La Opinión Popular
                  03:16  |  Martes 20 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Han venido a saquear al país, y lo saquearon: deuda externa eterna, fuga de capitales, condonación de deudas privadas, bicicleta financiera y un plan de Macri con el FMI que es irrealizable”. “Pino” Solanas
Recomendar Imprimir
Internacionales - 16-06-2018 / 19:06
EFEMÉRIDES POPULARES. LEVANTAMIENTO GENERALIZADO CONTRA EL GOBIERNO COMUNISTA DE LA REPÚBLICA DEMOCRÁTICA ALEMANA

Sublevación obrera en Berlín es violentamente reprimida por tanques soviéticos

Sublevación obrera en Berlín es violentamente reprimida por tanques soviéticos
El 17 de junio de 1953, una revuelta obrera en Berlín Oriental exigiendo mayores sueldos, más libertad personal y la reunificación con la Alemania Occidental es aplastada violentamente por el régimen comunista de la República Democrática Alemana. En la imagen: Obreros alemanes se enfrentan con piedras a tanques soviéticos en Berlín, junio de 1953.
El 17 de junio de 1953, una revuelta obrera en Berlín Oriental exigiendo mayores sueldos, más libertad personal y la reunificación con la Alemania Occidental es aplastada violentamente por el régimen comunista de la República Democrática Alemana.
 
La Sublevación de 1953 se inició en Berlín, cuando una huelga de obreros del sector de la construcción se convirtió al día siguiente en un levantamiento generalizado contra el gobierno socialista de la República Democrática Alemana (RDA).
 
La rebelión fue violentamente reprimida por tanques del Grupo de Fuerzas Soviéticas en Alemania y la Volkspolizei. A pesar de la intervención de tropas soviéticas, la ola de huelgas y protestas no fueron controladas fácilmente. Incluso después del 17 de junio, hubo manifestaciones en más de 500 localidades.
 
Todavía no está claro cuántas personas murieron durante la sublevación y por las sentencias a muerte que siguieron. El número de víctimas conocidas es 55, pero otros estimados calculan el número de víctimas en, por lo menos, 124.
 
Además, 1.838 personas fueron heridas, 5.100 arrestadas, 1.200 de éstas fueron sentenciadas más tarde a un total de 6.000 años en campos penitenciarios. También 17 ó 18 soldados soviéticos fueron ejecutados por negarse a disparar contra los obreros manifestantes.
 
La Opinión Popular

Antecedentes
 
El Comité Central del Partido Socialista Unificado de Alemania (SED) decidió abordar las dificultades económicas que aquejaban a la RDA con un paquete de cambios que incluían impuestos más altos, subida de precios y - más significativamente - un incremento de las normas de trabajo en un 10%. Estos cambios entrarían en vigor el 30 de junio de 1953: el 60o. cumpleaños de Walter Ulbricht, Primer Secretario del Partido.
 
Se convirtieron en efecto en una directiva que fue introducida en todas las empresas propiedad del Estado (llamadas volkseigene Betriebe), por la cual si las nuevas cuotas no eran alcanzadas, los trabajadores tendrían que enfrentar una reducción de sus salarios. La decisión fue tomada entre el 13 y 14 de mayo, y el Consejo de Ministros la aprobó el 28 de mayo.
 
La decisión de aumentar las normas de trabajo (implementación del principio 'más trabajo por el mismo salario') fue percibida como una provocación que llevaría concebiblemente al deterioro del estándar de vida. A principios de junio, el gobierno soviético fue alarmado por informes de malestar y Ulbricht fue convocado a Moscú. Georgi Malenkov le advirtió que si la dirección política no era corregida inmediatamente, habría una catástrofe.
 
 
Huelgas 
 
El 16 de junio, entre 60 y 80 de trabajadores del sector de la construcción de Berlín Oriental entraron en huelga después que sus superiores anunciaran un recorte en sus sueldos si no alcanzaban su cuota de trabajo. Su número aumentó rápidamente y se convocó a una huelga general y protestas para el día siguiente. La radio americana con base en Berlín Oeste informó sobre los eventos de Berlín Este, lo que probablemente ayudó a incitar el levantamiento en otras partes de Alemania Oriental.
 
Para el amanecer del 17 de junio, 400.000 manifestantes estaban reunidos en Berlín Oriental, con más de ellos llegando a lo largo de la mañana. Se llevaron a cabo muchas protestas en toda la RDA, con al menos algunas suspensiones de trabajo y protestas en virtualmente todos los centros industriales y en las grandes ciudades del país. Las demandas originales de los manifestantes, como la restitución de las cuotas previas de menos trabajo, se convirtieron en demandas políticas.
 
Los funcionarios del Partido tomaron las calles y empezaron a discutir con pequeños grupos de manifestantes. Finalmente, los trabajadores demandaron la renuncia del gobierno de la Alemania del Este. El gobierno decidió usar la fuerza para detener la sublevación y se dirigió a la Unión Soviética para obtener apoyo militar. En total, se comprometieron 16 divisiones soviéticas con 20.000 soldados, así como 8.000 miembros del Kasernierte Volkspolizei.
 
En Berlín, ocurrieron enfrentamientos importantes a lo largo de la Avenida Unter den Linden (entre la Puerta de Brandeburgo y la Plaza Marx-Engels), donde las tropas soviéticas y de la Policía Popular abrieron fuego, y alrededor de la Potsdamer Platz, donde varias personas fueron asesinadas por la Volkspolizei.
 
Todavía no está claro cuántas personas murieron durante la sublevación y por las sentencias a muerte que siguieron. El número de víctimas conocidas es 55, pero otros estimados calculan el número de víctimas en, por lo menos, 124.
 
Las estimaciones de la Alemania del Oeste del número de personas muertas era considerablemente más alto: según el Ministro de Relaciones Intraalemanas en 1966, 383 personas fueron asesinadas en el levantamiento, incluyendo a 116 "funcionarios del régimen", 106 personas fueron ejecutadas por la ley marcial o fueron condenadas después a la pena capital. Además, 1.838 personas fueron heridas, 5.100 arrestadas, 1.200 de éstas fueron sentenciadas más tarde a un total de 6.000 años en campos penitenciarios. También se alegó que 17 ó 18 soldados soviéticos fueron ejecutados por negarse a disparar contra los obreros manifestantes. Pero estos informes no fueron confirmados por las investigaciones realizadas en fechas posteriores a 1990.
 
De Wikipedia, la enciclopedia libre

Agreganos como amigo a Facebook
19-11-2018 / 20:11
19-11-2018 / 20:11
Francisco Paulino Hermenegildo Teódulo Franco Bahamonde murió el 20 de noviembre de 1975. Llamado «el Caudillo» y «el Generalísimo», fue un militar y dictador español, impulsor, junto a otros altos cargos de la cúpula militar, del golpe de Estado de julio de 1936 contra el gobierno democrático de la Segunda República, cuyo fracaso desembocó en la Guerra Civil Española.
 
Fue investido como jefe supremo del bando sublevado el 1 de octubre de 1936, ejerciendo como jefe de Estado de España desde el término del conflicto hasta su fallecimiento en 1975, y como jefe de Gobierno entre 1938 y 1973.
 
Fue líder del partido único Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista (JONS), en el que se apoyó para establecer un régimen fascista en sus comienzos, que más tarde derivaría en una dictadura, conocida como franquismo, de tipo conservador, católico y anticomunista.
 
Este cambio se debió a la derrota del fascismo en la Segunda Guerra Mundial. Aglutinó en torno al culto a su persona diferentes tendencias del conservadurismo, el nacionalismo y el catolicismo opuestas a la izquierda política y al desarrollo de formas democráticas de gobierno.
 
Fue un tiempo oscuro el de Franco; él mismo era un hombre oscuro, mediocre, rodeado de mediocres que se tomaron en serio la tarea de decidir por otros y de proclamar que la política era una de las malas artes y que la democracia era un invento del diablo.
 
Durante su mandato al frente del Ejército y de la jefatura del Estado, especialmente durante la Guerra Civil y los primeros años del régimen, tuvieron lugar múltiples violaciones de los derechos humanos. La cifra total de víctimas mortales suman miles de personas, que perecieron en su mayoría en campos de concentración, ejecuciones extrajudiciales o en prisión.
 
Esa larga noche de España, que duró cuarenta años a partir del final de la guerra entre hermanos, culminó el día en que por fin se murió Francisco Franco.
 
La Opinión Popular

18-11-2018 / 20:11
La batalla de Stalingrado fue un enfrentamiento bélico entre el Ejército Rojo de la Unión Soviética y la Wehrmacht de la Alemania nazi y sus aliados del Eje por el control de la ciudad soviética de Stalingrado, actual Volgogrado, entre el 23 de agosto de 1942 y el 2 de febrero de 1943. Con bajas estimadas en más de dos millones de personas, entre soldados de ambos bandos y civiles soviéticos, esta batalla es considerada la más sangrienta de la historia de la humanidad.
 
La ofensiva alemana para capturar Stalingrado fue un intento por parte de Alemania de tomar los pozos petrolíferos del Cáucaso. Un masivo bombardeo de la Luftwaffe redujo buena parte de la ciudad a escombros, mientras las tropas terrestres del Eje debían tomar la ciudad edificio por edificio, en lo que ellos denominaron «Rattenkrieg» ('guerra de ratas').
 
El 19 de noviembre de 1942, una gran contraofensiva soviética embolsó al 6º Ejército Alemán del general Friedrich Paulus dentro de Stalingrado, no logrando escapar del cerco por la negativa de Adolf Hitler a renunciar a la toma de la ciudad. El desastre fue total, el VIº Ejército alemán quedó encerrado en Stalingrado con unos 250.000 hombres y sin suministros.
 
Este cerco, llamado por los alemanes «Der Kessel» ('el caldero'), significó el embolsamiento de todos los soldados nazis, debilitados rápidamente a causa del hambre, el frío y los continuos ataques soviéticos. Los constantes fracasos alemanes por intentar romper el cerco harían, contra las órdenes de Hitler, que Paulus rindiera su 6º Ejército en febrero de 1943. La grave derrota de la Alemania nazi representó el principio del fin del nazismo en Europa.
 
La Opinión Popular

18-11-2018 / 20:11
17-11-2018 / 20:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar