En resumen, ¿qué implicaría para las provincias acompañar el ajuste del FMI? En principio, recortar el gasto salarial y de bienes y servicios hasta el 1,2% del PBI. Y adaptarse a un tope de aumento de sólo el 8% para los empleados públicos en 2019.
 
La Opinión Popular

16-07-2018 / 17:07
16-07-2018 / 16:07
16-07-2018 / 16:07
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar