La Opinión Popular
                  14:44  |  Martes 20 de Noviembre de 2013  |  Entre Ríos
El clima en Paraná
“Han venido a saquear al país, y lo saquearon: deuda externa eterna, fuga de capitales, condonación de deudas privadas, bicicleta financiera y un plan de Macri con el FMI que es irrealizable”. “Pino” Solanas
Recomendar Imprimir
Entre Ríos - 10-06-2018 / 12:06
ENTREVISTA

Cara a cara con Benedetti: indeciso con el aborto y Varisco y apoyando el acuerdo con el FMI

Cara a cara con Benedetti: indeciso con el aborto y Varisco y apoyando el acuerdo con el FMI
“Todavía estamos ante la necesidad de hacer algunos esfuerzos”, dijo Atilio Benedetti, al ser consultado sobre el acuerdo que el gobierno nacional acaba de firmar con el Fondo Monetario Nacional y el desafío de achicar el déficit fiscal. Foto: Blas García para La Opinión Popular
 
"Todavía estamos ante la necesidad de hacer algunos esfuerzos", dijo Atilio Benedetti, al ser consultado sobre el acuerdo que el gobierno nacional acaba de firmar con el Fondo Monetario Nacional y el desafío de achicar el déficit fiscal.
 
Pero no fue el único tema que abordó. El dirigente oriundo de Larroque también explicó qué piensa del proyecto de despenalización del aborto y la situación judicial que atraviesa el intendente de Paraná, Sergio Varisco.

 
-¿Cómo resultó la experiencia de abordar, en este caso desde Entre Ríos, el proyecto que se impulsa a nivel nacional para urbanizar las villas?
 
-Fue una buena experiencia la de Concordia, porque la Comisión de Viviendas de la Cámara de Diputados que debate esta regularización de dominios pudo intercambiar puntos de vista con los intendentes. Hay una enorme voluntad de todos los actores políticos en resolver este problema, para ayudar a las personas a ser propietarias del lugar donde viven.
 
La idea central es común, pero para su instrumentación se presentan un sinnúmero de situaciones. Ya se han hecho relevamientos sobre los más de 4 mil asentamientos que hay en la Argentina. Desde el Programa Hábitat se está ofreciendo una solución integral de infraestructura y servicios en todo el país.
 
-¿Ya definió su posición respecto a la despenalización del aborto, cuyo proyecto será sometido a votación el próximo miércoles en el Congreso?
 
-No lo he decidido aún. Estoy enfrentando, desde el cargo que ocupo y la representación política, uno de los desafíos más importantes. Yo no estoy de acuerdo con los abortos de ninguna manera, pero sé que es una realidad social que no podemos esconder debajo de la alfombra. Es una realidad que existen embarazos no deseados y que los sectores más desprotegidos sufren esta situación por falta de recursos y conocimientos.
 
Es una problemática muy compleja, de la cual seguramente decidiré mi posición a último momento cuando quede terminado el proyecto, porque lo estoy evaluando desde los distintos lugares que el tema merece. Nunca antes me habían llegado tantas opiniones, fundadas todas, desde distintos puntos de vista. Más allá de las dificultades que este tema genera, fue una gran decisión del presidente haberlo planteado, a pesar de todos los tabúes que representa y de las cifras inexactas que estaban dando vueltas.
 
-¿Cómo encuentra el clima social y político, tras el acuerdo arribado con el Fondo Monetario Internacional y el "fantasma" que eso significa para una buena parte de la sociedad?
 
-He visto unas encuestas con un fuerte rechazo en general de la ciudadanía con respecto del ingreso al Fondo. De cualquier manera, entiendo que en el momento que el presidente lo definió, por las características de la situación internacional y del país, ha sido la mejor decisión del gobierno.
 
Más temprano que tarde, en la República Argentina, la provincia de Entre Ríos y en todos los municipios, debemos dejar de gastar más de lo que podemos. El origen de todos estos problemas son decisiones irresponsables que vienen desde hace mucho tiempo y nuestra provincia fue un gran ejemplo de eso en la época de (Sergio) Urribarri. Hay que hacer la cuenta de ingresos versus gastos, como en cada casa de familia. Y toda la clase política debe hacer un esfuerzo.
 
-¿Teme que esta situación pueda generar un estallido social genuino u organizado por algunos sectores?
 
-Creo que no, porque son temas tomados totalmente a tiempo. Este gobierno, por encima de todo lo que quieran decir, ha privilegiado la atención de los temas sociales y, en todo caso, estamos afectados los sectores medios que los más vulnerables. Hay una sensibilidad muy alta del Ministerio de Desarrollo Social, de modo que no temo un estallido social. Sí creo que a esa idea que el esfuerzo mayor ya había pasado hay que revisarla, porque todavía estamos ante la necesidad de hacer algunos esfuerzos para equilibrar totalmente la marcha del gobierno.
 
-¿Escuchó el rumor acerca de esa posible fórmula de Mauricio Macri y Gustavo Bordet?
 
-Sí, lo escuché y me parece que son fuegos artificiales. No tengo dudas que el presidente va a apoyar una candidatura de Cambiemos y yo estoy trabajando para que apoye alguna propuesta en la que yo tenga algún rol protagónico.
 
-¿Cómo ve la situación del intendente Sergio Varisco, de Paraná, tras las denuncias por vínculos con el narcotráfico?
 
-Estamos en días de muchísima sensibilidad con este tema, a poco de que el juez pueda tomar determinaciones en un sentido u otro, en una causa que está totalmente mediatizada. La Justicia ha podido actuar con absoluta libertad y ese es un valor que nosotros compartimos desde Cambiemos, que es la independencia de los poderes. Cuando hay sospechas de algún comportamiento irregular, deseo que pueda despejarse la paja del trigo y llegar a la verdad, por la salud democrática. Estoy ansioso en que el juez pueda avanzar y tomar determinaciones rápidamente con este caso.
 
Por Luciano Borcard
 
Fuente: El Entre Ríos
 

Agreganos como amigo a Facebook
20-11-2018 / 12:11
19-11-2018 / 22:11
En el peronismo, plantear hoy la consigna de la unidad significa concertar con Cristina Fernández. Porque la ex presidenta, pese a los cargos de corrupción que la salpican, es la que más votos tiene en la interna peronista. Lo harían con la secreta esperanza que no sea la candidata, aunque es lo único que a ella le interesa ser.
 
En Entre Ríos, el cristinismo tiene distintas expresiones; pero cada una defiende y protege su lugar. La senadora nacional es el punto de referencia común, la que los ubica en un mismo plano; nada más. Algunos ven en ella un salvavidas y se le aferran agitando lealtades que nunca antes tuvieron. Otros le son realmente fieles.
 
Sin embargo, hubo un suceso que sintieron todos los K a la vez y que experimentaron de distinta forma: la movida de Sergio Urribarri que, aunque ambigua, alteró a más de uno al decir que Cristina es su candidata para enfrentar a Macri. Su candidata, y para sus fines provinciales.
 
Buscó apostar allá para sumar adeptos acá, jugarse por la ex jefa de Estado para incomodar a Gustavo Bordet, lograr la adhesión de los K entrerrianos para contrarrestar la pérdida de una estructura territorial que ahora está en manos de sus contrincantes peronistas del Ejecutivo provincial.
 
Pese a ello, Urribarri se quedó a medio camino, ya que elogia a Cristina pero no crea un bloque distinto en la Cámara Baja provincial. En ese misma línea, Urribarri también es contradictorio en su discurso confrontativo contra Macri, al integrar el gobierno provincial.
 
Entonces, ¿está a medio camino del cristinismo o a medio camino del antimacrismo? A medio camino de todo, seguro. Además, muchos le refriegan que mientras alude a la unidad en el nivel nacional, en la provincia divide.
 
Urribarri alteró a los cristinistas entrerrianos que, como él, también buscan potenciarse a partir de defender la gestión de la ex mandataria, quien, por cierto, no da señales de lo que hará electoralmente en 2019. Su estratégica indefinición desacomoda a más de uno, sea oficialista o sea opositor.
 
Urribarri vendría a ser el cristinista con más llegada a CFK pero no es el único ni conduce al resto de los K. Es cierto que los otros K no tienen candidato propio para la provincia, pero igual de cierto es que Urribarri no podría ser candidato, por impedimento constitucional, por mala imagen y por las causas de corrupción. Y tampoco encuentra alguien que quiere ser su delfín provincial.
 
Los cristinistas y Urribarri coinciden en una cosa, que las elecciones provinciales y las nacionales vayan juntas porque esa es la única forma que, colgándose de la boleta de CFK van a poder negociar algo con Bordet. O mejorar su performance electoral si Bordet no les da nada y los manda a pelear la interna o se van por fuera. De todos modos es un escenario inestable, falta mucho y no abundan las certezas.
 
La Opinión Popular

19-11-2018 / 19:11
19-11-2018 / 18:11
19-11-2018 / 18:11
NicoSal soluciones web

© Copyright 2009 LA OPINIÓN POPULAR – www.laopinionpopular.com.ar - Todos los derechos reservados.

E-mail: contacto@laopinionpopular.com.ar