La Opinión Popular
                  09:32  |  Viernes 22 de Febrero de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Reflexionemos antes lo que corresponde hacer y no imitemos a los atenienses, que primero atacan y luego discurren”. Pantagruel
Recomendar Imprimir
Sociedad e Interés General - 11-06-2018 / 17:06
EFEMÉRIDES POPULARES. PÓSTUMA ARENGA EN LA HISTÓRICA PLAZA

Juan Perón daba el último discurso en Plaza de Mayo hace 44 años

Juan Perón daba el último discurso en Plaza de Mayo hace 44 años
El 12 de junio de 1974 quedó en la historia como el día del último discurso de Juan Perón en la Plaza de Mayo. Pocos recuerdan que horas antes el líder amenazó con renunciar, molesto porque sectores gremiales y empresarios saboteaban su "pacto social" generando aumentos de precios y desabastecimiento.

El 12 de junio de 1974 quedó en la historia como el día del último discurso de Juan Perón en la Plaza de Mayo. Pocos recuerdan que horas antes el líder amenazó con renunciar, molesto porque sectores gremiales y empresarios saboteaban su "pacto social" generando aumentos de precios y desabastecimiento.
 
Fue hace 44 años y significó el último contacto de Perón con su pueblo desde los balcones de la Casa Rosada, tal vez el más visceral de su tercer mandato, con su figura enfundada en un memorable sobretodo cruzado gris con solapas negras, y su rostro por momentos adusto y los puños crispados detrás de los micrófonos de Canal 7 y LRA.
 
Perón no estuvo ya detrás de un vidrio blindado, como al asumir el 12 de octubre de 1973 por temor a un atentado, y habló ante una concentración que tuvo mucho de espontánea -poco habitual en aquellos tiempos-, con algunos carteles de sindicatos y mucha gente suelta, especialmente miles de empleados de oficinas céntricas y grupos que llegaron a movilizarse desde la Capital y el Gran Buenos Aires.
 
Allí vendría su célebre frase: "llevo en mis oídos la más maravillosa música que, para mí, es la palabra del pueblo argentino". Una verdadera despedida ante un pueblo que lo ungió como conductor durante tres décadas, ya que 19 días más tarde fallecía. 

Apuntando a la fibra más íntima de una ciudadanía que lo respaldó nueve meses antes con un 62% de los votos, pronunció la frase que encendió todas las alarmas políticas y sindicales. "Si llego a percibir el menor indicio que haga inútil ese sacrificio -el Pacto Social-, no titubearé un instante en dejar este lugar a quienes lo puedan llenar con mejores probabilidades".
 
El fundador del PJ pareció buscar el equilibrio de un nuevo centro de gravedad político, y dijo que no se dejaría influenciar ni "por los que tiran desde la derecha ni por los que tiran desde la izquierda".
 
Al cabo de un discurso de 13 minutos, dijo lo que todos querían escuchar: "Compañeros, esta concentración popular me da el respaldo", lo que fue respondido por una de las más fuertes y prolongadas ovaciones de la tarde, seguidas del clásico grito de "Perón, Perón".
 
Fuente: La Gaceta

Agreganos como amigo a Facebook
21-02-2019 / 17:02
21-02-2019 / 16:02

Las Fuerzas Armadas, a la salida de la dictadura, humilladas por la derrota en la guerra de Malvinas y odiadas por el pueblo por genocidas, quedan deslegitimadas y su poder en crisis. Distintos gobiernos constitucionales intentaron "reconciliarlas" con la sociedad.
 
La Ley 23.492 de Punto Final argentina, entra en vigor el 22 de Febrero de 1987, durante la presidencia de Raúl Alfonsín, y estableció la paralización de los procesos judiciales contra los imputados como autores penalmente responsables de haber cometido el delito complejo de desaparición forzada de personas (que involucró detenciones ilegales, torturas y homicidios agravados o asesinatos) que tuvieron lugar durante la dictadura militar genocida del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional de 1976-1983.
 
La ley, conocida como de impunidad, decía literalmente "se extinguirá la acción penal contra toda persona que hubiere cometido delitos vinculados a la instauración de formas violentas de acción política hasta el 10 de diciembre de 1983".
 
La ley, que sancionaba la impunidad de los militares por la desaparición de miles de opositores y guerrilleros peronistas y de izquierda (casi 9.000 según el informe del Nunca Más de 1984 y hasta unos 30.000 de acuerdo a los organismos de Derechos Humanos), fue en su momento objeto de una viva y acalorada polémica.
 
Sólo quedaban fuera del ámbito de aplicación de la ley los casos de secuestro de recién nacidos, hijos de prisioneras políticas destinadas a desaparecer, que eran por lo general adoptados por militares, quienes les ocultaban su verdadera identidad biológica.
 
La Opinión Popular

21-02-2019 / 16:02
21-02-2019 / 16:02
21-02-2019 / 16:02
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar