La Opinión Popular
                  09:48  |  Jueves 20 de Septiembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Que el Gobierno no trafique con el cuento de los cambios ni de las renovaciones. Todo está igual. Que les falten el respeto a los radicales, vaya y pase. Pero a la sociedad, no”. Jorge Asís
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 09-07-2018 / 11:07
LIGA DE INTENDENTES JUSTICIALISTAS

Esteban Martín Piaggio, Enrique Cresto y José Eduardo Lauritto ratificaron que el gobernador fije la fecha de las elecciones

Esteban Martín Piaggio, Enrique Cresto y José Eduardo Lauritto ratificaron que el gobernador fije la fecha de las elecciones
Los intendentes de Concordia, Enrique Cresto; Concepción del Uruguay, José Eduardo Lauritto; y de Gualeguaychú, Esteban Martín Piaggio, apoyaron la reforma electoral que impulsa el gobernador Gustavo Bordet y en especial la recuperación de la facultad de fijar las fechas de las elecciones.
 
Los intendentes de Concordia, Enrique Cresto; Concepción del Uruguay, José Eduardo Lauritto; y de Gualeguaychú, Esteban Martín Piaggio, apoyaron la reforma electoral que impulsa el gobernador Gustavo Bordet y en especial la recuperación de la facultad de fijar las fechas de las elecciones. También destacaron la estrategia del mandatario para resguardar la provincia y hacer frente a la situación social.
 
La postura fue fijada en la reunión de la Liga de Intendentes Justicialistas que se reunieron el viernes pasado en Aldea San Antonio (Departamento Gualeguaychú). Los Presidentes municipales destacaron la necesidad de fortalecer la autonomía provincial; bajo el concepto fundacional de que las provincias son preexistentes a la Nación.
 
La localidad de Aldea San Antonio (Departamento Gualeguaychú) fue escenario el viernes pasado de un intenso debate entre los Presidentes municipales que integran la Liga de Intendentes Justicialistas de toda la provincia, el gobernador y sus funcionarios.
 
Además de la reforma electoral, los jefes comunales valoraron los esfuerzos y la estrategia que lleva adelante el gobierno provincial para resguardar la provincia en medio de la situación actual.
 
En ese marco, el intendente de Concordia, Enrique Cresto, calificó como "muy buena" a la reunión de la Liga de Intendentes Justicialistas, que se dio "en un momento donde tenemos que estar realmente todos juntos con el gobernador".
 
"No solamente hablamos de las cuestiones de la gestión, de la situación nacional, el contexto internacional, la macroeconomía, sino cómo eso puede impactar en las arcas municipales y provinciales", reveló.
 
Cresto también advirtió que "se ve una diferencia importante en los municipios que conduce el justicialismo" y se lo atribuyó a que "charlamos en la liga, entre todos los intendentes, desde el primer momento que arrancó la gestión".
 
En ese sentido, recordó las recomendaciones del gobernador Gustavo Bordet que "nos decía que tengamos previsión, que seamos responsables con el manejo del erario público". "Este trabajo de la liga, que está relacionado continuamente, nos permite hoy tener una perspectiva positiva, tener nuestras arcas equilibradas", dijo.
 
Además de "un gobierno provincial donde hace muchos años cerraba con déficit y hoy está prácticamente cerrando en equilibrio", señaló Crestó y subrayó: "esto es algo que el gobernador esperaba hacerlo sobre el final de su mandato, pero lo logró pasando la mitad. Y eso también es importante porque les da también previsibilidad a todos los entrerrianos".
 
Cresto también destacó el diálogo en torno a "la reforma política" que impulsa el gobernador Bordet y en especial "la atribución que tuvo siempre el gobernador, no solamente en Entre Ríos sino en todas las provincias, para convocar a elecciones".
 
Para el intendente de Concordia esta facultad "habla de la autonomía provincial; provincias que preexisten a la nación y que hoy no tienen esa atribución porque en algún momento se le delegó o quedo atada a las elecciones nacionales". El objetivo es "que vuelva nuevamente al gobernador", argumentó.
 
Lauritto
 
Por su parte, el intendente de Concepción del Uruguay, José Eduardo Lauritto, expresó la preocupación que hubo durante la reunión "por la realidad social, económica y por una cuestión financiera. Pero me parece que debemos colaborar, convivir, y tratar de sumar. Me parece que la peor de la trampa es ponernos a criticar".
 
Recordó que en articulación con el Ministerio de Desarrollo Social "decidimos reforzar las acciones de la provincia y del municipio" para "abordar las mayores demandas de la gente en alimentación".
 
"Tenemos mayores demandas de alimentación y de vestido, abrigo, calzado. Parecen tonterías pero es lo que la gente nos está demandando la gente todos los días. Me parece que más que criticar lo que debemos hacer es trabajar y entender el momento social que estamos viviendo que es difícil", remarcó el jefe comunal.
 
Sin embargo, Lauritto contó que también se abordaron "temas políticos", entre los que mencionó "nuestra decisión, como intendentes, de que el gobernador recupere la facultad de fijar la fecha de las elecciones, como lo han tenido todos los gobernadores de la provincia de Entre Ríos". "Nuestros legisladores deberían actuar en consecuencia" agregó luego, y aclaró: "lo cual no significa decir si hay que desdoblar o no".
 
Piaggio
 
El intendente de Gualeguaychú, Esteban Martín Piaggio mostró su preocupación por la marcha de la economía, "porque comienzan a aparecer con más claridad las consecuencias socioeconómicas de un modelo neoliberal que está implementando el gobierno nacional, que no avizora ningún futuro provisorio para nuestros pueblos".
 
"Comienza a verse cada vez más en la retracción del bolsillo, en la menor actividad comercial, en el déficit para la familia, para pagar las tarifas, para sostener la canasta básica. Esa preocupación es un poco común a todos que nos toca dar respuestas en nuestras ciudades, contención y paliar esta situación", mencionó el intendente de Gualeguaychú.
 
Luego, "el tema central fue la reforma política" sostuvo Piaggio y explicó que en ese marco "ratificamos el apoyo a nuestro gobernador, para que tenga la facultad de generar un proyecto de ley que intenta modificar positivamente muchísimos aspectos de la ley electoral y lógicamente que tiene facultad de poder fijar el momento oportuno para poder llamar a elecciones".
 
"Nos parece claramente que debe ser así, nosotros lo apoyamos fuertemente, todos los colegas intendentes y lógicamente que vertimos nuestras opiniones en virtud de poder tener cuanto antes estas definiciones que hacen después a la lógica de cada uno en nuestros territorios, en el armado, en las cuestiones más estratégicas de la política y de nuestro partido para ofrecerle a los vecinos algo construido con responsabilidad, que piense para los próximos años", sintetizó el intendente de Gualeguaychú.
 
"Ojalá que sigamos por este camino de encontrarnos cada vez más para seguir brindándole a los entrerrianos una oferta transformadora en la provincia", concluyó Piaggio.
 
Fuente: Análisis Digital
 
Agreganos como amigo a Facebook
19-09-2018 / 15:09
18-09-2018 / 17:09
18-09-2018 / 09:09
En la Casa Gris no paran de sacar números. A los funcionarios entrerrianos los desvela encontrar la fórmula para amortiguar el brutal ajuste que pretende implementar Mauricio Macri en las provincias como corolario de la drástica reducción del déficit fiscal acordada por la alianza PRO-UCR con el FMI. El principal reclamo: que el Ejecutivo nacional deje de beneficiar a las provincias gobernadas por Cambiemos.
 
La cuenta principal que tiene Gustavo Bordet para sostener sus argumentos es que Entre Ríos, con las medidas de ajuste que impulsa el macrismo, perdería unos 10.000 millones de pesos entre lo que resta de este 2018 y el año próximo. La mitad del tijeretazo afectaría al sector público: la eliminación del Fondo Soja, de los subsidios al transporte y de las tarifas sociales representará una caída de más de 5.000 millones de pesos.
 
El resto ajustará en el sector privado, con el impuesto a las exportaciones, que plantea recaudar $ 4 pesos por dólar. Esto representa (con un dólar a $ 40) el 10% de las ventas al exterior. Sobre los 1.000 millones de dólares que exportará Entre Ríos, más de $ 4.000 millones de pesos. Es plata que no ingresará al territorio provincial.
 
A cambio del recorte, aseveran en la Casa Gris, la Nación ofrece como única moneda de cambio -hasta hoy- dejarles las manos libres a los gobernadores con el impuesto a los ingresos brutos. Pero si las cuentas ya hablan de que hay 10.000 millones de pesos menos para volcar al consumo en la provincia, el primer daño colateral será el de la recaudación.
 
Además, ese impuesto recesivo -grava cada instancia de la producción- ya está al 3,5% en buena parte de las actividades. Subirlo parece un disparate. Se encarecerá la producción, que se trasladará a los precios, que elevará la inflación, que resentirá el consumo, que afectará la recaudación...
 
El segundo daño colateral refiere específicamente a los recursos de la gestión local. No dejan de ser dineros de los entrerrianos, pero que afectan particularmente al Gobierno: la inflación desbocada activó, como si fuera una pistola sobre la sien del erario provincial, el reclamo de ajuste de los salarios de docentes y estatales.
 
La paritaria fue del 17% y la inflación ya se calcula en 42%. A la diferencia del 25% deberá afrontarla la Provincia con recursos propios. Ya a partir del mes que viene se empezará a pagar parte del desfase. El cálculo final aún se está ajustando, pero el impacto se mide en cifras de 10 dígitos. Este es el intríngulis de Bordet.
 
La Opinión Popular

18-09-2018 / 08:09
17-09-2018 / 12:09
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar